Ídolos, baldosas y un puente (?)

murdock 184

Newcastle Utd., el equipo del que LR! se declaró simpatizante desde hace un tiempo, quiere ser protagonista principal del mercado de pases que se avecina a fin de temporada en el fútbol del Viejo Continente.

Como ya hemos dicho, el Newca, es un equipo que cuenta con buenos jugadores (Owen, Cerveza Duff, Alan Smith, Oba Oba Martins, Geremi, Viduka, etc) pero que nunca ha conseguido logros memorables en estos últimos tiempos.

Es por eso que, año tras año, cual Abrahamovich en el Chelsea, el equipo de St. James’ Park desembolsa grandes sumas de dinero para adquirir jugadores importantes y así poder pelear la Premier League de una vez por todas. Por ejemplo, este equipo se trajo a Owen del Real Madrid, a Martins del Inter, a Alan Smith del Manchester United… jugadores que si bien no tenían mucho lugar en mencionados clubes, podían tener, de acuerdo a sus habilidades futbolísticas, más chances en un team más pequeño como el Newcastle y, además, demostrarse así mismos que pueden triunfar en el difícil mundillo (?) del balompié.

Las Urracas se hicieron eco de las declaraciones del interminable Paolo Maldini, en la que el ex-capitán de Italia decía tener pensado postergar su retiro para jugar una temporada más en el fútbol competitivo. Es por eso que el club inglés ya hizo sondeos por el italiano y está a la expectativa de poder lograr su adquisición. No hay que omitir el dato de que seguramente el AC Milan tiene la primera palabra de decidir si renovarle por una temporada más o dejarlo que se marche a otro club.

Pero no solo de Maldini se habla en el club en el que supo jugar el Lobo Cordone y el Tino Asprilla: también se piensa en incorporar los servicios de un potencial baldosero del fútbol internacional: “La Perla” Reyes. El actual jugador del Atlético de Madrid, no convenció con su rendimiento a la entidad colchonera, por lo que no habría trabas para que el ex-Sevilla emigre hacia Incalaperra -donde ya estuvo, cuando era jugador del Arsenal-.

Y para cerrar, otro de los que podría arribar al conjunto dirigido por Kevin Keegan, es el actual marcador de punta izquierdo del Chelsea: Wayne Bridge. Puente (?), es suplente del rapper Ashley Cole en la escuadra londinense, por lo que sería factible que se raje para el ex-club de Alan Shearer. Sin dudas, sería la incorporación que menos “ruido” provocaría en comparación con las anteriormente mencionadas.


Espartano

murdock 150

Quizás es una cifra que a nadie le importe. Una estadística más del montón. Pero a veces sirve para dejar en claro la magnitud de un goleador, del goleador argentino más importante de la actualidad (que quede clara la palabra: GOLEADOR).

Hernán Jorge Crespo, bandera de Tic Espor -San Felipe barrileteó (?) y no le dedicó ni una línea al logro alcanzado por Valdanito- y protagonista de un blog de toto -la mejor creación del ex-LR!-, llegó a los 300 goles en su carrera. Crespo, quien se iniciase en River allá por el año ‘93, desarrolló gran parte de su carrera en Europa, donde ya lleva 12 años entre fútbol italiano e inglés.

Crespo siempre fue el outsider de la Selección y de los medios (más allá de que es el que mejor se expresa en las entrevistas). A Passarella lo querían comer vivo cuando, en tiempos de DT de la Selección, prefería al ex-Parma antes que a Gabriel Omar Batistuta. Finalmente, el Káiser termino eligiendo al Bati como titular en el Mundial de Francia.
En el 2002, Hernán Jorge gozaba de un presente superior al de Gabriel Omar, sin embargo Bielsa optó por darle la titularidad al máximo goleador de la Selección argentina.
Al Mundial siguiente, el pibe de Florida fue titular en Alemania, ya que hubiera sido una picardía por parte de Pekerman no ponerlo de entrada. Aunque no sería decabellado pensar que la titularidad de Crespo se produjo más por un “reconocimiento histórico” a sus aportes al seleccionado y al fútbol en sí, que al presente que tenía que, si bien era bueno, no era similar al que había tenido años atrás.

Hernán rendía examen partido tras partido en la Selección para ganarse el reconocimiento total (de los medios y de parte de la gente). Como las vacas -nada mejor esta comparación, en tiempos de protesta agraria-, Crespo tiene la marca con hierro caliente que reza “generación postMaradona” o como vulgar o despectivamente la llaman algunos: la “generación que no gano nada” cuyo liderazgo descansa en las personas de Zanetti, Ayala y Verón (de esta forma se ningunea el logro obtenido en Atenas ‘04 del que el ex-Ferro formó parte).
Justamente, Tic Espor, inteligentemente hizo un seguimiento a la omisión a Crespo por parte de los medios gráficos, donde se ve una clara toma de posición por parte de éstos.

En fin, acá va mi humilde homenaje al delantero más importante de la actualidad. Al eterno ninguneado que hasta le quisieron etiquetar la carga de ser “mufa” o de ser un goleador intrascendente (cuando tiene 14 goles en finales).
Felicitaciones, Crespito. Y que sean más, muchos más.


El arquero de las mil sensaciones (?)

murdock 180

El futuro arquero de la Lazio es de aquéllos jugadores que, adentro y fuera de la cancha, me producen varias lecturas sobre su humanidad.

Juan Pablo Carrizo viene siendo parte del plantel profesional de River desde mucho antes de su debut en la Primera División. En algún momento, River tuvo 3 arqueros surgidos en la institución que peleaban la titularidad: Costanzo, Lux y Carri.

Desde aquélla vez en que Passarella no bancó a Lux y mandó al pibe de Villa Constitución a cubrir los 3 palos, el actual arquero de River se transformó en un indiscutido del equipo. Tal es así que cuando JP estaba en Europa arreglando su situación contractual con la Lazio, Ojeda era el arquero titular de River pero, sin embargo, cuando Carrizo tuvo que volver a Núñez, el Kaiser no supo administrar (?) la magnitud e impronta que Carrizo irradiaba (?) desde el banco y, de un día para el otro, mandó al ex-Central a sentarse detrás de la línea de cal y le devolvió a Juan Pablo la titularidad.

