Vine a lavar el auto (?) y justo escribí esta edición 192 de los Oscarusos (?). No, mentira porque ando a gamba, fue a modo de homenaje a Ricardo, que ahora es un desocupado más. De luto y todo, seguimos firmes.

Perú es un país re oscaruso-friendly y este medio en particular, la rompe. La nominación va para ellos y no para el player de turno porque sencillamente lo del título NUNCA LO DIJO:

[...]¿Es cierto que eres el Cristiano Ronaldo en La Pilca?
En La Pilca, mi tierra, me consideran una verdadera estrella de fútbol porque saben que me esfuerzo en la cancha por conseguir los goles.
[...]

Libero locura.

Al parecer, como dijeron por ahí, Nelson en algún momento debe haber trabajado de mozo y se ve que justo le tocó Klose de cliente. Bah, yo creo que más bien era acomodador en un cine alemán. Otra no se me ocurre para intentar remar esto:

[...]Soldado lleva siete partidos sin marcar…
Es verdad que los delanteros vivimos de los goles, pero Soldado se ha ganado ese punto de ser el más grande aquí, Soldado es este club, sin él no hay Valencia.

Vamos que no se ve quitándole el puesto…
Digo que hoy… (silencio) es el capitán que lleva este barco. Pero claro que soy ambicioso y siempre digo que ya le quité la titularidad a Klose en el Werder Bremen (?) y pienso que también podría sentar a Soldado (!!!!!!!!!!).

¿Se ve jugando de titular?
Claro que sí, ahora no estoy satisfecho, tengo mis ambiciones y me estoy trabajando mis minutos y ojalá pudiera jugar más. Sólo llevo un gol pero es difícil marcar más cuando no juegas (?), las oportunidades no se piden (!!!!!!!), sé que me llegarán y ojalá pueda marcar más.

¿Qué destacaría de Valdez?
Soy un jugador con carácter, puedo cargar con el equipo a mi espalda (!), lo he hecho con el Werder y con Paraguay (!). Me siento un jugador para meter carácter e intensidad.

Vendehumo, rastrero y mala leche. Una pinturita.

Pero si el metrosesual’ este había dicho en su momento que ni en pedo, que era todo mentira. Para mi que se quiere colgar de las tetas del Chori y Cavegol ahora que lo único que hacen es hablar de River en España. Y seguro que lo de la bandera más grande que la c de la lora también lo hizo barriletear.

Ah, menos mal, porque solamente van como 10 fechas e Independiente no tiene problemas, fiera. Tomate tu tiempo, tranca. Y soy bueno, porque podría haber puesto únicamente el mordaz (?) comentario de su donante, el sr Pastor (@mqialmooooo) quien sintéticante expresó: “este tipo es un hijo de puta… aunque su mejor versión es retirado y no le debe faltar mucho”

A ver, al mundial fueron Palermo y Garcé, así que ya no nos puede sorprender absolutamente nada. Más allá de la humorada del título, para mi el humo es en esta parte:

[...]-¿Y hoy se te subestima?

-Ves la lista, los nombres, y recordás de dónde saliste. Me enorgullezco. Si me toca estar por algo es. La Selección indica el día a día. (?)

[...]

-No sólo sos Pachorrista. Pasaste por muchos…

-Cierto. Pero por no venir de un club valorizado… No tuve la trascendencia en la Selección que otros consiguieron. Por eso muchos no saben que estoy en Selección desde hace siete años. Y encima hora estoy en Ucrania. Pero fui convocado por mi presente y por haber sido parte de ciclos anteriores.

Si, claro. Se para el país entero para ver la liga de Ucrania. Y seguro que si el DT no era Sabella jugabas todos esos partidos, José. Seamos buenos.

Este buen hombre es el presidente del Atlético Madrid. Está bien que una vez que no van primeros ni el Real Madrid ni el Barcelona es algo que podemos catalogar de inusual. Pero de ahí a salir a boquear de una forma tan violenta y ¿por qué no? barrilete, es un poco demasiado, don Enrique. Aparte ya sabemos como va a terminar esto.

Bueh, sigue el humo colchonero, evidentemente es algo institucional. Pará la moto vos también, Cholo.

Como bien indica nuevamente el sr Pastor, Botti está vendiendo humo desde el vamos, porque matemáticamente es imposible. Tienen 15 puntos en 10 fechas, así que a 5 del final sería la 14. Si no nos fallan los cálculos 4 x 3 es 12 y 12 + 15 es 27. En consecuencia, estaríamos en condiciones de asegurar que River no va a pelear el campeonato (?).

Oscarusos CXCII

La Redó! 0

Aha, mirá vos. Y yo que pensaba que la grandeza y la repercusión a nivel internacional era por los logros deportivos (¡que encima River los tiene!). Soy un gil, no entiendo nada, es eso.

“El Club Atlético River Plate acompaña al hincha en esta fiesta de todo el pueblo riverplatentese y se siente orgulloso de permitirle ser parte en las cuatro tribunas del Estadio Antonio Vespucio Liberti.

La bandera más larga del mundo llegó al Monumental y con ella el sentimiento de alegría por la repercusión a nivel internacional que alcanzó la iniciativa, demostrando una vez más que River Plate es EL M 3;S GRANDE.

Los 7.829,34 metros que tiene esta bandera colocaron al Club en el libro Guinness. Por ello, la Institución agradece el esfuerzo con el que cada socio e hincha trabajó para confeccionar este símbolo de pasión riverplatense”

Pero no, claramente lo que suma estrellas es la gente y las banderas. Bien lo tuyo, Kaiser.

Ah, y encima de todo, esto:

Mirá Tolo, te banco a las piñas. Pero, la única forma en la que no te hubiese nominado por esta declaración acomodaticia vertida solo después de que ganaste algunos partidos, es que hubieses completado la frase con un: “… que también nos estábamos por ir a la re B”. Pero no, así que lo lamento.

Ah, caramba. Menos mal. ¿Ven por qué meter casette a veces no es TAN malo?

La ligaron ellos porque fue donde primero vi la publicación, pero esta vulgar humeada se la mandaron varios. Ya está por agarrar Pizzi, o Sampaoli, o Guardiola (?).

Abdo not dead (?). Esto lo dijo el domingo el presidente del CASLA, dejando en evidencia que tiene menos palabra que Bernardo, el ayudante del Zorro (?).

Central es un polvorín. Renunció Belloso y el presidente salió a bancarlo con argumentos un tanto poco creíbles:

Respecto a lo que pudo haber iniciado los hechos violentos del lunes a la noche, dijo: “Hubo provocaciones previas desde hace un año atrás (!), en el partido cuando se jugó en Mendoza, lo que pasa es que no hicimos las denuncias, a mi por ejemplo me rompieron los vidrios del auto, seguramente fueron hinchas (?), ni se me puede pasar por la cabeza que la dirigencia pudo tener algo que ver” (?), recordó.

Igual afirmó que las agresiones de Belloso a los integrantes del cuerpo técnico del club mendocino aún no se comprobaron que hayan existido. “No me constan que haya sido así”, dijo en el programa “La mañana rosarina” de La Tres.

Aunque aclaró que “no se justifica” la violencia y señaló que por el incidente “está la Justicia actuando y será la que decida al respecto”.

Speciale además confirmó que ayer el mánager presentó la renuncia aunque dijo que todavía no fue aceptada y será evaluada esta tarde por la comisión directiva.

“Gonzalo presentó la renuncia y no sólo por esto, él está muy presionado por un montón de cuestiones sobre todo por el tema del fútbol. Si hay alguien que sabe lo que ha hecho Gonzalo por Rosario Central soy yo, pero lamentablemente los resultados no se han dado”.

Consultado acerca de si es este el peor momento de la historia de Rosario Central, respondió: “No, para nada (!), Rosario Central viene de una degradación permanente desde hace muchísimos años, hoy estamos con problemas en lo deportivo. Pienso que el peor momento fue cuando Central descendió” (!).

“El segundo peor momento que viví a nivel personal fue en el mes de junio cuando no logramos el ascenso” (!!!!!!!!), continuó recapitulando.

Y apuntó a los grupos opositores. “Creo que debemos rescatar el tema institucional, contrariamente a lo que se está diciendo desde distintos ámbitos, sobre todo en el arco opositor de Central acerca de la transparencia que lo dicen algunos pícaros que quieren aprovechar el momento político”.

“El club está bien manejado (?), es transparente y ya lo vamos a demostrar el 8 de noviembre cuando se haga la asamblea”, afirmó.

