PARTIDO

Ufff, partidazo en el Libertadores de América (?). El primer tiempo realmente fue un plomo, pero tuvo esa emoción que te da el gol. A los 9 minutos Galeano peinó una pelota frontal proveniente de un tiro libre y marcó el único gol del partido.

Y por más que el segundo tiempo estuvo un poco mejor jugado, sólo un poco, el partido no escapó a una mediocridad que asusta. Es increíble como Argentinos Juniors, el último campeón del fútbol local, se convirtió en ese equipo que no le haría fuerza ni a un equipo del ascenso. Más allá del cambio de técnico y la sangría que tuvo el plantel, lo del “Bicho” es asqueroso dentro del campo de juego. En eso tendrían que pensar los dirigentes cuando salen campeones. ¿De qué sirve cuando después pasan estas cosas?

Ojo, Independiente no está mucho mejor. El equipo de Garnero es una sombra de lo que sus dirigentes e hinchas esperan. ¿Para qué se cambió? ¿Para esto? Realmente es triste lo que muestra el “Rojo” partidos tras partido en la cancha. Acá no se habla de paladar negro o la falta de este, sino que se habla de fútbol.

El plantel de Independiente carece de conceptos básicos para cualquier futbolista y eso es grave. La historia de Independiente está siendo mansillada por jugadores que, a pesar de haber ganado hoy, poco tienen que ver con una gloria que ya parece estar en color sepia.

Para lo anecdótico queda el centésimo triunfo en torneos internacionales, una marca nada despreciable en la historia del fútbol sudamericano.

Independiente: Adrián Gabbarini; Eduardo Tuzzio, Julián Velázquez, Leonel Galeano y Maximiliano Velázquez; Hernán Fredes, Fernando Godoy, Nicolás Martínez y Lucas Mareque; Facundo Parra y Andrés Silvera. DT: Daniel Garnero.

Argentinos Juniors: Nicolás Navarro; Juan Sabia, Miguel Torrén y Santiago Gentiletti; Gonzalo Prósperi, Juan Mercier, Néstor Ortigoza y Sergio Escudero; Darío Ocampo; Franco Niell y Gonzalo Vargas. DT: Pedro Troglio.

Gol: 9’ Galeano (I).

Cambios: 52’ Emilio Hernández por Ocampo (AJ), 60’ Andrés Romero por Niell (AJ), 63’ Patricio Rodríguez por Martínez (I) y Fabio Escobar por Vargas (AJ), 83’ Nicolás Cabrera por Fredes (I), 90’ Mancuello por Parra (I).

Cancha: Independiente.
Árbitro: Sergio Pezzotta.
Hora: 21.15.

Cantó 100

La Redó! 0

Independiente llegó a su centésima victoria internacional con el 1 a 0 (Galeano) con el que le ganó a Argentinos Juniors en su debut en la Copa Sudamericana. Además obtuvo el primer triunfo oficial en le era Garnero. La revancha se jugará el 9 de septiembre en La Paternal.

El “Rojo” y el “Bicho” empezaron como el orto el Apertura. Ambos tienen un sólo punto sobre nueve posibles y da la casualidad (?) que ese punto es producto de un empate entre los dos. Ambos están necesitados de resultados con urgencia y la oportunidad de la Copa Sudameriana puede ser la cita propicia.

Daniel Garnero decidió mover un poco el banco y hacer debutar al quejoso (?) Maxi Velázquez. Sin embargo, no es Mareque el que pierde su puesto, sino que Gracián sale debido a una lesión, pasando el ex jugador de River a la mitad de la cancha. Además, el técnico también dispuso el debut desde el arranque de Facundo Parra.

Por parte del último campeón argentino, Troglio ya dejó de lado el dibujo inicial de las primeras fechas con cuatro defensores, para volver a un esquema parecido al que se consagró con Borghi. Lo más importante, con respecto al equipo que jugó el último partido en el torneo local, es el regreso de Néstor Ortigoza que había sido expulsado frente a… Independiente (?).

La revancha de este encuentro se jugará el próximo 9 de septiembre en el Diego Maradona de La Paternal y el clasificado de la llave irá contra el ganador del cruce entre Sportivo Huancayo de Perú y Olimpia de Paraguay/Defensor Sporting de Uruguay.

El dato

Independiente vuelve a las competiciones internacionales y va por una marca histórica (?) en el club. El “Rojo” lleva 99 triunfos y 298 goles en torneos internaciones. O sea, esta cerca de meter el 100/300, pero se sabe que es difícil que el equipo de Garnero gane y más aún que consiga dos goles (?).

Historial

Por torneos internacionales se enfrentaron cuatro veces. Independiente ganó 2 veces (Supercopa ’89 2-1 y 1-0), Argentinos 1 (Libertadores ’85 2-1) y empataron la restante (Libertadores ’85 2-2).


Nacido el 26 de agosto de 1978 en la localidad cordobesa de General Cabrera, Pablo Horacio Guiñazú se destacó desde pibe como un habilidoso mediocampista. Sí, ha-bi-li-do-so (?), por más que desde hace un buen tiempo su principal característica sea la de ser el volante más aguerrido de los equipos que ha integrado. Luego de un breve período en las inferiores de Newell´s Old Boys, el “Cholo” debutó en la primera de la “Lepra” nada menos que en el partido más importante del año para el fútbol rosarino: fue 1 a 1 el resultado final de aquel clásico ante Rosario Central aquel 3 de noviembre de 1996 en Arroyito, en el duelo correspondiente al Apertura.


Documento que ilustra acerca de la llegada del “Cholo” a la “Lepra”

A pesar de tener solamente 18 años, su apellido comenzó a ser conocido para aquellos que no eran hinchas de NOB. Volante de características ofensivas, su primer paso por el club presidido por Eduardo López tuvo buenas y malas. Entre las primeras, se puede contar la campaña del Clausura ´97 (buen 3º puesto del equipo de Mario Zanabria, habiendo peleado el torneo hasta el final con el River tricampeón de Ramón Díaz), mientras que en el segundo grupo, tal vez la mayor de sus tristezas haya sido el clásico “del abandono”: la tarde del 23 de noviembre de ese mismo año, Guiña fue uno de los titulares (aunque se fue reemplazado por Hernán Franco poco antes que su equipo quedara con 6 hombres y el choque terminara antes de tiempo) en una de las mayores vergüenzas ñulistas de la historia.


Con la “10″ (!) de NOB, camiseta que utilizó muchas veces en los 90s

Luego de jugar 123 partidos en torneos de la AFA para Newell´s, a mediados del año 2000 se fue en circunstancias poco claras (como muchas cosas que pasaron en la era de EJL) al Perugia. El 20 de agosto, luego de un triunfo de NOB ante Chacarita en San Martín, se fue rápidamente a Ezeiza para viajar junto a Luciano Gaucci -hijo del presidente del club italiano-, desatando un conflicto en el que si bien, la FIFA le dio la razón a los rosarinos en un primer momento (ordenando que los tanos devolvieran al jugador e indemnizaran a la institución argentina), terminó primando el derecho al trabajo del futbolista.

Pero el paso del cordobés por el calcio no fue demasiado bueno -apenas jugó 14 partidos, sin convertir goles- y al cabo de un año estaba de regreso en el fútbol argentino, para tratar de relanzar su carrera.


Con la pilcha del “Rojo”, en el que jugó durante dos años… siendo primero bastante puteado (?) y luego logrando un gran reconocimiento de parte de la gente

Y fue Independiente el nuevo destino del “Cholo”, club en el que vivió una gran amargura primero pero en el que también conoció la gloria a los pocos meses. Si bien Guiñazú debutó con la camiseta roja el 23 de agosto de 2001 -en la derrota del CAI en Santiago de Chile ante Colo Colo por 2 a 1 en el marco de la desaparecida Copa Mercosur-, su estreno en el campeonato argentino se dio tres días después, en un 1 a 1 en el clásico de Avellaneda, la tarde en que Gabriel Loeschbor le dio un empate agónico a la “Academia”.


Bajo perfil hasta para salir en las fotos (?), posando en el Independiente campeón de 2002, en lo que constituyó la primera vuelta olímpica de su trayectoria

Ese fue el primer partido de los tantos que jugó en el “Rojo” por torneos locales; le tocó ser parte del equipo que terminó último en el Clausura 2002 -primera vez que a los de Avellaneda les pasaba eso en el profesionalismo-, pero seis meses más tarde pudo saber lo que era ser campeón, cuando el equipo del “Tolo” Gallego se consagró en el Apertura. Cabe mencionar que el volante por izquierda de aquel equipo no pudo meter siquiera un gol pese a que el total del conjunto fue de 43, aunque se encargó de hacer el trabajo sucio en la mitad de la cancha de un equipo que pese al engañoso 4-3-2-1 dispuesto por el DT, tenía una voracidad ofensiva digna de ser destacada.


El último de los mohicanos (?)

Pablo Provitilo 0

A contramano de lo que sucede con muchos futbolistas cuando pasan la barrera de los 30 años de edad, la carrera de Pablo Guiñazú parece estar en su mejor momento. Por tal motivo, llega hoy un merecido homenaje de LR! al combativo “Cholo”.

A comienzos del 2003, Guiña tuvo un “toco y me voy” (?) con la albiceleste…

Siguió jugando un semestre más en Avellaneda (durante el cual participó de tres amistosos en la selección de Marcelo Bielsa, siendo esas sus únicas presencias con la pilcha albiceleste), hasta que en el invierno de 2003 se produjo su inesperado retorno a Newell´s. ¿Por qué lo de inesperado? Mejor que lo cuente el polémico Andrés Ducantenzeiler, presidente del CAI en ese entonces: “Guiñazú se había escapado de (Eduardo) López en Newell´s. Él dio la vuelta al mundo, pasó por Italia, estuvo por jugar en México y recayó en Independiente. (Julio) Grondona me llamó, cerró la puerta y me dijo que debía volver a Rosario. Le dije que no, que en Independiente era ídolo, había salido campeón seis meses antes y había jugado en la selección de Bielsa”.

