Sudamericano Sub20 – Primera Fase

Matías Baldo 0

Terminó la primera fase del Sudamericano Sub 20 y ya están las seis selecciones clasificadas al hexagonal final que buscaran los cuatro boletos al Mundial de este año, las cuatro plazas al Panamericano de Guadalajara y los dos lugares a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Argentina cosechó diez puntos sobre doce posibles y clasificó en primer lugar del Grupo A a pesar de no tener un buen rendimiento en sus cuatro presentaciones. Al igual que la Selección que dirigió Sergio Batista en el Sudamericano de Venezuela 2009 su nivel futbolístico fue paupérrimo, sin juego colectivo ni una idea clara de juego y dependiendo demasiado de las individualidades. A diferencia del combinado que hizo un papelón en tierras venezolanas quedándose afuera del Mundial, este equipo de Walter Perazzo cuenta con jugadores con talento y orgullo propio para sacar adelante situaciones adversas, que entienden la camiseta que visten y además cuenta con una gran cuota de suerte, la suerte que todo un conjunto necesita para cumplir sus objetivos. En su presentación le ganó por 2-1 a Uruguay después de un primer tiempo en el que fue ampliamente superado y al cabo del cual terminó perdiendo por el gol de Diego Polenta de rebote tras un penal atajado por el arquero Esteban Andrada . En el entretiempo Perazzo tiró a la cancha a dos de las joyas que inentendiblemente habían quedado afuera durante el primer tiempo: Juan Iturbe y Sergio Araujo ingresaron en el descanso y cambiaron el trámite del partido, especialmente el ex paraguayo (?). Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron los mejores del conjunto albiceleste en el torneo hasta la fecha. Michael Hoyos empató el partido con un zurdazo desde la puerta del área que se metió en la famosa ratonera (?), abajo a la izquierda bien pegado al palo. Parecía que el clásico rioplatense iba a terminar en tablas, pero Iturbe apareció en el último minuto de juego y empujó una pelota que estaba boyando sobre la línea de cal para darle los tres puntos a la Argentina.

En su segunda presentación, frente al anfitrión, la Selección volvió a necesitar de un gol agónico para continuar por la senda de la victoria. Rogelio Gabriel Funes Mori adelantó rápidamente a Argentina a los tres minutos con un cabezazo tras un centro frontal de Hoyos. Por la misma vía el defensor Alexander Callens igualó el marcador a los 65′. Para colmo de males el lateral izquierdo Nicolás Tagliafico se fue expulsado diez minutos más tarde y el trámite del partido se hacía cada vez más complicado para el conjunto de Perazzo. Pero volvió a golpear sobre el final: Facundo Ferreyra bajó un centro al corazón del área para el ingreso triunfal de Bruno Zuculini, quien con un zurdazo sentenció la victoria argenta.

En la tercera jornada la Argentina empató 1-1 con Venezuela. Sergio Araujo, a los 55 minutos, marcó el único tanto argentino aprovechando un horror del defensor Jhon Chancellor, quien intentó despejar un centro con un cabezazo pero le pifió y le dejó la pelota servida al delantero de Boca, que ante la salida desesperada del arquero le pegó con la parte externa de su botín y definió a un costado. Diez minutos más tarde la figura venezolana Yohandry Orozco (en las últimas horas lo fichó el Wolfsburgo alemán por su auspiciosa participación con el sub 20, en la que convirtió un gol maradoniano frente a Perú) igualó el resultado con un testazo tras un despeje del arquero argentino Andrada. En el último partido del Grupo A, con la clasificación asegurada, Perazzo rotó jugadores contra Chile. Argentina cerró su participación en la primera fase con una buena actuación y una convincente victoria por 3-1 con dopieta de Facundo Ferreyra (golazo el segundo) y un tanto de Claudio Mosca. Chile (6 puntos) y Uruguay (4 unidades) se metieron en la próxima ronda junto a la Selección Albiceleste. Perú, el anfitrión, y Venezuela quedaron eliminados con cuatro y tres puntos respectivamente.

Brasil fue de mayor a menor en la primera fase del torneo. Comenzó goleando por 4-2 a Paraguay con una soberbia actuación de Neymar. El crack del Santos convirtió los cuatro tantos de una Selección Verdeamarelha que tiene sus limitaciones (especialmente defensivas) pero que cuenta con un jugador distinto que en esta categoría saca una diferencia notable con el resto de sus compañeros y rivales. No solo es talentoso y habilidoso, sino que es inteligente y criterioso para elegir la mejor jugada en el momento adecuado. Tiene la característica que distingue a los cracks: Hace sencillo lo difícil. Convirtió cinco tantos y es el goleador absoluto del torneo.

En la segunda jornada la Selección dirigida por Ney Franco le ganó por 3-1 a Colombia. Casemiro, interesante mediocampista central, Willian José y Neymar convirtieron los goles, mientras que el prometedor mediocampista colombiano Edwin Cardona (segundo en la tabla de goleadores con cuatro tantos) descontó para el conjunto cafetero. En la tercera jornada empató 1-1 con Bolivia en un encuentro en el que los brasileros tuvieron más de 20 chances de gol pero se encontraron con un rival que aguantó y aprovechó una de las pocas oportunidades que generó para empatar el partido. Henrique marcó el tanto frente a la selección boliviana y repitió en el último partido para darle la victoria a la Verdeamarelha sobre Ecuador.

Justamente los ecuatorianos clasificaron en segundo lugar del Grupo B, con siete puntos producto de dos victorias (frente a Paraguay y Bolivia), un empate (contra Colombia) y la mencionada derrota frente a Brasil. En el combinado ecuatoriano se destacan el mediocampista Edson Eli Montaño y el enganche Juan Ramón Cazares, que juega en River Plate. Colombia clasificó agónicamente en la tercera colocación del grupo con 5 puntos. Después de cosechar cuatro puntos en los tres primeros partidos la selección cafetera se enfrentó a Paraguay en la última jornada, en lo que era una final ya que el que ganaba sacaba el boleto para el hexagonal, aunque a los colombianos también le servía el empate ya que antes del partido estaban un punto por encima de los guarníes. A falta de veinte minutos para la conclusión de los noventa minutos los paraguayos ganaban 3-1 con dos goles de Oscar Ruíz y uno de Claudio Correa. Pero los combianos lograron una reacción épica y empataron el partido: a los 70 minutos descontó Michael Ortega y a los 86′ el talentoso Edwin Cardona (una de las figuras del torneo) empató el partido y desató la euforia cafetera, que logró meterse entre los seis de la próxima ronda.

