La dimensión paraguaya

Martín Gorojovsky 773

Se jugó el octavo de final más ninguneado de todos. Paraguay le ganó a Japón por penales 5 a 3 tras un infinito 0 a 0. En cuartos de final espera a España o Portugal.


Las dos claves de la nueva Alemania

hofelst 180
Publicada originalmente el 28 de Julio de 2010 Los pibes y el Bayern Munich. Joachim Löw y Louis Van Gaal. Las dos caras de una figurita repetida: Alemania, otra vez, llegó lejos en el Mundial y jugará contra Argentina.

Hace exactamente un año en la vieja y querida Redó (?) publicábamos un artículo sobre la selección juvenil de Alemania. Aquella nota buscaba reflejar el impacto de los cambios sociales en las bases del fútbol alemán. Hacía notar que el fenómeno inmigratorio se puede también evidenciar en la composición de la selección. Pero la selección alemana, decía aquel artículo, más allá de la ignorancia de varios comunicadores no “compra” futbolistas. Ninguno de los integrantes del plantel que jugó el juvenil y el que juega en Sudáfrica 2010 recibió un ofrecimiento de nacionalizarse para jugar en el equipo alemán (aunque Cacau llegó a Alemania siendo futbolista amateur). Estos jóvenes son tan alemanes como el currywurst (?). Hoy estos multiétnicos pibes, estos hijos de padres provenientes de países de tradición futbolística menor, revalidaron las credenciales de una de las selecciones más grandes del fútbol mundial. En lo que es una de las estadísticas más impresionantes de la historia de los mundiales, Alemania terminará Sudáfrica 2010 al menos entre los 8 primeros, resultado que mantiene ininterrumpidamente desde Suiza 1954. Quince Copas consecutivas alcanzando los cuartos de final (o equivalente). Y en esta Alemania v.2010 están Manuel Neuer (24 años), Sami Khedira (23), Dennis Aogo (23), Jérome Boateng (21), Mesut Oezil (21) y Marko Marin (21). Todos ellos salieron campeones en el Europeo juvenil 2009 que disparó ese viejo post de hace un año. A ellos se suman Serdar Tasci (23), Holger Badstuber (21), Thomas Mueller (20) y Toni Kroos (20) para conformar la tercera selección más joven de Sudáfrica 2010.

No es raro que un pibe se destaque, lo llamativo es que sean varios y que esto suceda en una selección como Alemania que tradicionalmente recurría  a futbolistas consagrados. Evidentemente, uno de los aciertos de Joachim Löw ha sido el de darles, no sólo cabida, sino las llaves del equipo a estos pibes. En esta Alemania post-Ballack ya todo el mundo habla de su reemplazante Oezil, el volante de Werder Bremen que genera el fútbol del equipo. Mueller debutó en la selección mayor alemana en el amistoso de marzo de este año frente a Argentina. Frente a Inglaterra jugó su sexto partido en la mayor y se consagró como una de las figuras del Sudáfrica 2010. Khedira es el pilar del mediocampo y Boateng parece haberse ganado el lateral izquierdo de su equipo. Y si la primera explicación del éxito de la Mannschaft es su fresca (?) juventud, la segunda tiene nombre y apellido: Louis Van Gaal. El holandés, injustamente vilipendiado (?) por algunos en estos lares, es indudablemente una de las figuras más relevantes del fútbol mundial de los últimos veinte años y padre de una de las últimas revoluciones futbolísticas. A este hombre, que además de entrenador es un gran formador de futbolistas, el año 2010 lo encuentra trabajando en Alemania, en Bayern Munich. En este fútbol globalizado que impide a las selecciones tener algún tipo de preparación (los futbolistas se juntan y juegan), Löw entendió la importancia de tener un grupo que se conozca de antemano y aprovechó una situación preexistente. Agarró la base del Bayern Munich, la reforzó con la salida de Demichelis (?), y listo; a la cancha. Ocho integrantes del plantel alemán juegan en el club de Munich, uno está cedido a préstamo pero pertenece al Bayern (Kroos), y dos más tienen un pasado reciente en el club (Jansen y Podolski). En total, once de los veintitrés están ligados al club bávaro. Lugar común (?): Löw sabe que su rol es el de seleccionador, no entrenador y sabe que no hay razón para alterar el modo de jugar de una buena parte de sus elegidos. Decir que Alemania parece un equipo holandés sería muy fácil de decir, así que Alemania parece un equipo holandés (?). El 4-2-3-1 con mucha movilidad y pocos puestos fijos cuando el equipo ataca es el ADN del campeón de la Bundesliga y de la selección también. En realidad, se podría decir por lo visto en este Mundial que en Alemania los jugadores tienen hasta más libertad que en Bayern Munich. Esta Alemania no es un equipo defensivo. En ninguno de los partidos del Mundial salió a esperar a su rival. Por el contrario, siempre salió de entrada a atacar a su rival con mucha gente. Lo hizo muy bien en los primeros tiempos contra Australia e Inglaterra, menos bien contra Ghana y lo intentó sin éxito en la primera parte del partido con Serbia. Si Alemania no va ganando sale a buscar con mucha gente. El contrataque, ejecutado con maestría en el partido de octavos de final, es un recurso para cuando ya está arriba en el marcador. Entre las individualidades se destaca Schweinsteiger, hombre que supiera ser un volante externo de ida y vuelta, convertido por Van Gaal en un volante central con un gran sentido de la ubicación. Él es quien mantiene una posición fija cuando su equipo ataca. El resto tiene muchísima libertad. El que lo acompaña haciendo las veces de Van Bommel es Khedira, quien tiene un despliegue fenomenal y llega al área sin un posicionamiento fijo. En palabras de Carlos Bianchi: “Ojo con Khedira, no luce pero juega muy bien y siempre está. Un día de estos va a definir un partido.” Todavía no definió ninguno, ojo (?). La línea de tres que apoya a Klose y llega con sorpresa encuentra a Mueller bien abierto sobre la derecha. En Bayern está más tirado al medio, con Robben a su derecha y Ribery a su izquierda. En Alemania, están Oezil en el medio y Podolski a la izquierda. Pero en realidad, Mueller y Oezil tienen muchísima libertad para moverse por todo el ataque, ocupar espacios vacíos y llegar por sorpresa, y Podolski suele meter diagonales cuando encara al arco. El punto más flojo de los triples campeones mundiales tal vez resida en su zaga central, algo tosca y lenta. La componen Mer tesacker y Friedrich. Lahm, viejo lateral izquierdo reconvertido en derecho, tampoco está haciendo un gran mundial, y varias veces a Alemania le han creado peligro por su lado. Además podría pensarse que la inexperiencia y los nervios propios de un equipo muy joven tal vez puedan jugarles una mala pasada en algún momento decisivo, pero también es sabido que los germanos no tienen sentimientos (?). Esta Alemania, como todas las Alemanias de siempre, es un equipo de cuidarse. En un fútbol europeo occidental avejentado que nutre a sus clubes de talento extracontinental, Löw y cía parecen haber encontrado una fórmula para mantener intacto el poderío del gigante.