Seré franco: en los primeros partidos de Juan Pablo en River me pareció ver a un golero lento, algo torpe y con reminiscencias a Franco Costanzo. Seguramente esas postales eran producto de la inmadurez que se tiene cuando un jugador empieza a mostrarse en la Primera. Luego, Carrizo mostró todo el potencial que tenía y se convirtió en el último gran jugador surgido de la cantera de River y con un futuro promisorio tanto en Europa como en la Selección Nacional (virtudes que hasta hace 2 años relacionaba unicamente con Mascherano). Porque el que esté ahora Abbondanzieri de titular es una circunstancia, es hora de que Basile se de cuenta que el próximo arquero del “equipo de todos” no está ni en Getafe, ni en Boca y ni siquiera en Estudiantes: está en Núñez y con destino a Roma.

Casi (siempre hay oposición) todos coincidimos en las condiciones de Carrizo. La presencia que impone abajo del arco, la voz de mando, el no claudicar ante un resultado/partido adverso, las espectaculares atajadas y a eso hay que sumarle que hasta tiene gusto por tener la pelota bajo la suela y salir a jugar como si fuese un jugador de mediocampo: más de una vez el hombre pudo controlar (y con mucha solvencia) la pelota con los pies y eludir a un adversario e, inmediatamente, trasladarla hacia un compañero. De más está decir que en esos momentos a quien escribe le pudo haber causado un potencial paro cardíaco (?). Pero hay que admitir que en Carrizo se nota mucha seguridad en sí mismo, es como que el tipo está seguro de que lo que va a hacer, lo va a hacer bien; o de lo que quiere obtener, lo va a conseguir. Y así fue como cuando me produjo algo de repulsión la vez que dijo que se quería ir de River porque había cumplido un ciclo en el club cuando apenas había jugado un año y medio como titular. Y al toque vino la oferta de la Lazio. Ahí noté que el tipo no sentía la camiseta del club, que le interesaba la guita y rajarse cuanto antes de un equipo que estaba envuelto en llamas debido a los malos resultados recogidos en los últimos tiempos.
Así y todo y, como refutando todo lo que acabo de expresar, Carrizo, luego de volver a Buenos Aires tras no poder arreglar la traba que le impedía jugar en Lazio; respondió de manera más que óptima en el arco de River (no caben dudas de que en el Apertura próximo, una brillante performance de Ojeda o la vuelta de Poroto van a hacer olvidar a Juampa).

Todo lo escrito me hace reflexionar un poco y decir que Juan Pablo es un ser impredecible y, como me dijo Pep hace un tiempo, raro (?). Y hay una jugada que lo demuestra: así como cuando se atajó todo frente a Boca en el clásico terminado 1-1 en el Alberto J. Armando, Carri tiene actitudes como la que mostró en el River 2-1 América cuando, en el PT, las Águilas estaban ganando 1-0 y en el mejor momento del equipo mejicano, sale una jugada de contra en la que el delantero (Rodrigo López) tiene la posibilidad de aumentar la diferencia ya que se encuentra solo con la pelota frente al imprevisible Juampi. El arquero sale como desganado, con los brazos abiertos y mirando hacia atrás (cual espectador de lujo mirando la trayectoria de la pelota que iba a ir hacia el arco) pero, afortunadamente, la globa se va afuera, a centímetros del poste. No pude dejar de repetir “Carrizo está re loco” luego de ver la repetición de esa jugada e indignarme luego de que en el replay ni Niembro ni Closs dijeran nada de la forma de salir “resignada” del arquero de River.

Para terminar, muestro la ignorancia representada en la que se hace llamar la “enciclopedia libre” de Internet:


[Está bien que por ser arquero y tener el mismo apellido, nos haga acordar al gran Amadeo. Pero de ahí a barriletear y mandar fruta con que es nieto (?) del ex-arquero hay un largo trecho. Y se re nota que ésto lo editó un yoyega (?) o un centroamericano amante de Simplemente Fútbol (?): basta ver que entre los apodos puso que le dicen Iker (?) y Amadeus (!!!!).]



No le importa nada

murdock 114

[”Con Casi Gol jugando en el Corinthians, ¿uds piensan que me voy a retirar?”]

Varios medios se hicieron eco de unas declaraciones que había hecho Romario en torno a que su retiro del fútbol había sido definitivo.

Sin embargo, el crack brasileño, al poco tiempo salió a desmentir tales declaraciones diciendo que, actualmente, está desempleado y que está esperando escuchar ofertas para seguir jugando al fútbol.

La verdad que a mí lo del Baixinho no me sorprende. Siempre se cagó en todo el mundo y es posible a que hora se esté cagando en lo que los periodistas digan o, incluso, lo que el mismo (?) declara. Porque el ex-Flamengo es de aquéllos que no le importa nada todo lo que diga el periodismo y la policía (?).

Para mí que está esperando una oferta del ascenso para contrarrestar la presencia del Beto Acosta o que los de Racing se aviven y lo contraten para que haga frente a la pésima actualidad del club -con los jugadores que tienen en el plantel y con lo que han contratado en los últimos tiempos, traer al goleador sería algo acertado-. ¿Se imaginan al Baixinho en la Acadé? Yo propondría hacer una cobertura día a día.

[fuente]



[El crack posando con la gloriosa Raposa,

Talento curitibano

murdock 56

Uno de los ejemplos itinerantes (anduvo por varios clubes) de la riqueza futbolística de Brasil en torno a los “creadores de juego” (véase Rivaldo, Kaká, Juninho, Raí, Djalminha, Diego, etc) va a ser halagado de manera ferviente (?) en este post.