Además negó rotundamente que la barra brava haya esado el lunes en los pasillos y vestuarios: “Es una mentira total que haya estado la barra brava, es más, no lo escuché en ningún momento, hablé varias veces con Daniel Vila y él no me hizo referencia a esto, es una mentira”. Y dijo que en ese momento Hernán Castellano estaba con él en el vestuario “hablando con Russo”.

Por último dijo que tiene “fuerzas para seguir” siendo el presidente de Rosario Central e indicó que esta misma tarde comienzan las refacciones en el estadio para cumplimentar con los pedidos del juez.

O sea que no es el peor momento de la historia, pero el segundo si fue en su mandato y por descarte este vendría a ser el tercer peor momento. Espero que este señor no sea abogado. Y si lo és, un abrazo para sus clientes.

Igual, para que no se pongan celosos los primos, miren que lindo lo que viene a continuación.

(!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!). Chau, gracias por todo.
Bueh, ahora que recobré la conciencia (?) agrego que el señor es un periodista rosarino, padre de nuestro Floyd y que merece el mayor de los respetos. Dicho esto, pasemos a ver el post de su blog:

El mejor del Planeta asegura a cada instante que su único objetivo en el fútbol es levantar la Copa del Mundo en la próxima competencia que se realizará en Brasil. Ya ganó todo con el Barcelona, inclusive fue campeón mundial juvenil con la albiceleste y también obtuvo una medalla olímpica. Pero hay algo que le quita el sueño: la vuelta olímpica en Brasil.

Por eso, ya tendría planeado con su entorno familar e inclusive hasta conversado con los dirigentes de Barcelona y por supuesto que ya está enterado de todo esto el Tata Martino, desvincularse temporariamente de la entidad culé a mediados del 2013 o a la sumo a finales de la próxima temporada para calzarse a préstamo por un año la casaca que lo vio nacer futbolísticamente. (!!!!!!!!!!!!)

¿Cuál es la idea?, permanecer en el país, estar cerca de Ezeiza y dedicarse a entrenar a full con el cuerpo técnico previo al Mundial. Quiere entenderse a la perfección con las ideas del técnico, por ahora Sabella y aquí también corresponde hacer un paré ;ntesis, en las últimas horas circuló con insistencia que Alejandro abandonaría el cargo por problemas de salud (!!!!!!!!!!) y que su lugar lo ocuparía el Tata Martino. (!!!!!!!!!!!) De cualquier manera, el actual entrenador rojinegro no sólo apuesta a zafar del descenso y ganar el Torneo Inicial sino que además conformar un plantel más competitivo todavía para levantar la Copa Libertadores la próxima temporada. (!!!!!!!!!!) Newell’s hoy por hoy está ingresando en la máxima competencia de clubes de América.

En la reciente reunión que se realizó entre directivos rojinegros y Julio Grondona en un departamento que el mandamás de AFA tiene en Puerto Madero se habrían fijado las pautas para el desembarco del Tata a la Selección y además de asegurarles el total respaldo en el camino hacia el título local.(!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)

Regresando al tema Messi, todo está encaminado y la Pulga ya se puso como condición retornar lo antes posible a Newell’s para estar lo más cerca posible de la Selección.

No se si queda claro que Eliseo es de Newell’s (?). Es muy fuerte esto. Con el mayor de los respetos, es muy pero muy difícil de creer. Encima 2013, si me dijeras un 2018, 2019, que se yo, pasa. Es too much. Ahora si llega a pasar, me retracto públicamente de la nominación.

Colaboran hoy: @mqialmooooo, @cosmokram, @PabloLazoT, @KurcoFX, @HansBL_, @marianoGottig, @rafaram_, Alesi y Marcos

Como es de público conocimiento, nuestro Ricardo ha pasado a integrar la lista de desocupados de este país. Contra su voluntad (?), tuvo que conformarse con cobrar como $4 millones y quedarse en su casa, privado de hacer lo que más le gusta: dirigir un equipo de fútbol. Pero esto es así, este medio sucio y exitista (?) no está hecho para un espíritu libre y soñador como el de Richard. No hay nada que hacerle.

Para que no decaiga, haremos un rápido recuento lo que pasó en su loca semana, que lo tuvo todo:

SÁBADO

Un ré creible “hicimos todo bien, jugamos bien” era espetado por nuestro héroe, quien ya se veía entre metido en una camucha de sus players y con la mano soltada por Marce y cia desde hace rato, y como nosotros intuíamos en pasadas ediciones, simplemente estaba buscando pudrirla. Esto para que lo rajen y le paguen todo, a modo de escarmiento para estos malvados, claro está (?).

El domingo se ve que quedó comiendo un asado con la patrona, y el lunes el plantel volvía a los entrenamientos. Ricardo, noble como es, le ofrecía a Lammens irse de onda (?), pero cobrando hasta enero inclusive, más el premio por no descender. Claro está que como dos caballeros que son, esta charla era privada…

Epa, ¿cómo fue posible que los periodistas se enteraran? Seguro que fue Lammens (?). Y lo que es más, varias versiones indicaban que en el cuartel general de Marce (?), Juan Antonio Pizzi estaba arreglando su incorporación. Veamos el relato de Olé:

Al Tano le pegó duro su salida del club, e improvisó un raid mediático para intentar dar vuelta la historia. Primero se enfureció cuando leyó en Olé la charla íntima en la que le había ofrecido a Lammens desvincularse del club a cambio del premio por la salvación y cobrar su sueldo hasta enero. Pero, así y todo, su monólogo sonó entretenido. “Nunca sentí el respaldo de la dirigencia. Me hicieron las mil y una para que me enojara, y yo nunca me enojé. Porque seguro habrán dicho ‘metele un poquito de púa, que sabés cómo salta este gordo, enseguida empieza a abrir la boca y a hacer quilombo y pega un portazo y se te va’, pero como no lo hice, no lo pueden creer. Si me quieren echar, que me echen, porque yo no renuncio”, anunció en La Red mientras regresaba a su casa, un rato después de recibir el apoyo de los referentes y avisarles a sus jugadores que los esperaba esta mañana en el Bajo Flores para subir al micro con destino a Los Cardales.

Cuando Caruso cortó la conversación, en la que denunció que “esperaba a Lammens por el club y nunca apareció”, vio que tenía dos llamadas perdidas de Tinelli. Y cuando intentó comunicarse con él, el showman ya estaba reunido en su empresa con Juan Antonio Pizzi.

“Ellos armaron una campaña con los periodistas para sacarme, está clarísimo. Soy el técnico y no importa si hablaron con Pizzi o con Víctor Fernández. Es más, no sé ni quién es ese Fernández, pero me dijeron que estuvo viendo el partido con los dirigentes. Y si quieren que lo miren con Van Gaal, el tema es que tiene que haber un respeto hacia el técnico. Es más, recién llamé a Marcelo y me dijo que estaba en reunión, así que debe estar con Pizzi”, se lamentó. [...]

Que feo. Luego de esto, casualmente (?) fue a lavar el auto (!) y el lavadero era a dos cuadras de Ideas del Sur (!). En la productora de Tinelli, justo (?) también de casualidad (?) había mil millón periodistas, y se produjo este mágico momento que veremos a continuación:

Imagen de previsualización de YouTube

Conmovedor realmente. Pero por suerte, se ve que reflexionó y luego de volver a reunirse con la cúpula del CASLA, llegaron a un acuerdo: le van a pagar hasta último día de trabajo, el aguinaldo de diciembre y el premio por salvarse del descenso (en dólares). Y miren que lindo como se fue Caruso:

Ese es el Ricardo que queremos ver.

MIERCOLES

Ahi tienen. Como será de bueno y honessssssssto, que de onda (?) les dirigió la práctica del miércoles, donde de paso cañazo (?) se despidió de sus muchachos que tanto lo querían:

Casi podríamos decir que es un final feliz, si no fuera que el que pierde es el fútbol (?). En cualquier caso, no queremos darle a esto un tono triste, motivo por el cual vamos a cerrar con el mejor Caruso, en este documento que subió la gente de www.sanlorenzotv.net. No se si recuerdan que después del partido con Velez, en la conferencia Richar’ tiró que lo había llamado un hincha para putearlo. Obviamente todos pensamos que era humo. Pero no, resulta que era posta y el tipo se filmó y grabó (!). Es sencillamente increíble:

Imagen de previsualización de YouTube

Hasta todos los momentos, Ricardo. Menos Huracán, agarrá donde vos quieras, papá.

