Péguele a la galaxia – Edición mundialista

La Redó! 0

Llegó a Sudáfrica montado en un unicornio alado, rodeado de un aura prístina, dorada, flúo (?), bien afeitado y sin caspa. Como capitán de la selección que muchos señalaban como la gran revelación o el equipo que -junto a España- tenía mayores posibilidades de ser el octavo seleccionado en lograr el campeonato mundial.

Fue muy pobre lo de los lusos en esta Copa del Mundo; un empate ante Costa de Marfil, siete goles a la limitadísima Corea del Norte y contra Brasil apostó al empate que le aseguraba la clasificación. En octavos perdió sin atenuantes ante su par español. Si como equipo fueron una sombra de lo prometido, ¿qué decir de su estrella?

Desde lo estrictamente futbolístico Cristianito fue reiteradamente criticado por su exceso de firulete innecesario, egoísmo, mala toma de decisiones, falta de solidaridad y compromiso táctico con el equipo.

CR7 se fue de Sudáfrica eliminado en octavos, sin mostrar ni el trailer de la promo de sus publicidades, sin fantasía, sin velocidad, sin pegada, sin desequilibrio, sin fútbol. Fue el referente de un equipo al cual no pudo/supo/quiso liderar. Contagió sus habituales muestras de fastidio de nene malcriado a sus compañeros, los que se cansaron de mostrarse como receptores, no recibir una descarga y ver cómo la Jabulani salía disparada en dirección a la cabecera vuvuzelana.

Sus números en este Mundial (datos oficiales de FIFA) indican que jugó completos los 4 partidos de su equipo, en los cuales realizó un total de 140 pases con una eficacia de sólo el 60% (el porcentaje de sus compañeros fue del 74%).

- Cometió una falta y sólo recibió ocho foules en cuatro partidos, es decir que la falta no fue un recurso utilizado por los rivales para frenarlo.

- Realizó una asistencia y convirtió sólo un gol (el sexto en un 7-0).

- Incluyendo tiros libres pateó 21 veces al arco, 19 de esos disparos fueron desde fuera del área, los dos restantes fueron desde dentro del área, incluyendo el gol de chiripa que le convierte a Corea del Norte.

- De los 21 disparos sólo 9 fueron en dirección al arco.

- Eso fue todo, más una amonestación.

Tiene buenos jugadores Portugal, con los resultados puestos es fácil decir que quizás con Aurorita jugando más metido en el área (o —herejía (?)— directamente sin él), los lusitanos hubiesen podido tener un mejor juego de equipo, asociado, más suelto, sin la obligación de tener que hacer pasar todas las jugadas por los botines flasheros de CR9.


“Caras de gente que no entiende…”

Cristiano Ronaldo se vuelve a la casa, a ver en DVD la compilación de sus mejores peinados mientras vigila el saldo de los 11 millones de euros que el Amargadrid le paga por año, el departamento de marketing de FIFA se la corta con un gajo de Jabulani y las arlecas del mundo lloran porque se acabó el show.



La dimensión paraguaya

Martín Gorojovsky 773

Se jugó el octavo de final más ninguneado de todos. Paraguay le ganó a Japón por penales 5 a 3 tras un infinito 0 a 0. En cuartos de final espera a España o Portugal.


Las dos claves de la nueva Alemania

hofelst 180
Publicada originalmente el 28 de Julio de 2010 Los pibes y el Bayern Munich. Joachim Löw y Louis Van Gaal. Las dos caras de una figurita repetida: Alemania, otra vez, llegó lejos en el Mundial y jugará contra Argentina.