GRANDES BRAZUCAS OPACADOS IV
HOY:
ALEX

¡aguante el Cruzeiro, putos!]

Alexandro de Souza nació el 14 de Septiembre de 1977, en Curitiba. La mencionada ciudad pertenece al estado de Paraná, que se encuentra en la parte sur del Brasil (limita con São Paulo, Santa Catarina y Mato Grosso do Sul).

Alex tiene el privilegio de que los argentinos lo conocemos, no solo por sus participaciones en la verdeamarelha sino porque también tiene una extensa e importante trayectoria en equipos de Brasil que ganaron y tuvieron mucho protagonismo en copas internacionales celebradas en el continente sudamericano.

Sin dudas (o por lo menos para quien escribe), su colaboración en Palmeiras y Cruzeiro fue fundamental y es la etapa que más se conoce en su carrera futbolística pero, para los que no lo saben, quien tiene 68 presentaciones en su Selección inició su carrera en el equipo de la ciudad de donde nació: el Coritiba FBC.

Actualmente, el mencionado equipo se encuentra en la Serie A de la Liga brasileña, luego de ganar el campeonato de Serie B. Por lo que uno pudo investigar (?) pinta ser un equipo de los que acompañan pero no animan el Brasileirao (lo ganó en 1985 y, ese mismo año, jugó la Libertadores).
El paso de Alex por la escuadra Coxa fue bastante fructífero (jugó el Mundial de Malasia ‘97 y anduvo bastante bien) lo que lo llevó a ser fichado por el Palmeiras, un equipo más grande y con pretensiones de ganar títulos.

En el Verdão de São Paulo tuvo 3 etapas (como el Burrito en River). En este equipo empezó a hacerse un jugador importante y a ser tenido en cuenta para el Scratch (fue convocado para jugar la Copa América ‘99 celebrada en Paraguay).
La labor de Alex fue tremenda y su arribo coincidió con el del
Gran Felipão. Con estos nombres (más el del Chiqui Arce, Galeano, Marcos, Paulo Nunes, Roque Júnior, César Sampaio, etc) el equipo del Parque Antártica empezó a escribir algunas de sus páginas gloriosas que se ven reflejadas en el palmarés personal del actual jugador del Fenerbahce: Copa Libertadores ‘99, Copa Mercosur ‘98, Copa de Brasil ‘98 y el Torneo Rio-Sao Pãulo ‘00.


[¿No te sobra uno para prestarme?]

Lo que hay que recalcar es que, más allá de los títulos obtenidos, el rendimiento del jugador se correspondió con los éxitos del equipo.
Este equipo fue de los mejores de América durante el trienio ‘98-’99-’00, donde fue animador de varios campeonatos continentales.

Los amigos bosteros lo conocen y mucho al pibe de Curitiba ya que estuvo presente en la final del 2000, en la que el entonces conjunto de La Ribera conducido por Carlos Bianchi levantó la Copa Libertadores después de 22 años. En la final de vuelta, en el Morumbí, el protagonista de este post tuvo un rendimiento irregular que perjudicó a su equipo y benefició a Boca (que ganaría luego por penales).
El jugador recordó, tiempo después, la derrota a manos de Boca en las semifinales de la Libertadores ‘01, como una de las más duras durante su etapa albiverde.

Luego del Palmeiras, Alex recaló en Flamengo, uno de los equipos más importantes de Brasil. Dirigido por el Lobo Zagallo -y antes por un tal Carlinhos (?)-, de Souza expresó su paso por el Fla como una de la frustraciones de su carrera (apenas jugó 12 partidos y marcó 3 goles).

Con un gran nivel mostrado en el Coritiba y el salto a la masividad (?) con el Palmeiras, se esperaba que su colaboración en el Cruzeiro sea más que buena y que deje en claro la clase de jugador que es.
Formando una interesante sociedad con el goleador de cabotaje (?) -no hay intención mínima en desacreditarlo, eh- Marcelo Ramos -que vacunaba y con ganas (?) a River, tiempo atrás-, Alex volvió a ser el gran jugador del Brasil sub-20, del Palmeiras y del Coritiba.

Quizás porque está más cerca en el tiempo, este servidor recuerda más a de Souza vistiendo la del Cruzeiro que la verdolaga del equipo donde Ale Mancuso dejó un grato recuerdo.
En el equipo de Belo Horizonte, Alex compartió concentraciones (?), feijoadas y títulos junto con el mencionado Ramos, Maicon (hoy en el Inter), Cris (el del gol e/c a Argentina), Zinho (campeón mundial en USA ‘94) y Víctor Hugo Arístizabal (retirado), entre otros.

Fue en Cruzeiro donde pude ver al jugador que me llamó (y mucho) la atención y que me hacía ponerlo de titular casi siempre -cuando estaba en flecha baja (?) lo dejaba a Ze Roberto o ponía a Bicicleta Denilson- en el Brasil del Wining Eleven 2000 (¿cabe aclarar que a este juego lo adquirí en tiempos en que el paranaense jugaba en A Raposa?). Con la gloriosa azulada pude ver a ese jugador vertical, veloz, de exquisita zurda que le pegaba como los dioses y con una forma de dribblear no bicicletera sino más eficaz. No es un jugador malabarista, sino que es más de jugar a un toque o de encarar y dribblear (como Juninho) y de pegarle mucho de afuera (en ese sentido se ve a que industria futbolística pertenece).
Con el Cruzeiro obtuvo la liga en el 2003, el Campeonato Mineiro en el mismo año, al igual que la Copa de Brasil (que también consiguió al año siguiente).

A diferencia de Djalminha y de Sonny Anderson, el hincha confeso del Coritiba jugó bastante con la casaca canarinha. Por el momento tiene 69 partidos disputados con 20 goles marcados. Con 31 años encima, aún tiene tiempo para seguir descargando cartuchos en la Selección mayor de su país.