Como de costumbre, solicitamos al mundo LR! (?) su colaboración para realizar la sección, tal como viene sucediendo semana a semana. ¿Cómo? Muy fácil: a través de @Oscarusos. Nunca esta de más aclarar, por si se trata de muchachos impulsivos (?), que es menester consignen el link del Oscaruso sugerido. Gracias y a votar…



1931-1940:

Como es sabido, en 1931 se produjo una nueva ruptura en el fútbol argentino. Los llamados cinco grandes, Huracán, Vélez, los dos equipos de La Plata y algunos más de Capital Federal y alrededores decidieron blanquear una situación que de hecho siempre había existido y de manera cada vez más acentuada. El amateurismo nunca había sido tal, puesto que aunque tuvieran otro trabajo los jugadores cobraban por sus actuaciones. Así fue organizaron una nueva liga e iniciaron el período que conocemos como “profesionalismo”, con una liga paralela a la reconocida por la FIFA, situación que duró hasta 1934 al conformarse la AFA tal y como la conocemos.

La primera década de esta nueva era fue claramente favorable a Boca. Sobre un total de veintidós partidos se quedó con diez, empató cinco y perdió siete. Once se jugaron en la cancha de Boca (o en estadios prestados como veremos), y el local se quedó con siete, empató uno y perdió tres. De visitante también los xeneizes hicieron una buena campaña. En diez visitas a la cancha de River (inserte aquí la misma aclaración de dos renglones arriba) ganaron tres veces, empataron cuatro y perdieron las tres restantes. Para salvar siquiera un poco la ropa del Millonario queda un único encuentro en campo neutro que fue para el cuadro rojo y blanco. Además Boca acumuló las mejores rachas positivas de la década. Entre 1931 y 1933 y entre 1934 y 1936 hilvanó cinco partidos sin perder. La mejor serie de River fue de cuatro encuentros invicto entre 1937 y 1939.

Informe del diario La Nación sobre el primer superclásico oficial.

El primer superclásico “profesional” se jugó el 20 de septiembre de 1931 en la cancha de Boca, y correspondió a la decimoséptima fecha, última de la primera ronda (el campeonato había empezado en mayo y finalizaría en enero de 1932), y al igual que el clásico de 1913 su importancia no se limitó a lo futbolístico. De hecho apenas duró media hora de juego. Carlos D. Peucelle había adelantado a los millonarios a los dieciséis minutos, pero a los 29’ Boca tuvo un penal a favor. Ejecutó Francisco Varallo y el arquero Jorge Iribarren le contuvo el remate y el primer rebote. La tercera fue la vencida y el mítico Pancho convirtió el empate. Sin embargo los jugadores de River adujeron que en este tercer rebote hubo infracción sobre el arquero. El árbitro Fabián Madorrán Enrique Escola no solo no hizo lugar a la protesta sino que echó a tres jugadores de River. Ante la negativa de éstos a abandonar el juego y la tángana que ya empezaba a darle sabor (?) al clásico inaugural del profesionalismo, Escola suspendió el partido que semanas más tarde le fue otorgado a Boca con un marcador de 1 a 0.

Si para este primer triunfo cabe de parte de la parcialidad riverplatense el famoso argumento “Ehhh Bostero, ganaste en los escritorios”, el partido de la segunda vuelta, primero del profesionalismo jugado en cancha de River, no ofrece discusión. Fue un contundente 3 a 0 a favor del visitante, cortesía de Antonio Américo Alberino el lopezreguista del gol (?), Ramón A. Mutis el goleador silencioso (?) y Varallo. Además de festejar el clásico, aquel 6 de enero de 1932 Boca llegó como flamante campeón argentino (o mejor dicho porteño-platense),puesto que una fecha antes había vencido en La Boca a Talleres de Remedios de Escalada y había dado su primera vuelta olímpica en la era del fútbol abiertamente remunerado. Era un rápido primer triunfo como visitante en la era profesional para Boca, y el primero como local sin que mediaran los escritorios tampoco tardó en llegar. El 31 de octubre de 1932 por la trigesimosegunda fecha del torneo Boca se impuso por 2 a 1 con dos goles del paraguayo Delfín Benítez Cáceres, mientras que el gol de River lo convirtió Bernabé Ferreyra.

¿Naciste hijo mío? ¿Hijo mío morirás? Vol. I, parte II

Martín Gorojovsky 0

Segunda entrega de la historia de los clásicos del fútbol argentino. Hoy ofrecemos el historial de River y Boca en las primeras dos décadas del profesionalismo.

Tapa del diario La Razón informando del triunfo de Boca sobre River en la útlima fecha del torneo de 1931. Fue el primer triunfo del profesionalismo logrado en el campo de juego.

El primer triunfo de River llegó el 19 de noviembre de 1933. El partido correspondía a la trigésimocuarta fecha (la última) del campeonato. Boca era puntero y podía salir campeón ese día en el estadio de su rival, pero fue derrotado por 3 a 1 y el título se lo quedó San Lorenzo. Los goles del ganador los convirtieron Bernabé Ferreyra (en dos ocasiones) y Manuel Ferreira, mientras que Alberto Cuello en contra fue el autor del tanto de Boca. Al año siguiente, el subcampeón se desquitó haciendo el primer capote desde 1931.

Durante el campeonato de 1934 se enfrentaron tres veces (el torneo se había armado con tres ruedas en lugar de dos por motivos explicados en este post) y Boca se quedó con los tres partidos. Finalmente, el 19 de abril de 1936 se produjo el primer triunfo de River como visitante. Por la tercera fecha del campeonato de aquel año Ferreyra en dos ocasiones y Peucelle metieron los tres goles de la victoria millonaria, siendo Cherro y Benítez Cáceres los autores de los descuentos. 1936 fue además el año en que por primera vez River se quedó con todos los clásicos, que ese año fueron el que acabmos de señalar y la revancha, una rueda más tarde.

Entre 1938 y 1940 algunos clásicos tuvieron el plus de ser los primeros jugados en los estadios definitivos de ambos clubes. River inauguró el Monumental el 25 de mayo de 1938, y en la decimonovena fecha la cancha que en ese momento tenía forma de herradura albergó su primer superclásico. Fue un 2 a 2, con goles de Luis María Rongo para el local y de Benítez Cáceres para la visita. El primero en festejar en dicho escenario fue Boca, que ganó por 2 a 0 (goles de Daniel J. Pícaro y Varallo) el 11 de junio de 1939, en el encuentro correspondiente a la decimotercera fecha.

Ángel Labruna, máximo goleador del Superclásico. Marcó 16 veces entre 1939 y 1959.

La Bombonera por su parte abrió sus puertas el 25 de mayo de 1940 y poco menos de un mes después (el 30 de junio) albergó su primer Boca-River, con victoria local por 3 a 1. Los goles del día los hicieron Julio J. Rosell, Jaime Sarlanga y Ricardo A. Alarcón para los vencedores, mientras que Roberto D’Alessandro hizo el tanto de los vencidos. River tendría que esperar a la década siguiente para ganar en los nuevos estadios.

Las mayores diferencias también correspondieron a Boca. Al ya citado 3 a 0 de 1932 hay que agregarle el 4 a 1 logrado el 17 de junio de 1934 en la duodécima fecha del campeonato. Los goles de Boca los hicieron Vicente H. Cusatti, Cherro y Luis A. Sánchez en dos ocasiones. El tanto del honor riverplatense fue para variar de Bernabé Ferreyra. River por su parte nunca sacó más de dos goles de diferencia en esta década, aunque una de ellas fue el partido con más goles del decenio. El 11 de febrero de 1939, antes de que comenzase el campeonato, River y Boca desempataron en el Viejo Gasómetro de San Lorenzo el primer puesto de la primera rueda del torneo de 1937. Se impuso River por 5 a 3, con dos goles de Rongo, dos de Eladio Vaschetto y uno de Adolfo Pedernera. Los tres goles de Boca los hizo José Liztherman.

Finalmente debe destacarse el clásico jugado el 5 de noviembre de 1939. Por la trigésima fecha se enfrentaron en la cancha de San Lorenzo (recordemos que se estaba construyendo la Bombonera). En aquellos días River presentaba una formación de juveniles, apodada “Los Guerrilleros”, puesto que los profesionales estaban en huelga. Comenzó ganando Boca con un gol de Varallo (que jugó aquel día su último Boca-River), pero enseguida empató Antonio Blanco y el partido se definió faltando quince minutos cuando un joven de veintiún años marcó el tanto que le dio el triunfo a River. Su nombre era Ángel Amadeo Labruna y la experiencia le gustó tanto que en los siguientes veinte años gritaría quince goles más para convertirse en el goleador histórico del superclásico.

