“B”hinchadas

cucu 168
A propósito de los incidentes en Nueva Chicago-Tigre: si se multara con quita de puntos a las hinchadas, no habría clubes de Capital y Gran Buenos Aires en primera división. El 99% son impresentables. En ese caso el Torito tiene lo que se merece.

¿Quién es quien?

cucu 55

Marcelo Simonián fue el mago que logró ubicar al ignoto defensor Leandro Grimi inicialmente en Racing Club de Avellaneda y luego el monstruoso Milan de Italia.

A partir de esa transacción algunos mostraron su sorpresa y admiración por semejante negocio, pero asimismo otros abrieron bien los ojos.

Tras a un relevamiento de datos en la web, me topé con algunas sorpresas, aunque a esta altura ya nada asombra.

El hombre en cuestión fue presidente de Compaq Argentina en los ’90 donde logró importantes contratos con el Estado hasta ser un buen amigo del entonces presidente Carlos Saúl Menem.

Su capital fue creciendo en forma desmesurada y con ello las primeras complicaciones legales que lo transformaron en un personaje frío y calculador. Metido en el mundillo del fútbol gracias a Guillermo Cóppola, tuvo que ver con el desembarco de Diego Maradona en Newell’s Old Boys.

Pero una auditoría realizada por el Gerente de Compaq ventiló que altas sumas de dinero de la empresa se destinaba a la compra de los jugadores, por lo que en forma inmediata Simonián fue removido de su cargo.

Con propiedades en Puerto Madero, Punta del Este y costosas viviendas en countries fue construyendo su imperio hasta fundar en 1997 Dodici S.A que se encargó durante buen tiempo de la imagen del 10, la representación de deportistas, asesoramiento, call center, asesoría contable y financiera, consultas médicas y kinesiológicas, gerenciamiento de entidades deportivas, organización de eventos y torneos deportivos.

La firma estuvo involucrada en forma directa en los problemas financieros millonarios entre Diego y Guillermo Cóppola por la acuñación de monedas con su rostro. Por ello fue procesado pero todo quedó en la nada.

En el 2000 adquirió el 70% del pase de Diego Mateo a Newell’s Old Boys, entidad dirigida por Eduardo López quien meses después volvió a vender al volante al Lecce. Nunca quedó en claro como saldaron las cuentas y como arreglaron la situación, pero si que hubo un enfrentamiento legal en el que ambos deberían haber sido declarados culpables.

Confeso hincha de Boca Juniors y por ello el nombre Dodici (12) le robó al Xeneize a Fabricio Coloccini y hoy en día difícilmente pueda ingresar a la Bombonera. Sumado a ello, hizo buenas amistades por Nuñez y fue partícipe junto al “Gringo” Giusti en las millonarias ventas de Luis González, Andrés D’Alessandro y Fernando Cavenaghi al fútbol europeo.

Con el tiempo compraría otros porcentajes de una infinidad de futbolistas, algunos con poco nombre como Ismael Villalba, Federico Nieto, Sergio Comba, Gabriel Roth, Daniel Garipe, Rodrigo Astudillo, Luciano Leguizamón, Nicolás Gianni, Pablo Bastiannini, Iván Borghello, Carlos Marinelli, y otros de mayor categoría como Mauro Rosales, Ernesto Farías, Leandro Romagnoli, Jonathan Bottinelli, Pablo Barrientos, Horacio Ameli, Lucas Bernardi, Lisandro López, Facundo Quiroga, Nelson Cuevas, Jonathan Santana y Maxi Rodríguez.

No obstante a todo, Marcelo Simonián es Agente FIFA. Y al igual que algunas otras investigaciones preguntamos: ¿acaso la AFA no sabe quien es?