Guía básica de fútbol guaraní

La Redó! 261
Asombrados con el talento que desplegó ante las cámaras Roberto Cabañas, lo que nos congrega hoy aquí es sencillamente elaborar una guía básica de fútbol guaraní, como para que le vayan tomando el gusto.

-Escrito por Mike Silvero-

Paraguay es más que Cabañas y Chilavert. Es también Harles Bourdier y Ángel Ortiz, dos volantes que nunca llegaron a romperla y que nos obligaron, por ejemplo a nacionalizar a Jonathan Santana y al “vairo” (que sencillamente quiere decir feo feo) Néstor Órtigoza. El fútbol paraguayo dentro lo enigmático que es, tiene sus propias características; entre ellas que somos como claustrofóbicos. De los 12 equipos de primera división, solamente uno tiene un estadio sin codos abiertos y con gradas en los cuatro sectores de la cancha. Buah, hasta el Defensores del Chaco tiene aberturas y Rubio Ñú juega en “La Arboleda”, haganse idea. Carecemos de mucha creatividad, por lo que nombramos clubes con fechas, aunque a veces ni tengan que ver con su fundación, como el 12 de Octubre de Itauguá (Jugó Libertadores en 02 y 03), nacido institucionalmente el 14 de agosto de 1914. (?) En un marco institucional plenamente destacable (?), un exbarrabrava, Adolfo Trotte, llegó a ser representante del más glorioso del país, Olimpia. Aunque bueno, después le pegó dos tiros a su mujer, pero esa es otra historia, igual sus hijas lo aman y también muchos muchachos. Con dos Copas de América ganadas, el otro gran logro es el de una medalla de plata en Atenas 2004. Todos nos preguntamos ¿de qué mierda nos sirve que Nicolás Léoz sea presidente de la Conmebol hace 30 años? Bueno, a Libertad (cuyo estadio lleva el nombre del Tío Nico), alguna que otra mano le echó, ojo no tanto como Grondona para que Arsenal gane una Sudaka. En fin, entre tanta Larissa Riquelme suelta y con competencia, va un pequeño glosario de términos y situaciones a tener en cuenta cuando se habla del fútbol paraguasho. Chila: Sí, ustedes conocen a José Luis Félix Chilavert González, lo que no saben es que aparte de que “Tú no has ganado nada”, escupirle a Roberto Carlos y cagarse a palos con todo el mundo, en Paraguay, Chila es yeta, o mufa si quieren. Se mete a hablar de política y le va como el ojete, primero apoyó al intendente de Asunción 1996-2001, Martín Burt y ahora la capital parece Kabul. Después, fue a favor de Lugo… un hijo más. (?) Romerito: Julio César Romero, probablemente el player más talentoso que dio el fútbol nuestro en las últimas décadas. Después, casi obligamos a Juan Manuel Iturbe a que juegue por ustedes y a cambio nos dan a Jonathan Fabro, hijos de puta. (?) En fin. Romerito es un personaje pintoresco, no tiene un mango, intentó ser político y hasta rockero. Sí, claro en un festival organizado por una marca de cerveza. Un grosso. Chauchesku: Frase acuñada por Ángel Órtiz para indicar el trágico final de algún equipo, técnico o jugador, es decir, que se va despidiendo de sus posibilidades. Angelito, sí, ese volante que deslumbró bajando hombres en el Monumental rumbo a Alemania 2006 y que luego se deprimió jugando en Lanús. Bueh, ¿quién podría culparlo? Aparte, acusó a Gustavo Costas de cobrar por transferencias de pibes que ponía en primera y hasta hizo publicidades. Un incomprendido. Francisco Ocampo: Genio y figura. Presidente y técnico del Tacuary FC. La última gran muestra del fútbol paraguayo. Catenaccio en guaraní. (?) A colgarse y a aguantar. A ver que sale. Al centrazo. Equipo que juega, única y exclusivamente a empatar (y a vender jugadores, sino creés fijate el sitio oficial) y donde hasta no hace mucho tiempo brillara el único e inigualable Emilio “Ancho” Ibarra. Crack. Cuevita: Ustedes le dicen “Pipino”, nosotros Cuevita. Nelson Cuevas, aparte de ser conocido porque su vieja “Ña Tora”, está más loca que una cabra y su mujer es una yegua. (?). Cuevita es un descarado, su Olimpia no peleaba nada pero él decía que tenía que jugar el Mundial 2010, hasta le dedicó una publicidad al Tata, que por cierto (y por suerte), ni se inmutó. Olimpia: Dícese del equipo más glorioso del fútbol paraguayo. Bueh, es el único que ganó fuera de los límites de tierra roja. Tres Libertadores y una Intercontinental lo avalan, entre otros títulos a nivel continental. Todos sus éxitos fueron cosechados con Osvaldo Domínguez Dibb como presidente. No festejan a nivel local desde el 2000 y hasta se dejaron dirigir por el “Profe” Córdoba. * Paquete: Mote con el cual se identifica a un refuerzo del Olimpia. A ver, pasaron por ejemplo jugadores de la talla de Patricio Camps con muletas o Miliki Giménez. El uruguayo Martín del Campo o Mateo Corbo. El panameño Alberto Zapata, un español Mikel Arce, el guatemalteco Pescadito Ruiz, el ecuatoriano Edelio Ordoñez, el colombiano Orlando Maturana, el venezolano Oswaldo Vizcarrondo, el chileno Nicolás Peric, un brasilero apodado “Makanaki” Dos Santos…en fin, ustedes comprenden la talla. Cerro Porteño: Particular. Peculiar. Es como Boca meets San Lorenzo. Club de pueblo. El Ciclón de Barrio Obrero. Además del mote y de los colores, comparte con los de Boedo un hecho trágico, nunca ganó una sola Libertadores. De hecho, nunca ganó ningún título internacional, excepto un torneo de Verano en cancha de Colón . 