1941-1950:

Boca había ganado más clásicos y más campeonatos durante los años ’30, pero River empardó esta situación en los ’40. En gran medida lo hizo gracias al aporte de la famosa delantera conocida como La Máquina, integrada por Pedernera, Labruna, José Manuel Moreno, Juan Carlos Muñoz y Aristóbulo Deambrosi, que después fue remplazado por Félix Lousteau. Pero aunque le dieron la ventaja a River en el rubro de campeonatos profesionales ganados, curiosamente ninguna de las dos variaciones del quinteto jugó alguna vez contra Boca.

River fue el dominador esta vez con diez triunfos sobre veintidos partidos jugados. Boca se quedó con ocho y empataron cuatro. Veinte encuentros correspondieron al campeonato local y dos cotejos correspondieron a la Copa Adrián Escobar y la Copa Competencia Británica, en 1942 y 1946 respectivamente. Ambos se jugaron en terreno neutral, uno fue un empate 0 a 0 y el otro fue triunfo de Boca por 2 a 0, con goles de Pío S. Corcuera y Gregorio Pin. Luego de este partido pasaría casi medio siglo hasta que se enfrentaran por una copa oficial organizada por la AFA.

Imagen de la goleada riverplatense de 1941.

En los partidos de la liga fue clave a favor de River su notable campaña como local. El Monumental fue una plaza casi inexpugnable para Boca que ganó apenas un partido, empató otro y perdió los ocho restantes. Sin embargo mantuvo la supremacía en su barrio, donde venció seis veces, empató dos y perdió otras dos. Las mejores rachas también fueron hilvanadas por River. Entre 1941 y 1943 y entre 1947 y 1949, el Millonario acumuló cuatro partidos sin perder. Boca por su parte acumuló tres encuentros invicto de 1943 a 1944, y la única vez que alguno se quedó con los dos clásicos fue en 1950, cuando River ganó en Nuñez y en La Boca.

Sin embargo el primer clásico de la década fue para el Xeneize y continuaba una racha favorable iniciada el año anterior (sería una racha “interdécadas” que duró tres partidos). Corría la decimocuarta fecha del campeonato de 1941 cuando el 29 de junio se enfrentaron en la Bombonera con triunfo local de 2 a 1, gracias a los goles de Raúl F. Emeal y Roque F. Finimondo. El D’Alessandro original (?) marcó el gol de River. Una rueda después River se vengó con todo. El 19 de octubre consiguió en un mismo partido la primera victoria de la década, su primer superclásico ganado en el Monumental y la mayor goleada del decenio. Fue un lapidario 5 a 1, con dos goles de Deambrosi, uno de Moreno, uno de Labruna y otro de Pedernera. El “Atómico” Mario Boyé fue el encargado de salvar el honor de su equipo.

El clásico siguiente (19 de julio de 1942, decimotercera fecha, estadio Monumental nuevamente) fue la segunda mayor goleada millonaria. La diferencia de gol fue la misma y esta vez no hubo jugador azul y oro que preservara la honra. El 4 a 0 llegó por cortesía de un doblete de Labruna, un gol de Deambrosi y otro de Moreno. En ese mismo campeonato River coronó tres clásicos muy gratos. Después de las dos goleadas, el empate 2 a 2 del 8 de noviembre del ’42 en cancha de Boca (fecha nº 28) lo convirtió en el primero de los dos equipos en decir “¡Campeón en tu cara y en tu cancha!”. José B. Gandulla había adelantado en el primer tiempo a Boca, pero en el segundo tiempo Pedernera metió dos goles y le dio el título a su equipo. Para mayor épica el gol del empate llegó a nueve minutos del final, cuando River se había quedado con diez jugadores debido a que Norberto Yácono había tenido que abandonar el campo de juego como consecuencia de la herida recibida en la cabeza por un proyectil.

Entre las perlas blancas de Boca también podemos incluir su temprano primer triunfo visitante de la década y su única goleada del decenio. El primero tuvo lugar 3 de septiembre de 1944 (fecha nº 20), cuando supero a su archirrival por 1 a 0 con un gol del uruguayo Severino Varela. La segunda fue el 18 de noviembre de 1945 en cancha de Boca, por la vigesimooctava jornada y los goles del 4 a 0 los anotaron Corcuera, Boyé (en dos ocasiones) y Sarlanga.

Por su parte el primer triunfo de River como visitante en la década tardó en llegar y fue además la primera victoria de su historia en la Bombonera. Tardó ocho años pero el 1 de agosto de 1948, por la decimocuarta fecha, Labruna y Hugo Reyes convertían los goles del triunfo 2 a 1. Carlos Gómez Sánchez por su parte fue el autor del tanto local.

El más famoso de los cinco goles que el uruguayo Severino Varela le convirtió a River entre 1943 y 1945. De palomita y con su característica boina blanca empató un clásico que terminó en victoria xeneize el 26 de septiembre de 1943.

Agreguemos por último a la lista de partidos con más goles (las goleadas de River del ’41 y el ’42, la goleada de Boca en el ’45, y el empate en 2 goles de 1942), el triunfo de River por 3 a 1 del 16 de mayo de 1943, por la quinta fecha del campeonato, con goles de Labruna y Muñoz para el triunfador y de Varela para el derrotado.

Al promediar el siglo XX y con casi cuarenta años de superclásicos el historial total (incluidos los partidos por las copa locales y el amateurismo) daba un saldo de 57 partidos jugados, 23 de los cuales los había ganado River, 21 los había ganado Boca y 13 habían terminado en empate. Pronto llegarían las copas internacionales para ampliar la historia.

Ediciones anteriores:

River vs. Boca parte I

Próxima entrega: River vs. Boca 1951-1970


El Internacional de Porto Alegre, el otro gran equipo de la capital gaúcha junto a Gremio, igualó a su rival en copas mundiales ganadas. Los colorados no habían tenido mucho protagonismo a nivel internacional, e incluso dentro de Brasil su fuerte era el torneo estadual más que el nacional.

En la Copa Libertadores solo había sido subcampeón en 1980, pero en el alba del siglo XXI la Academia do Povo vivió un ciclo en el que reafirmó su poderío local y además alcanzó sus primeros logros a nivel internacional. Guto Ferreira, Lori Sandri y especialmente Muricy Ramalho fueron los técnicos que lograron el tetracampeonato en la liga gaúcha y armaron la base de jugadores con la que Abel Braga conquistó América y el mundo en 2006.

Braga se había destacado en el fútbol carioca de los ’70, época en la que ganó cuatro campeonatos de Río de Janeiro con el Fluminense y uno con el Vasco da Gama. En 1985 había comenzado su carrera como DT, que se desarrolló principalmente en Brasil y Portugal, aunque también hizo alguna incursión en Francia. En 2006 asumió por tercera vez en el Internacional y se encontró con un equipo que tenía varias figuras por línea. En el arco Clemer (Clemer Melo da Silva) fue un puntal de las grandes campañas del Colorado, lo mismo que Ceará (Marcos Venancio de Albuquerque) en la defensa, Alex (Alex Raphael Meschini) en el mediocampo  y  la dupla atacante integrada por Rafael Sóbis y Fernando Lúcio da Costa, conocido en el barrio como Fernandao.

Para convertirse en el Campeao de Tudo, la campaña del equipo comenzó en el Grupo 6 junto a Nacional de Montevideo, los venezolanos de Unión Maracaibo y los Pumas de la UNAM mexicana. La zona no representó una gran dificultad para los brasileños. Solo dejaron cuatro puntos al empatar como visitantes 1 a 1 contra Unión Maracaibo y 0 a 0 contra Nacional. En su visita al D.F. vencieron por 2 a 1 y como locales hicieron capote. Golearon 3 a 0 a los uruguayos, le ganaron por 3 a 2 a los aztecas y cerraron el grupo con un contundente 4 a 0 frente a los caribeños.

En los octavos de final volvieron a cruzarse con el Bolso, puesto que Internacional había sido el segundo mejor puntero de la copa y el Tricolor charrúa el segundo peor escolta. Un triunfo por 2 a 1 como visitante y un empate 0 a 0 de local alcanzaron para avanzar a cuartos de final y enfrentar a la Liga Deportiva Universitaria de Quito. La altura de la capital ecuatoriana fue un escollo duro para el conjunto gaúcho que cayó derrotado por 2 a 1, aunque en Porto Alegre consiguió un 2 a 0 que despejó los fantasmas. Libertad fue el último rival antes de la gran final. En la visita a Paraguay se obtuvo un 0 a 0 que era negocio de cara a la revancha, y en Brasil el 2 a 0 colocó al Colorado en la definición.

