De por qué deseo que esta selección fracase

peluca 125

En un momento en que las selecciones de renombre no pasan por su mejor momento y en que las de segundo orden no pasan de ser más que “equipos bien armados” uno pensaría que un “típico equipo argentino” con una buena combinación de fútbol, picardía, orden, profesionalismo y el cuchillo entre los dientes debería ser de temer por cualquiera en el mundial que se viene… pero en lugar de eso tenemos el Peker-team…

El Peker-team es un equipo que sale a la cancha a ver qué pasa, no tiene un plan de juego definido ni mucho menos aun planes alternativos; le faltan jugadores pícaros, rápidos de mente; el orden defensivo brilla por su ausencia en una defensa completamente desaceitada en la que todos van al bulto; y casi no tiene jugadores con estirpe ganadora y un par de huevos extra.

El equipo de Pekerman exaspera por la combinación de lentitud, desidia, lateralización y falta de profundidad, da la impresión de que juega como si arrancase los partidos cinco goles arriba y no cobrasen premios… ahhh! pero el periodismo nos vendió que juegan “a la argentina”… y el público compró, compró “el trabajo con los juveniles”, compró “el perfil bajo que indica trabajo serio”.

El trabajo con los juveniles no es tal, podemos apropiadamente hablar del “éxito con los juveniles”, no voy a ser yo quien discuta el éxito pero no puedo dejar de señalar que los campeonatos sub-algo están muy sobrevalorados, el nivel de un juvenil argentino de 17 años es muy superior al de la media mundial, solo lo supera en técnica un brasilero, y en fortaleza física un africano, a esa edad un europeo está todavía aprendiendo el oficio de futbolista, los asiáticos están fuera de la discusión… A los 17 años un juvenil argentino de selección ya entrena con la primera y cuenta o bien las semanas para debutar o la cantidad de minutos en cancha que le faltan para obligar al club a hacerle contrato, también sabe que a los 18 años tiene que debutar sí o sí para poder llegar a Europa a los 20… por lo que se ve una clara diferencia a esa edad entre el juvenil argentino y cualquier otro… el problema es que el jugador argentino fue formado a las apuradas y es muy raro ver jugadores que después de los 21-22 años evolucionen su juego… ya tocaron su techo, el europeo es de desarrollo más lento pero sostenido, y a los 24 años tiene un conocimiento y entendimiento del juego muy superior al argentino. Volviendo, los logros en juveniles están sobrevalorados, pero a Pekerman le juega a favor los 20 años anteriores en que con los juveniles que no se hizo nada, y se logró menos.

Y no es lo mismo dirigir chicos de 17 años que profesionales superstar, de hecho Pekerman jamás dirigió un equipo de profesionales antes de que le ofreciesen la selección.

Si el perfil bajo implica “trabajo serio” que alguien (vos Peker!) me explique por qué este equipo argentino no patea un solo corner a la cabeza de sus delanteros, por qué cada pelota parada es una oportunidad desperdiciada, por qué en la defensa se tienen que andar preguntando quién hace cada relevo, por qué cada vez que el rival mueve con un poco de inteligencia la pelota termina haciendo centro-cabezazo-gol mientras todos los de celeste y blanco miran extasiados esa cosa redonda de color blanco.

Si la seriedad implica “planificación” que alguien me explique qué clase de planificación es dejar afuera de la lista a jugadores que “estuvieron siempre” para llamar a última hora los que el periodismo o los sponsors piden.

El problema (mi problema) con Pekerman no pasa por si juega con línea de 3 o de 4; si doble cinco o volantes mixtos; si dos torres en el área o uno por adentro y uno por afuera; toda preferencia táctica es opinable… el tema es que Argentina no tiene sistema táctico.

Argentina hoy no es un equipo, ni siquiera un plantel… Argentina es una LISTA de 23 tipos, podemos discutir la lista nombre por nombre y nunca ponernos de acuerdo… el problema es que no podemos discutir nombres cuando el técnico no sabe a qué quiere jugar…

Ahhh, pero los que nunca van a la cancha defienden esta actualidad porque “juegan lindo” (?), llegado el caso (aborto) de que esta selección obtenga resultados positivos estaríamos ante el triunfo del “no-estilo”, la “no-filosofía de juego”, la “no-planificación”, la “junto 11 tibios y juego”. Y si esa postura triunfa estamos en el horno aunque salgamos campeones, porque hipotecamos los próximos 20 años de pensamiento futbolístico y porque para cuando la línea Pekerman termine frustrada el contra-movimiento imperante va a ser de un pro-resultadismo a la italiana tan extremo que no lo van a soportar ni Bilardo y Bianchi juntos.

Lo mejor que le puede pasar al fútbol argentino es que esta selección fracase estrepitosamente, y que en su caída se lleve a Pekerman y sus jugadores predilectos, a los que todavía luquean con su puesto en la selección, a los pechofrío, a la cúpula de AFA, al periodismo oligofrénico, a las publicidades patrioteristas, a los tacheros que hablan de fútbol, a los técnicos de mesa de café, a la barra bullanguera y a los que nunca pisaron un tablón y se ponen el puto gorro arlequín.