Pero si tantas razones había para que el mediocampista no se fuera de Avellaneda… ¿cómo terminó pegando la vuelta a su club de origen? “Grondona me dijo que Guiñazú tenía que volver a Newell´s porque López -quien supo ser Secretario de Relaciones Internacionales de AFA- se lo pidió y le tenía que hacer el favor… resulta que el tipo lo estaba salvando de un juicio en Rosario. Julio me volvió a decir que se lo tenía que dar, que eligiera un jugador de ellos y hacíamos el cambio, ¿cómo le decía que no? Así fue como el “Cholo” se fue y a Independiente llegó Damián Manso”. De esta manera recordaba Duca (?) en una entrevista realizada por el Diario Perfil, cómo fue que le “sacaron” de las manos a uno de los mejores jugadores de su plantel.

En Newell´s disputó solamente el Apertura 2003 (con aquel equipo dirigido por el “Bambino” Veira) y a comienzos del siguiente año fue transferido al Saturn ruso. En su retorno al continente europeo la estadía duró nuevamente un año, jugando 24 partidos y marcando solamente un gol… pero a partir de enero de 2005, su carrera pegaría un salto y tomaría un rumbo ascendente que se mantiene al día de hoy.

En ese verano, Guiñazú llegó a Libertad, el equipo paraguayo que años antes había empezado a terciar con los históricos Olimpia y Cerro Porteño por la supremacía en el fútbol guaraní. En el cuadro “Repollero” fue ganando terreno progresivamente, siendo uno de los titulares en la conquista de la liga paraguaya de 2006: su club ganó el Apertura y luego en la final anual superó al azulgrana; era la segunda vez que el cordobés salía campeón, y la primera que lo hacía en el extranjero.


En el Libertad paraguayo, el cordobés comenzó una sostenida levantada en su rendimiento, luego de un paso que no dejó demasiado por el fútbol de Rusia…

Sus buenos rendimientos llamaron la atención de muchos clubes, lo que llevó al presidente Horacio Cartés a aceptar la oferta que a mediados de 2007 hizo la dirigencia del Internacional de Porto Alegre. Seguramente, el buen rendimiento mostrado por el volante en las semis de la Libertadores 2006 (instancia en la que los brasileños eliminaron al club paraguayo) influyó bastante a la hora de decidir su contratación. “Estaba muy cómodo en Libertad, hasta por momentos pensaba que mi carrera terminaría ahí. Yo estaba contento, es un club modelo y donde te hacen sentir cómodo. Pero un día mi representante me habló del interés del Inter y acepté porque el desafío era muy grande”. Con esas palabras, hace pocos días recordaba Pablo cómo se dio su llegada a un cuadro “Gaúcho” en el que encajó de forma casi inmediata, convirtiéndose en una pieza insustituible más allá de quien fuera el entrenador de turno.


Ya con la camiseta del Internacional, en duelo correspondiente a la Libertadores de este año ante el Emelec ecuatoriano… “Látigo”, la sopa que te falta tomar (?) querido para sacársela al “Cholo”

Siendo parte del “Colorado”, Guiñazú se consagró campeón en el estadual de 2008, pero a fines de ese año le agregó la obtención de la Copa Sudamericana, lograda en una recordada serie final ante Estudiantes. De esta forma, el club sureño seguía afirmándose como uno de los mejores del lustro a nivel continental, mientras que mucha gente empezaba a “descubrir” a un “Cholo” que se había convertido definitivamente en un aguerrido volante de marca.


El duelo del pelado bueno y el pelado malo (?)

El 2009 siguió tratándolo bien, ya que Internacional ganó la prestigiosísima (?) Suruga Bank en tierra japonesa, repitió la conquista en el Torneo “Gaúcho” y encima él fue incluido en el equipo ideal del durísimo Brasileirao, una distinción para nada menor y más siendo extranjero en la tierra de los pentacampeones del mundo.


Recibiendo la distinción cuando lo eligieron en el equipo ideal del Brasileirao 2009

Y en el 2010, la máxima recompensa posible llegó en su carrera: fue pieza vital del “Colorado” que se consagró campeón de América tras vencer a Chivas, para inscribir su nombre definitivamente en una de las instituciones más importantes del Brasil. “Ganamos esta copa porque tenemos huevos y corazón… en lo que respecta a mí, digo que hay que estar en el momento ideal y con un equipo que esté en el mejor de sus momentos. En Independiente fui campeón pero después no la pude jugar, en Libertad llegué a semifinales y justamente nos eliminó el Inter… pero ahora formé parte de un grupo maduro que sabía lo que quería y que supo reponerse a momentos más que difíciles”, tales eran sus palabras en el momento de la celebración hace muy pocos días.


¿Jugará alguna vez en el equipo del cual es hincha? ¿Volverá a jugar en un club de acá?

Confeso hincha de River Plate, su nombre ha sonado más de una vez en diferentes recesos como para sumarse a las filas de alguno de los clubes más importantes de la Argentina. Sin embargo, teniendo en cuenta su edad, rendimiento y la idolatría que se ha ganado de parte de una hinchada muy particular, es dable suponer que tal vez Guiñazú nunca más vuelva a jugar en nuestro país… máxime si se leen estas declaraciones: “Yo no tengo palabras para explicar como me tratan acá en Brasil. Mi familia cuando viene a verme no lo puede creer. Los hinchas, el club, es una gran familia que lo hace sentir a uno como si estuviera en su país”.

Duro, inmune a cualquier tipo de presión externa y con una energía que contagia, el “Cholo” se ha convertido en el patrón del mediocampo de uno de los mejores equipos a nivel mundial. Raspa, claro que sí y esa es su principal función, pero es un tipo que a la hora de jugar no tiene los pies redondos, más bien lo contrario. Alguna vez, no hace mucho tiempo un periodista le preguntó cómo hacía cuando se sentía cansado en medio de un partido, el tipo solamente respondió: “Simple, si go corriendo”, en lo que puede tomarse como una perfecta síntesis de la entrega que tiene este laburante del verde césped.


No cualquiera tiene su propio muñeco, eh

¿Qué tiene muy poco gol? Es verdad. ¿Qué si vendiera humo a lo pavo tuviera más carisma el reconocimiento sería mayor? Seguramente. ¿Qué no jugó en ninguno de los dos más grandes de la Argentina y por eso ha sido “ninguneado” mucho tiempo? Totalmente cierto. ¿Qué ya le pasó su tiempo para ser “seleccionable”? Es difícil negarlo.

Pero seguramente a él poco le importen esas cuestiones. Lo real y concreto es que Pablo Horacio Guiñazú es uno de los mejores volantes defensivos de la actualidad y parece haber encontrado en Porto Alegre su lugar en el mundo. Salud, campeón.



El que no le dejó meter uno a Messi convirtió para Hapoel Tel-Aviv

Cuando uno habla de Mundial, Copa del Mundo y eso, están quienes sostienen que arranca en las Eliminatorias y quienes dice que no, que sólo es cuando ya están agrupados en X cantidad de zonas. Lo mismo pasa con la Champions League, en la que esta semana comenzó la última etapa de preclasificación a la fase de grupos, que terminará el próximo miércoles. Entre martes y miércoles se dieron diez partidos, por lo tanto y sin necesidad de ser Pitágoras (?), veinte equipos empezaron a jugarse su chance en el famoso plata o mierda. Aunque en realidad la mierda es entrar a la UEFA Europa League.

El repaso cronológico servirá para no realizar distinción entre los grandes equipos y los que sobrevivieron de países que el mapa olvidó (?). Y el primer partido, por cuestiones de husos horarios fue el que en San Petesburgo enfrentó a Zenit con Auxerre: mucha mejor suerte merecieron los zeniceros, que se pusieron muy rápido en ventaja con gol de Kershakov, pero fallaron de cara al arco para viajar a Francia con un poco más de tranquilidad que este 1 a 0. Auspicioso debut en los rusos de Bruno Alves, rutilante (?) refuerzo para los de Lucho Spaletti. Dos habituales de este certamen, Dínamo de Kyiv y Ajax chocaban en Ucrania por uno de los lugares, aunque por historia deberían entrar ambos. Vertonghen la peinó para aventajar a los holandeses, pero minutos Gusev igualó 1 a 1 para el local, que antes del tanto de Ajax había sufrido la expulsión de Garmash.

Desde San Petesburgo, Zenit quiere ser el tercer representante de los fanáticos del vodka

La organización de los Playoffs hace que de algunas llaves como la anterior queden afuera equipos importantes y de otros pasen ignotos que su objetivo es clasificar terceros para pasar a la UEL. Algo así seguramente ocurre con la llave entre Rosenborg y FC København, cuyo primer partido se disputó en la fría Noruega con ventaja local, que ganaba tranquilo con goles de Iversen y Henriksen, pero a falta de seis minutos Jesper Grønkjær, ex Aleti y Chelsea entre otros, descontó para los daneses dándole mucho aire, ya que con el 2 a 1 buscará la victoria más tranquilo en Copenaghe. Sorpresón, como cuando esa mina que te levantaste tiene bastón pero no es renga (?), fue el ocurrido en Praga cuando el árbitro finalizaba el encuentro y Sparta se veía caer 2 a 0 ante MŠK Žilina, equipo eslovaco que entró en la segunda fase de clasificación y hoy está a centímetros de jugar contra equipos cuya figura probablemente sea más cara que todo su club. Ceesay y Oravek anotaron los goles del Šošoni.

Por si alguno no terminó de sorprenderse y abrir los ojos como el dos de oro (?), el último bombazo del martes lo dio el modesto Young Boys de Suiza, que como local le ganó nada más y nada menos que a Tottenham. Y pudo ser tapa, porque tenía controlado al equipo inglés venciéndolo 3 a 0 en 28 minutos, tantos de Lulić, Bienvenu y Hochstrasser; pero los Spurs supieron reponerse con goles de Bassong sobre el final del primer tiempo y de Pavlyuchenko a siete del final, decretando el 3 a 2 final, por lo que una victoria 1-0 o 2-1 en White Hart Lane lo clasifica, aunque deberá romper con la fábrica de relojos que los suizos pondrán delante del arco (?). Ya en miércoles se dio otro resultado cuando menos curioso: en Austria, Red Bull Salzburgo quería continuar su buena senda ante Hapoel Tel-Aviv. Pero los israelíes no se ahorraron nada (?) y lograron una gran victoria 3 a 2. Enyeama (sí, el arquero nigeriano que atajó casi todo ante Argentina en el Mundial) de penal abrió la cuenta para los de la tierra prometida (?), igualó Pokrivač para el local, nuevamente dieron ventaja a la visita Ben Sahar y Shechter, mientras que Wallner de penal puso cifras definitivas para un equipo que necesitará más que alas para pasar de fase.