Hace exactamente un año en la vieja y querida Redó (?) publicábamos un artículo sobre la selección juvenil de Alemania. Aquella nota buscaba reflejar el impacto de los cambios sociales en las bases del fútbol alemán. Hacía notar que el fenómeno inmigratorio se puede también evidenciar en la composición de la selección. Pero la selección alemana, decía aquel artículo, más allá de la ignorancia de varios comunicadores no “compra” futbolistas. Ninguno de los integrantes del plantel que jugó el juvenil y el que juega en Sudáfrica 2010 recibió un ofrecimiento de nacionalizarse para jugar en el equipo alemán (aunque Cacau llegó a Alemania siendo futbolista amateur). Estos jóvenes son tan alemanes como el currywurst (?). Hoy estos multiétnicos pibes, estos hijos de padres provenientes de países de tradición futbolística menor, revalidaron las credenciales de una de las selecciones más grandes del fútbol mundial. En lo que es una de las estadísticas más impresionantes de la historia de los mundiales, Alemania terminará Sudáfrica 2010 al menos entre los 8 primeros, resultado que mantiene ininterrumpidamente desde Suiza 1954. Quince Copas consecutivas alcanzando los cuartos de final (o equivalente). Y en esta Alemania v.2010 están Manuel Neuer (24 años), Sami Khedira (23), Dennis Aogo (23), Jérome Boateng (21), Mesut Oezil (21) y Marko Marin (21). Todos ellos salieron campeones en el Europeo juvenil 2009 que disparó ese viejo post de hace un año. A ellos se suman Serdar Tasci (23), Holger Badstuber (21), Thomas Mueller (20) y Toni Kroos (20) para conformar la tercera selección más joven de Sudáfrica 2010.

No es raro que un pibe se destaque, lo llamativo es que sean varios y que esto suceda en una selección como Alemania que tradicionalmente recurría  a futbolistas consagrados. Evidentemente, uno de los aciertos de Joachim Löw ha sido el de darles, no sólo cabida, sino las llaves del equipo a estos pibes. En esta Alemania post-Ballack ya todo el mundo habla de su reemplazante Oezil, el volante de Werder Bremen que genera el fútbol del equipo. Mueller debutó en la selección mayor alemana en el amistoso de marzo de este año frente a Argentina. Frente a Inglaterra jugó su sexto partido en la mayor y se consagró como una de las figuras del Sudáfrica 2010. Khedira es el pilar del mediocampo y Boateng parece haberse ganado el lateral izquierdo de su equipo. Y si la primera explicación del éxito de la Mannschaft es su fresca (?) juventud, la segunda tiene nombre y apellido: Louis Van Gaal. El holandés, injustamente vilipendiado (?) por algunos en estos lares, es indudablemente una de las figuras más relevantes del fútbol mundial de los últimos veinte años y padre de una de las últimas revoluciones futbolísticas. A este hombre, que además de entrenador es un gran formador de futbolistas, el año 2010 lo encuentra trabajando en Alemania, en Bayern Munich. En este fútbol globalizado que impide a las selecciones tener algún tipo de preparación (los futbolistas se juntan y juegan), Löw entendió la importancia de tener un grupo que se conozca de antemano y aprovechó una situación preexistente. Agarró la base del Bayern Munich, la reforzó con la salida de Demichelis (?), y listo; a la cancha. Ocho integrantes del plantel alemán juegan en el club de Munich, uno está cedido a préstamo pero pertenece al Bayern (Kroos), y dos más tienen un pasado reciente en el club (Jansen y Podolski). En total, once de los veintitrés están ligados al club bávaro. Lugar común (?): Löw sabe que su rol es el de seleccionador, no entrenador y sabe que no hay razón para alterar el modo de jugar de una buena parte de sus elegidos. Decir que Alemania parece un equipo holandés sería muy fácil de decir, así que Alemania parece un equipo holandés (?). El 4-2-3-1 con mucha movilidad y pocos puestos fijos cuando el equipo ataca es el ADN del campeón de la Bundesliga y de la selección también. En realidad, se podría decir por lo visto en este Mundial que en Alemania los jugadores tienen hasta más libertad que en Bayern Munich. Esta Alemania no es un equipo defensivo. En ninguno de los partidos del Mundial salió a esperar a su rival. Por el contrario, siempre salió de entrada a atacar a su rival con mucha gente. Lo hizo muy bien en los primeros tiempos contra Australia e Inglaterra, menos bien contra Ghana y lo intentó sin éxito en la primera parte del partido con Serbia. Si Alemania no va ganando sale a buscar con mucha gente. El contrataque, ejecutado con maestría en el partido de octavos de final, es un recurso para cuando ya está arriba en el marcador. Entre las individualidades se destaca Schweinsteiger, hombre que supiera ser un volante externo de ida y vuelta, convertido por Van Gaal en un volante central con un gran sentido de la ubicación. Él es quien mantiene una posición fija cuando su equipo ataca. El resto tiene muchísima libertad. El que lo acompaña haciendo las veces de Van Bommel es Khedira, quien tiene un despliegue fenomenal y llega al área sin un posicionamiento fijo. En palabras de Carlos Bianchi: “Ojo con Khedira, no luce pero juega muy bien y siempre está. Un día de estos va a definir un partido.” Todavía no definió ninguno, ojo (?). La línea de tres que apoya a Klose y llega con sorpresa encuentra a Mueller bien abierto sobre la derecha. En Bayern está más tirado al medio, con Robben a su derecha y Ribery a su izquierda. En Alemania, están Oezil en el medio y Podolski a la izquierda. Pero en realidad, Mueller y Oezil tienen muchísima libertad para moverse por todo el ataque, ocupar espacios vacíos y llegar por sorpresa, y Podolski suele meter diagonales cuando encara al arco. El punto más flojo de los triples campeones mundiales tal vez resida en su zaga central, algo tosca y lenta. La componen Mer tesacker y Friedrich. Lahm, viejo lateral izquierdo reconvertido en derecho, tampoco está haciendo un gran mundial, y varias veces a Alemania le han creado peligro por su lado. Además podría pensarse que la inexperiencia y los nervios propios de un equipo muy joven tal vez puedan jugarles una mala pasada en algún momento decisivo, pero también es sabido que los germanos no tienen sentimientos (?). Esta Alemania, como todas las Alemanias de siempre, es un equipo de cuidarse. En un fútbol europeo occidental avejentado que nutre a sus clubes de talento extracontinental, Löw y cía parecen haber encontrado una fórmula para mantener intacto el poderío del gigante.