Brasil es el principal candidato a adjudicarse una de las plazas a Londres 2012 ya que parece estar un escalón por encima del resto, especialmente por contar en su plantel con Neymar. Además lo acompañan el criterioso Casemiro, el talentoso enganche Lucas y Diego Mauricio, un delantero que aprovecha su fortaleza corporal para sacar diferencias. La Selección Argentina, en debe en cuanto a lo futbolístico, deberá mostrar una imagen más convincente para meterse en los Juegos Olímpicos. De las seis selecciones que componen el hexagonal final cuatro tendrán su lugar en el Mundial y, teniendo en cuenta que el anfitrión Colombia está dentro en la segunda ronda, solo un combinado se quedará afuera de la Copa del Mundo sub 20. El verdadero objetivo de la Selección de Perazzo es meterse en los Juegos Olímpicos y en caso de no lograrlo sin dudas será un fracaso mayúsculo. Ni que hablar si termina último y no logra la clasificación al Mundial de Colombia 2011, donde directamente Perazzo y sus muchachos tendrían que ir viendo con cariño (?) Arequipa, lugar donde se disputarán todos los partidos de la segunda fase, para quedarse a vivir.

Cronograma de partidos del hexagonal final (todos los partidos se jugarán en el Estadio de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa):

Primera Jornada (31/1):
Uruguay-Colombia (18.50 hs)
Argentina-Ecuador (21 hs)
Chile-Brasil (23.10 hs)
Segunda Jornada (3/02)
Uruguay-Ecuador (18.50 hs)
Chile-Argentina (21 hs)
Brasil-Colombia (23.10 hs)
Tercera Jornada (6/02)
Uruguay-Chile (17.50 hs)
Ecuador-Colombia (20 hs)
Argentina-Brasil (22.10 hs)
Cuarta Jornada (9/02)
Colombia-Chile (18.50 hs)
Uruguay-Argentina (21 hs)
Ecuador-Brasil (23.10 hs)
Quinta Jornada (12/02)
Colombia-Argentina
Ecuador-Chile
Uruguay-Brasil

Horario de Buenos Aires



Otra vuelta Uoooooooca (?)

La Redó! 0

Boca goleó 3 a 0 a San Lorenzo y se quedó con la Copa de Oro. Diego “Pokerstars” Rivero, Nicolás “el goleador del verano” Colazo y Pablo “el Imbecil” Mouche marcaron los goles. Lo más importante de todo esto es que el equipo de Falcioni empieza a funcionar como una maquinita


Boca se consagró campeón de la Copa de Oro de Mar del Plata después de ganarle 3 a 0 a San Lorenzo en el cierre del certamen. El equipo de Falcioni es claramente el mejor equipo del verano y lo demostró tirando a la cancha toda su categoría.

Desde que llegó JCF la fisonomía de Boca cambió radicalmente. El tan mentado 4-4-2 férreo que, ante la ausencia de Riquelme es la mejor opción posible. El técnico recuperó a varios jugadores: José María Calvo, Luciano Monzón, Cristian Chávez y Pablo Mouche entre otros. Los cuatro fueron titulares esta noche y los cuatro cumplieron una buena actuación. De hecho, el último, Mouche (a.k.a. El Imbecil), cumplió una gran actuación marcando el tercer gol con un soberbio tiro libre.

El partido empezó como los otros dos de Boca. Un equipo presionando en todos los sectores y no dejando jugar al rival. En una contra comandada por Diego Rivero y una pelota mal rechazada por la última línea de San Lorenzo, Mouche desbordó y metió la pelota al centro del área chica para que el propio Rivero marque su primer gol con la camiseta de Boca justamente ante el club que “lo echó” como a un perro.

Minutos después, Rivero volvió a llevar la pelota hacia adelante y después de una gran asistencia a Nicolás Colazo, este definió fuerte contra un palo. 2 a 0 antes de la media hora de partido y una superioridad que abrumaba. Ya en el final de la primera etapa, San Lorenzo se quedó con uno menos por la expulsión de Aureliano Torres por “boquear de más” (?).

En el complemento Boca siguió apretando y tuvo su recompensa. Mouche se hizo cargo de un tiro libre en la puerta del área y la clavó contra un palo por encima de la barrera. Con el 3 a 0, llegó la orden del banco de bajar un poco las revoluciones, lateralizar la pelota y empezar a pensar en lo que está por venir. Entraron Palermo por Mouche que se fue aplaudido (!!!), Escudero por Chávez y Clemente por Calvo.

En tanto, en el banco de San Lorenzo nunca le encontraron la vuelta al partido y menos aún después de la expulsión de Aureliano Torres. El Ciclón empezó bien el verano pero lo termina mal, igual que el último Apertura. Es algo para pensar (?).

Por último, para entender un poco este cambio de Boca en el verano hay que ver los números: 3 partidos jugados, 3 ganados, 7 goles a favor y 0 en contra. Boca ganó la Copa de Oro, su primer título en 2010, pero sobre todo ganó (o va ganando) rodaje para la competición oficial, y en ese rodaje va ganando en confianza para afrontar todo de la mejor manera.

Boca Juniors: Cristian Luchetti; José María Calvo, Matías Caruzzo, Juan Insaurralde, Luciado Fabián Monzón; Cristian Chávez, Leandro Somoza, Diego Rivero, Nicolás Colazo; Pablo Mouche, Lucas Viatri. DT: Julio C. Falcioni

San Lorenzo:Pablo Migliore; José San Román, Cristian Tula, Jonathan Bottinelli, Diego Placente; Giancarlo Carmona, Pablo Alvarado, Diego Reynoso, Aureliano Torres; Juan Carlos Menseguez y Pablo Velázquez. DT: Ramón Díaz.

Goles: 16´ Diego Rivero (B), 29´ Nicolás Colazo (B), 51´ Pablo Mouche (B).