Por segunda vez consecutiva la final de la Libertadores iba a ser exclusivamente jugada por equipos brasileños. El campeón San Pablo llegaba con las atajadas de Rogério Ceni, las patadas los cierres de Diego Lugano, el talento de Jenilson A. de Souza (alias Júnior), los goles de Leandro y Ricardo Oliveira, y la dirección técnica del antes mencionado Muricy Ramalho para defender su corona y alcanzar su cuarto título continental. En la fase zonal había integrado el Grupo 1 junto a Chivas de Guadalajara, Caracas y Cienciano. Por diferencia de gol se quedó con el primer puesto postergando a los mexicanos y avanzó a octavos de final, donde derrotó a Palmeiras con un global de 3 a 2. En cuartos de final enfrentó a Estudiantes de La Plata y tras igualar 1 a 1 en el marcador de la serie se impuso por 4 a 3 en la tanda de penales. En la semifinal se las vio otra vez con el Guadalajara y esta vez el 4 a 0 global no dejó margen para la discusión.

El 9 de agosto de 2006 (téngase en cuenta que había mediado el receso impuesto por el Mundial de Alemania) se jugó la primera final con el Estadio Morumbí como escenario. Fue una entretenida final con los ingredientes que suele ofrecer la tierra del samba: toque preciso, búsqueda del arco contrario y juego fuerte, al punto que ambos equipos salieron a jugar el segundo tiempo con diez jugadores tras las expulsiones de Josué en San Pablo y de Fabinho en Internacional. La apertura del marcador llegó a los ocho minutos del complemento, cuando Sóbis recibió un pase en tres cuartos de cancha y apiló a sus marcadores en la medialuna del área. Aunque una leve trastabillada empañó la calidad de la jugada, el delantero consiguió rehacerse y sacar el remate que entró pegado al poste derecho del arco defendido por Ceni.

Internacional aprovechó el envión y rápidamente aumentó la cuenta. A los dieciséis minutos Sóbis apareció de nuevo en el área para capitalizar el rebote de un cabezazo de Fernandao que había pegado en el poste. Cuando faltaban quince minutos para el final del encuentro Edcarlos logró el descuento que le ponía suspenso a la serie al cabecear con maestría al primer palo de Clemer.

San Pablo 1: Ceni; Edcarlos, Lugano, Fabao; Júnior, Josué (exp. PT 9′), Mineiro, Souza; Danilo (ST 18′ Lenílson); Oliveira, Leandro (ST 41′ Aloísio). DT: Muricy Ramalho.

Internacional 2: Clemer; Eller, Bolívar; Wagner, Edinho, Ceará (ST 11′ Monteiro); Fabinho (exp. PT 38′); Alex (ST 29′ Índio), Tinga; Sóbis (ST 33′ Michel), Fernandao. DT: Abel Braga.

Goles: Internacional: ST: 8 y 16′ Sóbis. San Pablo: ST 30′ Edcarlos.

Estadio: Morumbí, San Pablo.
Árbitro: Jorge Larrionda (Uruguay).

Imagen de previsualización de YouTube

El mundo a sus pies: SC Internacional 2006

Martín Gorojovsky 0

La tercera edición del Mundial de Clubes (segunda desde la fusión con la Copa Intercontinental) quedó para un equipo brasileño que hasta el momento carecía de lauros internacionales.

Resumen de la final de ida.

Una semana después se jugó la revancha en el Estadio Beira-Rio de Porto Alegre, y de nuevo hubo una importante cuota de dramatismo. Ambos salieron de entrada a buscar el gol. Inter para jugar con la tranquilidad de los dos go les de ventaja y San Pablo para conseguir el empate que estaba al alcance de la mano, o para ser precisos del pie (?). Los dos equipos contaron con buenas chances de conseguir lo que buscaban, hasta que a los 29 minutos del primer tiempo Ceni dio un increíble rebote al tratar de neutralizar un centro. Ni Lugano ni Fabiano Eller lograron reventar la pelota y Fernandao consiguió empujar el esférico al fondo de la red.

En el segundo tiempo los paulistas obtuvieron rápidamente el empate. A los cinco minutos Souza envió un tiro libre al corazón del área y tras algunos rebotes Fabao ponía otra vez en carrera a su equipo, pero Inter volvió a adelantarse quince minutos después. Fernandao capturó un mal cierre de la defensa de San Pablo en el borde del área y jugó con Sóbis, que al ver que tenía los caminos cerrados eligió tocar hacia atrás para Ceará. Éste sacó el centro que Fernandao cabeceó con destino de gol, pero Ceni tapó brillantemente. Sin embargo el rebote favoreció al delantero gaúcho, que tiró un centro paralelo a la línea de gol y por encima del golero rival.

Tinga fue el hombre que apareció para conectar de cabeza el pase y desatar nuevamente los festejos del sur brasileño. Sin embargo, la calma rehusaba llegar, puesto que el propio autor de este segundo gol fue expulsado por nuestro (?) Horacio Elizondo. El árbitro argentino creyó haber visto que el delantero se había sacado la camiseta durante el festejo (en realidad solo se la había levantado) y le sacó la segunda tarjeta amarilla que determinó su salida del campo de juego. Quedaba poco tiempo y el equipo de Abel Braga tenía nuevamente dos goles de ventaja, pero también tenía un hombre menos faltando todavía un rato largo por jugar. Efectivamente a los 39 minutos Lenílson metió el segundo empate del Tricolor Paulista, pero se trató del último sofocón para los locales, puesto que el tiempo no le dio al campeón reinante para torcer la historia. Con buen fútbol, pero también con angustia, Internacional alcanzó su primer título continental.

Internacional 2: Clemer; Bolívar, Eller, Índio, Ceará; Edinho, Tinga (exp. ST 23′), Wagner, Alex (ST 33′ Michel); Fernandao, Sóbis (ST 37′ Ediglê). DT: Abel Braga.

San Pablo 2: Ceni; Lugano, Fabao, Edcarlos (ST 25′ Dias), Júnior; Mineiro, Richarlyson (ST 13′ Lenílson), Danilo (ST 13′ Thiago), Leandro; Souza, Aloísio. DT: Muricy Ramalho.

Goles: Internacional: PT: 29′ Fernandao. ST: 21′ Tinga. San Pablo: ST: 5′ Fabao, 40′ Lenílson.

Estadio: Beira-Rio, Porto Alegre.
Árbitro: Horacio Elizondo (Argentina).

Imagen de previsualización de YouTube

Resumen de la final de vuelta.

El campeón de Europa en cambio no era un novato en esto de ser capanga continental, aunque sí tenía entre sus deudas pendientes el campeonato del mundo. El Barcelona se quedó por segunda vez con el trono del Viejo Mundo al ganar la Liga de Campeones de la UEFA 2006. Los culés venían de pasar algunos años más bien frustrantes, en los que no habían ni llegado al subcampeonato del campeonato español. Esta situación cambió cuando Frank Rijkaard tomó la conducción del equipo y obtuvo el bicampeonato español al ganar los torneos 2004-2005 y 2005-2006. Su gran figura era el brasileño Ronaldinho Gaúcho, por entonces en el pico de su carrera. También eran de la partida el holandés Giovanni van Bronckhorst, el camerunés Samuel Eto’o y los nativos (?) Víctor Valdés y Carles Puyol.

El Barça comenzó su camino en la tercera fase de la Liga de Campeones, participando en el Grupo C junto al Werder Bremen alemán, el Udinese italiano y el Panathinaikos griego. Los catalanes arrasaron de local y de visitante. En su cancha vencieron por 5 a 0 a los balcánicos, por 4 a 1 a los itálicos y por 3 a 1 a los germánicos. Después hicieron un gestito de idea. (?) De visitantes también fueron contundentes aunque un poco más moderados. Le propinaron sendos 2 a 0 al Udinese y al Werder Bremen, aunque Panathinaikos consiguió mantener el 0 a 0 en Atenas. En octavos de final venció al Chelsea tras derrotarlo por 2 a 1 como visitante y empatar 1 a 1 como local. Luego pasó al Benfica con un 0 a 0 en Estádio da Luz y un 2 a 0 en el Camp Nou, y en las semifinales eliminó ajustadamente al Milan luego de la victoria por 1 a 0 en Italia y del 0 a 0 en España.