Los últimos tickets

burgos 0

Sólo quedan diez pasajes para ingresar a la fase de grupos de la UEFA Champions League y veinte equipos comenzaron a batirse a duelo. La aparición de los equipos de las ligas más fuertes no fue lo esperado y apenas uno ganó; de todas formas, nada está cerrado.

Mala imagen de los Spurs ante los hombres jóvenes

Conociendo su historia, todos somos Transnistria y todos somos FC Sheriff. El equipo de la república que busca separarse de Moldavia (!) viajaba a Basilea para enfrentar al equipo de otro de los ídolos populares (?), el Mago Blanco Costanzo. Y positivo fue el resultado para los de nombre de cobani (?), pese a perder 1 a 0 por el gol de Stocker; y pudo ser peor, cuando a poco del final derribaron en el área a Fede Almerares, pero Huggel le regaló su penal al arquero y ahora Basel deberá defender su ventaja mínima como visitante en un verdadero infierno. El fútbol tiene esas cosas copadas que logran que después de un primer tiempo feo, en diez minutos todo sea vértigo y goles. Partizán recibía en Belgrado a Anderlecht, que en el minuto 54 abrió la cuenta por el gol de Gillet; a los 57, Cléo puso el partido en tablas; el gol en contra de Lecjaks ponía arriba a los serbios a los 64, pero apenas 120 segundos después Juhász dejaba el partido 2 a 2. Ahí se cortó el chorro y se cerró el encuentro, que en realidad queda abierto para la vuelta en Bélgica.

El resumen se va cerrando con los dos choques más importantes del día y probablemente de todos los Playoffs. Por orden alfabético (?), Braga recibía a Sevilla, envalentonado después de propinarle un buen golpe al sobrenatural Barcelona; y el equipo portugués, pese a no tener grandes figuras como sus compatriotas se hizo un equipo fuerte y que no por nada terminó la temporada pasada arriba de Porto. 1 a 0 fue la victoria local gracias al gol de Matheus, ante un equipo andaluz que fue más en el primer tiempo pero su partido fue un constante tobogán terminando lejos de pelear por llevarse algo. El décimo y último partido, pero no menos importante e incluso el más parejo hacia arriba era el que en Bremen enfrentaba al Werder de esa ciudad ante Sam pdoria, en uno de esos cruces donde clasificará quien optimice rendimientos. Y mierda (?) que lo optimizó el equipo verde, que en el lapso de 18 minutos se puso tres goles arriba gracias a Fritz, Torsten Frings y el peruano Claudio Pizarro. En cualquier otro momento, un gol a los 90 poniendo el 3 a 1 se dice que es para el honor, pero lo logrado por Giampaolo Pazzini puede ser vital en la vuelta en Génova.

El choque de camisetas grossas fue para el trueno verde (?)

Las revanchas se disputarán la semana que viene, invirtiendo los días: los encuentros que se jugaron el miércoles se realizarán el martes y viceversa. Y allí saldrán los últimos diez equipos que el día viernes 27, un rato antes la Supercopa de Europa, tendrán su bolilla en el sorteo.

¿Tenés twitter? ¡No seas puto y seguinos!



Daniel Gimenez cubre la pelota ante el asedio de un rival… experiencia y goles para un Defensores de Belgrano que quiere pelear bien arriba hasta el final y pegar la vuelta al Nacional

El nuevo en el grupo de punta es Defensores de Belgrano, que en duelo entre los escoltas que había al comenzar la jornada, venció como visitante por 2 a 0 al Deportivo Armenio y de a poco, comienza a encender la ilusión de su gente. El “Dragón” lo liquidó en el primer tiempo, y esta vez, pese a que sus buenos delanteros no se hicieron presentes en la red, igualmente fueron importantes a la hora de los goles. Cuando se jugaba media hora en Maschwitz, uno de ellos -Daniel Giménez- la aguantó sobre la derecha y pese a la marca sacó un centro que fue peinado por su compañero de ataque -Andrés Montenegro-, para la entrada de un Jacobo Mansilla que apareció por sorpresa para adelantar al team de “Fito” Della Pica; mientras que pocos minutos más tarde, el propio “Tanque” pateó al arco, su remate fue desviado por el veterano Carlos Bangert pero allí estaba listo Luis González para capitalizar el rebote y poner cifras definitivas en el marcador, causándole a los de Fernando Ruiz -que tienen un bajo promedio- la primera derrota de la temporada.

San Telmo empató 2 a 2 como “local” ante Tristán Suárez, resignando el puntaje ideal que tenía al comienzo de la fecha. Es más, a falta de cinco minutos el “Candombero” lo ganaba y tenía un hombre más, pero apareció Fernando Pasquinelli para meter la segunda igualdad de la tarde y de paso reparar su error: con un gol en contra suyo, los de la “Vieja” Reinoso se habían puesto en ventaja cuando promediaba el primer tiempo. En el medio de esos dos goles, el zaguero Gonzalo Peralta había puesto el empate parcial para el “Lechero” -ya en el complemento- y el ingresado Mariano Díaz había adelantado nuevamente al CAST a falta de veinte minutos con una volea… hasta que Pasquinelli cumplió la “ley del ex” y con un cabezazo al ángulo vulneró la estirada de Juan Gambandé, permitiéndole al elenco de Hilario Bravi -que jugó media hora con diez por la expulsión de Ramón Rojas- rescatar un punto de Agronomía.


Momento en que Fernando Pasquinelli introduce contra su voluntad la pelota en el arco de Anconetani… sin embargo, sobre el final el propio delantero le haría perder dos puntos muy valiosos a San Telmo

En el televisado que en la noche del martes cerraba la jornada de la tercera división directamente afiliada, Estudiantes empató en su visita al Deportivo Morón (fue 0 a 0) y dejó pasar la gran chance de quedar solito en la cima. Es que el “Pincha” salió al campo del “Francisco Urbano” sabiendo que si ganaba mantenía el puntaje perfecto y superaba la línea de los otros dos líderes, pero fue muy pobre lo del conjunto de Salvador Pasini y lejos estuvo de doblegar a un “Gallo” que mostró buenas intenciones, pero a la vez una falta de profundidad alarmante. El primer tiempo fue un espanto, siendo los arqueros meros espectadores de las burradas (?) que se mandaban los restantes 20 jugadores presentes en cancha; ya en el complemento el asunto mejoró un poco, teniendo el club del oeste un par de chances para ganar: primero, le sacaron la bola del buche a Mauro Conocchiari cuando se aclamaba el gol y luego, tras una mala salida del arquero Julio Salvá en un centro, Cristian González reventó el travesaño. El CAE -casi sin proponérselo- pudo haberlo ganado en el cierre, pero el ingresado Gozzarelli estuvo a tono con lo ordinario que fue el partido y le pifió a la pelota desde una posición inmejorable. El visitante se fue conforme a Caseros, pero deberá mejorar si quiere seguir manteniendo su posición de privilegio… mientras tanto, la hinchada local se quedó rumiando su preocupación, ya que al cabo de cuatro partidos el team del “Cabezón” Méndez sigue invicto, aunque no sabe todavía lo que es ganar.


Ménage à trois (?)

Pablo Provitilo 0

Estudiantes y San Telmo siguen siendo líderes en la B Metro al cabo de la cuarta fecha, pero ahora tienen compañía: Defensores de Belgrano es también puntero, al haber ganado y aprovechando los empates del “Pincha” y el “Candombero”. Además, LR! trae todo el resúmen de la “C” y la “D”.

El “Gallo” y el “Pincha”, o como armar un bodrio infumable de 90 minutos (?)

Hay tres equipos que ganaron y entonces, alcanzaron la línea del equipo de la colectividad armenia en calidad de escoltas.

El que lo hizo el viernes fue Villa San Carlos, que en un partido emocionante, le ganó 3 a 2 a un Comunicaciones que sigue sin triunfos en la campaña. Antes de los cinco minutos ganaba la “Villa” por dos -tantos de Leandro Madrid y Federico Slezack-, pero los de Berisso se relajaron y en la primera mitad del complemento el “Cartero” llegó a la igualdad gracias a los goles de sus puntas: Martín Ávalos y Jorge Chiquilito. Sin embargo, el campeón de la “C” 2008/09 pudo desnivelar nuevamente a diez del final (el gol lo hizo el ingresado Emanuel Sarati) pero a cinco del cierre el juez Ramiro López le dio un penal a los de Agronomía: allí, la figura de Víctor Volpe -un histórico de VSC que volvió en enero después de varios años- se hizo inmensa para taparle el remate a Franco Romero, delantero que había reemplazado minutos antes a Martín Gianfelice. Ah, el que tal vez haya sido el mejor partido de la fecha, se jugó a puertas cerradas y en Caseros… la gente de la “Villa” no ve la hora de terminar las refacciones en su humilde estadio para volver a ser local en su campo.


Puntal en el ascenso de 2002 a la “C”, Víctor Volpe volvió en enero a Villa San Carlos y en sus manos está gran parte de la permanencia del club de Berisso en la “B”… gran tarea tuvo ante el “Cartero”

Otro que está arriba es Almagro, que en un partido de 6 puntos (?) le ganó 1 a 0 a Flandria y lo dejó bastante preocupado de cara al futuro. Cabe destacar que el “Canario” jugó con uno menos entre el minuto 25 del primer tiempo -Lamolina Jr. se apresuró en echar a Luciano Castillo- y el mismo instante pero del complemento, cuando Agustín Farías vio la roja en el “Tricolor”. Pocos minutos antes de esta expulsión llegó el único tanto del local, señalado por el ingresado Claudio Acosta… aquel delantero salteño que surgiera en el CASLA y cuyo único parecido con el famoso “Beto” terminó siendo el apellido.

El tercer y último equipo del lote es Atlanta, que en su estadio derrotó 2 a 0 al inexpresivo (?) Deportivo Español. El reaparecido Abel Soriano -quien purgó su suspensión en la derrota de la semana pasada- marcó el primer tanto local cuando se cumplía media hora de la parte inicial, en tanto que el pibe Diego Bielkiewicz (gran promesa que el “Granate” mandó a ganar experiencia) puso cifras definitivas en el epílogo del match, cuando ya el visitante había sufrido la expulsión de Diego Montellano. Cabe destacar que el experimentado Rodrigo Llinás jugó su partido número 100 custodiando el arco “Bohemio” y lo hizo de la mejor manera, retirándose invicto al cabo de los poco más de noventa minutos jugados en Villa Crespo.