Frase hecha: Brasil es Brasil

Martín Gorojovsky 765

Los de Dunga la tuvieron complicada pero en tres minutos hicieron dos goles y a otra cosa. Juan y Luis Fabiano marcaron en la primera mitad y en el complemento aumentó Robinho. Con este 3 a 0, Brasil enfrentará el próximo viernes a Holanda en cuartos de final. Lo de Chile fue dignísimo.


Y fue el partido más complicado de Argentina hasta acá. A medida que se avanza, la cosa se va complejizando. Encima México en los primeros minutos era más, bastante más. Se había acercado con remates pero ocupaba mejor el terreno de juego. Hasta que llegó un error inverosímil de los árbitros del encuentro, mal uso de la “tecnología”, desorden general y México que se parte en dos. Todo el plan del Vasco Aguirre, que pensó el partido en lo previo de manera perfecta, se desmorona. Argentina obviamente sin culpa alguna, aprovechó la circunstancia, se adaptó al encuentro y con que alguno de los noqueadores que tiene en ataque pegara un gancho propicio, la cosa se terminaba. Así fue, y ahora a pensar en Alemania y a resolver el impacto de mirarle la cara a Ozil durante noventa minutos (?). Pero antes hay que aprender bastante de este partido. Será lo que será México, pero siempre aporta dificultades tácticas para resolver. Aunque no pase de Octavos ni por puta (?) vale la intención.

El repaso, jugador por jugador:

Sergio Romero 6: En los partidos anteriores había tenido poco trabajo. Pero hoy Salcido le probó desde la casa de la tía de Maxwell en Acapulco (?). Y en algunas las vio pasar, algún travesaño, algún remate de Guardado cerquita, y en otras mostró seguridad y confianza ante la media distancia. En los centros correcto y en el gol de Chicharito, poco que hacer, la definición del mexicano es excelente. Sigue la regularidad en el arco.

