Deja Vu de lo que va a venir (?)

¿Acaso era este el mejor equipo de la historia? Y, vea doña (?), si yo le digo que no usted me va a tirar con Gerson, Rivelino, Jairzinho, Tostao y Pelé. Si hay algo que envidiarle a Brasil -más allá de los títulos, las minas, la alegría, las playas, la música y el presidente (?)- es esa coincidencia histórica de poder poner siempre juntos a los exponentes de las generaciones doradas de su fútbol. El equipo ese era sencillamente maravilloso. Para quedar en la historia, dejaron el listón muy alto, siendo ellos los portadores del derecho absoluto a ser los dueños de la pelota, y encima, tenían a Pelé. El equipo comandado por el igual mierdero y talentoso Mario Lobo Zagallo ya venía avisando de lo suyo en las eliminatorias. Llegó al Mundial primero en el grupo 10de Sudamérica, ganando los seis partidos disputados, con 23 goles a favor (!) y 2 en contra (!!). En el Mundial,  le tocó el grupo 3. Ahí también ganó todo lo que jugó: 4 a 1 a Checoslovaquia, 1 a 0 a Inglaterra  y 3 a 2 a Rumania. Así llegó a los cuartos de final, en donde entraba en escena Perú.

Los peruanos tampoco eran una bandada de perpetradores del balompié ni nada que se le parezca. La mejor generación de la historia estuvo toda juntita en este mundial: Héctor Chumpitaz, Teófilo Cubilla,  Julio Baylón, Pedro Perico León y siguen las firmas. Justamente fueron los incaicos los que dejaron a Argentina fuera del Mundial en eliminatorias por única vez en su historia, tras aquel famoso 2 a 2 en la cancha de Boca.  Con ese resultado, clasificaron primeros en el grupo 9 de Sudamérica. y en el Grupo 4 de la primera fase del campeonato Mundial, miedieron fuerzas con Alemania Federal, Bulgaria y Marruecos: perdieron con los germanos 3 a 1, pero ganaron los otros dos encuentros, 3 a 2 y 3 a 0 respectivamente. Y le tocó Brasil, casi como ir a jugar contra el Dream Team.

En el mundillo de la táctica, lo tradicional para aquella época era parar un 4-2-4, con algunos equipos virando al ya tradicional 4-3-3. Los peruanos, dirigidos técnicamente por una gloria brasileña como Didí, se anotaban en la primera guardia, con dos medio centros mas otros dos punteros-enganches. Es decir, los muchachos que hacían las bandas, también sabían un pedazo con la pelota en los pies, entonces participaban en la elaboración de la jugada constantemente, en lugar de estacionarse por los costados. Entretanto, para analizar cómo se paraba la verdeamarelha habría que desglosar minuciosamente cada partido, pero con tanta superpoblación de enganches, se puede establecer a ojo (?) un 4-6-0 en donde todos (todos posta) atacaban, defendían, presionaban, elaboraban y rotaban pero, fundamentalmente, tocaban.

Los antecedentes de estos dos equipos, cultores de un fútbol más abierto (inclusive del que se veía en esa época) daban la presunción de un señor partido. Y ni bien arrancó el match lo primero que pasó fue Pelé definiendo suave ante la salida de Rubiños, la pelota rebotando en el poste y en el rebote, O Rei va a buscarlo y en el área chica tira un taco (!) para que entre Rivelino acosado por dos marcadores y la tire por arriba del travesaño. Pero Roberto tendría revancha, porque al toque nomás, Eloy Campos da un rebote muy siome (?) en el área y la pelota le queda a Tostao que se la sirve al 10 del Corinthians que no al pedo era apodado “patada atómica”. Zurdazo cruzado y arriba Brasil 1 a 0.  Pero el 10 del Cruzeiro ya tendría oportunidad para hacer de las suyas. A la salida de un corner, combinó con el autor del hasta ahí único gol del partido, llegó a la línea de fondo y puso el 2 a 0 tras aprovechar el regalo que le hizo Rubiños: el primer palo libre, sin contar que además se tiró como si estuviera jugando al bowling con Sofovich (?).  Y se despertó Perú, lástima que dos goles abajo. Comenzó a llegar al arco ¿defendido? por Félix y cómo llegaba. Para entender la dimensión de este equipo hay que decir lo siguiente: loco, le tocaban la pelota al Brasil del ´70.  No es que llegaban a los ponchazos, le tocaban la pelota en velocidad y el esférico arribaba al área sin haberse despegado del pasto.  Como además los brasileños no querían ser menos, también ponían en promoción la custodia de los tres palos. Así llegó Gallardo al descuento, desbordando y poniendo un zurdazo que parecía inofensivo en el fondo de la valla. Aun 40 años después y tras ver este partido varias veces, resulta indescifrable lo que quiso hacer el arquero.  Apareció Pelé, para sacar un zurdazo desde afuera del área con tanta potencia, que la pelota primero la amortiguó Rubiños, después pego en el palo, volvió a rebotar en el arquero que además tuvo que esforzarse (y mucho) para que no se le meta en el arco.  Respondieron los incaicos, disparo de afuera de Mifflin que pasó cerquita del palo izquierdo. A dos minutos del entretiempo, otra vez Rivelino exigió al golero que dio rebote, y tras una suerte de despeje raro (?) de Fuentes, tuvo que nuevamente poner lo mejor de sí para evitar una nueva caida del arco.

Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Brasil – Perú (1970)

Alesi 0

Y siguen arreciando las entregas de gloriosos partidos en LR!. Esta vez, como ya estamos al final del recorrido y los viáticos espacio-temporales se van agotando (?), nos quedamos en México 1970 para repasar las alternativas de un partido que…. mmmmmm (?)

El segundo tiempo empezó con la misma tónica, porque Jairzinho desvió un disparo por apenas centímetros. Minutos después, en la misma jugada, la pelota lo encontró a Felix después de que combinaran Challe y León. La verdeamarelha, cambiando ataque por ataque, encontró el tercero con Tostao definiendo bajo el arco una habilitación de Pelé que superó al arquero peruano por un fortuito desvío en un defensor. Didí, decidido a torcer el rumbo del encuentro mandó a la cancha al Cholo Sotil, para poder ganar poder en ofensiva.  Apenas 10 minutos le bastaron al entrenador para darle la razón: después de que el delantero del Municipal arrastrara a toda la defensa, la pelota le llegó de aire a Teófilo Cubillas que con una furibunda volea descontó.  Brasil, poco habituado a que lo ataquen tanto, fue a liquidar el partido: Rubiños mandó al corner un tiro libre violent&# 237;simo de Rivelino, en ese mismo tiro de esquina un cabezazo de Everaldo fue salvado en la línea. No faltaba mucho para el cuarto, y llegó cuando Jairzinho estando mano a mano, tiró una gambeta larga y definió con eximia maestría.  Se replegó Brasil y Perú empezó a avanzar considerablemente. Felix tuvo su única intervención coherente con lo que un arquero debe ser (?) cuando voló para sacarle un zurdazo al 10 peruano. Sotil erró un mano a mano que pasó muy cerca del palo derecho y un tiro libre de Chumpitaz fue devuelto por el palo derecho. No hubo más tiempo para nada, Brasil a semifinales y Perú eliminado.

En esa época, parecía imposible poder ganarle al equipo de Zagallo. Fundamentalmente porque ninguno de sus jugadores entraban a la cancha conscientes de la posibilidad de la derrota y eso se vislumbraba en la alegría con la que regaban la cancha cada vez que la pisaban. Fue mucha mala suerte para Perú, también. Porque era una selección que tenía lo suficiente como para llegar más lejos, pero el cruce lo emparejó con tamaño gigante futbolístico. Lo bueno es que aun hoy el tiempo sigue reconociendo lo único de ese conjunto, en cuanto a nombres y estilo.