Todos los jugadores de Atlanta quieren festejar con Abel Soriano luego del gol que abrió el camino del triunfo ante Español… buen arranque de temporada para un “Bohemio” que quiere volver al Nacional de una vez por todas

El fin de semana dejó dos cosas dignas de ser destacadas: por un lado, Sarmiento perdió por primera vez en el torneo y anda por la mitad de la tabla (los de Junín cayeron 1 a 0 en Adrogué ante Brown, merced al penal, convertido por Javier Grbec promediando la primera mitad), mientras que el Sportivo Italiano salió de zapatero y le ganó 2 a 1 a un Nueva Chicago que es una oda (?) a la irregularidad. Rubén Darío Ferrer había puesto en ventaja al “Torito” cuando ya se jugaba el complemento, pero el ACIA -que fue local- lo dio vuelta con una ráfaga de diez minutos en la que Maximiliano Blanco y Diego Leclerq la mandaron a guardar en el arco de Agustín Gómez; para colmo, poco después del segundo gol recibido los de Mataderos se quedaron con diez jugadores (le mostraron la roja a Rodrigo Pepe) y la historia se hizo muy cuesta arriba para el elenco dirigido por Jorge Traverso y Roberto Vega.

El resto de la actividad en la tercera división dejó tres empates que tal vez no dicen mucho (?), pero que igualmente tienen su lugar en LR!.

En su cancha, Barracas Central empató 0 a 0 ante Colegiales -en un choque que durante las últimas décadas era habitual en la “C”-, motivo por el cual ambos conjuntos siguen sin saber lo que es ganar en la 2010/11. Claro que la cosa es más complicada para los de Juan Carlos Kopriva, ya que al venir de la divisional inferior el promedio no perdona; el “Tricolor” por su parte tiene un gran colchón de puntos, aunque si la idea es pelear arriba, sería bueno que los muchachos de Leo Ramos ganen un partido de vez en cuando (?). Ah, en los de Munro se fue expulsado el talentoso Diego Cisterna y se pierde el clásico ante Tense (?) de la fecha que viene.


El uruguayo Martínez quiere, pero no podrá superar al seguro Elías Gómez… empate en el sur entre el ascendido Barracas Central y Cole, dos que todavía no sumaron de a tres en la 2010/11

Otra igualdad fue la protagonizada por Temperley y el siempre molesto Acassuso, aunque en este caso fue 1 a 1. Cuando promediaba la inicial puso en ventaja al visitante el zaguero Rodrigo Alonso, pero pocos minutos más tarde igualó para el “Gasolero” el refuerzo con más cartel de los que llegaron en el receso al sur: Sebastián Cobelli. El delantero -quien está un tanto excedido (?) de peso- se descargó después del partido y tiró: “Yo no le voy a explicar a la gente y algunos periodistas que hablan al pedo para qué me trajeron, cumplo con lo que me pide el entrenador a la perfección”. Ja, modesto el rosarino (?). Es menester señalar que el CAT no tendrá disponible a Luis López -un interesante delantero al que siguen de la “A” y la BN- al menos por los próximos tres meses, debido a una lesión de meniscos y ligamentos que sufriera en la segunda fecha del presente torneo.

El tercer y último empate tuvo lugar en el televisado del lunes feriado: también fue 1 a 1 el score entre Platense y Los Andes, dos que están llamados a pelear por historia y plantel bien arriba en esta temporada. Sin embargo, lo del “Calamar” pinta muy complicado hasta el momento: 4 jugados, 3 igualdades y una derrota, con un clima que se va poniendo cada vez más espeso en Vicente López. Y pudo haber sido peor el otro día, ya que el “Milrayitas” ganaba por la mínima desde el primer tiempo gracias al cabezazo goleador de Jonathan Tridente, hasta que a falta de diez minutos para el cierre, Maxi Castano le permitió rapiñar (?) al menos un punto al equipo del “Beto” Pascutti.


Al cabo de cuatro fechas Platense sigue sin saber lo que es ganar… y el crédito para Alberto Luis Pascutti comienza a reducirse a paso redoblado (?) en Vicente López y zonas aledañas

Posiciones: Defensores, San Telmo y Estudiantes 10, Atlanta, San Carlos, Almagro y Armenio 7, Los Andes, T. Suárez y Acassuso 6, Sarmiento 5, Morón, Chicago, Temperley, Brown e Italiano 4, Barracas C., Colegiales y Platense 3, Comunicaciones, Flandria y Español 1.

Había sólo tres punteros al cabo de la segunda fecha y ahora que ya se jugaron 3 de las 38 previstas, quedan solamente dos mirando al resto desde la cima.

Y en gran medida, ello se debe al sorpresivo triunfo de Liniers en Escalada, ante un Talleres que también tenía 100% de efectividad hasta el sábado pasado. La “Topadora” ganó 1 a 0 (gol de Juan Brunetti cuando se cumplía el primer cuarto de hora) y viniendo desde la “D” es la sensación de la divisional; ah, pudo haber empatado el “Tallarín”, pero Raúl Pérez falló un penal cuando se moría el encuentro y dejó al local con las manos vacías… brrrrrrrr (?). Vaya la mención de honor a Marcos Fernández, arquero del CSyDL, quien le atajó el remate al habilidoso “Dudy”.

El otro líder es Deportivo Laferrere, uno con mucha chapa y para varios, el gran candidato a llevarse el único ascenso directo gracias al equipo que armó. Los de Juan Alvariño cumplieron la lógica y derrotaron 2 a 0 a Cambaceres -muy mal arranque del “Rojo”- en el oeste, gracias a los goles de dos de sus volantes (ambos en el primer tiempo): Daniel Ojeda y Adán Ingenthrón.

Tras tropezar en el debut, Defensores Unidos (tercero en la 2009/10) metió dos éxitos al hilo y ya está metido en la parte alta de la tabla. Esta vez, la víctima de los zarateños fue General Lamadrid, que ganó bien en la jornada inaugural pero ahora acumula dos traspiés en fila: fue 2 a 0 para el CADU, merced a los tantos de sus puntas: el interminable Darío Lema abrió la cuenta en el epílogo de la inicial con un tiro libre, mientras que Santiago Davio la cerró promediando la segunda mitad.


Después de 22 años el “Lujanero” (lo fea que es esa camiseta por favor !) se cruzó con el “Charrúa” y la tarde terminó con el… “Mirá, mirá, mirá, sacale una foto, se van para Rosario con el culo roto” (modo termísimo off)

Asimismo, esta fecha deparó la primera victoria de la temporada para 4 de los 20 protagonistas de la cuarta división directamente afiliada a la AFA.

Luján le ganó 1 a 0 en el oeste a un Central Córdoba que aún no se adaptó luego del descenso sufrido (gol de Juan Fernández en el arranque del complemento) y sigue esperando que el “Tati” Bustos Montoya se ponga a punto, Excursionistas superó en el Bajo Belgrano 1 a 0 al débil Villa Dálmine (con un tanto de Diego Figueroa cuando promediaba el primer tiempo), en Merlo Justo José de Urquiza derrotó 1 a 0 a Argentino gracias al gol de Diego Toledo antes de que se cumpliera el décimo minuto de juego, y finalmente -también como visitante- Leandro N. Alem se impuso a Sacachispas por el mismo score, pese a jugar 35 minutos con un hombre menos. ¿El gol? Lo hizo Carlos Cordone, de penal… llega entonado el “Lobo” al clásico de la fecha venidera ante el “Lujanero”.

El resto de la tercera jornada arrojó tres empates (todos 0 a 0) que prontamente pasarán al olvido. En Pilar, el necesitado Fénix igualó ante El Porvenir -consiguiendo así su primer punto en el certamen-, en Berazategui el local empató frente a San Miguel (otro que salió de la miseria absoluta) y por último, en Villa Lynch no hubo vencedores ni vencidos en el duelo sostenido entre UAI Urquiza y Midland.


El lavadero de guita llamado UAI Urquiza último campeón de la “D” (el sponsor que pegaron, eh) está invicto en su nueva divisional… tanto de derrotas como de victorias (?)

En tal sentido, cabe mencionar que fue la tercera igualdad del campeón de la “D” en igual número de presentaciones. Hoy el club fusionado con la Universidad Abierta Interamericana está en zona de promoción pese a sus deseos de llegar a la “B” en pocos años… pero igualmente falta que corra mucha agua bajo el puente.

Posiciones: Liniers y Laferrere 9, Def. Unidos y Talleres 6, L. N. Alem, Excursionistas y Berazategui 5, Arg. de Merlo, Sacachispas, El Porvenir, Luján y J. J. Urquiza 4, UAI Urquiza y Lamadrid 3, C. Córdoba y Midland 2, V. Dálmine, San Miguel, Cambaceres y Fénix 1.

Al cabo de la segunda jornada, en la menor de las categorías afistas hay 4 equipos que han logrado ganar los dos encuentros disputados hasta el momento.


Estos son los muchachos del Deportivo Paraguayo, uno de los cuatro líderes de la categoría, pero el único cuyo arquero hasta el momento no la fue a buscar dentro de su arco…

Ellos son: el Deportivo Paraguayo (superó 1 a 0 a Yupanqui como visitante con gol de Nicolás López en el arranque de la complementaria), el careta (?) Atlas -le ganó como local 2 a 0 al reaparecido Puerto Nuevo, gracias a los goles del “Negro” Severino y el ingresado Guido Miranda, en el final de cada etapa-, Deportivo Riestra (derrotó 3 a 1 al Atlético Lugano con los goles de Rodrigo Bascuñán, el mexicano Cristian Buglione y Rodrigo Ruiz Díaz, mientras que Matías Torales había puesto el descuento parcial) y el histórico Sportivo Dock Sud, que dio cuenta de Juventud Unida y le ganó 2 a 0, habiendo jugado como visitante. ¿Los goles del “Darsenero”? Cristian Bruno marcó el primero en el comienzo del match y el paraguayo Alcides Miranda Moreira liquidó la historia saltando desde el banco, a falta de un cuarto de hora para el pitazo final.