Nicolás Otamendi 6: Cuando parecía que Guardado y el propio Salcido lo iban a complicar demasiado, el pibe de Vélez estuvo firme, tuvo alguna duda cuando se proyectó, pero en líneas generales su trabajo estuvo siempre compensado. Es lo que sucede con Otamendi, que parece que no pero sí, que quizas mmmmm, pero bien. Desde la inmadurez aportando experiencia, su segundo tiempo fue aun mejor que el primero. Bien y creciendo.

Martín Demichelis 4: “encaralo al 2 que es medio gol”. Es la indicación de todo entrenador rival de Argentina. Efectivamente, el gol de Hernández llega, no por su sector, sino por su metro cuadrado, lo pasa como un palo y el delantero define estupendamente. Siempre brindando inseguridad, siempre necesitando el auxilio de Burdisso y en este caso también los oportunos cierres de Otamendi. Demichelis es el punto flojo de una defensa confiable. Y el equipo lo viene sintiendo, cada gol que sufrió la Selección tienen su involuntario y voluntario protagonismo. Mal, otra vez.

Nicolás Burdisso 5: Es curioso porque no tuvo un mal partido, pero sí fue algo irregular en las salidas y necesitó el complemento de Heinze. Algo seguro en el juego aéreo, quizás lo que incida que Nicolás no se haya destacado es que tenga que hacer uso y abuso de su voz de mando para ordenar a Demichelis. Como un marcapasos, está para controlar al bobo (?). De todas formas cumplió, si pusiéramos decimales sería un 5.50 pero los decimales son de puto (?).

Gabriel Heinze 8: ¿Exagerado? Ni a palos. Espectacular partido del Gringo que se peleó con una cámara, con un camarógrafo, con algunos mexicanos. Se peleó con todos menos con la pelota. Cuando México apuró, estuvo el Gringo para sacar. Cuando se tuvo que cerrar y aportar toda su experiencia de central, ahí estuvo. Lejos, el mejor de la defensa. La tienen adentro pero a mansalva (?).

Maxi Rodríguez 5: No fue bueno el partido de Maxi esta vez. Porque Argentina no tuvo la pelota mucho, no atacó por las bandas casi y ni siquiera tapó la subida de Salcido cuando el defensor volante mexicano se mandó una y otra vez al ataque y complicó con sus remates. En el segundo tiempo apareció un poco más, pero esta vez Maxi se pareció al de la última temporada en Liverpool.

Javier Mascherano 5: Complicado el partido de Mascherano. El mediocampo argentino estuvo básicamente perdido, la movilidad y la dinámica mexicana complicó a toda la línea media de Maradona. En ese contexto, Javier quedó mal parado en muchas oportunidades, soportó un dos o tres a uno en más de una ocasión y a pesar de ello por suerte no se le fue la gamba. Cuando Mascherano queda solo quedan dos posibilidades: o es la heroica, quita todo y hace un partidazo o lo que sucedió ante México donde queda a destiempo.

Angel Di María 5: No se mandó, no desniveló, no suplantó a Messi en cuanto al rol creativo y no dio una mano en el medio. Ojo, no fue tan flojo el partido de Angelito, pero venía haciendo buenos partidos, los dos últimos básicamente, y esta vez la diferencia se notó. Algo livianito, muchas veces vio como pasaba Efraín Juárez y era Heinze el que tenía que salir a encimar. Repetimos, la Selección estuvo partida en su mediocampo y quedó absolutamente desorganizada, Di María sintió el impacto de la dinámica de los jugadores mexicanos.

El offside del pueblo

Ernesto 0

Nueva victoria Argentina y el pase a Cuartos de Final. Nuevamente, el repaso individual por nuestros jugadores que muestran a un genial Carlos Tévez. Demichelis cada vez más lejos del diploma de honor (?).