Brasil; Felix; Carlos Alberto, Marco Antonio, Piazza, Brito; Clodoaldo, Gerson (67´Paulo César), Jairzinho (80´Roberto), Rivelino, Tostao y Pelé.

Perú: Rubiños; Campos, Fuentes, Mifflin, Fernández; Chumpitaz, Challe; Baylon (53´Sotil), León (60´Reyes), Cubillas y Gallardo.

Goles: 11´Rivelino (B), 15´Tostao (B), 28´Gallardo (P), 52´Tostao (B), 70´Cubillas (P), 75´Jairzinho (B)

Links para descargar el partido:

Parte 1 | Parte 2

Ficha del partido de “Historias Mundiales” de Eduardo Cantaro
Links míos (?) (pero sacado de Partidos de Mundiales)

Entregas anteriores: Brasil – Francia (1986) | Hungría – Uruguay (1954) | Alemania Occidental – Francia (1982) | Portugal – Corea del Norte (1966) | Argentina – Rumania (1994) | Bélgica – Unión Soviética (1986) | Alemania Federal – Holanda (1974)| Italia – Alemania Occidental (1970)


“No empuje que en el fondo hay lugar, maestro” (?)

Ah, los ´70s. Una enorme pena de ser latinoamericanos, si no estaríamos hablando de la mejor década de la historia.  Patillas, pantalones oxford, amor libre,funk, partidos abiertos y anfetaminas para todos (?). Y para darle inicio a la década, qué mejor que el “mejor partido de toda la historia” según la FIFA y los viejos chotos, en el Mundial que tuvo al mejor equipo de toda la historia, también según la FIFA y los viejos chotos. La onda acá es no categorizar, no imponer el sistema discriminatorio (?) de rankear. Es evidente que a lo mejor uno tiene preferencia por tal o por cual, pero no es cuestión de andar haciendo bandera de la objetividad cuando se le pone un uno o un dos a un partido porque le caen mejor los intérpretes. Sí se puede ser tan facho (?) de elegir diez partidos, pero de ahí a ponderar uno sobre otro cuando lo que se ve es simplemente el deporte más hermoso del mundo en su máxima expresión.

Y sí, otra vez Alemania (?). El gran problema alemán es despojarse del aura ortiva que rodea todo lo que toca de cerca a los germanos. Si bien es la tierra de muchos males de la humanidad, tal como Hitler, Max Weber o el abuelo de Heinze (?), también hay un Wittegenstein, un Can o un Supermatch. Y esta selección, sobre todo esta selección, tenía un par de nombres imposibles de asociar con el atildamiento pacato que tan prejuiciosamente se les adjudica. Los mismos que en el post anterior (?).Los alemanes habían llegado a la semifinal ganando sus cuatro partidos anteriores. En la fase de grupos superaron 2 a 1 a Marruecos, 5 a 2 a Bulgaria y 3 a 1 a Perú, lo que los depositaba en cuartos de final donde tenía que enfrentar a Inglaterra, cuatro años después del alevoso choreo de la final en Wembley. Y  los pibes de Schön le dieron vuelta un 0 -2 con tres goles. Tekerematá, pirata.

A la vez, Italia tenía esa cosa re italiana (?) de venir como el ojete. Además, en Mundiales, tenía el pasivo en rojo después de quedar afuera del campeonato de 1966 en primera ronda tras perder con Corea del Norte. A ese muerto en el placard se le añade una primera ronda penosa. Pero penosa porque además era un equipo con todo el potencial, pero vaya a saber por qué, las historias italianas siempre son tragicómicas. Pasó la primera ronda convirtiendo un sólo gol y sin recibir ninguno. Le ganó 1 a 0 a Suecia y después empató en 0 con Uruguay e Israel. Asombrosamente, clasificó primera en su grupo. En cuartos de final se destaparon con un esplendoroso 4 a 1 a México, que si hoy es medio pelo, hace 40 años era Kojak (?).

Pero, el destino le tenía reservado a los tanos una actuación memorable, para que los rompepelotas como este autor cerraran un rato el culo (?). Ni bien empieza el partido, Roberto Bonisegna clavó el primero, luego de que un remate de larga distancia fuera a parar a la ratonera de Sepp Maier. Cabe aclarar que en aquel entonces, ambas selecciones practicaban un 4-3-3 ortodoxo. Es decir, sin lugar a dobles interpretaciones. Entonces con tanto tipo talentoso en el campo, se armó un partidazo. Como en el Bélgica – URSS del 1986, pese a que se convirtieron varios goles, la labor de los arqueros fue muy buena. El alemán Maier tuvo algunas intervenciones muy destacadas, en donde se hizo de la pelota con algunos tiros desde afuera del área ysin dejar mucho rebote dando vueltas por el área. Por el otro lado, Albertosi tenía mucho mas trabajo, al ir los germanos a buscar el empate. Terminó con las esperanzas de Gerd Muller en dos jugadas y, como Thelma Stefani (?),  tuvo tiempo de volar para enviar al corner un disparo desde muy lejos de Grabowski.  Así se fue la primera mitad.

Cuando la corbata se pone azul, significa mal tiempo (?)

Y el segundo tiempo era masomenos así: o te empatamos o te morís (?). Pero claro, los nenes que poníaValcareggi en cancha no eran ningunos mugre con la pelota. Era a matar o morir, como pocas veces en la historia alemana. Primero, antes que nada, el arquero de los de Schön reafirmó su condición de eximio golquíper (?) al ahogar una palomita de Gigi Riva. Pero después se vino la avanzada alemana, a tal punto que re daba que por los altoparlantes del estadio pongan Wagner al palo (?).  Créase o no, este equipo italiano era bastante boludón en defensa. Cometían errores que, pasados por el tamiz de la nacionalidad, son dignos de un Zaire cuatro años después. Burgnich regaló un pase atrás a Müller que culminó con un sablazo de zurda de Overath que dejó el palo vibrando durante un montón de tiempo. Se presume que ese tiro fue la piedra basal del terremoto que 15 años después azotaría a la capital Mundial del triatlón esclavista (?). Qué decir cuando faltando poco y nada, y con los dos cambios hechos, Beckenbauer se jode el hombro. Pero mal, eh. El Kaiser salió a jugar lo que quedaba del partido con la manito pegada al cuerpo y sin tratar de hacer mucha fuerza porque sino se convertía en la primer extremidad superior rotativa de la historia de la humanidad. De ese Mundial se suele destacar la atajada de Banks a Pelé, como la mejor de la historia. Hay que ser justos y decir que ese Mundial, además de tener el mejor gol errado de la historia, tiene a la salvada de un defensor más grossa de la historia. Rosato voló para salvar sobre la línea un tiro en el área chica de Grabowski, el rebote le quedó servido a Seeler, pero le aplicaron una llave inglesa en el medio del área, por lo que la pelota llegó mansita a Müller que la tiró a la mismísima mierda. Listo, ya fue, acá se acaba el partido. Si no entró esa, no entra ninguna y todos los lugares comunes del derrotista promedio. Pero, en el segundo minuto de descuento, Schnellinger entró solo (reafirmando la insólita pelotudez defensiva italiana) y conectó un centro de Grabowski dejando a Albertosi caliente como una pipa y encanando a sus defensores, pero con un gesto genial, casi como diciendo “Ragazzi, somos grandes che. Primero los zapatos y después las medias, querido” (?)

Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Italia – Alemania Federal (1970)

Alesi 0

El autodenominado (?) “Partido del Siglo” tiene su lugar en el racconto de LR!. No íbamos a ser tan originales de dejar afuera a un partido que pasó por todos los matices, como Whitney Houston (?). Señor consumidor, entre al pago sin golpear.

“Marcaaaa, Bafanculo” (?)