Además, Victoriano Arenas le ganó 2 a 1 al comprometido Central Ballester gracias a los tantos de Hernán Figueredo y el ingresado Jonathan Daer -el gol “Canalla” lo hizo Ariel Felman en el instante final-, en Rosario Argentino e Ituzaingó se mataron a goles (fue 4 a 2 para el “Salaíto”, que de esa manera obtuvo su primer triunfo en la divisional en un duelo en que se destacó Gonzalo Mazzía con dos pepas) y Argentino de Quilmes también se recuperó del mal comienzo, ganándole en la barranca 2 a 1 a un Sportivo Barracas que sólo conoce de derrotas.


Pasan los años y Wilson del Valle Severino sigue haciendo goles en el “Marrón”… en esta imagen, el “Negro” aparece junto al retornado Néstor Retamar, el motivador de América (?)

El resto de la fecha arrojó sendos empates: en Burzaco, San Martín y Centro Español igualaron 1 a 1, en tanto que un poco más al sur, Cañuelas y Claypole no marcaron gol alguno.

Posiciones: Paraguayo, Riestra, Atlas y Dock Sud 6, San Martín y V. Arenas 4, Argentino (Rosario), Arg. de Quilmes, Ituzaingó y Juv. Unida 3, Claypole, Yupanqui, Lugano, C. Español, P. Nuevo y Cañuelas 1, Sp. Barracas y C. Ballester 0.

¿Tenés twitter? ¡No seas puto y seguinos!


El debut más precoz (ahora en más de un sentido) de todos los tiempos en la selección mayor. Gracias, en serio. Ni que lo hubiéramos pensado nosotros salía tan siome.

Ahora a meterse la comparación con Maradona en el ojete y, como dice Ricardo, “ese enano puto y anabólico, que va al gimnasio y revoleó la banderita tarjetita, que me chupe la pija”.

Ah, y si alguien quiere una crónica del partido (que fue tirando a horroroso y haciéndole precio), que la haga en los comentarios. No le podemos quitar protagonismo al pibe de oro con esas estupideces.

Post publicado el 17 de agosto de 2005

Tras la derrota de Boca en la Bombonera frente a Racing el sábado, Claudio Borghi le dio a su plantel el domingo libre y Gary Medel aprovechó para saltar la cordillera. Ni bien se bajó del avión enfiló para el estadio La Pintana para alentar a su Universidad Católica frente a Santiago Morning. La cosa arrancó tranquila, sentadito observando el partido. Pero a Gary la tranquilidad le duró 45 minutos.

Para el segundo tiempo no pudo con su termo genio y se fue a hacer la “Gran Cavenaghi” con lo’ pibe’; a descontrolar y alentar a puro bombo. Tras la victoria de los Cruzados y un ¿descansito? en Chile, Medel ya se volvió a Buenos Aires y se puso triste y preocupado para tratar de revertir el momento que atraviesa su equipo.

Si en Racing se creían que ya tenían el equipo armadito para, ahora sí, dar pelea en el campeonato, mejor que se fijen de nuevo. Está muy avanzada la transferencia de Claudio Yacob al Palermo de Italia, club que ya es marca registrada y garantía de inserción en el fútbol europeo para los sudamericanos. El capitán más joven de la historia de Racing se iría, dicen, a cambio de 5 millones de euros.

En la pelea Inter-Roma sobre el futuro de Nicolás Burdisso, aparentemente se habría metido un tercero que tiraría al tacho los esfuerzos de los romanos por quedarse con el pase del zaguero argentino: Chelsea. El club inglés acaba de vender a Ricardo Carvalho al Real Madrid y le está buscando reemplazante. Si finalmente le llegan a soltar los galgos a Nico, entonces Abramovich le tirará toda la papota a Moratti y los pobres (?) de la Roma tendrán que apechugar con el bueno de Guille.

La Fiorentina estaría interesada en contratar a Eduardo Salvio. Resulta que el club del Toto, Atlético de Madrid, tiene el cupo de extracomunitarios completo por lo que las chances de jugar del delantero son muy bajas, al menos hasta que al Kun Agüero le salga el pasaporte español. Por ese motivo el pibe pidió ser cedido aunque sea a préstamo, así evita comer tribuna. Ahí apareció la Fiore, de buenas relaciones con los madrileños, y en una de esas el ex-Lanús termina jugando para los Violas.

… a All Boys la localía en su propia cancha. El Malvinas Argentinas, que el otro día recibió un partido de Primera División tras una bocha de años, fue clausurado otra vez. Ahora parece que tiene un alambrado un poco flojo (?), por lo que no podrá albergar el partido frente a Boca del fin de semana que viene.

Así las cosas, la directiva del Albo arregló con la de Huracán, y el partido se jugará en el Palacio Ducó. Los inqui (?), además, aprovecharán el mayor aforo de la cancha del Globo y le darán la cabecera visitante entera a Boca con lo que el Xeneixe tendrá a disposición entre 8.000 y 9.000 entradas y mejorar la recaudación. ¿Se llenará?

Mino Raiola es un representante de futbolistas de origen italiano. Entre sus representados más célebres se encuentran Zlatan Ibrahimovic y Mario Balotelli.

El hombre, un laburante (?), se está rompiendo el lomo por estas semanas para juntar el pan para el resto del año. La cuestión es que Raiola tuvo una semana movidita también en el ámbito de las declaraciones. Aquí algunas de las más salientes:

“Me parece que es más fácil que sea Guardiola el que deje el Barça antes que Zlatan”. (a La Gazzetta dello Sport)

“Con los diarios se limpian bien los vidrios y yo uso los ingleses para mi auto.” (a Calciomercato.it)

“Si los tabloides ingleses sirven para limpiar los vidrios, los españoles sirven para la basura.” (a La Gazzetta dello Sport)

A cinco años de aquel codazo

hofelst 0

Hoy se cumplen un lustro del debut de Lionel Messi en la Selección. Además, a Gary Medel le pintó penar la derrota frente a Racing dándole al bombo, Burdisso podría pasar al Chelsea y Yacob al Palermo, All Boys hará de local en Huracán y un maestro pizzero que ahora es representante de futbolistas.

El gordito simpaticón, ex maestro pizzero devenido representante, vivía en Holanda cuando en la pizzería de su familia entabló, entre harina y queso (?), relaciones con futbolistas de aquel medio. Dio su primer golpe cuando intermedió en la llegada de un tal Dennis Bergkamp al Inter de Italia. Su último gran éxito fue la venta de Mario Balotelli al Manchester City por 30 millones de euros y un contrato de cinco años de 3,5 millones de euros anuales para el pibe.


EL PARTIDO

Antes que nada, hay que decir que por demás merecido fue el triunfo del Inter. A contramano de lo realizado en sus tres duelos anteriores de “mata o muere” en esta copa, los brasileños salieron a jugar en el nuevo “Omnilife” de Guadalajara con la tranquilidad de quien está realizando una simple práctica.

Todo lo contrario le ocurrió a Chivas, equipo que jamás pudo hacer pesar la localía y se limitó a ver cómo el visitante le manejaba la pelota a su antojo durante casi todo el primer tiempo.

De hecho, las dos chances más claras habían sido para el conjunto de Porto Alegre. Primero, a los cinco minutos una incursión del lateral izquierdo Kleber terminó con la pelota estrellada en el palo siniestro de un Luis Michel que nada podía hacer para evitar la caída de su arco. Y promediando la inicial, un tiro libre de Alecsandro (quien poco más tarde salió lesionado) pegó en el travesaño.

Sin embargo, en tiempo adicionado la injusticia se hizo presente en el estadio: vino una pelota áerea desde el sector derecho, el “Bofo” Bautista metió un cabezazo casi con displiscencia desde una distancia importante y el arquero Renán -quien estaba bastante adelantado- no atinó a reaccionar para evitar el gol.


El “Bofo” la mandó a guardar cuando nadie lo esperaba y desató el delirio de la multitud que acompañó al “Rebaño Sagrado” en el encuentro decisivo… todo era felicidad hasta allí

Ya en el complemento la tendencia de la primera mitad no varió en absoluto. Inter iba e iba (se destacaron una buena atajada del golero local ante Giuliano y un zurdazo de D´Alessandro apenas desviado), mientras que Chivas -salvo por un par de aproximaciones como un remate cruzado de Magallón y un centro picante de Omar Arellano- no hacía absolutamente nada por estirar la ventaja.

Y lo terminó pagando muy caro, en gran parte por no saber defenderse. Promediando el segundo tiempo, el “Colorado” -hoy todo de blanco- tuvo una ráfaga letal y en cinco minutos dio vuelta la historia para ganar finalmente por 2 a 1. Giuliano mandó a guardar un centro desde la izquierda de Kleber (qué sólo cabeceó!), y al toque nomás aplicando la de “dos cabezazos en el área es gol”, el conjunto de Celso Roth se llevó el premio gordo, cuando Bolívar derrotó la desesperada salida de un Luis Michel a quien sus compañeros dejaron muy solo.


Partidazo el de Kleber: marcó y se proyectó toda la noche, dando el centro en el primer gol de su equipo. Le faltó el suyo nomás, ese que el palo le negó a los cinco minutos…

Ahora, Inter hasta empatando en el “Beira Rio” dará la vuelta olímpica, porque cabe recordar que ya es el representante de la CONMEBOL en el próximo Mundial de Clubes. Muy complicada la tiene Chivas de cara a la revancha… pero recordando lo que pasó en 2001 con el otro mexicano que alcanzó la final de la Libertadores, sería un error darlos por muertos antes de tiempo.

LA FICHA

Chivas 1: Luis Michel; Mario De Luna, Jonny Magallón, Héctor Reynoso y Miguel Angel Ponce; Xavier Báez (85´ Ulises Dávila), Edgar Mejía, Marco Fabián de la Mora (78´ Manuel Escalante); Omar Arellano (69´ Patricio Araujo), Omar Bravo y Adolfo Bautista. DT: José Luis Real.

Internacional 2: Renán; Nei, Bolívar, Índio, Kleber; Sandro, Pablo Guiñazú, Giuliano, Andrés D’Alessandro; Taison (86´ Wilson Mathías); Alecsandro (34´ Everton) (71´ Rafael Sobis). DT: Celso Roth.

Goles: 45´ + 1 Bautista (C), 72´ Giuliano (I), 76´ Bolívar (I).

Amonestados: De la Mora (C), Sandro (I), De Luna (C).

Botón (?): Héctor Baldassi (Argentina).

Estadio: “Omnilife”, de Guadalajara.

Televisión: Fox Sports.

