¿Lucho pega la vuelta?

xcos- 215

El ex delantero de Rosario Central y River Plate, Luciano Figueroa, que actualmente milita en el Genoa, de Italia, podría incorporarse el año próximo a Boca Juniors, si prosperan las negociaciones que iniciaron los dirigentes de ambos clubes, y en las que está incluído un pleito que sostienen por el controvertido pase del juvenil Fernando Forestieri.

Así lo revelaron fuentes de la entidad xeneize, las que precisaron que es intención del club llegar a un acuerdo extrajudicial, por el pase de Fernando Forestieri, quién se incorporó a Genova desoyendo los reclamos que efectuó Boca Juniors, que pretende cobrar los derechos de formación del jugador ya que el juvenil rosarino actuó en las divisiones inferiores del club.

-Fuente: Telam-

Hace un par de meses, cuando se confirmó la partida de Figueroa al Genoa, le preguntaron a Aguilar y a Passarella si tenían miedo de que se transforme en otro “Batistuta”. Supongo que lo decían por la ida del jugador por “pocas monedas” y quizás terminaba rompiéndola. Creo que ni el más pesimista dirigente de River o miembro del cuerpo técnico imaginó que a los 6 meses podría estar jugando en Boca.

¿Se hará? Sí es verdad que el Genoa pagó 13 millones de euros al Villarreal (dudo mucho que sea así) no creo que se quieran desprender tan facilmente, como mínimo querrán recuperar la inversión; y no creo que ningún equipo argentino esté en condiciones pagar el pase (ni la mitad).

Veremos, suena a humo la cosa; pero se verá con el paso de los días. Pero sí es así… que tocada de culo a Aguilar & Cia…


Debutó con un Coco (*)

peluca 132

Argentina 0 - 3 Brasil

Amistoso entre dos equipos arrancando procesos. Los primeros minutos parecían la propaganda del juego de mierda FIFA 2013(?) auspiciado por Nike, todos a 200 km/h intentando firuletear, se lo perdió Argentina y en la réplica Brasil se puso 1-0.

El Brasil de Dunga mostró un 4-4-2 más standard que el clásico esquema verdeamarelho, más firme en el fondo y más predispuesto a pararse de contra.

Argentina salió con un 4-3-1-2 que no funcionó nunca porque el único mediocampista que marcaba era un Mascherano rodeado de mediocampo sin marca (Bilos anduvo muy flojo) y cuyas espaldas eran cubiertas(?) por los bulteros Coloccini y Milito; los dos laterales (Zabaleta y Clemente Rodríguez no pesaron en ataque, y los dos supuestos carrileros (Bilos y L. González) fueron superados táctica y físicamente durante todo el partido.

Recién sobre los 35 minutos Argentina pudo tener la pelota, pero dependía en exceso de la iluminación de Messi y Tévez o de lo que le saliese a Clemente Rodríguez en sus excursiones a campo rival… y como las cosas no salían fue lógico que Brasil terminase el primer tiempo más cerca de hacer el segundo que Argentina de arañar el empate.

En el 2º tiempo Brasil cedió campo y pelota pero Argentina no tuvo variantes ni convicción para intentar algo, a los 21 minutos Brasil repitió calcada la jugada del primer gol… y convirtió el segundo. Faltaban 25 para terminar y el asunto ya estaba liquidado, daba la sensación que si el partido era por los puntos la goleada que se comía Argentina era tan histórica como la quebradura expuesta que iba a sufrir un brasilero. Brasil regulaba y la cosa dio hasta para que haya un desfile de hinchas invadiendo el campo de juego. Sobre el final Kaká se acordó de jugar, lo sacó a pasear a Milito y le puso moño al resultado. 0-3, y a comerla.

Oficialmente arrancó el 2º ciclo Basile, en la realidad hubo un partido en el que se citaron un grupo de jugadores, con el correr de los partidos y la evolución de lesiones, más que los jugadores terminen de acomodarse a sus nuevas temporadas podremos ver qué busca el DT y allí analizar quiénes faltan y quiénes sobran en el equipo.

(*) coco: entrerrianismo por “puto”.



¿Vuelven las gorritas?

xcos- 67

Alfio Basile es el elegido por Julio Grondona para hacerse cargo de la Selección Argentina. Ya hubo conversaciones y se le ofreció el puesto: ¿aceptará, por segunda vez, el cargo de técnico de la Selección?

Fuente: El último momento de Clarín!

Gracias Dr., pero no

Pep 94

Como es costumbre desde 1990 con la eliminación de Argentina del Mundial, no faltan los que piden a Bilardo como si fuera el gurú que asegurara el éxito de la Selección. No se dejen obnubilar.

No voy a dejarle de reconocerle los méritos que puede tener el Narigón, pero tampoco tiene la fórmula mágica para triunfar. Al contrario.

Silencian sus obsecuentes que en 1990 se perdió la final contra Alemania, entre otras causas, por tener en el campo de juego futbolistas de la talla de Monzón, Dezzotti y Calderón. Ramón Díaz, Márcico y Cia. no fueron a ese Mundial.

Se callan que ese equipo cosechó (?) los mismos resultados que el de Bielsa en el 2002, por lo que con el mismo (nuevo) formato también habría quedado afuera en primera ronda.

Me chupan un huevo el tema del bidón o los alfileres. Incluso, hasta el fútbol amarrete y desastroso que desplegaba ese equipo, pero no lo intenten vender como el gran estudioso que la tiene re clara.

En ese Mundial 90 tuvo la suerte de que se le lesionara el arquero titular (que se había comido un gol increíble contra Camerún, mucho peor que los de Islas en el 94, Cavallero en el 2002 o Franco en el 2006) y le aparece un arquero mediocre que se destapa como EL atajador de penales. Ese equipo fue además la Argentina peor preparada físicamente.

Hay mucho más para decir, como que se batió el record de partidos sin goles convertidos por Argentina.

Pero para muestra, y para que vean que el mal gusto venía de antes, les dejó una formación argentina de un partido contra Brasil en 1988 (jugado en Australia): Luis Islas; Néstor Lorenzo, Oscar Ruggeri, Mario Lucca, Oscar Garré; Ricardo Giusti, Sergio Batista, Claudio Cabrera (Oscar Dertycia 80′), Hernán Diaz; Dario Siviski (Fernándo Lanzidei 61′), José Luis Rodríguez.