Se venía el tiempo extra más grosso de la historia. La tercera acción que confirma la estrechez mental de la defensa italiana es cuando Müller se aviva de una inocentada de Poletti y define me dio mordido, con el tobillo. La pelota entró pidiendo permiso, despacito, con el mismo impulso que da una octogenaria a una flatulencia. Como Alemania no quería ser menos, el recién ingresado Sigfried Held le bajó la pelota en las puertas del área chica a Burgnich que empató  el partido cuatro minutos después de la subida alemana. Faltando dos para el final del primer suplementario, Riva recibe en la puerta del área, se trenza una pulsera con la cintura de Schnellinger y define cruzado, impecable. Por más que se sepa el resultado del partido y por más que hayan pasado 40 años, el “Gaaaaaaaal” surge espontáneo.

A los cuatro minutos del complemento del suplemento (?), Albertosi le sacó terrible cabezazo de pique al suelo a Seeler, en la jugada siguiente, el bueno de Uwe la vuelve a conectar de arriba, esta vez para que Müller cabecee en el área chica dejando al grosso de Gianni Rivera haciendo  una figura del baile del caño en el palo izquierdo. De nuevo la inocencia defensiva italiana al servicio del tanteador alemán. Italia sacó del medio, rápido para Facchetti que alarga para Bonisegna, desborde del zurdo delantero, centro atrás y llega Rivera para enmendar su endeblez en el cabezazo del bombardero alemán. Otro para gritar con todas las fuerzas. Los últimos 10 minutos fueron nomás para lamerse las heridas (?). Se habían terminado los 120 más emotivos de la historia de la Copa del Mundo.

Se había acabado un partido impensado, con miles de alternativas y con dos equipos dando todo en pos de conseguir un resultado. Con innumerables alternativas, con grandes errores y aciertos. Las dos Selecciones terminaron extenuadas: Alemania con un mix de suplentes y titulares, derrotó 1 a 0 a Uruguay. Italia, por su parte, quedó  sin energías cuando se enfrentó al poderío y a la belleza del Brasil de los cuatro números 10. De todas formas, la lección que le dieron a todo el mundo fue conmovedora:  si hay que jugar un Mundial, lo mejor para todos sería elegir jugar de esta forma. Un partido épico que tuvo 102 mil y tantos de espectadores, por lo que el “yo estuve ahí” se hace más verosímil que en otros casos. Aunque el tiempo vaya filtrando a los dueños de esa frase con diversos casos de mortandad (?)

Italia: Albertosi;Rosato (91´Poletti), Burgnich, Cera, Facchetti; De Sisti, Bertini, Mazzola (46´Rivera); Domeneghini, Riva, Bonisegna.

Alemania Federal: Maier; Vogts, Patzke (66´Held), Beckenbauer, Schnellinger; Schulz, Seeler, Overath; Lohr (51´Libuda), Müller, Grabowski.

Goles: 7´Bonisegna (I), 90´Schnellinger (A), 94´Müller (A), 98´Burgnich (I), 103´Riva (I), 109´Müller(A), 110´Rivera (I)

Links para descargar el partido (con relatos en italiano, para hacerla más grossa):

Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7 | Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

En Youtube está el partido entero, en caso de que quiera el lector salvaguardar su disco rígido, acá está la primera parte y las subsiguientes aparecen destacadas a la derecha de su pantalla, señora.

Ficha del partido de “Historias Mundiales” de Eduardo Cantaro
Links de Partidos de Mundiales

Entregas anteriores: Brasil – Francia (1986) | Hungría – Uruguay (1954) | Alemania Occidental – Francia (1982) | Portugal – Corea del Norte (1966) | Argentina – Rumania (1994) | Bélgica – Unión Soviética (1986) | Alemania Federal – Holanda (1974)



Twister Total (?)

Hay quienes sostienen que éste partido fue la primer mordida que el fútbol todo le dio a la manzana podrida del “hay que ganar”. Aquellos que sostienen al triunfo como un medio y no como un fin se ufanan de dar éste ejemplo en particular. Claro que, una vez que traen a éste partido a colación, la falacia de “Del segundo no se acuerda nadie” se les hace trizas y terminan metiendo los remos hasta clavarlos en el barro para salir de la propia dicotomía del ganador que se hace el dormido cuando sube una embarazada al colectivo.

La Selección local había llegado a esa instancia tras un simple pero vergonzoso camino. ¿Por qué? Porque en la primera fase, tras superar sin despeinarse mucho a Chile ( 1 a 0 pero con un trámite un tanto favorable, más allá de jugar 25 minutos con un hombre más y en ventaja) y a Australia por 3 a 0. En la última fecha, llegaba el clásico de la Cortina de hierro. Las dos Alemanias frente a frente. Y por única vez en este campeonato, ganaron los buenos (?) 1 a 0 con gol de Sparwasser. Luego, finalizó primera en el grupo A de la segunda ronda, saliendo victorioso de los tres encuentros que disputó: 2 a 0 a Yugoslavia, 4 a 2 a Suecia y 1 a 0 a Polonia. Hasta allí, una columna vertebral más que envidable: Maier, Beckenbauer, Breitner, Overath y Muller.

Los holandeses, a su vez, habían cautivado a todo el mundo desde el inicio. Un equipo ideado por Rinus Michels (mentor también del Ajax campeón de todo de unos años antes) que parecía que le había ganado el deporte: si se analizan otros partidos de ese Mundial, es evidente que Holanda jugaba a otra cosa. El fútbol ya le había quedado chico y reinventaba el deporte con la premisa de ser una máquina que te atacaba hasta cuando se defendía. Sin posiciones fijas, con un esquema inicial un tanto conservador (parecían atacar con un sólo punta), pero que oficiaba de pantalla para que, por ejemplo, a los 3 minutos ya tengas 4 tiros en tu arco, efectuados por cualquiera. Y en el análisis siempre sobraba un jugador en todas las líneas: Johann Cruyff, que participó en éste sólo campeonato y aun así le bastó para entrar al panteón de los 4 mejores jugadores de la historia. ¿Y cómo habían llegado? Maravillando. El grave problema es que era un equipo que generaba 98 (?) situaciones de gol, pero con suerte si concretaba 2 o 3. La primera ronda los encontró vencedores del grupo tras superar 2 a 0 a Uruguay y 4 a 1 a Bulgaria, pero empatando 0 a 0 con Suecia en un partido que no encuentra explicación racional, presagio de la sufrida segunda ronda: 3 partidos jugados, 3 partidos ganados, 8 goles a favor ninguno en contra (?). El derrotero, en orden cronológico fue: 4 a 0 a Argentina (N. de LR!: A lo mejor en ese partido nació el amor obsesivo compulsivo de Quique Wolff con la pelota, tras no encontrarla en 90 minutos se aferró a ella hasta sus últimos días), 2 a 0 a Alemania Democrática e idéntico resultado con Brasil. Cabe aclarar que ataque a lo pavote no incluía Fair Play. Estos muchachos cometían no menos de 20 faltas por partido y tenían la mayor cantidad de amonestados en el torneo.