Cambios: González por Carmona (SL); Ferrari por San Román (SL); Palomino por Placente (SL); Palermo por Mouche (B); Escudero por Chávez (B); Clemente Rodríguez por Calvo (B).

Amonestados: Pablo Alvarado (SL), Cristian Tula (SL).

Expulsado: Aureliano Torres (SL).

Árbitro: Juan Pablo Pompei
Estadio: José María Minella (Mar del Plata)

El conjunto dirigido por Julio César Falcioni venció a Independiente por 2 a 0 mientras que los conducidos por Ramón Díaz derrotaron al conjunto de Avellaneda por 3 a 2, por lo cual si hay empate el campeón será Boca.

Boca sufrió la baja de Christian Cellay, quien se desgarró en la práctica del miércoles, y su reemplazante será José María Calvo, que jugará como lateral por el sector derecho mientras que Fabián Monzón irá por la izquierda. El “Pampa” fue el lateral derecho en los dos partidos anteriores y, de seguir con este rendimiento, es posible que arranque el torneo jugando en esa posición.

Falcioni reveló que los delanteros serán Lucas Viatri y Pablo Mouche debido a que prefirió resguardar a Martín Palermo para el superclásico ante River que se disputará el próximo miércoles en Mendoza.

Por el mismo motivo, no serán de la partida el defensor Clemente Rodríguez y el arquero Javier García, quienes sí estarán ante el conjunto de Núñez, mientras que Falcioni no descartó que pueda jugar Juan Román Riquelme. Pero el propio JRR dijo ayer por la tarde que recién iba a volver a jugar en la primera fecha del Clausura 2011.

En San Lorenzo, se especulaba que Leandro Romagnoli podría jugar desde el inicio ante Boca, pero el “Pelado” Díaz prefirió no arriesgarlo, por lo cual el mediocampista y Juan Manuel Salgueiro no viajaron con el plantel hacia la ciudad balnearia.



Tras los líneas, enemigos (?)

La Redó! 0

Los árbitros son aquellos personajes del fútbol de los que solo nos acordamos para putearlos. A continuación dos historias: una real que es increíble y una increíble que podría ser real (?).

Escrito por El Mencho

Los comunicadores sociales de nuestro país gastaron ríos de tinta durante esta semana en temas como el enésimo gol de Messi (alguien que como todos saben obtiene sus poderes de Danoninos adulterados), la mufa de El Gr*fic* y la lesión de Juan Pablo Carrizo con su muy probable defunción a manos del Dr. Seveso en cuyo consultorio pasan cosas raras como si fuera un vortex que hace que los pacientes vayan a tirarse el cuerito por el empacho y terminen con rotura de ligamentos cruzados y un fémur desviado en el recto. Pero en el mundo se hablo de otra cosa pero claro esto es otra muestra de que Argentina se está aislando del mundo (?).

La noticia sucedió en Brasil y tiene que ver con el arbitraje. Esta vez no se trata de un arbitraje escandaloso ni un escándalo por intento de soborno ni una agresión de un jugador disconforme por un fallo. El árbitro Valerio Fernandes Gama tiene 32 años y dirige en el Campeonato Ceardense, allá el nordeste profundo de Brasil.

Hasta ahí no decimos nada. La cosa es que el bueno Valerio de noche se hace llamar Laleska y es un travesti reconocido en la zona. Al margen del debate que generó entre aquellos que le encargarían trillizos aunque se parezca a la Tigresa Acuña después de dormirse en una cama solar o no (?), contó Valerio que se cruzó con el plantel del Ferroviario en un boliche y los muchachos no le dijeron nada y lo felicitaron por la valentía.

Dice Valerio que “los jugadores suelen ser muy respetuosos” y no se meten “con su vida privada” y no sólo sino que la mayoría se ofrecieron a defenderla de cualquier agravio pidiéndole el teléfono. Consultado Desábato sobre este tema dijo en una muestra de tolerancia, como no se le conocía, que con esto se confirmaba que todos los monos tienen tendencias homosexuales (?).

Todo el mundo necesita una vía de escape a su laburo. En nuestro país, no ha saltado a la luz ninguna situación similar, vemos a árbitros como Lunati que siempre tienen una línea de conducta (?). Sin embargo, en nuestro fútbol hay personajes de los cuales no suelen conocerse los nombres que todos los fines de semana exhiben su humanidad en las canchas del futbol.

Ellos son los jueces de línea. Seres tan fáciles de distinguir como los Lemmings. De ellos nadie se acuerda y generalmente los comentaristas y relatores se refieren a ellos suelen referirse con el nombre de su profesión.

Por eso decidí hacer una especie de documental como “Un día con Jessica Toscanini” pero con un juez de línea. No sabemos su nombre ni se lo preguntamos total como los chinos y los coreanos o los rosarinos y los melmaquianos son todos lo mismo (?).

Queríamos arrancar desde temprano el día así que a las 6 am le tocamos el timbre, nos dijo que no jodamos a la mujer porque le dolía la cabeza (?) así que fuimos en su Gacel a llevar sus tres hijos al colegio… con los técnicos e iluminadores eramos 12 adentro del auto. Nos contaba que “el sueldo de juez de línea no alcanza para cubrir ni siquiera los gastos básicos” por lo que en el rubro es común que haya jueces de línea que tengan que rebuscárselas como strippers, disfrazarse de empanada gigante para promocionar productos en los semáforos o a hacer bulto en las tribunas de talk shows.

Él, por suerte pudo, conseguir un laburo digno y trabaja tirándose abajo de los autos para sacar unos mangos pero hoy tenia franco. Nos cuenta que está felizmente casado con Olga que hace 17 años que lo banca a muerte pero me cuenta que no sabe qué hacer porque hace 15 años que anda con una migraña crónica que la tiene a maltraer todo el tiempo, no le gusta ir a los partidos porque sufre mucho cuando le gritan algo a su marido. Los 3 hijos son su razón para vivir y son su vivo reflejo aunque uno sea amarillo y tenga los ojos rasgados, otro sea albino y el último sea un ewok.