Lionel Messi 6: No hubo tanto Messi y su juego se condice con lo último que se vio de él, mayor sacrificio en pos del colectivo y menos distinción personal. Muy bien tomado por los pequeños rombos mexicanos que se formaban a su alrededor, Messi siempre la pidió, exageró un poco en lo individual es cierto, pero tuvo sus oportunidades para generar el desnivel. La elasticidad de los defensores y volantes de México perjudicaron un poco su juego que quizás encuentre ante los androides alemanes (?) otro tipo de resistencia. Hoy, Messi cumplió en función del equipo, jugó todos los partidos, jugó todo el tiempo, no quiere salir, la pide siempre, toca, le pega, la va a buscar, le salen algunas, otras no. Eso es lo que corresponde para cualquier jugador, pero si hablamos de un crack y de un crack que estaba apagado con esta camiseta, hay que ser optimistas ante lo que vendrá.

Gonzalo Higuaín 7: Definición de crack, un gol que hizo olvidar rápidamente el robo a mano armada (?) del primer tanto. Atento al error, el Pipita se adueña de la jugada, asume el protagonismo de un mano a mano, la pisa y la manda a guardar. Vale la pena repasar el gol, apenas Higuaín hace el gesto de la pisada todo el mundo en el estadio levanta los brazos, la pisada es el golazo, no el pase a la red efectivo. Luego como siempre aportando su peligrosidad, su velocidad y la búsqueda con los otros actores ofensivos para generar y generarse las situaciones en forma permanente. A pesar de su elegancia, su voracidad goleadora es notable y por eso es reemplazado en pocas oportunidades.

Carlos Tévez 8: Espectacular partido de Carlitos, si contra Corea del Sur había hecho un gran papel, a este le sumó la misma virtud apoyado en dos goles. En el primero bueno, menos mal que lo hizo (?) y en el segundo tiró una piña que voltearía a la 12 y a los Borrachos del Tablón con ese golpe nomás. Inolvidable remate, furibundo, lleno de malicia que desemboca en la definición absoluta del partido. Además de los goles lo de siempre, chocando pero bien, presionando, poniendo ganas, buscando su juego, buscando una interesante asociación con Higuaín. Hoy quien se destaca es Tévez, el poder de fuego es suyo y jugó, finalmente y en un mundial, uno de los mejores partidos de su vida. Luego sufrió el cambio, algo temprano quizás, pero correcto de acuerdo a lo que pedía el encuentro.

Juan Sebastián Verón 4: El cambio estuvo bien pensado, Tévez había hecho un sacrificio enorme, el partido con tres goles a favor , era necesario asistir a Mascherano en el medio y tener un poco la pelota. Cortó algunas sí, dio algunos pases, por lo general mal, y no la tuvo nunca.

Jonás Gutiérrez: Sin calificación, entró faltando poco y se calzó las anteojeras, le pusieron el sulky atrás y se fue a galopar por la izquierda.

Javier Pastore: Entró más tarde todavía, quizás su ingreso hubiese sido interesante unos minutos antes, sobre todo para descargar la responsabilidad un poco de Messi. Hizo alguna pisada, mostró un poquito de su jerarquía y no hubo tiempo para mucho más.

No estuvo mal el equipo en líneas generales, obviamente no fue una gran y lucida actuación, pero se pudo resolver el encuentro esta vez usufructuando el horror arbitral. Obviamente que la falla perjudicó a México pero había que saber aprovechar en beneficio propio la situación. Y así lo hizo el equipo argentino que entendió rápidamente los vaivenes estratégicos propuestos por su complicado rival. Habrá que replantear sí el tema de la posesión de la pelota cuando Messi y Di María no pueden hacerse de ella, Verón lamentablemente no pudo nuevamente volver a ayudar en este sentido. Y también habrá que repasar algunas cuestiones defensivas, sobre todo por el sector de Demichelis.