LA PREVIA

Las Chivas se han transformado en el segundo conjunto mexicano que logra alcanzar la final de la Copa Libertadores, luego que el Cruz Azul llegara a dicha instancia (para perder ante Boca) en la edición de 2001. Cabe recordar que los de Guadalajara son famosos dentro del fútbol de su país por negarse a contratar extranjeros, por lo que gustan denominarse “el más mexicano de todos los clubes”. De hecho, esta noche nueve de sus once titulares (pueden llegar a ser diez si no juega Omar Arellano), serán hombres formados en sus fuerzas básicas (?).

Media copa en el bolsillo

Pablo Provitilo 0

Internacional pudo darlo vuelta y venció 2 a 1 a las Chivas en pleno Guadalajara. El “Bofo” Bautista había puesto en ventaja al local en el cierre de la inicial, pero con una ráfaga de cinco minutos -goles de Giuliano y Bolívar- los brasileños se llevaron la final de ida.

Es necesario recordar que este club fue baneado (?) en la edición anterior de la máxima copa de clubes a nivel americano, ya que no se le permitió jugar su duelo de octavos de final ante el Sao Paulo por el brote de Gripe A H1N1. Así las cosas, la CONMEBOL decidió compensar, motivo por el cual las “Chivas” arrancaron el certamen 2010 desde esa instancia. Goleando en casa y sufriendo muchísimo afuera dejaron en el camino a Vélez Sarsfield y Libertad en octavos y cuartos respectivamente, y ya en semifinales la cosa ante la Universidad de Chile fue distinta: empate con gusto a poco en el “Azteca” y rutilante triunfo en el Estadio Nacional de la capital trasandina para llegar al choque decisivo.

Por su parte, Internacional -esto nunca se dijo (?)- es el “más argentino de los equipos brasileños”, y recién en 2006 pudo obtener su primera Libertadores. Pero a partir de allí el “Colorado” fue creciendo dentro del concierto sudamericano, alcanzando en años posteriores la Recopa y la Copa Sudamericana. Precisamente en ese torneo, en su edición 2008, se cruzó en semifinales con su adversario de esta noche. Y cabe des tacar que allí los sudamericanos no tuvieron piedad alguna: 6 a 0 en el global y a otra cosa, más precisamente a la final que ganarían días más tarde ante Estudiantes.

Haciendo uso y abuso (?) de la regla de “gol de visitante vale doble en caso de igualdad”, los de Porto Alegre limpiaron a Banfield en octavos, a Estudiantes en cuartos (la noche de las bengalas) y al Sao Paulo en la semifinal. Para el duelo de esta noche, el técnico Celso Roth no podrá contar con Tinga, volante que fuera expulsado la semana pasada: entre Giuliano y Wilson Mathías saldrá pues su reemplazante.

Hay que recordar que cualquiera sea el ganador del torneo, ya está definido que el Inter será el representante de la CONMEBOL en el venidero Mundial de Clubes, dada la condición de “invitado” que reviste el “Rebaño Sagrado”. Podría darse el caso entonces que el “Gaúcho” alcance la cima en diciembre sin haber sido campeón ni brasileño ni de este certamen, pero no nos adelantemos tanto.

El duelo de hoy se jugará en el “Omnilife”, el nuevo estadio del cuadro rojiblanco que fuera inaugurado recientemente (con un amistoso ante el Manchester United) y que cuenta con capacidad para casi 50.000 espectadores. Así, las Chivas abandonaron el histórico “Jalisco”, estadio que fuera utilizado en las dos copas del mundo disputadas en tierra mexicana, y en el cual venían siendo locales desde 1960.

Esta final, será la primera en los 51 años de historia del certamen que se disputará en un campo con césped artificial. La cancha cumple con los estándares de la FIFA en realidad, los mexicanos supieron qué bolsillos había que adornar (?), y por ello las quejas de la entidad brasileña fueron desoídas por los encargados de la realización del match.

Hay que mencionar que impartirá justicia (bue, es un decir), Héctor Baldassi, el cordobés que representara al referato argentino en Sudáfrica 2010.



Grande istituzione (?)

Pep 0

Volvió el fútbol de primera división de la Argentina, y con él volvieron, al ruedo los 5 grandes del balompié criollo. Un par ganaron, otros tantos empataron y uno perdió dando asco.

LR! ha decidido comenzar una mini cobertura semanal de la actualidad de los 5 grandes. ¿Choreo?, tal vez; ¿escasez de ideas?, puede ser; ¿iniciativa injusta para con los demás equipos?, may be (?). El repaso no será demasiado exahustivo, pero el que avisa no va caminando a patear los corners, así que ya se encuentra avisado el lectorado y no se aceptan quejas (?)

El Xeneize aún se está armando y eso quedó claro en su primera presentación, con empate ante Godoy Cruz en Mendoza, donde no se ve Canal 7 (?). No jugó mal el Boca de Borghi en el debut, pudo ganarlo, y hubiese estado bien, como también pudo perderlo, y también hubiera sido justo; es decir, el empate no estuvo mal. Al no definirse aún la novela del contrato de Riquelme el Bichi tiene que arreglarse con lo que tiene que no es poco, como el amanecer (?). Los nuevos aprobaron y Viatri y Palermo desmintieron que no se puede jugar dos 9, para disgusto del tiempo (?)

En la segunda fecha recibe a uno de los punteros del torneo, Racing, en el primer clásico del Apertura

El equipo dirigido por Daniel Garnero comenzó dando asco ante Vélez y todo el Mundo Rojo (?) se puso en llamas no sólo por la derrota, sino también por la pobre actuación del Diablo. Pobre Diablo (?). El gran dilema por estos días en la parte roja de Avellaneda pasa por el dichoso “doble 5″ que planteó Garnero. Algunos opinan que el problema no es el esquema sino los intérpretes, otros que es una aberración para el paladar negro darle de comer (?) dos volantes centrales, máxime si uno se apellida Pellerano. EL DT dijo que no le tembralará el pulso ni para sostener la táctica elegida, ni para cambiarla, y mientras tanto instó a los dirigentes para que le traigan un cuatro.

En la próxima fecha recibe en el inconcluso (?) Libertadores de América a Argentins Juniors, que viene de caer como local ante Huracán.

Y un día Racing volvió a salir campeón el Cilindro. ¿No?, pero pareció…, en serio (?). Si bien All Boys complicó, y mucho, a la Academia, apareció Aveldaño para vestirse de héroe marcando un golazo -Perfumo dixit- y que todo fuera sonrisas para Miguel Angel Russo y sus muchachos. A la espera de que termine de incorporarse Giovanni Moreno, se respira optimismo en la parte de Avellaneda que hace más tiempo no campeonea (?). La siguiente es una parada dificil que permitirá obtener una certeza mayor sobre para qué está el racinguismo en esta mitad del año.

Visita a Boca en su próxima aventura (?)

El Millonario ha comenzado a desandar el año más dramático de su existencia con un agónico y ajustado triunfo ante Tigre. Si bien no se jugó para nada bien y se pudo haber perdido era vital para el CARP arancar con el pie derecho, máxime teniendo enfrente a un rival directo en la lucha por la permanencia. Mao Tsé Cappa (?) es el líder de la larga marcha riverplatense, y ha decidido dar batalla con sus clásicas armas, aunque hasta el mometno no se hayan apreciado más que intenciones y quienes más han rendido han sido los dos más veteranos, Almeyda y Ortega y un repatriado, Carrizo.

En la próxima visita a Huracán y se pronóstican lágrimas en las mejillas de Angelito (?)

Se supo, el Falcon de Ramón arrancó con GNC genérico (?). Pobre presentación en el Bosque ante Gimnasia tuvo el Ciclón, aunque no perdió, y eso siempre es una satisfacción. De juego, poco y nada, aunque se pudo apreciar un poco más de ímpetu en los jugadores azulgranas, en lo que parece ser un torneo de transición. Respondió bien Albil que seguramente será el arquero titular en este ciclo y poco mostraron los demás refuerzos, incluido Balsas, que ya se lesionó -golpe en un tobillo, cosa de nada (?)-. Otro lesionado es César Lammana, que se quebró un dedo del pie derecho.

En la segunda recibe a Godoy Cruz Antonio Tomba.



Mariano Campodónico, Gilmar Villagrán, Darío Sala y Adrián Czornomaz… goles, talento, atajadas y más goles, lo que simbolizan estos cuatro jugadores que dejaron su huella en el máximo certamen del ascenso

Amado y odiado en partes iguales (?), el Nacional B surgió a mediados de 1986, como una continuación de los viejos “Torneos Nacionales”. Se apuntaba entonces a que los clubes del interior del país tuvieran una competencia regular, al tiempo que desde la AFA (en la cual Julio Grondona llevaba ya siete años como presidente) se cumplía así con las ligas de tierra adentro, esas que al hombre de Sarandí le garantizaban su poder en la calle Viamonte.

Claro que esa “competencia regular” iba a ser en segunda división, y no ya como invitados en la “A”. Se cambió el calendario que se venía usando desde 1931 por el de tipo “europeo”, por lo que a partir de la 1986/87 se jugaría con la estructura que permanece al día de hoy. Los grandes perdedores de la movida fueron la mayoría de los clubes de la vieja Primera “B”, ya que exceptuando a los mejores 8 del Apertura ´86 de dicha categoría, el resto sufrió un “descenso encubierto” dado que fueron a parar a la actual B Metropolitana, tercer nivel de competitividad del fútbol nacional, reservado a los equipos con afiliación directa.

En la primera edición, la de 1986/87 el sorpresivo campeón fue Deportivo Armenio, un club sin cancha propia y que casi no contaba con hinchas o socios. Cabe destacar además que hasta fines del ´85 el equipo de la colectividad armenia jugaba en la “C”, por lo que nadie apostaba un peso por ellos en el arranque del certamen, allá por el 19 de julio del ´86. El segundo ascenso lo consiguió Banfield, club que de esta manera lograba volver al círculo superior luego de casi una década de ausencia. ¿Goleador? José Raúl “Toti” Iglesias, de Huracán, con 36 conquistas.