Quizá, la jugada más emblemática haya sido la que da inicio al partido: saca Holanda del medio. Cruyff toca para Van Hanegem, la pelota sigue corriendo hasta que el número 14 queda como líbero. Ahí mismo emprende un sprint dejando atrás a 4 alemanes y tirando una pared en velocidad hasta que le hacen penal. Todo esto en una jugada, eh: pasó de delantero a líbero a delantero. Otra que de 0 a 100 (?). Neeskens cambió penal por gol y la presunción de una fiesta a la holandesa sobrevoló Munich como si de un fantasma rojo se tratase (?). La diferencia entre ambos equipos es que Alemania sabía regular un poco más el trámite de los partidos. Y tampoco es cuestión de ningunear a los dirigidos por Helmut Schön. No eran Holanda, es cierto, pero estaba lejísimos de ser una murga. Así es como Bern Hözelbein recibió de Breitner y encaró al área holandesa, donde dejó 2 hombres atrás y fue derribado por Rijsbergen. El propio Paul ejecutó certeramente cruzando el remate frente a un Jongbloed que se comió el amague. Y Alemania empezó a hacer pesar su localía y también a aprovechar que tenía a Beckenbauer. Con él en cancha, era una herejía sacar largo. Porque el capitán hacía todo simple, tocaba de primera, abría espacios (sí, desde atrás) y dejaba la salida más limpia que un Enemol (?). Así llegaban a posición de gol tipos como Vogts (que no era lo que se decía muy ducho) obligando al arquero neerlandés a esforzarse para mandarla al córner. La mano era cambiar ataque por ataque, porque salir del ritmo infernal propuesto por la Naranja Mecánica significaba el suicidio futbolísticio, sencillamente.

Así, Maier le tapó un mano a mano a Resenbrik y en la contra Jansen salvó sobre la línea. Beckenbauer casi convierte con una emboquillada en un tiro libre, pero encontró una muy buena respuesta en el golero rival. Faltando dos minutos para el entretiempo, Gerd Müller se convertía en el jugador con más goles en la historia de las Copas del Mundo. El Bombardero Alemán dejó largo un centro rasante pero de media vuelta puso el 2 a 1 para que estalle el Estadio. Luego, un ataque holandés que Schwarzenbeck neutralizó hasta que sonó el pitido final.


Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Alemania Federal – Holanda (1974)

Alesi 0

Casi un lugar común en las elecciones de los mejores de todos los tiempos. Pasa que la lista se va a achicando y no hay mucha inventiva ni ganas de entrar en polémicas de cafetín. La final de una de las mejores copas de la historia, ingresa en el LR! Hall of Fame (?).

A vos no te va tan mal, gordito

Para torcer la historia, el técnico Naranja sacó a Resenbrik y mandó a René Van de Kerkhof a la cancha. Aunque, extrañamente, las primeras llegadas fueron a través de pelotas paradas: Bonhof desvió su cabezazo por 2 centímetros y Maier salió como el ojete (?), dejando la valla vacía, pero el bueno de Vogts salvó sobre la línea. Al ratito, volvió a intentar Alemania, pero la presión holandesa era terrible: 3 jugadores por cada uno que tenía la pelota y salían a una velocidad tal en la que podían inseminar una avestruz al trote y tener tiempo para ir a comprar habanos (?). Entonces empezó a crecer la figura de Sepp Maier, que con esa pinta de Mrs. Doubtfire y todo, se las arreglaba para mantener el marcador tal cual estaba.

Nuevamente, lo loco del equipo de Rinus es que había que tener un muy buen estado físico para sostener ese ritmo, pero cuando enfocaban al banco se podía ver a algunos suplentes fumando (!!!), muy nerviosos ellos. Pero el arquero alemán no podía parar de sacar de la galera atajadas más y más grossas, al mismo tiempo que Van Hanegem, Rep o Neeskens desperdiciaban jugadas hasta abajo del arco. La resistencia alemana parecía quebrarse, pero por alguna extraña razón los embates del vencido no prosperaban. Ya sea por una matita de pasto puesta por la puta vida (?) o por la enorme, gigante impericia de sus delanteros. No quedó tiempo más que para rezarle a san Sepp y llegó el final, Alemania Federal campeonaba en su casa al mismo tiempo que daba por tierra con una de las selecciones más míticas de su historia.


“All my love to this ball, poppit” (?)

Fue el triunfo de la dedicación total frente al fútbol total. Luego del desarrollo del torneo, absolutamente nadie pensaba que Holanda podía perder la oportunidad de salir campeón de un torneo que tuvo dominado de pé a pá. Pero la insuficiencia ofensiva, más algunos gestos naïfs a la hora de defender, se tradujeron en el marcador. Se trató de un gran equipo alemán. Quizá, el más vistoso de toda su historia. Un recuerdo que queda opacado porque su competidor más directo era, ni más ni menos, el conjunto que cambió para siempre la historia de éste deporte.

Alemania Federal: Maier; Schwarezenbeck, Beckenbauer, Vogts; Breitner, Höness; Bonhof, Overath, Hölzenbein; Muller, Grabowski

Holanda: Jongbloed; Suurbier, Rijsbergen (68´De Jong),Haan, Krol, Jansen; Neeskens, Van Hanegem, Rep; Cruyff; Resenbrik (46´R. Van de Kerkhof)

Goles: 1´Neeskens -pen- (H), 25´Breitner -pen- (A), 43´Müller (A)

Links para descargar el partido completo:
Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7 | Parte 8 | Parte 9 | Parte 10

Ficha del partido de “Historias Mundiales” de Eduardo Cantaro
Links de Partidos de Mundiales

Entregas anteriores: Brasil – Francia (1986) | Hungría – Uruguay (1954) | Alemania Occidental – Francia (1982) | Portugal – Corea del Norte (1966) | Argentina – Rumania (1994) | Bélgica – Unión Soviética (1986)


Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Argentina – Rumania (1994)

Alesi 438

Zarpados en putos (?) estamos, porque entre tanto para elegir justamente aparece una eliminación argenta de esas dolorosas. Porque había equipo para campeonar, porque el nivel de los demás no era para tanto. La tristeza de 1994.



Semiología + 10 (?)

Hubo un Mundial en el que se dio una de las sorpresas más grandes de la historia: Corea del Norte había eliminado a Italia. A una Italia que estaba en una etapa de transición, cierto, pero que a la vez contaba con la presencia de dos baluartes del abyecto (?) Inter bicampeón de Europa comandado por Helenio Herrera, como Sandro Mazzola y Giachinto Facchetti, y al gran Gianni Rivera. Así había accedido Corea del Norte a cuartos de final, dejando afuera a Italia en la última fecha de la fase de grupos y previamente empatando en 1 con Chile y cayendo por 3 a 0 con la Unión Soviética.  Portugal, por su parte ganó los tres partidos de su grupo: 3 a 1 a Hungría, 3 a 0 a Bulgaria y se cargó, literalmente, a Brasil en la última fecha. Lo derrotó 3 a 1 en un partido que fue, directamente una brutal cacería de Pelé. Aunque los solemnes diarios británicos hablaran en aquel entonces de las deleznables actitudes sudacas (?)

Ambos equipos usaban el mismo sistema táctico, un 4-4-2 con doble volante central y mucha acción por las bandas, donde los volantes por ese sector tenían más de punteros que de carrileros, por decirlo de alguna forma. O sea, su función principal era llenar de centros el área y participar en el armado de las jugadas de ataque. Después, si había tiempo o si pintaba (?), era hora de defender.  La diferencia fundamental (en la previa y en el post partido) era la inclusión de un tal Eusebio en la delantera lusa. Nacido en Mozambique, el delantero del Benfica había aportado con 3 goles en igual cantidad de partidos. A juzgar por lo que se vendría, se podía decir que su promedio estaba igual de flaco que sus connacionales de nacimiento (?).

El Greco no pudiera haberlo ilustrado mejor (?)