Después de dejar a los chicos, nos dirigimos hacia la Isla Maciel en donde nuestro amigo tenía que dirigir a San Telmo contra Excursionistas en un partido de entre semana de tanto riesgo como entrar a William Morris con un cartel que diga “Pablo Lescano sos amigo del Capitan Menganno. William Morris = PFA”.

Con Jessica Toscanini estaríamos llegando en un Mini Cooper al Esturión de Montoya para encontrarnos con otras modelos, más o menos lo mismo que nuestra llegada a la fortaleza de la Isla Maciel donde tuvimos que cruzar el Riachuelo en un bote mientras los vecinos jugaban a la batalla naval con nosotros con cuanto objeto contundente había cerca. Sorteamos sin problemas los alrededores de la cancha del Candombero salvo porque perdimos un cameraman en una toma de rehenes y que a mi me afanaron hasta la nuez de Adán pero no hubo inconvenientes.

Llegamos y disfrutamos de las cómodas instalaciones que nos brinda este estadio hoy injustamente clausurado, que es como el Teatro de los Sueños del Conurbano, porque ni sueñes que vas a salir vivo de ahí.

El juez de línea fue a hacer el ritual previo al partido con el árbitro y su otro compañero de profesión. Mientras yo me aposte del lado en que nuestro entrevistado iba a hacer su laburo. Ya estaban las cámaras apostadas para un espectáculo que prometía más que un mano a mano entre hutus y tutsis. Una hora después salieron el árbitro y sus asistentes a la cancha y salió con la cabeza gacha y gesto adusto a pararse contra una línea de cal donde esperaba tener un buen rendimiento. Es tan gratificante la profesión de juez de línea que la meta es pasar desapercibido y lograr que parezca que uno no está (?)

El primer tiempo iba 0-0 en un partido que era más aburrido que los Midachi. Pero en el segundo tiempo, llego el momento fatal, el juez de línea cobró una posición adelantada que no fue por 10 cm. Entonces desde la cabina el relator pregunta cómo se llamaba el sujeto en cuestión que había osado equivocarse, enseguida aparece raudamente el periodista de campo aportando “Su nombre es Gabriel Donaires, trabaja tirándose abajo de los autos, está casado con Olga que le mete los cuernos, tiene tres hijitos que están punto caramelo y salen todos los días a las 5 pm del colegio que queda ubicado en… y tiene un compact de Lerner”.

Para qué… al lado mío un energúmeno con su hijo lo empieza a escupir, le canta temas de los Enanitos Verdes para que se enoje el fanático de Lerner y le dice obscenidades como “bolsa de cuernos”, “bobo, línea sos un bobo” (?) o “Arjona”. Encima para colmo de males hizo un gol de Excursionistas y el enajenado que estaba atrás le daba vasos de meo al hijo para que le tire. De ahí se armo una especie de grupo comando que empezó a tirarle piedras, a correrlo por todo el lateral tirándole cosas como “línea: te vamos a matar”, “línea: tu mujer me espera todos los lunes”, ‘línea: sabemos que votaste al Pro”. El línea con la intrascendencia que le da esa investidura que hay que ganarla no reaccionó y resistió estoico todo tipo de agresiones físicas y verbales incluso un frasco por la cabeza y un cochecito con bebito y todo.

Cuando lo veo después del partido, el tipo estaba como si nada hubiera pasado pese a haber sido humillado de todas las maneras posibles. Nos fuimos con el Gacel al que le habían robado una cubierta. Pasamos por la puerta del Colegio a buscar a los hijos y se juntaron unos cuantos padres que le recriminaron el offside que cobro, le afanaron la billetera y le metieron un cadenazo. Después de tan tremendo día por suerte estaba llegando a su casa donde lo esperaría Olga para ser su cable a tierra. Entró a su casa despacio para darle una sorpresa y se encontró que Olguita, la luz de sus ojos, se había curado de su migraña y estaba trincando con Mukenio, hoy devenido en vendedor de bijouterie.

El juez de línea se sobresaltó y le dijo “Olga, ¿qué pasó? ¿qué hacés?”. A lo que ella le contestó: “No rompas las bolas y andá a hacer tus trabajos de pitito. Andá a lavar los platos, planchá las camisas y sacá a mear al abuelo. Dale Pitito, rajá de acá y no me rompas las bolas” (?).

Él se puso a limpiar todo y se quedó comiendo bizcochuelo mientras jugaba autodefinido, le agradeció de paso a Mukenio por haber hecho pasar un buen momento a su compañera de toda la vida y porque le iba a dar la figurita que le faltaba para llenar el álbum en la maternidad.

La conclusión fue que los árbitros por andar cerca de líneas tienen mayores aspiraciones en la vida (?).

Escrito por El Mencho



Japón campeón de Asia 2011

Matías Baldo 0

Japón venció 1-0 a Australia con un golazo de Tadanari Lee en tiempo suplementario y conquistó la cuarta Copa Asiática de su historia, convirtiéndose así en el máximo campeón continental. 100% de efectividad para el conjunto nipón, que cada vez que jugó la final terminó levantando el título.


Japón conquistó una nueva Copa Asiática en un partido en el cual no desplegó todo su nivel y no demostró toda su riqueza futbolística. El partido decisivo de este certamen continental fue similar al del Mundial de Sudáfrica 2010. Durante gran parte del encuentro los australianos estuvieron más cerca del gol que los japoneses y tuvieron varias chances concretas de gol. Pero como ante los coreanos en las semifinales apareció Eji Kawashima, que pasó de ser criticado por la prensa a ser el héroe nacional japonés. Le sacó dos mano a mano al experimentado Harry Kewell y respondió una y otra vez ante las exigencias de los delanteros australianos, que no encontraron resistencia en la débil línea defensiva rival. Tim Cahill y el propio Kewell volvieron loca a la última línea durante todo el partido, provocando una y otra vez las revolcadas de Kawashima. Japón sufrió la ausencia de Shinji Kagawa y recargó todas sus chances ofensivas en un Honda (elegido como el mejor jugador del torneo) que volvió a responder ante la presión. El tándem dinámico que generaron Kagawa y Honda fue vital durante todo el certamen y seguramente formarán una de las mejores duplas ofensivas del próximo lustro a nivel de selecciones.