Me pregunto si teniendo una trayectoria extensa en el fútbol de su país, la consideración que se le tiene, en Brasil, a Alex es más afectuosa que la que se tiene a otros que jugaron más en el exterior que en equipos brasileños. O sea, creo que los brasileros conocen más del juego del curitibano que de cualquier otro que juegue en alguna liga menor y que tiene buen presente.

En el fútbol exterior habló en italiano y, actualmente, habla en turco. Tuvo un paso fugaz, en el año 2002, por el Parma. Apenas jugó 5 partidos y marcó 2 goles. El mismo lo calificó como un paso en falso y que buscaba que el club lo ceda/venda para jugar más seguido (el Cruzeiro le echó el ojo y lo llevó de nuevo para Brazil).
Actualmente milita en el Fenerbahce y es uno de los baluartes del equipo que clasificó a los cuartos de final de la UEFA Champions League. Luego de la partida de Tuncay, Alex es el actual capitán del equipo donde comparte experiencias (?) con sus compatriotas Deivid y Roberto Carlos y, además, con el uruguayo (de importante pasado futbolístico en en el fútbol de la tierra de Oscar Niemeyer) Diego Lugano.

Alex es un jugador con mucho roce sudamericano, con mucha experiencia en el fútbol de su país y en la selección brasileña, además de haber sido dirigido por importantes DT’s como Zagallo y Scolari. Acumuló varios títulos y de varios colores, además de haber rendido en prácticamente todos los equipos en los que jugó. ¿Pudo haberle restado magnitud el hecho de que jugó mucho tiempo en Brasil, a diferencia de Kaká o Rivaldo? Puede ser. Pero a mi no me caben dudas de que el siempre pelado (?) se podía calzar la selección al hombro como lo hizo en la Copa América de Perú 2004 (hasta la sorprendente actuación de Adriano, era el jugador más importante de ese equipo).

[ediciones anteriores: Juninho Paulista, Djalminha y Sonny Anderson]


El Mundial de los años de plomo

murdock 140

A continuación, unos extractos del libro El Fútbol a sol y sombra de Eduardo Galeano, en referencia al Mundial del ‘78.

El Mundial del 78

(…) Participaron diez equipos europeos, cuatro americanos, Irán y Túnez. El Papa de Roma envió su bendición. Al son de una marcha militar, el general Videla condecoró a Havelange en la ceremonia de la inauguración, en el Estadio Monumental de Buenos Aires. A unos pasos de allí, estaba en pleno funcionamiento el Auschwitz argentino, el centro de tormento y exterminio de la Escuela Mecánica de la Armada. Y algunos kilómetros más allá, los aviones arrojaban a los prisioneros vivos al fondo de la mar.

“Por fin el mundo puede ver la verdadera imagen de la Argentina”, celebró el presidente de la FIFA ante las cámaras de la televisión. Henry Kissinger, invitado especial, anunció:

—Este país tiene un gran futuro a todo nivel.

Y el capitán del equipo alemán, Berti Vogts, que dio la patada inicial, declaró uno días después:

—Argentina es un país donde reina el orden. Yo no he visto a ningún preso político. (…)

La felicidad

Cinco mil periodistas de todo el mundo, un fastuoso centro de prensa y televisión, estadios impecables, aeropuertos nuevos: un modelo de eficiencia. Los periodistas alemanes más veteranos confesaron que el Mundial del 787 les recordaba a las Olimpíadas del 36, que Hitler había celebrado, a toda pompa, en Berlín.

Los balances fueron secretos de Estado. Hubo muchos millones de dólares de gastos y de pérdidas, quién sabe cuántos, nunca se supo, para que se difundieran por los cuatro puntos cardinales las sonrisas de un país feliz bajo la tutela militar.

Mientras tanto, los altos jefes que organizaban el Mundial continuaban aplicando, por la guerra o por las dudas, su plan de exterminio.

(…) El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Celedonio Pereda, proclamó que gracias al fútbol “se acabará con la difamación que los argentinos descastados hacen correr en los medios informativos de Occidente, utilizando para ello el producto de sus asaltos y secuestros”. Ni siquiera se podía criticar a los jugadores, ni al técnico.

(…) Para maquillar su imagen internacional, la dictadura pagó medio millón de dólares a una empresa norteamericana especializada. El informe de lo expertos de la Burson-Masteller se titulaba: Lo que es cierto para los productos, es cierto para los hombres. El almirante Carlos Alberto Lacoste, hombre fuerte del Mundial, explicaba en una entrevista:

—Si yo voy a Europa o a los Estados Unidos, ¿qué me impresiona más? Las grandes obras, los grandes aeropuertos, lo coches formidables, las confiterías de lujo…

El almirante, ilusionista diestro en la evaporación de dólares y la fabricación de fortunas súbitas, se apoderó del Mundial a partir del misterioso asesinato del otro militar encargado de la tarea. Lacoste manejó sin control inmensas sumas de dinero y al parecer se quedó, por distraído, con algunos vueltos. El propio Secretario de Hacienda de la dictadura, Juan Alemann, cuestionó aquel despilfarro de fondos públicos y formuló algunas preguntas inconvenientes. El almirante tenía la costumbre de advertir:

—Después no se quejen si les ponen una bomba…

Y una bomba estalló en casa de Alemann, en el exacto momento en que los argentinos gritaban el cuarto gol del partido contra Perú.

Al fin del Mundial, en recompensa por sus afanes, el almirante Lacoste fue nombrado presidente de la FIFA.



Proyectos no realizados

murdock 258

El Club Atlético River Plate está inmerso en una crisis institucional, financiera y deportiva (sí, el relativo buen pasar actual, aun no consuela la sequía de títulos iniciada hace 4 años) desde hace varios años. No es por defensa de los recalcitrantes Davicce y Pintado (y porque no Carlo’) pero, esta delicada situación se acentuó cuando José María Aguilar, asumió hace 7 años en el sillón máximo de la institución millonaria.

Y como hincha de River que soy, que puteó a Cardetti, a Esnaider, a Pizzi y al Chapa Zapata en el momento en que el riojano lo bancaba a morir (allá por el 2002), vengo a soñar (?).