Su rival fue un equipo que hasta hoy da que hablar al público. El Arsenal inglés, dirigido por el francés Arsène Wenger consiguió por primera (y hasta el momento única) vez en su historia llegar a la final de Europa. Así como el Barcelona tenía pocos jugadores españoles en su alineación titular, los Gunners también presentaban una combinación de estrellas extranjeras, como el arquero alemán Jens “Papelito” Lehman, y el delantero francés Thierry Henry. Los únicos ingleses titulares eran Sol Campbell y Ashley Cole.

El equipo londinense también era uno de los que arrancó después de las etapas preliminares para los equipos de menor jerarquía y los tercerones y cuarterones de las ligas poderosas. Ganó el Grupo B sacándole cinco puntos de ventaja al Ajax, y eliminando al Thun suizo y al Sparta Praga checo. En octavos de final despachó al Real Madrid con un escueto global de 1 a 0, en cuartos de final despidió a la Juventus con un más abultado 2 a 0 (?) y en la semifinal se impuso al Villarreal con otro apretado global de 1 a 0.

La final se jugó el 17 de mayo de 2006 en el Stade de France, y entre sus incidencias destacadas se encuentra la expulsión del arquero Lehman a los dieciocho minutos del primer tiempo, tras cometer una infracción contra Eto’o fuera del área siendo el último hombre. A pesar de la desventaja, el equipo de Wenger fue el que abrió el marcador a través de un cabezazo de Campbell. Solo en los últimos minutos del encuentro los dirigidos por Rijkaard pudieron dar vuelta la historia. A los treintaiún minutos del segundo tiempo Eto’o consiguió con un sutil toque marcar el empate, y a los treinta y seis el brasileño Juliano Belleti se convirtió en el héroe impensado de la jornada, cuando un disparo suyo rebotó en el cuerpo del arquero Manuel Almunia y entró al arco del Arsenal. El Barça era campeón europeo por segunda vez y ahora iba por el desvirgue a nivel mundial.

El Mundial de Clubes 2006 también se jugó en Japón. Además de Internacional y Barcelona, participaron el América mexicano en representación de la CONCACAF, el Al-Ahly egipcio como delegado de la CAF, el Jeonbuk Hyundai Motors surcoreano representando a la AFC y el Auckland City neozelandés por el lado de la OFC. Al-Ahly venció a Auckland City para luego caer ante el Internacional por 2 a 1, mientras que el América avanzó a la semifinal para ser vapuleado por 4 a 0 contra el Barcelona.

El 17 de diciembre los campeones de América y de Europa se vieron las caras en el Estadio Internacional de Yokohama. Pocos cambios se podían advertir respecto a los equipos que habían levantado las copas continentales. Internacional no contaba ya con Sóbis, mientras que por el lado hispánico, Eto’o se perdió el partido a causa de una lesión y entre los titulares figuró un joven llamado Andrés Iniesta. Fue una final cerrada que se definió nueve minutos antes de ir al tiempo suplementario.

Internacional salió del fondo a través de un pelotazo de Índio. Adriano Gabiru primero y Luiz Adriano después completaron el despeje de cabeza y ganaron metros en campo rival. La pelota aterrizó finalmente en los pies de Pedro Iarley. El ex jugador de Boca maniobró  inteligentemente hacia el área, haciendo la pausa justa para que Gabiru llegase corriendo desde el mediocampo y recibiera el pase en profundidad que lo dejó cara a cara con Valdés, que poco tuvo que hacer ante el tiro al segundo palo del brasileño. (Aquí el partido completo.)

Internacional 1: Clemer; Eller, Índio, Monteiro; Cardoso, Edinho, Ceará; Alex (ST Vargas), Fernandao (ST 31′ Gabiru); Iarley, Pato (ST 16′ Adriano). DT: Abel Braga.

Barcelona 0: Valdés; van Brockhorst, Puyol, Márquez, Zambrotta (ST Belleti); Motta (ST 14′ Xavi Hernández); Iniesta, Deco; Ronaldihno, Gudjohnsen (ST 43′ Ezquerro), Giuly. DT: Frank Rijkaard.

Goles: Internacional: ST 37′ Gabiru.

Estadio: Internacional, Yokohama.
Árbitro: Carlos Bartres (Guatemala).

Imagen de previsualización de YouTube

El gol del campeonato.

Fue la primera copa del mundo para el Internacional y la segunda consecutiva para Brasil. Sin embargo fue también la última hasta el momento por un equipo sudamericano. En los años siguientes, con más o menos notoriedad,  pesaría decisivamente la superioridad individual y física de los europeos.

Ediciones anteriores: Real Madrid 1960 | Peñarol 1961 | Santos 1962-1963 | Inter 1964-1965 | Peñarol 1966 | Racing 1967 | Estudiantes 1968 | AC Milan 1969 | Feyenoord 1970 | Nacional 1971 | Ajax 1972 | Independiente 1973 | Atlético de Madrid 1974 | Bayern Munich 1976 | Boca Juniors 1977 | Olimpia 1979 | Nacional 1980 | Flamengo 1981 | Peñarol 1982 | Gremio 1983 | Independiente 1984 | Juventus 1985 | River Plate 1986 | FC Porto 1987 | Nacional 1988 | AC Milan 1989-1990 | Estrella Roja 1991 | San Pablo FC 1992-1993 | Vélez Sarsfield 1994 | Ajax 1995 | Juventus 1996 | Borussia Dortmund 1997 | Real Madrid 1998 | Manchester United 1999 | Boca Juniors 2000 | Bayern Munich 2001 | Real Madrid 2002 | Boca Juniors 2003 | FC Porto 2004 | San Pablo FC 2005

¿Tenés twitter? ¡No seas puto y seguinos!


El furor desatado por la Copa Argentina 2011-12 ya empieza a tener coletazos tierra adentro. Como argumentamos hace unos meses, la creciente federalización del sistema del fútbol nacional en los últimos treinta años tuvo la virtud de integrar a los mejores representativos del interior a las categorías de élite. Sin embargo, ese mismo proceso impactó negativamente sobre las tradicionales ligas regionales, que vieron como sus principales integrantes pasaban a encarar los torneos locales con planteles alternativos para centrarse en los campeonatos organizados por AFA. Esa tendencia, que en un primer momento afectaba apenas a unos pocos elegidos (sin contar la situación de Rosario, que ya tenía ese esquema desde 1939), se fue profundizando con la sucesiva normalización de la B Nacional, y los diferentes Torneos Argentinos. La hipóstasis del Argentino “B” en las últimas temporadas, con un crecimiento gigantesco de la cantidad de participantes, sigue drenando a las ligas de sus mejores exponentes. Hace un tiempo, propusimos recuperar el valor de los certámenes regionales e instaurar un sistema de torneos estaduales similar al de Brasil, con las adaptaciones obvias a nuestra cultura futbolera. Mientras esperamos que el resto del mundo se dé cuenta de seguirnos a los vanguardistas por la senda del éxito (?), en la provincia de Córdoba, han proyectado aunque sea un tibio ensayo de competición provincial.

Desde la Agencia Córdoba Deportes, que a pesar de su nombre cuasi-empresarial es una repartición estatal, con un rango equivalente al de una secretaria, se está pergeñando la disputa de la Copa Córdoba 2012-13, con la participación de todos los conjuntos de la provincia que juegan en las categorías regulares de AFA, es decir desde el Argentino “B” hacia arriba. Si el mero lanzamiento de la competencia nos parece auspicioso y elogiable, no podemos trasladar ese optimismo a la implementación práctica del proyecto, que hasta el momento, parece estar signado por la imprevisión habitual en el balompié nacional, que quedó de manifiesto en numerosas oportunidades durante la reciente Copa Argentina.


La Copa demuestra que el cordobesismo goza de buena salud. Un mensaje para todo Rosario.