Contra todo pronóstico Australia salió al campo de juego decidido a llevarse por delante a Japón, que durante los primeros 35 minutos no encontraba la pelota y estaba perdido. Matt McKay y Lucas Niell inundaron el área de centros para los dos delanteros, que durante todo el encuentro le ganaron de cabeza a los defensores. Si Australia no se coronó en la tarde qatarí fue por la imprecisión y la falta de contundencia de su bloque ofensivo, la cual había sido una de las características de los Socceroos durante todo el torneo. Con el correr de los minutos los dirigidos por el italiano Alberto Zaccheroni lograron ir imponiendo su libreto y se aseguraron de la posesión de la pelota, pero no por ello dejaron de llegar las situaciones de gol aussies, que a partir del segundo tiempo aplicaron la estrategia que usaron durante todo el torneo y que tan buenos resultados le había dado: esperar y salir rápido de contra, tocando por abajo o con pelotazos a la espalda de los centrales.

En el partido más flojo de los Samurai Azules en todo el torneo apareció la cuota de suerte que tiene todo campeón y que no había tenido durante todo el torneo, en donde había sido siempre superior pero había sufrido demasiado. A los 109 minutos de juego el mejor lateral del torneo, Yuto Nagatomo, se escapó por la banda izquierda y tiró un centro que inexplicablemente encontró solo en el corazón del área a Tadanari Lee, que había ingresado en el primer tiempo suplementario en reemplazo del intrascendente Ryoichi Maeda. El joven delantero, en soledad total, empalmó la pelota con su botín izquierdo y con una perfecta volea que se metió en el ángulo derecho de Mark Schwarzer quebró la paridad en el marcador. Su primer gol como internacional significó, nada más y nada menos, que un nuevo título para la Selección de Japón. Un justo y merecido campeón.

JAPÓN 1: 1.Eji Kawashima; 6.Atsuto Uchida, 4.Yasuyuki Konno, 22.Maya Yoshida, 5.Yuto Nagatomo; 7.Yasuhito Endo, 17.Makoto Hasebe, 14.Jungo Fujimoto, 18.Keisuke Honda, 11.Ryoichi Maeda y 9.Shinji Okazaki. DT: Alberto Zaccheroni.

AUSTRALIA 0: 1.Mark Schwarzer; 8.Luke Wilkshire, 2.Lucas Niell, 6.Sasa Ognenovski, 3.David Carney; 17.Matt McKay, 14.Brett Holman, 15.Mile Jedinak, 16.Carl Valeri; 4.Tim Cahill y 10.Harry Kewell. DT: Holger Osieck.

Gol: 109′ 19.Tadanari Lee (J).
Amonestados: Carl Valeri (A) y Brett Holman (A).
Cambios: 56′ 3.Daiki Iwamasa por 14.Jungo Fujimoto (J); 65′ 7.Brett Emerton por 14.Brett Holman (A); 98′: 19. Tadanari Lee por Ryoichi Maeda (J); 103′ 23.Robbie Kruse por 10.Harry Kewell (A); 112′ 22.Neil Kilkenny por 4.Tim Cahillñ 120′ 2. Masahiko Inoha por 6.Atsuto Uchida.
Árbitro: Ravhsan Irmatov (Uzbekistán).
Estadio: Khalifa International Stadium (Doha).

En el último lustro nipones y australianos se cruzaron en dos ocasiones. La primera fue en el debut de ambos en la la Copa del Mundo del 2006, donde compartieron el grupo F junto a Brasil y Croacia. Los asiáticos tenían controlado el partido y, a falta de seis minutos para el final, ganaban por la mínima diferencia con gol de Shunsuke Nakamura. Pero la pechearon (?) y los oceánicos lo dieron vuelta en tres minutos con dos tantos de Tim Cahill y uno de John Aloisi. Finalmente Australia pasó de ronda segundo detrás de los brasileros y Japón se quedó afuera en primera ronda. Un año después los Samurai Azules se tomaron revancha en la Copa Asiática de 2007 al eliminar a los Socceroos por penales en los cuartos de final. Aloisi había inaugurado el marcador a los 69 minutos, pero el ex Boca Naohiro Van Pasten Takahara empató el partido tres minutos más tarde. Desde los doce pasos los nipones metieron cuatro de sus cinco penales y clasificaron a semifinales, donde serían eliminados por Arabia Saudita.

Japón tuvo que luchar y transpirar para alcanzar la cuarta final de su historia. En la fase de grupos empató agónicamente con Jordania en su debut, le ganó sobre el final a Siria y goleó por 5-0 a Arabia Saudita en el que fue su partido más tranquilo de todo el torneo. En cuartos de final tuvo que remontar ante el local Qatar, frente al que estuvo en desventaja en dos oportunidades y nuevamente lo ganó sobre el final. En semifinales empezó perdiendo con Corea del Sur, lo empató y se puso en ventaja en tiempo suplementario pero necesitó de los penales para eliminar a los surcoreanos, que en la última jugada del tiempo extra igualó el marcador. El conjunto dirigido por el italiano Alberto Zaccheroni no contará con su joven estrella Shinji Kagawa, quien deberá ser operado por la fractura del quinto metatarso del pie derecho y se perderá el resto de la temporada. Si bien la nueva joya nipona no había alcanzado el excelente nivel que demostró durante la primera parte de la temporada en el Borussia Dortmund la lesión es una baja sensible para la Selección oriental. Keisuke Honda (nominado como uno de los mejores del torneo junto con Server Djeparov, Ji-Sung Park y Schwarzer), con la ausencia obligada de Kagawa, será en quien recaiga todo el peso ofensivo de su equipo. La figura de Japón en el Mundial está teniendo un destacado rendimiento en la Copa y viene de completar un partido espléndido frente a los surcoreanos. Shinji Okazaki y Ryoichi Maeda, goleadores japoneses en la Copa con tres goles cada uno, serán los puntas del conjunto nipón. El mediocampista central Makoto Hasebe (uno de los mejores del torneo), el lateral izquierdo Yuto Nagatomo (el mejor lateral del torneo está en la mira del Barcelona) y Yasuhito Endo son otros baluares del Tifón oriental.