Los renunciantes

perplatado 20

Hoy me levanté con ganas de ser redactor de los Top 5 de La Nación. A continuación en La Redó Pre Mundial va un breve homenaje a quienes eligieron no ser parte de algún proceso de la Selección.

1. Jorge Carrascosa
Capitán de la selección de Menotti, un año antes del Mundial ‘78 se retiró del equipo representativo nacional y poco después también del fútbol todo. Nunca aclaró detalladamente las razones. Hay quien dice que no quería ser parte de un campeonato que iba a ser usado políticamente por determinada gente (esto le da una onda de héroe/mártir se-perdió-el-Mundial-por-consciencia-social tipo Cruyff). Pero él dice que estaba harto del ambiente del fútbol y no agrega mucho más.

2. Luis Islas
El arquero y diseñador de indumentaria, luego de haber sido suplente en el ‘86, se negó a jugar el Mundial de Italia si no era titular. Bilardo no le dio el gusto y llevó como suplente en su lugar a Goycochea. Después lo conocido: Pumpido se rompió las piernas y Goyco fue héroe y modelo de slips.

3. Fernando Redondo
Tres renuncias. La primera antes del Mundial ‘90, con el pretexto de que quería estudiar. Estaba en su derecho de elegir qué hacer con su vida. Jugó en la etapa de Basile y se peleó con Passarella, haciendo quedar mal al kaiser dos veces (dijo que mientras Daniel Alberto fuera técnico de la Selección no iba a volver a jugar ahí). Más tarde jugó un par de partidos con Bielsa y volvió a renunciar. No parece alguien que tuviera muchas ganas de vestir la albiceleste.


d010dh02.jpg

CAMPAÑA LA REDÓ!: Si ves a un hincha con gorro arlequín, escupilo en la jeta…

toto 189

Para que “esta gente” no convierta un Mundial, el placer privado del futbolero en un hecho tan tedioso, desagradable e insufrible ENUMERAMOS:

NO a la gente que no tiene puta idea de fútbol, llega un mundial y quiere/pretende/se le da x “opinar”. (Por favor callate y no molestes)…

NO a las insufribles promociones de gaseosas, bancos, desodorantes, supermercados y tarjetas de credito, con actores/promotores PALERMOGOLICOS, que quieren sumarse a la euforía mundialista para hacer guita.

NO a las tapas de la revista GENTE con Gago(?), Verón(?), y Batistuta(?) en pelotas, para apoyar a la Selección y desearle suerte(?). Vayanse a apoyar el Proceso

NO a los relatos/comentarios de Closs, Liberman, el Toti Pasman, Alejandro Apo(?)…esta gente viene arruinandome mundiales con su sola (desagradable) presencia…

NO a las mujeres que opinan/quieren opinar y no saben lo que es un 225.

NO a la gente a la que no le interesa el fútbol y pretende quitarte la alegría de un Mundial (vayanse a contar gatos al Jardín Botanico)

NO a las horribles publicidades televisivas (COMPOSICIÓN TEMA “EL MUNDIAL” y/o “LA SELECCIÓN”) creados/redactados por gente que toca el fútbol de oido o directamente lo odia, Quilmes en especial (SOS MUFA, Sabelo)

A los periodistas que lloran en cámara porque no convocaron a sus amigos del alma: Recondo lagrimeando por Zanetti, el Kily, Lux…

NO a los periodistas que se tocan pensando en Bielsa

NO a los periodistas que se tocan pensando en Pekerman..

NO a los periodistas que se tocan pensando en Menotti..

NO a los periodistas que se tocan pensando en Bianchi..

NO PANINI que te vende los paquetes de figuritas a un 1$ (DEBUTASTE CON UN PIBE, SABELO)

NO a las remeras de A+ con inscripciones en italiano.

NO LOCOS X EL FUTBOL y a sus almuerzos/cenas para ver un partido de fútbol a 40$ (cerveza caliente incluida)

NO a Verón (NI OLVIDO NI PERDÓN) y a los pseudoperiodistas SIOMES que lo piden como el CHAVO FU-CKS..

Decile NO a CACHO LAUDONIO. (revoleando banderas de Boca mientras imita las expresiones faciales de Carlos Tevez y pide a Silvestre para la Selección)


– ¿Cobraste, Marcelito? – Sí, y en euros (?)

invitado 41

Enfermero 1: -Empezá a buscar en la cara de los periodistas televisivos más mediáticos, las marcas de una paliza a trompadas…

Enfermero 2:: -¡Contáme por favor!

-Parece ser que a Marcelito se le fue la lengua en relación con uno de los convocados por Pekerman para la selección con miras al mundial. Dicen que lo dio por lesionado y como candidato a ser dado de baja de la lista final… El jugador se volvió loco, lo fue a buscar y al periodista lengua larga le dio para que tenga y guarde…

-¿Se le puede ver en la cara?

-Yo lo atendí cuando volvió del convento español… Averiguá y lo vas a comprobar la paliza que se comió”

[fuente: La Pavada, diario Crónica]

–enviado por Juanchi