Corea era sorpresa por esa actitud tan de raigambre asiática, pasan de las piñas a las sonrisas en cuestión de segundos (?) y no se comían ninguna a la hora de meter. No en vano le habían aplicado un baldazo de agua fría a Italia. Si bien en los papeles podían llegar a ser inferiores, tampoco era cuestión de subestimarlos. Terrible mufa (?) se comieron, porque no había pasado un minuto y Pak Seung Zin ya había clavado un zurdazo en el ángulo de José Pereira.  0 -1 abajo y estupor.  Con Portugal todavía groggy, los asiáticos explotaron su mejor virtud: la velocidad. Además, a la hora de imponer el físico, sorprendentemente no se amilanaban. Metían, luchaban (casi siempre exitosamente) las divididas y además ganaban de arriba. Así, a los pedos (?), le hicieron pasar varios sofocones en los primeros minutos hasta que se despertaron. Entonces hubo 10 minutos en los cuales se cagaron a pelotazos, con los europeos exigiendo a Lee Chang Myung, y el loquito siempre dando el piné. A los 22 minutos se cumplió una máxima: 2 centros seguidos son gol (?), y así llegó el 2 a 0 de Li Dong Woon que definió bajo el arco un centro de un jugador que hubiese sido fetiche de Maradona, Yang Sung Kook. Dos minutos después, el mentor de Erik Lamela (?) aumentó las cifras a 3 a 0, capturando un rebote y yéndosele como laucha por tirante (?) al  pobre Vicente, para luego definir abajo.  Créase o no, los coreanos empezaron a desplegar las banderas del toque de primera y los cambios de frente, todo a la misma velocidad con la que se reproducen (?), pero pecaron de inocentones al seguir yendo a buscar a lo pavote, más teniendo en cuenta a quién tenían enfrente. Apenas dos minutos después del 3 a 0, Eusebio le ganó a la carrera a un defensor que no le puso mucha onda a cubrir la pelota para la salida del arquero y definió de puntín. Ahora Portugal estaba a dos goles. Y ahí se dieron cuenta de que los chinitos (?) podían tener mucho pim-pam-pum (?) pero a la hora de marcar hacían agua.  Además, los europeos entendieron que la onda acá (?) era dársela al morenito. Entonces todas las pelotas lo buscaban a él: le hicieron un grosero penal que no fue cobrado, tuvo 3 situaciones más que no prosperaron hasta que por fin le cobraron un penal: a los 42´del primer tiempo, la pantera de Mozambique le ponía más suspenso al partido: 3 a 2.

Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Portugal – Corea del Norte (1966)

Alesi 0

LR! sigue buceando en el archivo y, ya por naturaleza propia, hay batacazos que nadie esperaba. Mientras continúa el verso de la emotividad (?), las alternativas de este partido son, lisa y llanamente, deliciosas.

LR! Juegos presenta “Find the Cobani” (?)

Si se habla del futuro africano o asiático en el fútbol y ese futuro siempre parece quedar para más adelante, es fundamentalmente porque siempre tienen el mismo problema: la cacona. Los coreanos, a la salida del segundo tiempo, se estaban dando cuenta que estaban diciéndole “conchita” a Barreda (?). Se replegaron y buscaron el resultado desde el vamos. Y eso, con el goleador del Mundial comiéndoles el hígado en el área, es prácticamente un suicidio. Además de generar espacios para sus compañeros (porque iban todos a marcarloa él), llegó un punto en el que parecía invencible. Así de simple, era invencible. Apenas 10 minutos  bastaron para que los hasta allí vencedores perdieran una pelota en mitad de cancha y vayan a trabar con similar displiscencia a la que se atribuye la familia Tévez a la hora de las infusiones (?).  Pressing portugués, pelota que llega a Simoes y éste habilita a quien todos ya saben (?), que empata el partido.  Y los coreanos ensayaron una tibia reacción que sólo quedó en insinuaciones. Acá es donde se pone jodido buscar más eufemismos para Eusebio: “ese chabón” “el grone” (?) o “el afroportugués futbolista más famoso de la historia” (?) re van (?). La cosa es que este era un terrible animal, y el penal que le hacen 3 minutos después de empatar el partido, así lo certifica. En una carrera alocada hacia el gol, esquivó patadas, piñas, agarrones y seguramente si se hubiese interpuesto Chuck Norris en su camino, hubiese sonado un “nu, amigo, todo piola, pasá nomá” (?). Hasta que le tuvieron que hacer penal, no sin antes plantearse seriamente si no era más provechoso imitar a Vasco da Gama (?).  4 a 3 y a los coreanos se les vino el alma al piso, prácticamente. Bajaron los brazos y se dedicaron a resistir cuanto pudieron los embates de un Portugal que tenía como objetivo dejar a E usebio como el más pulenta (?). De todas formas, al darse cuenta de lo fútil del abroquelamiento asiático, bajaron un toque los humos y nomás se dedicaron a buscar el gol de uno que no sea tan morochón (?). A falta de 10 minutos, José Augusto cabeceó más solari que lizN. de LR!: aunque celebramos la reconstrucción de su vida amorosa (?) – para poner las cifras definitivas y a Portugal entre los cuatro mejores seleccionados del mundo.

Hasta ese entonces (y muy probablemente hasta 1986) nunca un jugador había sido tan determinante. Eusebio poseía casi un sexto sentido de cuándo y cómo aparecer:  cuando más se lo necesitaba. La única razón por la que los lusos pudieron acceder a esa corte de cuatro y soñar con la cima.  Años más tarde, dijo “me siento orgulloso por haber sido parte de ese equipo. Las agallas que demostramos y cómo las combinamos con nuestras habilidades hicieron que sea uno de los partidos más memorables de mi carrera”. A su vez, cuando le preguntaron por su actuación admitió que “me aterraba la idea de perder. En cada gol, trataba de no celebrar mucho así no perdíamos tiempo y se reanudaba el juego lo antes posible”. Después, el Seleccionado local fue mucho para su equipo, pero aquella tarde en Goodison Park, Eusebio quedó en la historia grande del fútbol como uno de los mejores jugadores.

Portugal: Jose Pereira; Morais, Vicente, Hilario, Alexandre Baptista; Jaime Graca, Coluna, José Augusto, Simoes; Eusebio, José Torres

Corea del Norte: Lee Chang Myung; Ha Jung Woon, Lim Zoong Sun, Oh Yoon Kyung; Shin Yung Kyoo, Im Seung Hwi, Hang Bong Zin, Pak Doo Ik; Pak Seung Zin, Li Dong Woon, Yang Sung Kook.

Goles: 1´Pak Seung Zing (C), 22´Li Dong Woom (C), 25´Yang Sung Kook (C), 27, 42´-pen-, 56´y 59´-pen-  Eusebio (P), 80´Jose Augusto (P)

Links para descargar el partido completo:

Parte 1
Parte 2
Parte 3

Ficha del partido de “Historias Mundiales” de Eduardo Cantaro
Links de O Campo dos Sonhos

Entregas anteriores:

Brasil – Francia (1986)

Hungría – Uruguay (1954)

Alemania Occidental – Francia (1982)



Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Portugal – Corea del Norte (1966)

Alesi 358

LR! sigue buceando en el archivo y, ya por naturaleza propia, hay batacazos que nadie esperaba. Mientras continúa el verso de la emotividad (?), las alternativas de este partido son, lisa y llanamente, deliciosas.



Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Alemania Occidental – Francia (1982)

Alesi 324

Dale al play, vieja (?), mientras LR! trae todos aquellos partidos que se juraron pasar a la historia. En el primer partido de los dos que vendrán disputados en España 1982, llega la segunda semifinal que depositaría a los teutones a los pies de la gloria.



Los 10 mejores partidos en la historia de los Mundiales. Hoy: Hungría – Uruguay (1954)

Alesi 0

Sigue esta sección que tiene un techo fijo (?). Recorriendo los más memorables espectáculos que hayan acontecido dentro de una cancha de fútbol en el marco de un Mundial. Hoy, introducimos una nueva variable: fútbol en blanco y negro (?)

Hidegkuti emula a Poy (?)