Ocurre que uno de los factores principales que inciden en la crisis deportiva del CARP es que año tras año, el club no pudo mantener una base de jugadores.

La gran cantera de River siguió sacando grandes jugadores en este siglo: D’alessandro, Cavenaghi, Mascherano, Demichelis, etc. pero, lamentablemente, los players mencionados jugaron más tiempo en las inferiores que en la primera del club (es una frase muy común la de “pase 10 años en el club” sí, ¿pero cuánto tiempo estuviste en primera? ¿2 años como mucho?).

A continuación, mostraré un “proyecto” utópico para esta actualidad que en la entidad millonaria ni estuvo cerca de realizarse.

Esta pseudo-original idea se basa en haber dejado a 3 jugadores de origen riverplatense en el equipo de primera y que sean los referentes del equipo por varios años. Porque es bueno soñar despierto (?).

FERNANDO CAVENAGHI

Debutó en el 2001, cuando a River lo dirigía Américo Gallego. No estoy muy seguro pero, creo, que su primer partido fue por Copa Libertadores antes que el campeonato local. El Torito de O’Brien recién se hizo un lugar en el equipo, al año siguiente, con Ramón Díaz de DT.

Todos lo pintaban como el gran sucesor de Crespo por estilo de juego pero, físicamente, se parecía más a Batistuta.
Fue el último gran delantero que surgió de las inferiores del club, fue goleador en el Clausura 2002, luego Peligrosini lo relegó al banco porque prefería al ¡Bichi Fuertes! Pero el Cavegol cada vez que entraba, mojaba. Su nivel fue bastante bueno y cuando consiguió la madurez necesaria para jugar en Primera, cuando era un delantero con un futuro más que promisorio y que veía posible su convocatoria a la Selección, fue vendido a Rusia.

Si uno analiza con detenimiento, podrá observar que Cavenaghi no era un futbolista para ser vendido a un fútbol menos competitivo. Crespo, luego de una Libertadores inolvidable, se fue vendido al fútbol italiano con 20 años. Un año menos que Cavenaghi pero a un fútbol de alta competencia.

Si Fernando Ezequiel continuaba en Nuñez, se hubieran solucionado las fallas ofensivas que tuvieron los sucesivos equipos de River hasta que vino el Tecla Farías que con rendimientos buenos y malos, pudo hacer olvidar apenitas, por momentos, al oriundo de O’Brien.

Hubiera sido grosso que Cavenaghi fuera el Fernando Torres de River, pero lo más inteligente hubiera sido incentivar un poco más al jugador, que juegue unos años más en el club y esperar por una oferta de un club más importante que el Spartak.

Cavenaghi jugó 3 años en La Banda, lo ideal hubiera sido que aguante un poco más, 2 o 3 años, con brazalete de capitán en el brazo y con un equipo competitivo para pelear Copa y campeonato. Y si la venta no se daba, y el jugador insistía en rajarse, Big Papada podría haber ofrecido un canje por Crespo (?).


JAVIER MASCHERANO

Retener a este si que era una empresa difícil. Era el sucesor de Astrada, de Merlo y del Tolo. Es más que seguro que, de acá a 10 años, el volante central de la Selección va a ser él.

La comparación con el Negro era inevitable y, por eso, se ganó el apodo de Jefecito. Pero, y sin desmerecer a Leonardo Rubén, Mascherano tiene muchas más condiciones que el ex-DT de Colón.

Mascherano tuvo el raro privilegio de debutar antes en la Selección que en la primera de River. Debutó de la mano de Pellegrini pero, recién en el 2004 y con Astrada como DT, el pibe de San Lorenzo (Sta. Fé) fue inamovible en el 11 titular. Jugó un año y medio en el club, pero dejó su sello, la entrega, la garra y el sacrificio que puso en cada partido con la camiseta de River aún se sigue extrañando en Figueroa Alcorta y Udaondo.

Reitero, hubiera sido muy difícil retenerlo para que siga en River, con el Real Madrid, Juventus y no se quién más merodeando para saber su cotización. Aguilar le tendría que haber ofrecido una gran suma de dinero para tentar al jugador y ofrecerle las garantías de seguridad que tuvo el Chacho cuando volvío de su periplo por España (?).

Javier Mascherano fue el último gran “producto” salido del semillero millonario. Dudo que haya llegado a jugar 100 partidos con la banda roja. Ganó un título (Clausura 2004) y dejó alma y vida en el partido de vuelta de las Semifinales de la Libertadores 2005 contra Sao Paulo. Un crack. Se fue a mediados del 2005. Y parece que fue hace 10 años.

Mascherano se fue al Corinthians (actualmente en segunda división) cuando Kia Joorabchian gerenciaba el club. Sí el iraní no estaba, Mascherano ni en pedo emigraba al futebol brazuca.


GERMÁN LUX

Fue al único jugador al que le ofrecieron, formalmente, quedarse por 10 años en el club. Bah, se especulaba con que el ofrecimiento estuvo y que el jugador había aceptado, pero había cuestiones legales por el tema del contrato. Igual ésto último no fueron las razones por la que el jugador actualmente no esté en River.

Poroto es un arquero de condiciones notables, peleó el puesto con Costanzo, Comizzo, Lux, Buljubasich y Carrizo. Su titularidad llegó tarde y fue en el 2004, luego de que Costanzo se lesionara en un partido de Libertadores frente a Santos Laguna (MEX). Sin embargo, Astrada le respetó el puesto al Mago Blanco/Cordobés tímido y cuando éste se recuperó, el pibe de Carcarañá (Sta. Fé) tuvo que volver al banco.

Germán debutó en el 2002, en un partido contra Argentinos Jrs. por la última fecha del Clausura. Tuvo un comienzo que generó murmullos porque tuvo responsabilidad en un gol de Pisculichi con el que abrió la cuenta el Bicho (River luego ganaría 5-1).