El camino de Australia fue más sencillo: goleó 4-0 a India en el debut, igualó con Corea del Sur en su segundo partido y cerró su participación en el Grupo C venciendo por la mínima diferencia a Bahréin. En cuartos de final necesitó del tiempo extra para vencer a Irak, el último campeón, y en las semifinales consiguió un abultado 6-0 frente a Uzbekistán, la revelación del torneo. Los Socceroos siguen apostando por el juego físico que tan buenos resultados le dio. Es un equipo ordenado, sólido y pragmático que sabe esperar y aprovecha al máximo las chances que tiene. Se defiende, espera pacientemente y sale rápido de contra para agarrar mal parado al rival. Su buen juego aéreo es una de sus principales armas para generar peligro en el arco rival. Tim Cahill es su gran figura, aunque también se destacan el rejuvenecido Harry Kewell, el habilidoso zurdo Matt McKay, la pareja de volantes centrales compuesta por Mile Jedinak y Carl Valeri y el arquero Mark Schwarzer, uno de los cuatro nominados a MVP del torneo.

Será un choque definido de estilos totalmente opuestos, en donde seguramente Japón saldrá a buscar el partido, tendrá la posesión de la pelota y Australia esperará, presionará mucho en mitad de cancha para no dejar espacios libres a Honda y cuando recupere saldrá velozmente de contra. En la previa los japoneses corren con una leve ventaja por las variantes futbolísticas que tienen y por el talento de sus principales jugadores que seguramente se cotizarán tras la Copa. Si Japón sale campeón se convertirá en el máximo ganador de la historia del certamen continental. En cambio si Australia vence en la final se convertirá en la primera selección no asiática en conquistar el trofeo.



Papel biblia, escrito con tiza

La Redó! 0

Cuenta la historia que Satán dominaba los cielos albicelestes mientras los cristales de hielo tintineaban contra el cristal de su vaso.

Convencido estaba Satán de la eternidad de su dominio, después de todo –pensaba- en ese lugar lo había puesto He-man el amo del universo local y uno de los sub-amos de la galaxia toda. Subido a su ego y con el tridente en la otra mano (para la picada que viene con cada ronda de bebida imitación escocesa) este sujeto hacía y deshacía casi a voluntad, convocando a sus apóstoles de confianza.

Se dice que el diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo, pero –ay!- este pobre diablo ya había pasado largamente el umbral de vejez digna o simpática, perdiendo todo rastro de manejo de sus apóstoles, creando en el reino albiceleste una anarquía que te la voglio dire. En algún momento comenzaron los conciliábulos clandestinos en las nubes, escuchándose frases como “está gagá”, “no lo aguanto más”, “viejo cabulero del orto” y la tan temida por Satán “esto con Dios no pasaba”, estas últimas palabras sentenciaron el destino, cuatro apóstoles fueron hasta las puertas de la SRA e hicieron la Gran Cobos, pidieron cuatro caballos y se transformaron en Carrió Los 4 jinetes del Apocalipsis, como Metallica, pero con menos onda.

Estos cuatro emuladores del Llanero Solitario se mantuvieron en el más abyecto de los silencios y se referían a sí mismos como El Yerno, El Caballo con Manager, El Hijo Pródigo y El Modelo Errante; los mismos cuatro que hoy están desterrados. Estos abnegados y altruistas operadores comenzaron con un trabajo sucio y necesario: desbancar a Satán para entregarle el poder a Dios, lo hicieron fácil, llamaron al amo del universo local y le dijeron “todo mal con Satán, fiera, no le vendemos una nube a nadie, ¿qué onda?”; el dueño de las nubes dijo “aguantá que llamo a mis amigos de prensa vaticana(?)”. Cuarenta y ocho horas más tarde Satán tenía más titulares en contra que GELP, y -más pronto que tarde- con la poca sabiduría que le quedaba por viejo, se reconoció vencido y dió las hurras.

“Y así ascendió Dios” dicen los libros sagrados que describen una época de alegría, circo, muy poco pan y la espera de un mesías que no llegaba. Si la gestión de Satán fue mala no puede decirse que la de Dios haya sido mejor, pero el circo albicelestial vendía nubes y estampitas por doquier, y los amos del universos chochos de chochez Alzheimer alegría, a la espera de un milagro y la llegada del mesías.

El milagro no ocurrió, el mesías no sólo no llegó sino que se rebeló cual putito nene malcriado y, sumado a apóstoles que habían permanecido callados, abrió la boca rompiendo el mandato de no nombrar a Dios en vano, y junto a él nombró a los jinetes del apocalipsis. En la oficina central del universo Skeletor los capos se dieron cuenta que ya no quedaban nubes, estampitas ni monaguillos para vender y que tambaleaba el negocio a futuro, tomaron nota, sacaron la balanza que marca +/- 0,1 gramo (como la que usa un dealer una ferretería), sopesaron los pro y los contras y se decidieron por el negocio a futuro que proponía el mesías.

“Así descendió Dios” sería el título de lo que aun hoy muchas crónicas niegan u ocultan, quizás lo hagan cuando el tiempo pase y se vaya Jesús (actual encargado de vender estampitas y nubes blancas, bien blancas). Pero si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia: la verdadera historia, quien quiera oir que oiga.



Dejan la sangre por sus colores, dejan todo (?)

La Redó! 0

No son los hinchas argentinos, ni los de Racing (?), los más barriletes y desesperados a la hora de realizar acciones con tal de salvar a su equipo. En Bulgaria, simpatizantes de Pirin Blagoevgrad decidieron vender su sangre para saldar una deuda que tiene el club.

No, estas no son las jeringas de sangre para ayudar al equipo; estas significaron algo muy diferente

El Pirin Blagoevgrad es un club que juega en la Primera División búlgara y que no está pasando un buen momento. Al igual que lo que pasa por este lado del mundo, el Pirin contrajo deudas enormes con sus jugadores y, según el reglamento de la Liga Profesional de Bulgaria, si no arregla ese temita pronto podría perder la categoría.

Es por eso que sus hinchas propusieron una particular “colecta de sangre” para salir a vender entre quienes necesiten transfusiones. Sí, así de bizarro y morboso como suena. Situación: accidente de tránsito y un par de heridos. “Se necesita con suma urgencia dadores tipo…” y ahí aparecen estos muchachos con dos helatodo (?) llenas de sachet de sangre para vender. “Baratita la sangre, tipo A, B, AB, postivo, negativo, lo que busque lo encuentra”.