34 participaciones en Copa y ni siquiera llegó a jugar una final. Mamita. * 25 pagantes: Lindo dato. El 27 de junio en “La Olla”, jugó ante tan sólo 25 hinchas que pagaron sus entradas. Esto obviamente es motivo de burla por parte de los amigos del Olimpia. Igual, los de Cerro hacen poco para cambiar la situación, hace poco celebraron los goles que le hacía Nacional, todo para que el clásico rival no salga campeón. Sin olvidar una pelea entre barras por una tortilla, sí una “torta frita”. De terror. Sportivo Luqueño: El Central paraguayo. Tiene solo tres títulos en su haber, el más reciente de 2007, que iniciara el meteórico ascenso en la carrera de “U primo du Messi”, Maxi Biancucci. (Igual, al toque cayó y terminó jugando en Olimpia con Matías Donnet). Los luqueños dicen ser una República, aparte del Paraguay. La ciudad está pintada de azul y oro y veneran a un chancho. La barra se denomina “Chancholigans”. Eso. Guaraní, Libertad y Nacional: En cantidad de hinchas, vienen así. Guaraní es un histórico y sale campeón cada 25 años apróximadamente…o cuando Pedro Troglio les regala un Torneo. Igual, sus hinchas son “particulares”, es el indio del fútbol local o el “cachique”. Libertad es Cartes y Léoz, les falta una vieja y un buffet para parecerse a otro club “empresarial”, pero así. El club más ganador de la década pasada, hasta se pega el lujo de usar Nike de indumentaria. Caretas. (?) Nacional es el único club con nombre y apellido: “Nacional Querido”. Sepan disculpar amigos, es un club de ancianos y cuando allá por los años 40 tiraban esa frase era fácil que consigan hasta un garche (?). Poetas de nuestra historia, se andan tomando la costumbre de ganarle títulos a Olimpia. Bueno, como todos los demás. “Peike penderevikuape”: No necesariamente significa “fuerte abrazo”, sino todo lo contrario. En realidad quiere decir en guaraní, “entren en sus respectivos culos”. Así somos, pillines. “Leche”: No es entera, ni larga vida, mucho menos descremada. Es simplemente cerveza. Tradicionalmente las latas son ingresadas en el segundo tiempo y son comercializadas en baldes por jóvenes emprendedores. (?) “Moquete”: Correte bostero (?). Sí, se armó la gorda. La sucesión de hechos bochornosos. Si hay moquete ni te acerques, menos hables, ustedes los argentinos son de hablar mucho, el paraguayo no está para esos trotes, tres palabras y dos dientes abajo. No pega a traición, pero bueno…si hay una 38 cerca, quien te dice. “Ejuna”: Vení. Es literal pero implica otras cosas, ojo. Si estás en Asunción y un muchacho con remera de su club o albirroja te grita eso, no le hagas caso, a no ser que tengas apoyo, te está invitando, a que accedas a una batalla campal. Es como nuestro grito de guerra. (?) “Tembo”: Y..si lo mirás en el diccionario, quiere decir pene. Pero lo que refleja es que sos una mierda, un pelotudo, un hijo de la remil puta. Si te dicen “Ejuna nde tembo”, estás medio complicado, fijate que atrás no te estén cerrando las salidas. “Fiuuuiii”: Silbido de apoyo a la selección. “Fiuuuuuip, Paraguay”. Que les puedo decir, no somos ilustrados ni carismáticos, pero le ponemos garra. Además para las canciones están ustedes, nosotros las robamos y le cambiamos un par de palabras. “Lastimosamente”: El paraguayo está plagado de mitos y leyendas, venera lo sobrenatural y se esconde detrás del error disfrazado de voluntad divina. A ese penal que lo pateó peor que los 3 fallados por Palermo en Luque allá por 1999 no lo falló por ser horrible, sino que lo erró “lastimosamente”. “Mondaha”: Aplicable a los amigos del arbitraje, quiere decir ladrón. También está “kachia’i” que quiere decir gracioso o simpático, por lo general se usaba cuando Mariano Campodónico intentaba correr más de 10 metros con la camiseta de Cerro. “El que no salta, es kurepí”: Hablando de eso, la verdad nos chupa un huevo que tenga o no rima un cantito. “Borom bom bom, borom bom bom, el que no salta es kurepí” (?). Sí, va para ustedes putos, también los tratamos de comegatos a pesar de conocer perfectamente que dicho calificativo es solamente aplicable a los rosarinos. Igual, hasta a los uruguayos le decimos eso si no nos muestran la cédula de identidad, con tal que hablen con el “sho”, sha está. “Añarakopeguare”: Puteada tradicional. Es básicamente el “la concha de tu madre”. Aunque “aña” es un ser mitológico, es como el mal si lo traducís literalmente. Igual, probá un “ju-ga-doooo-res, aña-ra-kope-guaaare…” y hasta te queda lindo eh. (En el tono de ustedes, no en el nuestro). “Emoinguena nde revikuape mba’e la nde tarjeta”: Los árbitros no son amigos nuestros, menos cuando tenemos a Carlos Amarilla. Básicamente la frase es una solicitud para que se meta la tarjeta bien en el fondo del ojete. Y así, este es un resumen básico. Al margen de los estereotipos, con esto te arreglás amigo. Vení cuando quieras, si buscás mucama o igual te conseguimos tus peliculas favoritas por 5 mil y te construimos la medianera de tu casa. (?)

-Escrito por Mike Silvero-