Frase hecha: Brasil es Brasil

Martín Gorojovsky 765

Los de Dunga la tuvieron complicada pero en tres minutos hicieron dos goles y a otra cosa. Juan y Luis Fabiano marcaron en la primera mitad y en el complemento aumentó Robinho. Con este 3 a 0, Brasil enfrentará el próximo viernes a Holanda en cuartos de final. Lo de Chile fue dignísimo.


A cuartos con dudas y categoría

Martín Gorojovsky 845

La Argentina de Messi y Maradona le ganó al México de Bofo Bautista (?) por los octavos de final de Sudáfrica 2010. Fue 3 a 1 con dos goles de Tévez (uno en guaso offside, el otro un golazo) e Higuaín. Hernández marcó para México. En cuartos jugará contra Alemania el próximo sábado.


Sudáfrica 2010: Día 15

Martín Gorojovsky 352

Final de la primera fase del mundial y clasificación para Brasil, Portugal, España y Chile; y eliminación para Costa de Marfil, Corea del Norte -que ya estaba afuera-, Suiza y Honduras.



Ricardo Robben (?)

Martín Gorojovsky 434

Última jornada del grupo E y Holanda clasificó primera tras derrotar a Camerún 2 a 1 con un muy lindo gol de Van Persie y otro de Huntelaar, mientras que Eto’o de penal marcó para los africanos. En el otro partido, Japón derrotó a Dinamarca por 3 a 1 y jugará con Paraguay



Sudáfrica 2010: Día 11

Martín Gorojovsky 271

La última jornada que completa a los titulares de la Copa vino con hasta ahora la máxima goleada del campeonato, la casi segura clasificación chilena y la primera victoria española en el certamen.


Se guardan la furia para el final

Martín Gorojovsky 816

España, sin Iniesta entre los titulares, hizo los deberes frente a Honduras y le ganó 2-0. David Villa marcó los dos goles, y además falló un penal. El dominio español fue amplio, y los dirigidos por Del Bosque definirán su pase a octavos en la última fecha frente al Chile de Bielsa.


Orribile Italia, deplorevole

Martín Gorojovsky 433

Final de un flojo partido y sorpresa en Nelspruit. Italia y Nueva Zelanda empataron 1 a 1. A los 7´Shane Smeltz puso en ventaja a los All Whites, y Vincenzo Iaquinta empató a los 29´de penal. Ambos goles fueron polémicos.