Integró los planteles campeones que obtuvieron el Clausura el 2002, 2003 y 2004. Además fue campeón olímpico en Atenas, con el arco invicto.

No cabían dudas de que el hermano de Javier tenía futuro de Selección y que la propuesta de Aguilar de un contrato por 10 años era más que acertada. Pero al santafesino se le vino la noche: luego de un partido versus Ñuls, Passarella no lo respaldó a Poroto y mandó a Carrizo a cubrir “el arco más grande de la Argentina”.

Desconozco su perfomance actual en el Mallorca de España pero, con Carrizo yéndose en Junio a Lazio (y con Passarella out), sería menester ofrecerle la vuelta a River.

Estos tres jugadores compartieron titularidad en el Clausura 2004. El último torneo de Cavenaghi y el primero (como titular) de Mascherano. River ganó ese campeonato y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores (eliminado por CABJ).

Creo que estos tres jugadores fueron claves en los últimos años, y siempre tuvieron una personalidad lejós del kilombo, de la mala leche y del vendehumismo. Por lo que eran una buena vidriera para el club. Y además, futbolísticamente hablando, rindieron con saldo a favor cuando les tocó salir a la cancha.

Actualmente al único que le ofrecería una permanencia en el club (y con Ortega casi seguro jugando por 3, 4 años más) sería a Paulo Ferrari. A pesar de que Paulo no es made in River, creo que ya mostró condiciones suficiente para jugar en el club y además sabe lo que es ponerse la camiseta.


El Pistolero

murdock 240

Siguiendo con este homenaje a jugadores brasileños que tuvieron un muy buen pasar por las ligas más poderosas del mundo pero que, sin embargo, no pudieron hacer lo mismo en su Selección; es el turno de hablar de uno de los goleadores más efectivos que salió de la tierra de Tiradentes.

GRANDES BRAZUCAS OPACADOS III
HOY: SONNY ANDERSON

Cuenta la historia (?) que el hombre fue apodado “Sonny” porque usaba un walkman de la famosa marca. Seguramente él, porque tenía huevos y soberanía (?), se agregó una “n” para independizarse.
Sí ud. escucha que alguien se llama ‘Sonny Anderson’, quizás pensará que ese sujeto es de nacionalidad jamaiquina o estadounidense y que se dedica al roots reggae o al hip hop. Pero no, Sonny es brasilero y su verdadero nombre es: Ânderson da Silva Nit (o Da Silva Nilmar, según el Wikipedia portugués) y nació en Goiatuba -estado de Goiás-, el 19 de Septiembre de 1970. Mientras todo el pueblo brasileño estaba de algarabía por el tricampeonato mundial obtenido en México, el pequeño Sonny daba sus primeros pasos en la vida (?).

Según lo que pude investigar por internet, Anderson jugó poco y nada en la selección brasileña. Apena acumula 6 partidos y 1 gol. Y en Wikipedia figura que fue convocado para jugar la Copa Confederaciones del 2001. Por los datos mencionados, creo que es más que apropiado que el goleador integre esta sección.

Su primer equipo fue el Vasco Da Gama. Debutó en 1987 y en el club carioca jugó cuatro temporadas para pasar luego al Guaraní. No encontré datos fidedignos sobre su performance en el cuadro bacalhau, intuyo que muy buena no debe haber sido teniendo a Romario en la delantera. Seguramente, ‘Sonny’ haya sido un jugador de recambio.
En el Guaraní de la ciudad de Campinas, fue donde Anderson pasó a la notoriedad. Será por eso que duró tan poco en el cuadro paulista y emigró al fútbol europeo.

Para curiosidad de más de uno, el Pistolero, no fichó para un club de una liga poderosa (véase Italia, Inglaterra, Francia o España) sino que Sonny eligió llevar su samba para otro lado (?): más concretamente, al Servette de Suiza. Allí jugó dos temporadas y marcó 31 goles en 52 partidos. En su temporada debut en la liga suiza, fue el máximo artillero (marcó 20 pepas). En el campeonato siguiente marcaría menos goles (11) pero alzaría con su equipo el título local.
En el segundo semestre de 1993, el brasileño recala en una liga más fuerte, Francia. Allí milita en el Olympique de Marsella que no contaba con el Enzo en el plantel y tampoco con Zidane alentando en las tribunas (?). Allí tuvo un rendimiento más que aceptable, marcando 16 goles en 20 partidos.

Con delanteros como Romario y Bebeto, la presencia de Anderson en el Scratch estaba prácticamente imposibilitada. Tanto Romario como Bebeto gozaban de un muy buen presente en los inicios de la década del ‘90 y es por eso que fueron convocados para EEUU ‘94 donde ambos tuvieron un muy buen nivel (sobre todo Romario que fue la figura de ese torneo). Si el nivel de O Baixinho y del nabo de Bebeto olvidaba el sueño de ‘Sonny’ de jugar en la verdeamarelha, a eso hay que sumarle la aparición de Ronaldo, que con sus gambetas y goles logró ser uno de los inamovibles de la selección brasileña desde 1994 en adelante..

Su estadía en Marsella fue breve porque luego, en 1994/95, fue transferido al AS Mónaco. Y en el equipo del Principado tuvo un rendimiento descomunal: fue máximo goleador y futbolista del año en 1995/96. Y además ganó una Liga en la temporada 1996/97.
Luego, la partida de Anderson al Barcelona, provoca la consolidación de David cara de Román Trezeguet en el equipo rojiblanco.
El arribo de ‘Sonny’ al cuadro blaugrana, generó muchas expectativas. Es que el hombre venía con un cartel de goleador serial en Francia y, además, tenía que hacer olvidar lo antes posible a un compatriota suyo, el gran Ronaldo, que se había ido al Inter. A pesar de haber ganado dos Ligas (97/98 y 98/99) y de marcar una aceptable cantidad de goles, ‘el Pistolero’ duró dos temporadas en Catalunya. El fichaje de Patrick Kluivert al Barça, más Van Gaal que no lo iba a tener en cuenta, fueron factores suficientes para que Sonnygol tome la decisión de volver al país donde era alguien importante: Francia. Y a un equipo que, hasta su llegada, había ganado 3 Copas de Francia y una Copa Intertoto. Con ‘Sonny’, todo cambiaría.