El padre de Dimitar Berbatov, actual goleador de la Premier League y jugador que hizo sus primeros pasos futbolísticos en el Pirin antes de pasar al CSKA Sofía, es uno de los reconocidos hinchas búlgaros que están indignados con el manejo del club, pero que no apoyan la medida de la sangre.

“¿No es patético?, Pirin todavía produce jugadores jóvenes de primera categoría, pero todos se van a jugar a otros equipos”, dijo Iván Berbatov ante la posibilidad de que el próximo 31 de marzo el equipo caiga en la Tercera División del fútbol búlgaro, una categoría amateur. Curioso el ejemplo que pone, ya que esa fue la situación de su hijo que se fue seducido por la plata del gigante búlgaro CSKA.

Cuesta no caer en los chistes obvios (como la foto de apertura) si se traslada la situación a Argentina. Hinchas de NOB ofreciendo rolito en una tarde veraniega frente al río en el Parque España, hinchas de Central y Vélez reventando sus parlantes y cámaras, respectivamente, en la calle Libertad y así podríamos seguir hasta aburrirnos. No es la intención, eh (?).


De entrenadores argentinos en Italia

Ernesto 0

La llegada de Diego Pablo Simeone al Atlético Catania disparó un par de reflexiones: primero que habrá que ver si la mierda italiana también es pasible de ser agarrada con la boca (?) y la segunda es recorrer los técnicos que han tenido el privilegio de trabajar en el Calcio.

Y no son muchos, a diferencia de España por ejemplo, donde hasta Gorosito tiene la posibilidad de trabajar. El rigor italiano, los amantes de la táctica y la estrategia, difícilmente contemplen la llegada de un argentino con sus ideas tercer mundistas librepensadoras (?). Y los argentinos que han tenido la chance, o bien tuvieron la posibilidad de pertenecer de alguna manera al medio, con su carrera como jugador, o tuvieron la suficiente reputación como para llegar hasta el pináculo laboral (?) que hoy puede tener cualquier técnico del mundo. Trabajar en Italia, así como también jugar, no es para cualquiera. Así que este es un rápido recorrido por los técnicos más importantes, que han desempeñado funciones como entrenador en el fútbol de la verdadera madre patria (?).

Nacido en Argentina, en 1901, debutó en Huracán y rápidamente pasó a Boca y luego a San Lorenzo, donde hizo su gran carrera como futbolista, que continuó para consagrarse definitivamente, en la Juventus, donde estuvo 9 años hasta su retiro en 1940. En Italia dirigió a la Triestina, a Juventus, al Varese, al Atalanta y su último club fue el Pisa. Monti jugó convocado por Vittorio Pozzo la copa del Mundo de 1934 para Italia y cuenta la leyenda que el Duce ya le había echado el ojo en el mundial anterior y que lo amenazó con un par de camisas negras. Luisito se cagó todo y jugó cohibido, como contaba Pancho Varallo. Pero bueno, Monti se radicó en Italia y trabajó como técnico en dicho país varios años y eso es lo único que nos importa. El fascismo y demás boludeces pueden esperar (?).

Su nombre ya exime de mayores comentarios. Renato Cesarini fue EL sinónimo de la sapiencia en el fútbol. Nació en Italia pero a los meses se vino para Argentina. Debutó en Chacarita, jugó en Alvear y luego en Ferro. Se destacó tanto que llegó a la Selección Argentina y de ahí se fue a jugar a Juventus. Volvió a Chacarita y pasó a River donde se retiró. Como técnico tuvo una gran carrera donde se destacó no solo como formador de jugadores sino por novedosas ideas para la época que pudieron observarse en el mejor equipo de fútbol de todos los tiempos, La Máquina de River, pergeñada por él y por Carlos Peucelle. En Juventus estuvo en 1959 y 1960, obteniendo dos scudetti y una copa europea. Renato murió en la pobreza, nah mentira pero siempre hay meter un toque épico con golpe bajo (?), pero dejó una escuela, River, y hasta un club con su nombre, fundado por el Indio Solari. Le debemos un homenaje a Renato, que fue peleador callejero y acróbata de circo, además de un personaje inolvidable.

Inolvidable delantero de Racing del año del pedo (?), marcó 136 goles en 142 partidos entre 1932 y 1936. Una bestia, seis años más y lo pasaba a Labruna en goles. Se fue a jugar a la Lazio, luego al Napoli y en los años de guerra jugó en el Novara, club al cual entrenó, por eso está en esta lista. Novara es el último de club de Emanuel Gigliotti, dato de periodista pero que suma (?).

Era un delantero surgido de Tigre, que pasó a Boca donde se destacó, sobre todo por su buen manejo de pelota. Luego pasó por Chacarita también y se fue a jugar al fútbol francés, a comienzos de la década del 50, toda una rareza. Hizo una buena carrera en Francia en el Niza y se mandó a mudar (?) para España, donde dirigió durante dos años al Real Madrid, nada menos. No tenía una buena relacion con Puskas al parecer, a quien trató de gordito (?). Un problema con el astro húngaro, no austrohúngaro, ja (?), le valió su salida del equipo y cayó en Fiorentina. Así ingresa al fútbol italiano, pasando rápidamente al Bari para caer sí en la Roma donde se peleó con los dirigentes. Enseguida encontró trabajo en el Milan llegando a disputar incluso una Intercontinental con el Santos de Pelé. Pasó también por Bologna y Juventus, y luego se retiró para ser Presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados e incluso una especie de manager de Boca, con Marzolini como técnico.