Lo interesante es la preparación específica ante cada encuentro, eso ha sido lo más destacable de Argentina hasta ahora. Siempre ganó gracias a su implacable poder ofensivo, pero al mismo tiempo fue trabajando la construcción de su superioridad. De cara al partido frente a Alemania, será entonces fundamental lograr dicha supremacía del juego con el mismo rigor para seguir pasando pantallas hasta llegar al final del juego.


A cuartos con dudas y categoría

Martín Gorojovsky 845

La Argentina de Messi y Maradona le ganó al México de Bofo Bautista (?) por los octavos de final de Sudáfrica 2010. Fue 3 a 1 con dos goles de Tévez (uno en guaso offside, el otro un golazo) e Higuaín. Hernández marcó para México. En cuartos jugará contra Alemania el próximo sábado.


Sudáfrica 2010: Día 15

Martín Gorojovsky 352

Final de la primera fase del mundial y clasificación para Brasil, Portugal, España y Chile; y eliminación para Costa de Marfil, Corea del Norte -que ya estaba afuera-, Suiza y Honduras.



CRÓNICA

Poco ofrecieron el amarrete seleccionado suizo contra los divertidos (?) hondureños. Suiza, necesitado de un triunfo para clasificar a octavos, es quien tiene que llevar el juego pero no supo qué hacer ante un Honduras que está viviendo sus últimos 90 minutos en Sudáfrica 2010.

Un partido bastante aburrido en el que los de Hitzfeld fueron más, pero por lógica y no por juego, en el primer tiempo; y Honduras fue un poco mejor en el complemento. No se puede hablar de merecimientos cuando un equipo, como el suizo, no sabe cómo atacar cuando le corresponde atacar. Recordar que el único gol suizo en la competencia fue ese aborto contra España que permitió que hoy el seleccionado helvético llegue con chances de pasar a octavos.

Los hondureños pasaron por Sudáfrica y se fueron como tenían pensado desde un principio. Por lo menos no fueron goleados como muchos vaticinaban antes de la competencia.

FICHA

Suiza: Diego Benaglio; Stephan Lichtsteiner, Steve von Bergen, Stéphane Grichting, Reto Ziegler; Tranquillo Barnetta, Gökhan Inler, Benjamin Huggel, Gelson Fernandes (46′ Hakan Yakin); Eren Derdiyok; Blaise N´Kufo (69′ Alexander Frei). DT: Ottmar Hitzfeld

Honduras: Noel Valladares; Mauricio Sabillon, Osman Chavez, Victor Bernardez, Maynor Figueroa; Edgar Alvarez, Wilson Palacios, Hendry Thomas, Ramon Nunez (67′ Walter Martinez); Jerry Palacios, David Suazo (87′ Danilo Turcios). DT: Reinaldo Rueda

Amonestados: 4′ Hendry Thomas (HON), 34′ Gelson Fernandes (SUI), 58′ David Suazo (HON), 65′ Osman Chavez (HON), 89′ Wilson Palacios (HON)

Arbitro: Hector Baldassi (Argentina)
Estadio: Free State de Bloemfontein

PREVIA

Volvé a tu neutralidad (?)

La Redó! 0

Se cerró la primera fase del Mundial. Suiza y Honduras empataron cero a cero en la última fecha del grupo H, mientras que España le ganó 2 a 1 a Chile. Suizos y hondureños abandonaron la competencia. ¡Enhorabuena! (?)

¿A quién le importa este partido teniendo la promesa de fútbol en España y Chile? Bueno, a alguien le tiene que importar (?). La rácana Suiza enfrenta a los ingenuos hondureños con la intención de meter un par de goles y clasificar a octavos.

Para no depender de ningún resultado, si los suizos sacan una diferencia de más de dos goles, estarían en octavos de final. Honduras, en cambio, tendrá que ganar por varios de goles y esperar una victoria de Chile sobre España.