En el Olympique de Lyon, Sonny Anderson es ídolo absoluto, porque el delantero fue uno de los componentes esenciales del equipo que logró ganar el bicampeonato (2001/02 y 2002/03). Anderson jugaría 4 temporadas en el Olympique, obteniendo 2 Ligas y una Copa de la Liga (al que me explique cuál es su diferencia con la Copa de Francia, se lo agradecería enormemente).
Sería redundante afirmar que el paso de nuestro protagonista por Francia fue más que exitoso.

En el 2003 volvería a España para tomarse revancha de su paso irregular por el Barcelona. Ficha para el Villarreal donde arranca con un muy buen nivel que después terminará decayendo.
Con 34 septiembres y, sabiendo que el final de su carrera se acercaba, se va para el fútbol de Qatar a levantar dólares en pala. Desconozco su progreso deportivo en el país del petróleo, pero estoy seguro que el económico fue más que fructífero.

El Pistolero Anderson fue un delantero que, prácticamente, rindió en casi todos los clubes que jugó. Pagó caro el ser el contemporáneo de Ronaldo, Romario y Bebeto. Es que, sobre todo los Ro-Ró, tuvieron un nivel excepcional jugando juntos y en sus respectivos clubes. Sonny nunca hubiera tenido posibilidad de ser titular en el Scratch, por más que rompía redes Domingo tras Domingo en Francia o en España.
Creo que Sonny Anderson fue el típico delantero -y definiéndolo lunfardamente (?)- que metía goles hasta con el culo. Esta definición no implica que el hombre haya sido un negado con la pelota, todo lo contrario, como buen brasilero tenía una habilidad más que respetable (sin llegar a ser un Ronaldo, lógico). Sabía resolver jugadas por sí solo, no era un jugador limitado que no sabía que hacer con la pelota. Tenía la suficiente ductilidad como para jugar en equipo y armar jugadas colectivas (tirar una pared, por ejemplo) o individuales.



Vencer de nuevo a las adversidades

murdock 133

[Un romance que no debe terminar]

El mundo del fútbol se estremeció con las imágenes de la lesión de Ronaldo. El sufrimiento del delantero brasileño recorrió todos los medios de comunicación tanto europeos como sudamericanos.

La incertidumbre es muy grande cuando se habla sobre un posible retorno del Fenómeno a la actividad futbolística. La pérdida para Ronaldo sería muy grande, porque se privaría de jugar unos 4 o 5 años más y de realizar lo que a él más le gusta que, como todo sabemos, es jugar al fútbol. Pero el otro que se vería afectado con la ausencia del Gordo es el propio fútbol. Sí, todos aquéllos que disfrutamos del talento de este crack nos resignaremos a ver viejos videos donde elaboraba fantasías en cualquier cancha y con cualquier camiseta. No hay duda, entonces: la lesión de Ronaldo nos duele a todos.

Me interesé mucho con el hecho de que Gordinho expresó su deseo de retirarse en el Flamengo. Ahí, automáticamente me puse a revisar sobre la trayectoria del magnífico delantero en su tierra natal. Pero, antes que nada, vale repasar algunos datos biográficos de uno de los mejores delanteros de los últimos tiempos.

Como la mayoría de los grandes jugadores brasileños, Luiz Nazario de Lima, nació en una favela (Bento Ribeiro) de Río de Janeiro. Cuando pibe y antes de pasar a un club de la liga profesional, dicen que no se cansó de hacer goles en el fútbol juvenil. Y las destacadas actuaciones que tuvo partido tras partido lograron aumentar el interés de los buscadores de talentos que, a los 13 años de edad, lo llevaron a Sao Cristovao.

De ahí, paso inmediatamente al Cruzeiro de Belo Horizonte. Ronaldo se fue al Cruzeiro porque, paradójicamente, el Flamengo rechazó incorporarlo a sus filas porque los dirigentes no le querían pagar el viaje en tren que debía hacer todos lo días para ir a entrenar. Me imagino los felices que se pusieron al ver las cifras con que el delantero fue vendido al PSV (6 millones de dólares), luego al Barcelona (20 millones de dólares) y luego, al Inter (32 millones de dólares), por ejemplo.

El desempeño de Ronaldo con el club mineiro fue impresionante, basta leer la siguiente estadística: jugó 54 partidos y marcó tatan-tatannn, 54 goles. Un animal. Cabe añadir que conquistó 2 títulos con el club del Mineirão: una Copa de Brasil y un campeonato mineiro.

Está la anécdota de un enfrentamiento entre Vélez y Cruzeiro, por una competencia internacional (creo que Libertadores, no estoy muy seguro) en la que Bianchi dijo que “había que tener cuidado con el pibe Ronaldo” o algo así. Estaría bueno que alguien certifique este dato.

Omitiendo algunas expresiones bastante desalentadoras expresadas por el crack brasilero, debo confesar que me entusiasma y mucho la idea de que Ronaldo queme sus últimos cartuchos con la camiseta de algún club de Brasil. Es tener cerca a uno de los mejores jugadores de los últimos tiempos, de poder verlo jugar en la Copa Libertadores como hizo más de 10 años atrás con la camiseta del Cruzeiro pero, esta vez, como Ronaldo. Como el jugador que todo el mundo conoce y teme cuando está en el equipo rival. Cuando jugaba en Cruzeiro, era una promesa que luego se convirtió en realidad en Europa. Pero si vuelve, lo hará para enamorar de nuevo a los brasileros y también a los que aman el buen fútbol. Aquél buen fútbol que él supo desplegar con la camiseta del Scratch, con la del Barcelona, Real Madrid, Inter y PSV.