Desgraciadamente sí, nació en Argentina (?). De todas maneras no podemos negar que fue un ícono del fútbol mundial a su manera. Los padres de él eran españoles y su papá era un anarquista buscado. Qué loco, padre anarco y el hijo más estructurado no le podía salir, es una cosa de locos, Lacan tenés razón en todo (?). Se exiliaron en Casablanca y allí adoptó la nacionalidad francesa. Jugó al fútbol en Francia no con mucho éxito, al joven Helenio le interesaba la táctica. Se retiró en el Puteaux, se pronuncia Putó, y se fue a entrenar a España donde hizo una larga carrera, incluso en Barcelona, hasta que se topó con Kubala. Problemas con él lo obligaron a emigrar a Italia, donde cayó en el Inter. Sí, el famoso Inter de Helenio Herrera, ese canto al oprobio (?), fue donde Helenio dejó el 2-3-5, que en realidad no era tan así, para pasar al catenaccio el cual creó. Ganó varios títulos con Inter y fue también DT del Rimini y de la Roma y llegó también a lo máximo al ser entrenador de la Nazionale, junto a Ferruggio Valcareggi. Helenio, un innovador con todas las letras, tipo polémico pero inevitable.

Poco conocido el Petiso para los hinchas argentinos. Nació en Buenos Aires, se formó en las inferiores de River y de ahí pasó a la vidriera de Dock Sud para llegar a la Roma (?). Hizo una larga carrera en Italia y se destacó sobre todo en Napoli, donde es recordado con cariño. Comenzaría luego una carrera como entrenador siendo en el Napoli donde mayormente se destacó. Un personaje el tipo, gruñón, tomador, fumador y tremendo goleador que dicen, diiiiiiiiiiiiiiiiicen, metió 1000 goles en serio, antes que Pelé. LR! le dedicará también un merecido recuerdo a este personaje.

El Toto, de quien se ha hablado con detalle acá, llegó a la Lazio en 1962 y dirigió a este club en más de una oportunidad. Fue allenatore de la Roma también, equipo con el que obtuvo una Copa Italia. El Toto sentía una marcada influencia de Helenio Herrera y por ello se adaptaba al difícil calcio sin mayores inconvenientes. Lorenzo también, polémico, pero indispensable para tratar de comprender la dimensión del fútbol argentino, por ello es recordado con cariño por el público laziale. Que son fachos, recordemos (?).

El Flaco tuvo su ingreso un poco tarde, recordemos, dejó un equipo con chances como Independiente en banda en nuestro fútbol, le ofrecieron más plata y partió. Lirismo (?). En 1997, su aventura italiana en Sampdoria duró cuatro meses, el Milan le pegó un paseo de novela, le echó a la culpa a los dirigentes y a los jugadores, y se fue. Raro (?). En este caso en realidad lo echaron. Fue la única experiencia de Me notti en la liga italiana.

Sus repetidos éxitos en el concierto doméstico y los partidos puntuales internacionales, le valieron la atención de la Roma que puso los ojos en él. Franco Sensi estaba enamorado del Pelado. La campaña de Bianchi, que se llevó a Trotta (?), fue malísima. La pifió en todo, incluso en tratar de que cedieran a Totti a la Sampdoria. Pero bueno, ese paso fallido de 1996/97 le sirvió a Macri para que lo llevara a Boca y ahí arrancó todo. Te odiamos Totti (?)

Luego de su conflictivo paso por la Selección de Uruguay, donde quiso ordenar todo y no lo dejaron, especialmente Nacional, se fue convocado por el Parma, en el año 2002. Siempre había sonado Daniel para algún club italiano, pero recién en esta época se dio su llegada al Calcio. Y no le fue bien, para nada. No ganó ni un partido y luego de un mes lo despidieron. Quizás Passarella no había entendido que su carrera de técnico había terminado en los 90. River sufriría unos añitos después esta desinteligencia.

Raro que no lo pusimos en segundo lugar (?). Cúper es un entrenador un tanto inclasificable, difícil de explicar. Dirigió a Huracán y a Lanús con singular éxito y se fue a España, donde le siguió yendo bien. Luego de perder 812 finales con Valencia fue contratado por Inter en 2001 donde siguió perdiendo en instancias claves a lo pavote. Retornó a España y en 2008 volvió a Italia para dirigir al Parma, donde luego de 2 meses fue despedido. Entrenó a Georgia, no lo metió en el mundial y ahora está en Grecia y ganó una copa dicen, pero nadie lo cree (?).

Como todos sabemos, Boquita jugó en Italia hasta los 74 años. En su último club, Udinese, luego de una serie de malos resultados del coach anterior le pidieron que se haga cargo de la plantilla junto a Loris Dominissini. Esto fue en el año 2006 y la misión era sencillita, salvar al equipo del norte. En rigor, Sensini era un colaborador más pero le quedó la chapa de técnico. Un mes más tarde tuvo que renunciar al cargo por incompatibilidad de neuronas (?). En poco tiempo quedó eliminado de la UEFA y se comieron una goleada con el Milan que los dejaba bien abajo en la zona de descenso. Boquita estuvo casi 20 años en el fútbol italiano y por ello tuvo semejante grado de confianza como para entregarle un club peleando el descenso. Se avivaron al mes y se fue, pero igual todos esos conocimientos los podemos ver aplicados hoy en Newell´s (?).

Y ahora entonces es el turno de Simeone. No llega a un club grande, claro está. Pero llega a un club plagado de argentinos, como Matías Silvestre, Alvarez, Carboni, Pablo Ledesma, Llama, Ricchiuti, Papu Gómez, Spolli y el gigante Maxi López que lo esperan con los brazos abiertos, tal como lo pone Spolli en su twitter. Además su ayudante de campo será el Mono Burgos, cómo desear que no tengan éxito, en realidad por el Mono solo (?). Pero además el Cholo también tiene la posiblidad de ingresar al fútbol italiano por su pasado de jugador muy joven en ese medio, más allá de ser un entrenador joven y con títulos bajo el brazo. Pero queda claro que dirigir en Italia para un entrenador extranjero, en este caso específicamente para un argentino, es tarea complicada. Más allá de los coaches de la vieja época, en el fútbol moderno los casos de Bianchi, Menotti y Passarella son emblemáticos. Grandes técnicos que han hecho un sapo tremendo. Sólo Cuper dentro de su inclasificabilidad (?) ha hecho algo más o menos digno, pero arruinado por su incomprensible incapacidad para definir con el título lo hecho en la temporada. Simeone tiene entonces una tarea complicada, agarra a un club a mitad de torneo, que no es un grande y que pelea su permanencia. Pero además tiene la tarea de, en el paraíso tacticista, allí donde el verso se les termina a muchos, demostrar que el técnico argentino está a la altura del compromiso.