CRÓNICA

Totalmente previsible el partido entre Costa de Marfil y Corea del Norte. Los africanos, urguidos de goles, salieron a matar a los muy goleables norcoreanos. Pero con el correr de los minuto se fueron apagando. EL 3 a 0 final marcó la eliminación de Costa de Marfil, un equipo que, individualmente, está muy por encima de sus “compañeros” de continente. La superioridad individual de los Drogba, Gervinho, Yaya Touré, Keita, fue demasiado. Si bien en juego de equipo todavía le falta superar todas las ingenuidades del fútbol africano, Costa de Marfil tiene (más allá de que siga o no en el Mundial) el mejor material para ser el equipo líder de África.

Yaya Touré marcó el primer gol rapidamente ante la nula resistencia de la última línea de Corea del Norte. Seis minutos después marcaron el segundo gol, pero en esos 360 segundos, Costa de Marfil pudo hace 2 goles más. Drogba estrelló el travesaño y en el rebote apareció Romaric para marcar el segundo.

Palos, travesaño, desviadas por centímetros, todo eso pasó en la primera mitad. Los africanos fueron infinitamente superiores, quizás como nadie en lo que va de la Copa del Mundo.

Sin embargo en la segunda mitad los minutos pasaron y Costa de Marfil siguió siendo superior pero no tan profundo. El tiempo se iba y como Brasil no le ganaba a Portugal, los africanos se fueron desanimando.

Recién sobre el final, el ingresado Kalou marcó el 3 a 0 final que marcó el adiós para los dos de Sudáfrica 2010. Costa de Marfil en su segunda participación mundialista vuelve a quedar afuera en primera ronda, dejando una imagen de que puede dar más. Corea del Norte, también afuera, no pudo repetir la hazaña de 1966.

FICHA

Corea del Norte: Myong-Guk Ri; Jong-Hyok Cha, Chol-Jin Pak, Jun-Il Ri, Yun-Nam Ji, Kwang-Chon Ri; Yong-Jo Hong, Nam-Chol Pak, Yong-Hak An, In-Guk Mun (67′ Kum-Chol Choe); Tea-Se Jong. DT: Kim Jong-Hun

Costa de Marfil: Boubacar Barry; Emmanuel Eboué, Kolo Touré, Didier Zokora, Arthur Boka; Romaric (79′ Seydou Doumbia), Yaya Touré, Cheik Tioté, Abdulkader Keita (64′ Salomon Kalou), Didier Drogba, Gervinho (65′ Aruna Dindane). DT: Sven Göran Eriksson

Goles: 14′ Yaya Touré (CdM), 20′ Romaric (CdM), 82′ Salomon Kalou (CdM)

Árbitro: Undiano Mallenco (ESP).
Estadio: Mbombela de Nelspruit.

PREVIA

Goles son amores, pero no alcanzan para clasificar

La Redó! 0

Costa de Marfil hizo lo suyo en el grupo G y le ganó 3 a 0 a Corea del Norte con goles de Yaya Touré, Romaric y Kalou. Pero Brasil y Portugal empataron cero a cero y los Elefantes se suman a lote africanos eliminados.

Costa de Marfil y Corea del Norte se despiden del Mundial en el cierre del grupo G. Los africanos todavía tienen mínimas chances de clasificarse, aunque para ello deberán golear a los norcoreanos, ya eliminados, y esperar lo propio de Brasil sobre Portugal.

Después la derrota por 3-1 ante los de Dunga, las opciones de Costa de Marfil de alcanzar los octavos de final se han reducido hasta prácticamente el milagro. Están a tres puntos del segundo clasificado, sino que en diferencia de goles general están abajo por 9 goles, con lo que el pase es prácticamente algo imposible.



Ricardo Robben (?)

Martín Gorojovsky 434

Última jornada del grupo E y Holanda clasificó primera tras derrotar a Camerún 2 a 1 con un muy lindo gol de Van Persie y otro de Huntelaar, mientras que Eto’o de penal marcó para los africanos. En el otro partido, Japón derrotó a Dinamarca por 3 a 1 y jugará con Paraguay