Parece que los dirigentes del Flamengo van en serio por el atacante goleador de los mundiales. Es verdad, como se dijo, Ronaldo pronosticó un futuro bastante desalentador pero, conociéndolo, sabemos que el hombre siempre supo vencer a las adversidades. Se cagó de risa (con goles y más goles) cuando le dijeron que estaba gordo en España, se recontrare cagó de risa cuando le dijeron que no iba a volver a ser el mismo luego de su lesión en el Inter (fue la figura estelar del Mundial de Japón/Corea). Por todo eso, no sería descabellado ver que Ronnie se sobreponga de nuevo. Ojalá se dé. Y sino, que venga a River, donde también tiene las puertas abiertas (?) y donde se le garantizará no concentrar nunca y tener un mes de vacaciones para que pueda disfrutar del carnaval (?).



¿La suerte del campeón?

murdock 182

[”Repitanló, putos. Yo soy el Zupi, digo Pupi, de la gente”]

Inter y Roma se enfrentaron en el partido más atrayente de la fecha 25 del calcio italiano.

Ambos, con distintos esquemas tácticos. Inter con un solo delantero de punta (Hernán Crespo) y dependiendo de la creación de jugadas a cargo de Stankovic y Figo y también con las subidas de Maicon y Maxwell o con algún pelotazo/asistencia de Vieira.

El esquema de la Roma es más ambicioso. En la pizarra de Bilardo, la formación táctica del equipo (4-5-1) de Spalletti parece defensiva pero ocurre todo lo contrario cuando las piezas de ese esquema se mueven en la cancha: la Roma prácticamente ataca con 6 jugadores (8 si sumamos a los laterales). Esto representa un intento del allienatore Spalleti en tratar de emular a la brillante Holanda del ‘74 que dirigía Rinus Michels, en cuanto a estilo de juego.

Indudablemente esta fecha podría haber sido la bisagra de la liga italiana, debido a que si el Inter ganaba estiraba la distancia ante su escolta, Roma. Si la Roma triunfaba, se ponía a 6 puntos y ya no era tan distante el sueño por lograr un nuevo scudetto. Y un empate dejaba un sabor amargo en la capital y un resultado alentador en Milán.

En el comienzo, el que parecía más jugado al ataque era el cuadro de Mancini, pero no había jugadas de riesgo. Roma lo tuvo con Perrotta, en una asistencia brillante de Totti pero en la que Simone no estuvo atento a la jugada y la pelota quedó en manos de Julio Cesar.

La jugada del partido para los neroazzurros fue una que tuvo como protagonista a Crespo: centro desde la derecha, Valdanito conecta de tijera, la pelota pega en el palo y cruza todo el arco, yéndose afuera de la cancha. Crespo no lo podía creer.

Llegó el gol: buena jugada de Vucinic que traslada para Tonetto, éste manda el centro, desde la izquierda, para Il Capitano (silbado por los tifosi del Inter) y el “10″ la manda a guardar con un zurdazo. Buen gol de la Roma que se ponía 1-0. Francesco emuló a Juan Román con el festejo a lo Topo Gigio. El ídolo romanista miró a los tribunas con gesto desafiante, luego de los silbidos que atronaban cada vez que él tocaba la pelota.

En el ST, Mancini realizó un par de cambios, buscando cambiar la cara del equipo por una más agresiva: mandó a Suazo a la cancha y al pibe Balotelli (tiene 17 añitos) para acompañar en la delantera a Crespo.

Pienso que el DT se equivocó al sacar a Figo, porque el portugués era el más punzante a la hora de atacar por más que haya corrido distinta fortuna en sus arremetidas.

A pesar de contar, Inter, con más poder ofensivo adelante, la Roma estuvo más cerca de ponerse 2-0 con un par de jugadas que tuvieron como protagonistas a Taddei y a Aquilani y que le provocaron trabajo a la defensa rival y a Julio César.

La Roma lo tuvo con un disparo de Aquilani, después de una magistral intervención (pase de taco exquisito) de Totti pero, lamentablemente para el conjunto de la capital y para los anti-Inter (?), la pelota fue atajada por el arquero brasileño ex-Flamengo.

Con poca claridad del Inter en el ataque, el tiempo siguió transcurriendo hasta que lo tuvo, de nuevo, Crespo con un cabezazo que fue despejado con un manotazo del arquero (también canarinho) Doni.

El partido se iba, el calcio volví a captar interés con el cada vez más latente triunfo de la Roma cuando, luego de un rechazo en el área de cabeza le queda la pelota al gran, al inefable, al amigo de los niños (?): el P.U.P.I Z*netti que como viene le pega un derechazo y manda la pelota junto al palo, inalcanzable para el arquero de la Roma. Gol, sí gol. Y con el 1-1 el Inter sigue invicto y con el Scudetto casi asegurado: tiene que pasar una catástrofe para que el Inter no salga campeón. El único partido que podía perder, con más chances, en esta segunda rueda, era con la Roma. El único dato “alentador” para que se caigue el imperio de Moratti, Mancini y cía es el fixture complicado que tiene en comparación a su escolta Roma: se vienen Juventus y Lazio como platos fuertes.

De no mediar el apocalipsis, a la Roma le resta pensar en el partido de vuelta por la Champions, ante el Real Madrid. El equipo de Totti ganó 2-1 en el Olímpico y con un empate le alcanza para pasar a la siguiente fase.

Cambios: Suazo X Stankovic, Balotelli X Figo, Pelé X Cambiasso (Inter).
Aquilani X Pizarro, Giuly X Vucinic, Juan X Taddei (Roma).
Incidencias: Maxwell salió lesionado y el Inter se quedó con 10 jugadores, debido a que ya había realizado los 3 cambios. Mexes, a pocos minutos del final, fue expulsado, por doble amonestación. Cassetti, al final, se fue lesionado dejando a su equipo (Roma) con 9 players.
Goles:
38′ Totti (Roma) y 88′ Zanetti (Inter).