El certamen de 1987/88 fue ganado por el Deportivo Mandiyú, crédito correntino que como único antecedente en el fútbol grande contaban con la participación en el Nacional ´74. Luego de una primera temporada de adaptación, y tras batallar duro con un club del sur del conurbano acostumbrado a sufrir desencantos (?), los dirigidos por Juan Manuel Guerra se metían en la elite. Y fueron acompañados por San Martín (Tucumán), club que no había tomado parte del Nacional B ese año. ¡¿Cómo?! Viniendo desde el zonal, el “Ciruja” -al igual que el campeón de la B Metro- tenía derecho a meterse en el reducido (jugado por 12 equipos) y así llegó a la máxima categoría, luego de superar en ambos duelos de la final al campeón de la siguiente edición. El goleador fue José Daniel Leani, de Quilmes, con 24 tantos.


En un final de campeonato infartante, Chaco For Ever pudo superar la línea del “Grana” y pegar el salto a la “A”, categoría en la que apenas aguantaría un par de temporadas…

Y en 1988/89 ese campeón fue Chaco For Ever, tras vencer como local en la 42º y última fecha a Lanús, club que llegó a tener gran diferencia en el tramo final y se quedó con un frustrante subcampeonato. En el dodecagonal se llevó el premio grande Unión, nada menos que ante Colón: en el gran duelo de la capital santafesina, el “Tatengue” se impuso en ambos cotejos y con Humberto Zucarelli como entrenador tuvo uno de los más grandes placeres que puede brindar el fútbol. Los máximos artilleros fueron Daniel Toribio Aquino -de Banfield- y Sergio Recchiutti -de Almirante Brown-, con 24 goles cada uno.


25 años de historia nacional

Pablo Provitilo 0

El próximo fin de semana comenzará la 25º edición de la Primera B Nacional, la que desde hace dos décadas y media es la máxima categoría del ascenso argentino. Por ello, hoy LR! presenta una breve historia de la misma.

Ya partió la bola impulsada por el exquisito pie del uruguayo Villagrán, el arquero terminará despatarrado en el lado opuesto y Lanús festejará en pleno campo quilmeño el ascenso a la elite…

Huracán ganó por un campo el torneo de 1989/90, y de la mano de Carlos Babington se fue del Nacional después de cuatro años que a su gente se le hicieron eternos. Por su parte, Lanús tuvo su revancha de la amargura del año anterior, y tras vencer por penales a Quilmes en la vieja cancha de Guido y Sarmiento, retornó a la “A” después de aquel polémico descenso del ´77, con un paso de tres años por la “C” incluido. Los máximos anotadores fueron Juan Carlos Almada -de Defensa y Justicia- y Abel Blasón -de Quilmes-, con 20 pepas cada uno.

La 1990/91 vio festejar por fin a Quilmes, club que con el desaparecido Hugo García como DT se sacó la leche (?) de las temporadas anteriores, y logró volver a los domingos después de nueve años de ausencia. En el reducido sacó el segundo pasaje Belgrano (Córdoba), casualmente de la mano del director técnico que está trabajando actualmente en Barrio Alberdi: Jorge “Jabalí” Guyón. La “B” se tomó revancha de la final por el segundo ascenso perdida en el ´87, ya que fue Banfield la víctima de los cordobeses. El goleador de este certamen fue Roberto Oste, de Defensa y Justicia, con 24 tantos.

El campeón de la 1991/92 fue Lanús, que luego de descender en la “A” quiso que el paso por el fútbol sabatino fuera lo más breve posible. Al igual que en el ascenso del ´90, el entrenador era Miguel Ángel Russo, a quien la dirigencia había bancado dando una enorme muestra de coherencia, esa que más allá de alguna excepción viene identificando al “Granate” desde hace dos décadas. El otro ascenso fue para San Martín (Tucumán), que con un inolvidable gol olímpico del “Bomba” Scime en Isidro Casanova, frustró el sueño de Almirante Brown de llegar a la máxima por vez primera, algo que hasta el día de hoy no ha podido lograr el aurinegro, club que tuvo en Carlos Paulino Cardozo al goleador del certamen, con 26 tantos.

< p>El torneo de 1992/93 tuvo un cierre inolvidable: al cabo de 42 jornadas, Banfield y Colón empataron en el primer puesto (con agachada de Unión incluida en la fecha final ante el “Taladro”), por lo que el albiverde y el rojinegro debieron jugar un desempate en Córdoba. Luego de que el “Sabalero” fuera muy superior en los 120 minutos de juego, el club del sur -dirigido por Carlos Babington- festejó en los penales gracias a su héroe, Gabriel Puentedura. Los de Jorge Ginarte quedaron destruidos y poco pudieron hacer en el reducido, el cual se terminó adjudicando Gimnasia y Tiro (Salta), institución que había llegado al Nacional en esa temporada y tuvo la suerte de jugar la final ante un Central Córdoba rosarino que poca fuerza pudo (o quiso) oponer. Además, el “Albo” salteño aportó al máximo cañoñero del certamen, Miguel “Tigre” Amaya, quien marcó 21 tantos.


Hora de festejo para el Banfield del “Inglés”, luego de haber visto a la muerte de cerca (?) en la infartante final ante el “Sabalero”, jugada en el mundialista cordobés…

Para la 1993/94 llegó el turno de una sorpresa, ya que Gimnasia y Esgrima (Jujuy) fue campeón contra todos los pronósticos, de la mano de Francisco Ferraro. El “Lobo” venía de jugar la temporada anterior en el regional, y aunque muchos creen que esa era la temporada debut en el Nacional eso no es correcto: ya entre 1986 y 1988 los jujeños habían estado en segunda división, aunque con un cuadro muy poco competitivo. El otro ascenso fue para Talleres, que en duelo de cordobeses le ganó a Instituto, con un símbolo guiándolo en el banco de suplentes: Daniel Willington. El máximo goleador fue Dante Fernández, de Quilmes, con 29 tantos.

En 1994/95 se produjo la llegada de un coloso (?) para la categoría: Estudiantes de La Plata, club que después de 40 años caía en el mundo del ascenso. Con muchos sobrevivientes del descenso y varias incorporaciones de gran nivel para lo que era la divisional, el equipo comandado por Miguel Ángel Russo y el fallecido Eduardo Luján Manera arrasó en la tabla con sus 21 oponentes, más allá de algún traspié sorpresivo. El otro ascendido fue Colón, que después de 14 años -y de un par de grandísimas tristezas- pegaba la vuelta al fútbol grande, luego de superar a San Martín (Tucumán) en la final de la liguilla. El máximo anotador fue Alejandro Abaurre, del debutante Godoy Cruz, con 29 goles.

En la siguiente temporada hubo una pequeña variante, después de casi una década. Seguirían siendo 22 los integrantes de la divisional, pero ahora se jugaría un “Apertura” y un “Clausura”, algo que duraría solamente un año.

La 1995/96 fue propiedad de Huracán Corrientes, que luego de tomar el lugar del desaparecido Mandiyú a mediados del ´95 (la liga correntina pudo mantener la plaza pese a las protestas de varios) armó un muy buen equipo y con Humberto Zucarelli como DT, venció a Talleres en la gran final. Para colmo, en la ida los correntinos apenas sacaron un 2-2 en su estadio, pero en la revancha se hicieron fuertes en el “Chateau” y golearon a una “T” que tenía la fiestita (?) preparada. ¿El otro ascenso? Para Unión, ya que los santafesinos doblegaron a Instituto en el reducido y pudieron llegar a la “A” de la mano de un hombre de la casa, Carlos Trullet. El goleador fue el “Pirata” Adrián Czornomaz, de Los Andes, con 26 tantos.

Nuevo cambio de formato. Ahora serían 32 los equipos involucrados en el certamen, siendo la mitad del interior y la otra mitad de Capital y GBA, con la excepción de rosarinos y juninenses que tienen afiliación directa a la AFA. Este esquema duró hasta la 2000/01 inclusive, aunque en los primeros años había cuatro zonas y en las últimas tres temporadas se redujo a una sola zona de afiliados directos y una sola con afiliados indirectos, contando con 16 participantes cada una de ellas.

En 1996/97 el campeón fue Argentinos Juniors, que al igual que ELP dos años antes, había tenido que vivir el descenso después de cuatro décadas de permanencia ininterrumpida en la “A”. Si bien al “Bicho” le costó adaptarse a la categoría, terminó imponiendo su categoría y con “Chiche” Sosa como entrenador pudo dar la vuelta en campo de Español. Vía reducido lo acompañó Gimnasia y Tiro, que por penales y en pleno mundialista cordobés, dejaba a Talleres con el festejo atragantado por segundo año al hilo. El campeón tuvo al goleador por escándalo, el hondureño Eduardo Bennett, con 23 tantos.


El uruguayo Luis Sosa en uno de los tantos momentos gloriosos de su carrera… sin dudas, cinco ascensos a la máxima -siendo parte importante en al menos cuatro de ellos- no son para cualquiera

Pero la tercera sería la vencida para la “T”. En 1997/98 hubo final entre cordobeses, en la que Talleres se sacó la mufa en los penales (a la vez que Ricardo Gareca se sacó la bronca por finales perdidas con el “Santo” tucumano y con este mismo cuadro) y gritó campeón… nada menos que ante Belgrano. Sin embargo, el “Pirata” absorbió rápidamente el golpazo y pocos días después festejó el segundo ascenso, luego de superar al sorprendente Aldosivi (Mar del Plata) en el duelo decisivo del reducido. Cabe destacar que con ese ascenso logrado con la “B”, el talentoso uruguayo Luis Ernesto Sosa subía por 5º vez a la elite en menos de diez años -Chaco ´89, Belgrano ´91, Estudiantes ´95, Huracán C. ´96 y esta de nuevo con el celeste-, estableciendo una marca muy difícil de superar alguna vez. El goleador fue Alejandro “Huesito” Glaría, de Banfield, con 30 pepas.


Después de dos terribles frustraciones consecutivas ante su gente, al tercer año Talleres resucitó y pudo volver al círculo su perior… luego del polvazo (?) que significó ganarle la final a la “B”

Campeón de la 1998/99 fue Instituto, que superó por diferencia de gol a Chacarita en la final de la temporada (0-1 en River y 3-0 en Córdoba), volviendo de esa manera a la elite después de casi una década. Pero al igual que el año anterior, el derrotado en la final pudo hacer acopio de fuerzas y quedarse con el reducido: con un recordado gol de Sergio Bustos, el “Funebrero” le ganó a Juventud Antoniana (Salta) en San Martín, y lograba ante el delirio de su gente regresar a la “A”, categoría que no habitaba desde 1986. El máximo artillero fue nuevamente Adrián Czornomaz, de Atlético Tucumán, con 26 tantos.