Por empezar, los organizadores se encuentran con el obstáculo de que los equipos más encumbrados de la provincia, es decir Belgrano e Instituto, se han mostrado bastante reacios a sobrecargar su agenda con este torneo, con lo cual se les permitiría ingresar en las instancias finales. Ahora bien, lo insólito es que ya se diagramó el programa de partidos de las rondas iniciales, sin saber aún en que momento se sumarían los equipos de la “A” y la B Nacional. Todos los sistemas de disputa anunciados en las diversos medios provinciales no tienen siquiera consistencia matemática. Algunos llegaron a aventurar la posibilidad de que Belgrano se sumaría en un triangular final, lo cual demuestra que Savino está vivo y refugiado en la Docta (?). Sería probablemente la primera vez en toda la historia del fútbol que una copa por eliminación se define en un triangular. Tampoco queda demasiado claro por qué, habiendo problemas de calendario, se han programado series de ida y vuelta que complican aún más la programación. De todas maneras, más allá de estos interrogantes, ya se informó que en las últimas dos semanas de octubre se cruzarán casi todos los equipos que están en el Argentino “B”: Tiro Federal (Morteros) contra 9 de Julio de la misma ciudad, Atenas versus Estudiantes en el clasíco riocuartense y Sarmiento (Leones) frente a Alianza (Coronel Moldes). En la instancia siguiente se sumaría General Paz (Juniors), de la hoy centenaria (?) categoría de plata del ascenso del interior, y los cuatro representativos cordobeses del Argentino “A”: Talleres, Racing, Sportivo Belgrano y Alumni (Villa María). Después de eso, quién sabe, sin (?). Algunos llegan a aventurar que ahí ya se sumaría Instituto, con lo cual quedarían cinco equipos, o sea que dos se enfrentan entre sí y el quinto contra sí mismo (?).

En fin, esperemos que la torpeza dirigencial no termine estropeando una buena idea: el mismo peligro que corre una Copa Argentina que muchos hemos planteado como una necesidad durante años, y que ha tenido que soportar en su primera edición el autoboicot de las sedes fijas, la demora en la comercialización de los derechos televisivos, la información errónea del cuadro del torneo, la modificación permanente de la programación de los partidos y los chistes políticamente incorrectos de LR! (?). A pesar del desmadre, le deseamos lo mejor a la nueva justa, que afrontará su estreno con el excelente augurio que le representa tener trece participantes (?).


Traigan copas que fernet sobra

Miguel Molina y Vedia 0

Se anunció el lanzamiento de la “Copa Córdoba” a partir del 24 de octubre, con la participación de trece equipos de la provincia. Mientras tanto, en el Argentino “A”, el hijo pródigo Talleres bajó a uno de los punteros, Central Córdoba (Santiago del Estero).

“Falta Piñón y estamos todos” “Shhhh, soy yo, culiao”.

También fueron trece los cotejos disputados esta semana en el Argentino “A”: los doce habituales más la recuperación del suspendido clásico salteño. Mientras sueña con una venganza redentora contra Belgrano, en una hipotética final sangrienta de la nueva Copa en el Kempes, Talleres intenta lidiar lo mejor que puede con su indeseable presente. Tras la caída en Salta, que había cortado una mini-racha de dos victorias consecutivas, la T retomó la senda del triunfo, con el aliciente adicional de derrumbar a uno de los dos punteros de la zona Norte, Central Córdoba (Santiago del Estero). Además, sin ser descollante ni mucho menos, Talleres puede alegar que superó claramente a su encumbrado rival, y que jugó su mejor partido de la temporada. A pesar de eso, cabe resaltar que apenas si se impuso por la mínima, mediante un gol de Gabriel Carabajal, a la sazón (?) la figura de la cancha. Es en ese aspecto que siguen resaltando las cuentas pendientes: la primera, que sigue jugando en esta divisional de mierda (?). Mierda comparado con Krusty, claro está. La segunda, que a pesar de su buen primer tiempo y sus innegables merecimientos, nunca pudo liquidar el cotejo y pasó alguna zozobra cuándo la visita se animó a atacar sobre el final. Sin embargo, este presente ambiguo de la T es de los mejores que ha tenido en mucho tiempo. La avidez de bonos cordobeses (?) que tiene Racing de Nueva Italia, les permitirá a los tallarines volver a ser “visitantes” este fin de semana en el Kempes, cómo contra Alumni (Villa María), lo cual añadido a sus localías plenas le brinda una interesante seguidilla de partidos en su tierra, que debería aprovechar para sumar profusamente.

La derrota del Ferro santiagueño en el ex-Chateau fue aprovechada por San Jorge (Tucumán) y Gimnasia y Tiro (Salta), que se encaramaron en los puestos de privilegio de la tabla. Los sorprendentes tucumanos (ascendieron a la categoría este año vía promoción y habían llegado al Argentino “B” por invitación hace sólo doce meses) se llevaron un triunfo agónico ante Guaraní Antonio Franco, en el cotejo que reunió a dos finalistas del último Argentino “B” (Serie que ganaron los posadeños, San Jorge subió luego vía promoción). Bajo el calor extenuante de una mañana que fue volviéndose mediodía, el Expreso Verde desniveló un trámite que parecía encaminado al cero absoluto, mediante la intervención de dos suplentes, Olmos y Villafañe, que presumiblemente más frescos que sus compañeros y oponentes, urdieron la combinación ofensiva que desembocó en el único gol de un partido en el que los locales había tenido más la pelota, pero los misioneros habían generado más peligro. San Jorge alcanzó de esta manera la punta en solitario de la zona.

Sin embargo, podría despojarlo de ese sitial de honor Gimnasia y Tiro, que se ubica a dos puntos con un partido menos disputado (ya quedó libre). El “Albo” salteño se destapó con un contundente 3-1 ante un rival de altas aspiraciones cómo lo es San Martín (Tucumán). No fue fácil la parada para Gimnasia, que se encontró en desventaja en la etapa inicial, tras una réplica de los tucumanos bien terminada por Goicoechea. De inmediato, Balvorín tuvo la posibilidad de liquidar el pleito para la visita, pero falló increíblemente un cabezazo sólo en el área chica. Los locales se recuperaron cuándo se iba la primera mitad, con una notable jugada de Iván Agudiak, que entró gambeteando a las 18 cómo si estuviera haciendo slalom y culminó la maniobra con un potente derechazo que estableció la igualdad. En el complemento, San Martín pudo haber restablecido su ventaja a los dos minutos con un tiro libre de Levato, pero el travesaño se lo impidió. De allí en adelante, todo fue un monólogo de Gimnasia y Tiro, hasta que la “Chancha” Zárate confirmó su excelente presente y puso en ventaja a su equipo. La expulsión del goleador Goicoechea terminó por desmadrar a los tucumanos, que sufrieron un gol más por intermedio de Henry Sáez. El técnico visitante, Carlos Ramacciotti sufrió muchos cuestionamientos de la prensa tucumana por su planteo mezquino, pero respondió a ellos con la tradicional buena leche que lo caracteriza (?) y deslindó toda la responsabilidad del resultado sobre sus jugadores (!)

“Les puedo explicar una, tres o seis veces, pero no entienden lo que quiero”

Frases que, al igual que “La puerta, chófer” o “El parabrisas no me lo limpiés”, están al borde de completarse con un cromático y escatológico “negros de mierda”.


El disco de cabecera de Ramacciotti

Otro de los equipos salteños, Central Norte (Salta), venía en la mala, sobre todo teniendo en cuenta las expectativas de ascenso que se alentaban desde su dirigencia antes de iniciarse el torneo. Sin embargo, en la semana que pasó empezó a rumbearse la nave. Tras sumar apenas mediante dos empates en sus primeros cinco choques, el Cuervo salteño sumó de a seis. El domingo, aprovechándose de otro conjunto alicaído, Racing (Córdoba), al que venció 2-0 con dos tantos de Enzo Noir. Y anteayer, con un clamoroso 3-0 ante Juventud Antoniana, en el clásico que había sido suspendido por incidentes en su fecha original. Dos goles de cabeza en el primer tiempo le dieron tranquilidad al ganador, que terminó de liquidar el asunto muy temprano, apenas a los quince segundos del complemento, con otro cabezazo más (!), esta vez del encendido Noir. Antoniana perdió estrepitosamente un invicto que tampoco resultaba especialmente auspicioso, ya que la racha se había caracterizado casi completamente por los empates (sólo había ganado un partido, a Talleres). El fin de semana intentarán recuperarse nada menos que en el otro clásico, ante el entonado Gimnasia y Tiro.

La fecha del fin de semana se había completado con la igualdad justamente de Juventud Antoniana en San Francisco ante un Sportivo Belgrano que no parece encaminado a repetir su buena performance de anteriores temporadas, y por el emotivo empate entre Tiro Federal y Libertad (Sunchales) en el Barrio Ludueña. Los visitantes, de floja campaña hasta aquí, llegaron a colocarse 2-0 arriba, pero no pudieron sostenerlo por demasiado tiempo: hacia los cinco minutos de la segunda etapa, los rosarinos ya habían igualado. Acaso por el largo lapso restante, los locales se ilusionaron con completar su remontada, y por eso mismo el 2-2 no resultó satisfactorio para su inquieto público, a pesar de la desventaja subsanada.