El día que vencían todos los contratos de 1954 (?), se dio una de esas batallas que perdurarán en la historia de los Mundiales. En la Uruguay europea (?), los charrúas y húngaros dirimían el pase a la final del certámen.  Los últimos campeones habían accedido a la segunda ronda tras derrotar 2 a 0 a Checoslovaquia y 7 a 0 a Escocia, en un concierto de Borges y Abbadie. En los cuartos de final pudieron superar 4 a 2 a Inglaterra, pero en dicho partido,  su emblema Obdulio Varela, había pasado a scrap (?) por un desgarro que le impedía la práctica activa del talón en el piso.  Entretanto, el equipo sensación del torneo había tenido que luchar mucho para pasar la primera ronda: dos partidos jugados, 17 goles a favor y 3 en contra, producto de un 8 a 3 a Alemania y un lapidario 9 a 0 a Corea del Sur.  En los cuartos de final habían derrotado 4 a 2 a Brasil en un partido como le gusta la gente: donde abundaban las patadas y las jugadas de ataque.

Hay que entender algunas cuestiones: si bien el kamasutra tiene 1800 y tantos años, la plasticidad no era lo que es hoy (?). ¿A qué nos referimos con esto? A que al lado de las marketineras bicicletas de Robinho, los sprints de Messi o las pavadas de Cristiano Ronaldo (?), las moñas y fintas que se ven en este partido darían para la risa. Pero, fundamentalmente, lo que se pone en relieve aquí es la emotividad y la constante vocación de ataque. Lo sublime de lo rústico, casi como orfebres de la emoción (?). Esto es, entonces la certeza de que en aquel entonces la especulación no existía, a tal punto de que jugadores como Schiaffino estaban jugando bastante por debajo de sus posibilidades físicas.  A pesar de la presunción de lo que se esperaba (basado en el antecedente inmediato de Brasil y Hungría) aquí no cundió el juego brusco (aunque siempre hay que contextualizar las murras en su época) y se brindaron por completo al espectáculo.

“Doña, ¿No me alcanza la pelota?” (?)

Sin Puskas (afuera por las patadas recibidas), la responsabilidad ofensiva recaía toda en Czibor y Kocsis, que inquietaban sin cesar a la valla defendida por Máspoli. Uruguay, al no contar con Obdulio, redoblaba esfuerzos en mitad de cancha para cortar rápido y salir con Ambrois o Borges por las puntas. Néstor  Carballo y Luis Cruz eran los pulpos en esa zona. Claro que, había que entender que partes vitales del cuadro estaban averiados y el despliegue físico no pudo durar mucho tiempo. Ni qué decir cuando Czibor aprovecha un error de cálculo de Santamaría, que lo dejó solo y con la pelota picando en el área. 1 a 0 para los Magiares Mágicos (tal como se los conocía) y a sudar la gota gorda para tratar de remontarlo. Aun así, con lo poco que les quedaba de físico apuraban al punto de hacer revolcar un par de veces a Grosics. Claro que a cada contra les pasaba la máxima de la pubertad: la cosa se  iba poniendo cada vez más peluda (?). Ya  a los 20 minutos del primer tiempo el mediocampo se había convertido en una zona de tránsito: si prosperaba la jugada estaban en un arco, si no lo hacía terminaba en una contra feroz. Así se esfumó el primer tiempo: con no menos de 25 llegadas para Hungría y unas 15 para Uruguay, que apelaba al amor propio para lastimar a un equipazo.

Qué decir entonces cuando a los 2 minutos del segundo tiempo, una palomita de Hidegkuti subía el marcador. La cosa, además ya parecía juzgada porque los europeos habían retrasado un poco más a Kocsis y cumplia las funciones de lo que hoy sería un doble cinco. Claro que también hay que decir que con él retrasado, Hungría tenía 4 jugadores netos de ataque.  Aun así, se suscitó una conmovedora entrega uruguaya que fue la más cabal expresión de la garra charrúa. Todos, absolutamente todos, agarraron la lanza y fueron para adelante, sabiéndose inferiores tanto físicamente como en nivel de juego. Tal fue la remontada en juego que los húngaros mostraron un notorio aplacamiento: las llegadas ya no eran con pelota dominada al área, sino que trataban de inquietar a Máspoli con disparos desde fuera del área y, cuando tenían un contragolpe a favor, no había mas que dos jugadores en ataque. La enjundia sudamericana no era cuento: el maracanazo estaba latente y esa capacidad de sacar agua de las piedras podía intimidar hasta al más pintado, amén de que las huellas del durísimo partido con Brasil empezaban a asomar en los magiares. Y así avisaron los campeones, cuando Schaffino picó al arco y, cansadísimo, erró en segunda instancia un gol casi abajo del arco luego de que Grosics atajara su primer remate.  Y qué decir cuando Hohberg recibió en el área solito y con un sutil toque de derecha puso el 1 a 2 y todavía faltaban 15 minutos para finalizar el cotejo.

Los muchachos de la tierra de donde es oriundo el enano que encarnaba a Alf comenzaron con la autoterapia de criogenia (?). Ahí mismo Hungría salió decidido a aumentar el marcador y poder regular con vistas a la final. Kocsis tuvo el 3 a 1, luego de pelearle una pelota en el área al extenuado William Martínez y gambetear a Máspoli, pero su remate fue salvado en la línea providencialmente por Andrade.  Al minuto nomás, Buzansky enmendó un grosero error de su arquero en la salida de un córner e imitó a su colega uruguayo, abajo del arco,  al despejar  el remate de Souto . Al ratito, Lorant vuelve a salvar sobre la línea otro error de Grosics, que le dejó servida la pelota a Ambrois. Pero, faltando apenas cuatro minutos, otra vez el argentino nacionalizado uruguayo Juan Eduardo Hohberg logró lo imposible. En una angustiosa definición, donde dejó atrás al golero húngaro primero, y a la pelota después (?) puso el 2 a 2 que automáticamente llevaba el partido al alargue. La desazón de los jugadores húngaros era generalizada. Al mismo tiempo que el estadio estallaba en júbilo, el propio Hohberg se desmayaba de la emoción (!) y los médicos ingresaron faltando 1 minuto para reanimarlo (!!!).

Hubo que ir al tiempo suplementario, en donde abundaron los gestos deportivos y el componente emotivo se exponenció más y más. Era ver jugadores que dejaban de renguear para correr la pelota hasta quedar, literalmente en el piso. Como no podía ser de otra forma, cada vez que la pelota pasaba cerca se levantaban e intentaban hacerse con ella. Hasta los fotógrafos observaban el partido parados detrás de los arcos y saltaban y se lamentaban ante una ocasión perdida por cualquiera de los equipos. Lo tuvo Uruguay, otra vez en los pies de Hohberg, pero su remate fue devuelto por el palo y en el rebote, Schiaffino no llegó a empujarla a la red. A su vez, Máspoli agigantaba su figura agarrando todos los centros que caían al área uruguaya.  Pero, faltando 10 minutos para los 120´Kocsis aumentó de cabeza y 6 minutos después remató la faena. Uruguay quedaba elminado del mundial y tenía que ir a jugar el tercer puesto con Austria. Hungría, considerado el mejor equipo del mundo, pasaba a la final.

La verdadera garra charrúa, tan denostada después, fue explícita en la derrota uruguaya. Bozsik comentó, años después, que casi llora cuando Schiaffino fue a felicitarlo. “Fue el mejor partido, el más humano de mi vida”, declaró. Gyula Mandi, el técnico húngaro, dijo tras la final “le ganamos al mejor equipo que alguna vez enfrentamos”.

Hungría: Grosics; Buzanszky, Lantos; Bozsik, Lorant, Zacarias; Budai, Kocsis, Hidegkuti, Czibor, Palotas

Uruguay: Máspoli; Santamaría, Martínez, Andrade; Carballo, Cruz, Souto; Ambrois, Schiaffino, Hohberg, Borges

Goles: 12´Czybor (H), ´47 Hidegkuti (H), ´75 y ´86 Hohberg (U), 109´y 116´Kocsis (H)

Desafortunadamente no existen registros del partido íntegro, aunque sí un completo resumen de 40 minutos que está disponible para descargar.

Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5

Ficha del partido de “Historias Mundiales” de Eduardo Cantaro
Links de “Partidos de Mundiales”.

Entregas anteriores:

Brasil – Francia (1986)


elpgelp

LA PREVIA

En zona de descenso directo, Gimnasia necesita ya empezar a sumar de a tres,o de cuatro, cinco o seis, de ser posible (?). Luego de perder en el debut contra Godoy Cruz, recibe a su clásico rival otra vez en su cancha del Bosque, pero sin público Pincha. A su favor (la única) tiene que Estudiantes no gana en ese lugar desde hace 14 años.

Sabella, algo agrandado, dijo que “como jugador nunca le fue bien contra Gimnasia”, pero que “como técnico la cosa tenía que ser distinta”. Y sí, este “Lobo” es fácilmente vapuleable últimamente. De los últimos siete clásicos, el “Pincha” ganó seis y el restante lo empató sobre la hora. Además está todo eso de Campeón de América, mística, bidón (?), Niembro, “Bambino” Pons y demás gansadas.

LA FICHA

Gimnasia (LP): Sessa; Ormeño, Maldonado, Agüero y Graff; Encina (15´ST Castro), Rinaudo, Aued y Villar (22´ST González); Stracqualursi y Pérez (22´ ST Cuevas) . DT: Diego Cocca

Estudiantes: Orión; C. Rodríguez, Desábato, Cellay (30´ST Rojo) y Ré; Verón, Carrusca (20´ST Núñez), Benítez, E. Pérez y J. Sosa; Boselli. DT: Alejandro Sabella

Amonestados: 3´ST Graff, 24´ST E. Pérez, 30´ST Benítez, 33´ST Stracqualursi, 40´ST Orión, 45´ST Rojo

Estadio: Juan Carlos Zerillo
Árbitro: Néstor Pitana

MINUTO A MINUTO
PRIMER TIEMPO

00:00 Alcen la voz aquellos que le dan a Cristina (?)
00:00 Alcen la voz aquellos que se indignan porque Cristina dijo “kafkiano”. Alcen la voz aquellos que ahora piensan que Guido y Emiliano son oficialistas (?)
00:00 No van 2 minutos de transmisión y ya dijeron no menos de 5 veces que Gimnasia “está hundido”
00:00 Ah, pero si van a pasar el barrio de Lanús no omitan el ataque de los vecinos a La Casona y a Carlos, 15 años después de ya no ser igual, con el bigote y la chapa (?)
00:00 La sensación es que la chotez de los últimos años de Gimnasia también le pegaron al Estadio (?)
00:00 Re daba que para este partido lo inviten a hacer campo de juego a Julio Bazán (?)
00:00 Cocca tiene cara de “¿qué hice yo para merecer esto?”
00:00 GELP merece ganar tan sólo por la barba de Villar
00:00 Esta silbatina, a lo mejor se convierte en un futuro lejano como “Animals Pt. II” (?)
00:00 Qué grosso Aued, el único apellido con triptongo en el fútbol mundial (?)
00:00 Bueh, ahora sí, eh (?). Se arma el partido
01:00 Gimnasia arrancó corriendo un montón. Guarda que hay que salvar aire para los próximos 15 minutos (?)
02:00 Tampoco es que pasó mucho, hasta ahora lo más grosso es que Cellay tiene nombre de bebida sin alcohol de esas modernas. “Cellay Citrus”, re da (?)
03:00 Encina parece uno de esos nenes que se meten en el picado de los grandes en la playa a romper las bolas
04:00 Hablando de nenes que rompen las bolas: ¿Falta mucho? (?)
05:00 ¿A qué jugador, además de Verón, admiran los nuevos hinchas de Estudiantes? A Ré (?)
06:00 Bueno, medio que arrimó Estudiantes, un pase de Verón a su mejor socio en la cancha, la nada (?). Boselli lo corrió pero Sessa advirtió que iba a esa gran amiga suya (?)
07:00 Ahora pintó el pogo (?) cerca del área de Estudiantes. Arrima el bochín Gimnasia, todo un logro.
08:00 ¿Le tiraron algo a Orión? Si quieren amedrentarlo prueben con libros (?)
09:00 Al final no pasó nada, obvio.
10:00 Qué lástima que el 33 de Racing no volvió a Gimnasia. Se reeditaba la dupla más desabrida del fútbol vernáculo: Cocca – Licht (?)
11:00 Uh, el trancazo que le pegó la Sombra Pérez a Cellay. Ojo que Cellay también da para cigarrillos baratos: “Qué tal, deme un Cellay común” (?)
12:00 Cocca parece recién escapado de un asado reencuentro del elenco de Montaña Rusa
13:00 “Se viene Benítez”, grande Rodolfo de Paoli apelando al reggaetón para relatar (?)
14:00 Hubo una aproximación de Estudiantes, pero no pasó mucho, la verdad.
15:00 Y ahora hubo 2 llegadas seguidas de Gimnasia, una tromba (?)
16:00 No se animó a patear Maldonado, para la próxima pónganle una careta de Sessa a Orión que se la clava en el ángulo.
17:00 Salió el sol. Eso es bueno (?). No hay transmisión desde la casa del búho para este clásico,un garrón.
18:00 “Lo marrrca Desábato, se viene Marrrrco Pérez” A este relato de De Paoli lo agarra Dr. Dre y te gana 8 grammys de una (?)
19:00 ¿Cuánto tiempo de su vida habrá perdido Stracqualursi en deletrearle su apellido a funcionarios públicos y/o agentes? (?)
20:00 ¿Cuántas veces le habrán preguntado a Stracqualursi “Cómo?” cuando dice su apellido?
21:00 Tiro libre para Gimnasia, penoso remate de Ormeño.
22:00 De Paoli preguntando si Boselli se iba al “Birmingan” tiene reminiscencias de Pappo tirándole “Coteponi” a la mandíbula más rápida del monopolio Clarín (?)
23:00 Al menos Stracqualursi está logrando que lo marquen. Parece el primer paso de la rehabilitación de los delanteros (?)
24:00 Lo que le deben de haber pegado en la primaria a Pittana (?)
25:00 A esta altura, los relatores de la TV Pública agarraron el “Vicio Fabbri” con los agarrones en el área. Se quejan de todos. Ah, cierto que hay un partido. Bueno, sigamos viendo (?)
26:00 Uuuuuuh (?), Orión le tapó alto (?) mano a mano a Marco Pérez. Tras el primer tiro al arco del Lobo, se escuchan cohetes en algunas zonas de Tolosa y Ringuelet (?)
27:00 De nuevo, vuelven a revolearle cosas a Orión. Si quieren hacerlo sentir mal, prueben con un guardapolvo (?)
28:00 Mientras calman a la barra, sale esta reflexión (?): En noventosidad (?), viene la apertura de Montaña Rusa, las camisas de jean, los llaveros con ruiditos y ahí, cuarto, Cocca (?)
29:00 Bueh, listo, Pittana se lo parló al portero pincha y fue, basta de cháchara (?)
30:00 Al menos se empezaron a repartir un poco. El espectador imparcial, agradecido.
31:00 Pegarle a Carrusca, ¿Es abuso de poder?
32:00 Cómo se cuidan de criticar al local. Hay que laburar, pero también hay que llegar a casa (?)
33:00 Pegarle a Desábato, ¿Es infringir las leyes ecológicas?
34:00 Seguro se debe a mi poca vida social, pero los jóvenes target “Mar de Fondo” seguro que contestan “Y Boselli?” en lugar de decir “y vos”
35:00 Yo una vez quise vender una playstation por Mercado Libre y uno me ofreció “Un cángele por unas Naik (sic) Shot”

“Freeeeeeeeeeeeeeeedom” (?)