En 1999/00 fue el turno de pasear para Huracán, que a diferencia de su etapa anterior (86-90) tuvo un touch and go (?) con la B Nacional. Gran equipo el del “Inglés” Babington, que en la final le asestó a Quilmes el primero de los muchos golpes que recibiría en los siguientes dos años. De hecho, el “Cervecero” llegó a la final del reducido, y esta vez fue Los Andes el que se quedó con la gloria, volviendo a la “A” tras 29 años de ausencia. Además, esta fue la temporada en que se estrenaron las promociones, vía por la cual Almagro logró lo impensado al bajar a Instiputo (?), retornando así a la máxima después de seis décadas. El goleador jugó en el campeón y se llamó Gastón Casas, autor de 30 goles a lo largo del torneo.

La 2000/01 coronó a Banfield como campeón, luego de superar en las dos finales a… sí, sí, a Quilmes, con inolvidables actuaciones de José “Garrafa” Sánchez. En el reducido al QAC no le dio la nafta (?) y la final la jugaron Nueva Chicago e Instituto, el gran candidato; pese a ello, la dupla conformada por Jorge Traverso y Roberto Vega terminó festejando con el “Torito”, logrando de esa manera como técnicos lo que habían podido hacer en 1981 en calidad de futbolistas. El goleador fue Daniel “Miliki” Jimenez, de Instituto, con 23 tantos.

Para el certamen 2001/02 hubo un cambio de formato. Quedaban ahora 25 equipos, por lo que se determinó que el ganador de la rueda que se disputaría durante el segundo semestre de 2001, iba a adquirir el derecho a jugar en la “A”. Así fue como Olimpo (Bahía Blanca), luego de jugar “apenas” 24 partidos y tras una cerrada lucha con Quilmes y San Martín (Mendoza) -a los que aventajó por uno y dos puntos respectivamente-, pegó el gran salto de categoría, con Gustavo Julio Alfaro como DT.

En la segunda mitad de la temporada se dividieron los 24 clubes restantes en tres zonas, los mejores iban al octogonal y allí, en una final antirating (?), Arsenal batió a Gimnasia y Esgrima (Concepción del Uruguay); era la concreción del sueño para Grondona y Flia., ya que nunca desde su afiliación a la AFA -en la década del ´50- los de Sarandí habían estado tan alto. El máximo anotador de la temporada fue Diego Ceballos, del “Lobo” entrerriano, con 26 goles.


Atlético de Rafaela antes de jugar ante el “Chacarero” mendocino… con su triunfo esa tarde, el equipo de “Cachín” Blanco se aseguró jugar en la “A” durante la 2003/04 sin necesidad de final alguna

Nuevo cambio de formato para la 2002/03: con 20 equipos participando, vuelta de Apertura y Clausura, aunque hubo un equipo al que mucho no le copaba la idea de jugar la final, y dijo “Ma sí, me llevo los dos campeonatos y asciendo derecho” (?). El Atlético de Rafaela que conducía Oscar “Cachín” Blanco fue superior a todos y con las atajadas de Ezequiel Medrán, las patadas (?) de Lucas Bovaglio, el talento de Darío Gandín y los goles de Rubén Forestello, materializaba el sueño de jugar con los grandes. En el reducido ascendió ¡ Quilmes !, que superó a Argentinos -descendido el año anterior- en la instancia decisiva y tras 11 años en el Nacional pegó el salto a la elite.

La temporada 2003/04 fue la primera en registrar cuatro ascensos. El campeón fue Instituto, vencedor de Almagro en la gran final, por lo que Héctor Rivoira lograba su segundo ascenso a la máxima. Pero al igual que la “B” y el propio “Funebrero” del “Chulo” en su momento, el “Tricolor” de la dupla Enrique Hrabina – Juan Amador Sánchez se quedó con el reducido, batiendo como visitante en los penales a Huracán (Tres Arroyos) y gestionando un rápido retorno tras la breve experiencia de la 2000/01. En tanto, en la promoción pudo sacarse la espina el “Globo” tresarroyense -bajando a Rafaela- y también festejó Argentinos, que fue superior al Talleres cordobés, club que de esa manera se iba del fútbol grande para nunca más volver (?).

El torneo de 2004/05 consagró como el mejor a Tiro Federal, ignoto (?) club rosarino que se había desafiliado de la AFA en los ´60 y había retornado a sus campeonatos -pero por la vía indirecta- a fines de la década del ´90. El “Tigre” de José María Bianco superó a Gimnasia y Esgrima (Jujuy), institución que manteniendo la tendencia de la temporada anterior, ganó la final por el segundo ascenso. ¿Su víctima? Huracán, por lo que luego de no subir tampoco en la promo, los de Parque Patricios quedaban condenados a un tercer año en el principal certamen del ascenso.

La temporada 2005/06 marcó la primera consagración de un mendocino: Godoy Cruz. El “Tomba” derrotó a Nueva Chicago en la final y de la mano de Juan Manuel Llop, pudo ingresar en el fútbol de los domingos (y viernes, y sábados, y…). El “Torito” hizo honor a su apodo y mostrando unos huevos enormes, le ganó una final de reducido histórica a Belgrano -en realidad la revancha fue 3 a 3, pero en un momento la “B” ganaba 3 a 0-, en plena capital cordobesa. Luego de ver como los muchachos de Rodolfo Motta festejaban en su cara y en su cancha (?), los hinchas del “Pirata” alcanzarían la gloria en la promoción: derrotando a Olimpo (tanto en Córdoba como en Bahía), el cuadro de Carlos Ramacciotti se transformaba en el tercer y último ascendido de la temporada.


Con varias caras conocidas para el futbolero medio, este equipo de Godoy Cruz se transformó en el primer mendocino en llegar al círculo superior desde la implementación de la temporada “europea”

En 2006/07 nuevamente hubo cuatro ascensos, al igual que tres años atrás. Campeón fue Olimpo, que al igual que la “Crema” 02/03 se quedó con Apertura y Clausura con Leonardo Carol Madelón como conductor táctico y espiritual (?). El ganador del reducido fue San Martín (San Juan) -que contó con la inestimable ayuda de Daniel “$argento” Giménez en su duelo final ante Huracán-, mientras que en las promociones el festejo fue para el propio “Globo” del “Turco” Mohamed -vencedor de Godoy Cruz- y el Tigre de Diego Cagna, que superó a Nueva Chicago y pegó el retorno a la “A” después de 27 largos años. El gran goleador fue Ismael Blanco, de Olimpo, con 28 tantos.

Para la temporada siguiente se decidió un nuevo cambio de formato. Chau a los dos torneos semestrales, hola a la temporada larga. Casi como el viejo Nacional B, solamente que ahora ya eran 20 y no 22 sus integrantes, por lo que la campaña tendría un total de 38 fechas en lugar de 42. Ya no habría reducido: el subcampeón se llevaría el segundo ascenso directo, mientras que los ubicados en el 3º y 4º puesto, ganarían el derecho a jugar la promo contra clubes de la elite.

En 2007/08 el campeón fue San Martín (Tucumán), club que lograba su cuarto ascenso en cinco años (!), siempre con Carlos Roldán en su banco. Al “Santo” -que llevaba década y media sin jugar en la máxima- lo acompañó el Godoy Cruz de Daniel “Gato” Oldrá, por lo que de esta manera la experiencia “Bodeguera” en la BN duró apenas 12 meses. El goleador fue Leandro “Chancha” Zárate, de Unión, con 21 conquistas.

La temporada 2008/09 tuvo a Atlético Tucumán como campeón, luego de un buen sprint final en el que desplazó a su principal competidor del tope de la tabla. De esta manera, el “Decano” -que entre 2002 y 2008 había vegetado en tercera división- jugaría por primera vez en la “A” desde la implementación del calendario “europeo” y por su parte, Héctor Rivoira conseguía su tercer ascenso en una década al círculo superior. ¿Subcampeón? Chacarita, que con un plantel armado por Pedro Damián Monzón y conducido en el 70% de la campaña por Ricardo Zielinski, lograba volver a la máxima después de un lustro. El goleador fue Luis “Pulga” Rodríguez, de Atlético Tucumán, con 20 tantos.

Lo ocurrido en la 2009/10 aún está fresco. Olimpo metió una gran segunda rueda y terminó consagrándose con buena distancia sobre sus perseguidores, alcanzando el club bahiense su tercer ascenso en ocho años. Al conjunto de Omar De Felippe se sumó en la fecha final Quilmes, que a pesar de haber tenido dos técnicos resistidos (el “Chaucha” Bianco primero y “Vitrola” Ghiso después) y un mal cierre de campaña, llegó al subcampeonato con un punto de ventaja sobre los terceros. Y finalmente, en la promoción All Boys dio el gran batacazo, bajando a Rosario Central luego de empatar como local en la ida y vencer 3-0 en el mismísimo “Gigante de Arroyito”; así, el “Albo” volverá a jugar en el círculo superior después de tres décadas, mientras que el “Canalla” debutará en el Nacional… dado que la última vez que jugó en el ascenso (1985), lo hizo en la vieja Primera “B”. ¿Goleador? Leandro Armani, del humilde Tiro Federal, con 19 tantos.

Una nueva historia comenzará este sábado a las 15:30. Serán 20 las ilusiones en danza por ascender -con mayor o menor derecho a soñar-, muchos los jugadores que querrán dejar en alto su nombre en la tabla de goleadores… pero la gloria sólo abrazará a unos pocos, ya sea a la hora de hablar de logros grupales o individuales.

Hasta acá, el repaso a dos décadas y media de historia, ahora es tiempo de que vuelva la acción en el Nacional.



Se acerca el día

Martín Gorojovsky 282

El fútbol europeo transita el último tramo del camino hacia el comienzo de las ligas, ese que te deja los huevos llenos y querés tirar al nene por la ventanilla porque no deja de preguntar cuánto falta (?). Mientras tanto, negocian y se divierten con amistosos.


Fútbol Para Todos. Segunda temporada

Ernesto 411

El viernes arranca finalmente el dichoso Torneo Apertura 2010 y nuevamente podrán verse todos los partidos por la Televisión Pública, Canal 7, Argentina Televisora Color, Figueroa Alcorta y Tagle, Canal 9 Libertad, Azul Televisión, Gelly 3378 (?).