Posiciones: San Jorge (+1) 15; Gimnasia y Tiro 13; Central Córdoba de Santiago (+1) 12; Talleres y San Martín de Tucumán (+1) 11; Guaraní Antonio Franco, Juventud Antoniana (+1) y Central Norte (+1) 8; Tiro Federal (+1) 7; Sportivo Belgrano, Alumni de Villa María y Libertad de Sunchales 5; Racing de Córdoba 1.

Próxima Fecha: Libertad de Sunchales – San Jorge (Tucumán); Guaraní Antonio Franco – Central Norte (Salta); Racing – Talleres; Central Córdoba (SdE) – Sportivo Belgrano; Juventud Antoniana – Gimnasia y Tiro; San Martin (Tucumán) – Alumni de Villa María. Libre: Tiro Federal


“Bósforo y Dardanelos”. “Yo también la sabía, profe”

En la zona sur, Deportivo Maipú (Mendoza) recuperó la soledad en la punta que había dilapidado en la jornada previa. Su rival fue un Guillermo Brown (Madryn) que viene a los tumbos, pero que empezó mejor el partido, y hasta desperdició un par de ocasiones claras para ponerse en ventaja. Sin embargo, un cabezazo de Caballero a los 18′ puso arriba al Botellero e inclinó definitivamente el partido en su favor. Quince minutos después, los mendocinos estiraron la diferencia a través de una patriada de su lateral derecho (¡teléfono Sabella!) Ruiz que avanzó trabando desde mitad de cancha, descargó hacia un wing y fue a buscar la devolución al área, dónde batió al arquero Pereyra. Cuándo se terminaba la etapa inicial, Gamba sumó uno más para los locales y dejó el asunto prácticamente definido. En la segunda mitad, un tiro libre de Guerra profundizó la goleada, pero los chubutenses recuperaron -tardíamente- su buena forma del inicio y maquillaron los guarismos de la derrota con dos goles convertidos por Bruno Nasta y Gonzalo Parisi. Este último, con pasado en Deportivo Maipú, tuvo uno de esos deliciosos duelos de ascenso entre jugador visitantes y tribuna local. En el momento más álgido de los intercambios de opiniones (?) Parisi llegó a lanzar una botella vacía. Quizá esgrima como coartada que fue un homenaje al Botellero (?). Mientras tanto, el presente le sonríe al equipo mendocino, aunque se le vienen dos cotejos difíciles, para colmo ambos en condición de visitante, uno ante su escolta Cipolletti y otro ante el ascendente Alvarado en Mar del Plata.

Y los rionegrinos son escoltas porque tropezaron en Concepción del Uruguay, ante un Gimnasia que parece ir dejando atrás su flojo comienzo y alcanzó su segundo éxito consecutivo. A contramano del rendimiento que ambos habían demostrado en la temporada, el Lobo entrerriano fue ampliamente superior a Cipo, que puede esgrimir como atenuante la seguidilla de lesiones que diezmó su plantel, sin contar la convalescencia de su entrenador Rogger Morales, quién zafó de un infarto hace dos semanas, pero aún no fue autorizado por los médicos a asistir a los partidos. A pesar del dominio permanente de los locales, les costó mucho plasmarlo en el marcador. La buena labor del mediocampo de Gimnasia no tenía correlato en la puntería de sus delanteros, que dilapidaron varias ocasiones favorables. De hecho, los minutos corrían y el fracaso en la última puntada parecía haber desgastado la creatividad de los entrerrianos, que empezaban a recurrir a los centros frontales, a falta de recursos más sofisticados. El desnivel llegó recién a los 32 del complemento, y con polémica incluida. El tiro libre ejecutado por Silvio Giovenale pegó en el travesaño y picó cerca de la línea de gol antes de salir hacia afuera. ¿Entró toda la circunferencia? No lo sabremos a ciencia cierta, porque hubo problemas en el generador y no anduvo el ojo de halcón (?). Pero ante la duda, los comisionados de box del estado de Nevada (?) fueron claros: Gimnasia había jugado mejor y merecía el triunfo, así que se declara la pelota como moralmente ingresada, 1-0 y chaupinela.


El Ricardo Blas, Jr del fútbol del interior

En la tercera colocación se ubicaron Racing (Olavarría) y Alvarado (Mar del Plata), que obtuvieron sendas victorias en la jornada que pasó. Los olavarrienses superaron en su estadio 4-3 a Desamparados (San Juan) en un partido tan entretenido como indica el resultado final. Varias veces tomó buena distancia Racing en el marcador, pero terminó sufriendo. Ya a los dos minutos, Vazzoler le había dado la ventaja a los locales. La tarde pintaba tranquila cuando, cerca de la media hora, Oscar Altamirano estiró la diferencia con un gol notable: el delantero esperaba un centro de espaldas al arco y aviesamente tomado del cuello por un defensor sanjuanino. Sin embargo, en lugar de tirarse o reclamar penal, utilizó la propia fuerza de su marcador, al mejor estilo de un judoca, para acometer una especie de media tijera desprolija pero efectiva. Otra vez gracias al Argento B por mostrar aristas inusuales del fútbol cuándo pensábamos que ya lo hemos visto todo dentro de una cancha.

Casi enseguida descontaron los puyutanos con un penal, pero al rato el enchufado Altamirano restableció la distancia de dos tantos, tras un precioso pase de pecho de Vazzoler. Apenas iniciado el segundo tiempo, llegó el casi lapidario 4-1 cuándo Gonzalo Abán convirtió por segunda semana consecutiva, superando de este modo su cuota anual, y motivando por esa razón una inmediata investigación sumaria de la AFIP (?). Acaso lo merezca por el sólo hecho de vestir botines naranjas. El pleito parecía liquidado, pero el Chaira se pegó una bruta siesta que le permitió a Ibañez marcar en dos ocasiones (una pateando desde casi cuarenta metros) para dejar las cosas a un gol con un cuarto de hora por jugar. Los embates subsiguientes de Desamparados no fueron suficientes para alcanzar el milagro y el conjunto bonaerense se prendió en la lucha, jugando bien por añadidura.

Con la misma cantidad de unidades quedó Alvarado, que superó en el Minella a un rival con altas aspiraciones como es Ramón Santamarina (Tandil). El 2-0 final no ilustra lo ajustado de un cotejo que se mantuvo con el marcador en blanco hasta un minuto antes de cumplirse los noventa reglamentarios. Ni siquiera la expulsión de Monay en la visita hacia el final del primer tiempo le allanó el camino al Torito, que mostró poca precisión ofensiva a lo largo del complemento. El gol del desahogo llegó entonces, presumiblemente, en una jugada desprolija -con varios rebotes previos- que supo capitalizar el juvenil Braian Cortadi, que había ingresado hace apenas diez minutos y que disputaba su segundo encuentro en primera división. Con los tandilenses jugados en busca del empate, Castillo puso cifras definitivas en tiempo de descuento tras una buena jugada personal. Para la anécdota quedó el altercado entre los respectivos técnicos de ambos clubes en la primera etapa, que les acarreó sendas expulsiones.

La fecha se completó con el empate sin goles entre Rivadavia y Unión (Mar del Plata) en Lincoln y la victoria de Juventud Unida Universitario (San Luis) por 2-0 ante un Defensores de Belgrano (Villa Ramallo) que no levanta cabeza. Los puntanos, en cambio, alcanzaron el quinto lugar, que sería el último puesto de clasificación al endecagonal final si la fase regular terminara hoy.

Posiciones: Deportivo Maipú 15; Cipolletti 12; Racing (Olavarría) y Alvarado 10; Juventud Unida Universitario 9; Santamarina (Tandil) y Rivadavia (Lincoln) 8; Gimnasia (CdU) 7; Desamparados 6; Unión (MdP) y Defensores (Villa Ramallo) 5; Brown de Madryn 3.

Próxima Fecha: Cipolletti – Maipú; Brown de Madryn – Alvarado; Santamarina vs. Juventud Unida Universitario (SL); Defensores de Belgrano (VR) – Rivadavia (Lincoln); Unión (MdP) – Racing (Olavarría); Desamparados – Gimnasia (CdU)


El negro se ríe de que por fin le tocó a un blanco que lo cuelguen del Pelourinho (?)

¿Tenés twitter? ¡No seas puto y seguinos!