Alesi 0

Gimnasia volvió a gritar, cual William Wallace. En lugar de amputarle lo más preciado, le creció (?): 3 a 1 a Estudiantes con 2 goles de Stracqualursi y una Orioneada capitalizada por Cuevas. Para hacerla más jugosa, Verón descontó a los descontados (?)

36:00 No entiend o cómo no hice un print screen de eso (?)
37:00 Bueh, algo pasa
38:00 Casi gol en contra de Maldonado (!!!). Qué predecible es el fútbol a veces
39:00 El comentarista traduce a “civilizado” lo que dicen los plateístas y lo hace suyo. Todos contentos (?)
40:00 Villar rompe el molde: gambeteó a 2 y se la dio a un compañero.
41:00 No hay muchas particularidades, ya. La onda parece ser calentar el ambiente para psyche out de los jugadores del León.
42:00 Un momento, De Paoli coge. Listo, suspendan el partido (?)
43:00 ¿Cuál es el prurito en decirle alargue al alargue? ¿Qué es esta putada estelar de decir tiempo recuperado?
44:00 GAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL de Gimnasia!!! ESTRACUALOOOORSEEEE (?). Empiezan con la viga (?) de la estatua a Cocca
45:00 Bueno, en fin. Repetición, un pelado que lo narra (?). Y mientras tanto, Margaret Thatcher refunfuña (?)
46:00 A Pittana le pinta el preceptor en el área. Siguen quejándose de los agarrones estos comunicadores sociales (?)
47:00 HALF TIME! Diría la vocecita del Virtua Striker. Vamos a cambiar pañales un corte y volvemos (?)

SEGUNDO TIEMPO
00:00 Otra vez a tirarle cosas a Orión. Esto ya parece Los Caballeros del Zodíaco.
00:00 Si hay gol de Estudiantes, que no extrañe que el comentarista lo grite y se lo dedique “a todos los putos de la platea” (?)
00:00 Estudiantes se acordó de que puede atacar, parece.
01:00 Nah, Ormeño. Te ganó trabando Carrusca, que vendría a ser como que la nena que salta la soga de Dánica Dorada te cague a trompadas.
02:00 Tírenle un par de manos a Orión (?)
03:00 Está apretando Estudiantes, llega desprolijo, pero al menos llega.
04:00 ¿Ya dijo Orión que los hinchas de Gimnasia son unos animals?
05:00 Gimnasia lo gana de contra, eh.
06:00 JA! (?). Genio Ré, genio. The most pelotud penalty kick of the year (?)
07:00 Nah, Stracqualursi acaba de regalarle una vida más al más gato de todos: Orión (?). Re daba que le pegue Sessa, loco.
08:00 Marco Pérez parece Amokachi en el ´94 (?). Lo mal que marca Estudiantes no tiene goyete. Tampoco ibacaza (?).
09:00 Este pelado mamón de Salceda tiene algo personal con Encina. Con Las Flores, no, puto (?)
10:00 Marco Pérez está empezando a hacer cosas de negros, dice Madelón (?)
11:00 “Creo que esta falta la fabricó Marco Pérez”. “Estudiantes tiene todo para empatarlo”. La próxima lleven a Príncipi a relatar que la hace menos imparcial (?)
12:00 Si se empiezan a tirar atrás desde ahora, van para atrás muchachos. Acuérdense de las jodas que le viene metiendo Dios semana a semana.
13:00 Falta más de media hora y Gimnasia quiere hacer la épica. No, no van a juntar hierbas, frutillas y esas esencias de puto para meterlos en una botella (?). Quieren aguantar lo inaguantable, regalando pelotas paradas a Verón.
14:00 Sale Encina, sale la magia (?)
15:00 Diegui (?): abrí a Castro por derecha y adelantá un poquito más a Villar. De nada (?)
16:00 Si hay un nuevo gol de Gimnasia, no hagan la gran Perdomo, eh. A ver si Marco Pérez siente un temblor, sale rajando (?).
17:00 Gimnasia está mostrando actitud. Increíble (?)
18:00 ¿Orión va a ser a este año lo que Peratta fue al pasado?
19:00 ¿Es sólo una sensación o Sosa tiene menos sangre que una menarca? (?)
20:00 Aued, más allá del triptongo, es nombre de marca de mp4 trucho comprado en Once (?)
21:00 Métanle onda, jugadores de ELP, así no van a ningún lado, vieja.
22:00 Se va Marco Pérez, nadie a quién ponerle las fichas. Todo mal.
23:00 ¿Cuándo explota Maxi Núñez?
24:00 Poner a Teté González es tentar a Murphy para que abra su constitución (?)
25:00 Bueh, le explotamos la mano a Núñez. Perdón, Maxi (?)
26:00 Cellay es un gran nombre para banda, también. Onda MGMT (?)
27:00 Pareció que era codazo de Benítez. Fue nomás una caricia (?)
28:00 Casi gol de González. Qué tarde, Teté (?)
29:00 Otra Sesseada más, esta vez hubo obstrucción del hombre invisible (?). Remedió su error tapándole un zurdazo a Desábato.
30:00 Ah, no tiene corazón Benítez, mirá que cortar esa contra con esa falta (?).
31:00 Si gana Gimnasia, es todo un avance para las esperanzas del mundo (?)
32:00 ¿Hay un avión enviado por el ejército yanqui en el Bosque?
33:00 A mí, personalmente, me tiene las bolas como dos garrafas Motomel.
34:00 Si no se apura Gimnasia, se lo empatan.
35:00 GAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL de Gimnasia. Stracqualuuuuursi!!!. Soy un capo (?)
36:00 Stracqualursi hizo 2 goles en un partido. Es como que yo me encuentre 10 lucas un día. O que Orión lea un libro (?)
37:00 ¿Harán el haka después del partido? (?)
38:00 Pásenles una tijerita china para que De Paoli y Salceda se corten las bolas en simultáneo (?)
39:00 La última vez que la hinchada de Gimnasia gritó tanto fue para putear (?)
40:00 Lo de Estudiantes es una coincidencia asombrosa: Está Rojo atrás (?)
41:00 La gente grita “Ole”. Después de “Campeón”, es la palabra que menos pronunciaron en su vida (?)
42:00 Stracqualursi defiende en su área, esto ya es épico.
43:00 GAAAAAAAAAL de Estudiantes. Verón aprovechó el regalo made in Onán del medio de GELP.
44:00 Puñito apretado abajo del pupitre para los narradores.
45:00 Da para que Orión vaya de 9 (?).
46:00 Ah, lo que se perdió Enzo Pérez. El relator acaba de tirar un “Vamos, Bruja”. De verdad, eh. No estoy jodiendo.
47:00 A Ale se le cortó la luz, sigo yo Mauro, Ernesto (?)
48:00 Cabezazo de Enzooooooo. Sessaaaaaaaa, partidazo.
49:00 Contra, Orion, piffffffffffffffffffffffffffff, Cuevas, GAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL. 3-1, Histórico.
50:00 Final, lágrimas de Sessa, Peña Agustín Orión en ciernes (?). Gracias clásico platense por tanto, Gimnasia justo ganador.

EL MEDALLERO:
Premio Casigol: Enzo Pérez. Tuvo 3 claritas, una de ellas para empatar el partido faltando nadita y nada (?)
Premio Caruso: Gastón Sessa llorando. Pobre Gato, no había ganado un partido a ELP desde que volvió, pero aun así, faltan 17 fechas, maese (?).
Premio Termigliore: Agustín Orión. Provocaciones a las tribunas, un intento de sacar ventaja constante y una última jugada digna del golero 99 (?)


quique

Desamor (carta abierta)

Alesi 216

Una historia de amor distinta, una verdadera lección de vida (?), una página brillante del fetichismo más acérrimo, una banda sonora inolvidable (!) y una simple y tenue solemnidad dan lugar a una comedia rosa vestida de programa ameno naif (?)