Con Alejandro en el avión, directo a Brasil

Con el triunfo de anoche la selección aseguró su participación en el Mundial 2014 a dos fechas del final de las eliminatorias. De la mano de Sabella Argentina recuperó la tranquilidad que había perdido hace algún tiempo y volvió a marcar diferencias en el continente.

Telam

No fueron fáciles los últimos años para el seleccionado argentino. Luego de la eliminación de Alemania 2006 ningún entrenador había superado los dos años de gestión y el equipo nacional era un desastre por donde se lo mire. En el medio se dejó pasar la Copa de SA 2010 y una Copa América. Sin identidad y con diferencias internas (entre dirigentes y también entre jugadores) el panorama era una cagada (?). Así llegó Pachorra, avalado principalmente por su excelente paso por Estudiantes. Sabella asumió luego de la CA jugada en nuestro país, lo cual le dio la chance de disputar las eliminatorias desde el comienzo.

El debut contra Chile fue con goleada en casa pero rápidamente toda la ilusión se puso en duda porque, como local, Argentina empató con Bolivia y luego perdió con Venezuela por primera vez en la historia siendo, además, superada ampliamente. La tercer y última fecha del 2011 fue contra Colombia, allá. Ese día, para muchos, fue el comienzo definitivo de una nueva etapa. El equipo iba perdiendo al término de la primera parte y ya se hablaba de echar a Sabella (lo cual demuestra el cambalache que era la selección en ese momento). Pero el equipo le respondió al DT, lo dio vuelta y terminó festejando como pocas veces. Vale destacar que después de aquel partido frente a la vinotinto, el equipo de Sabella no volvió a perder.

Con el triunfo en Asunción (no se ganaba allí desde el 97, cuando Sabella era ayudante de campo de Pasarella) Argentina se clasificó luego de 14 PJ, 8 G, 5 E y 1 P. En este tramo la selección marcó 30 goles y recibió 11.

Pero más allá de los números, y acá viene nuestro análisis (?), Sabella logró poner orden en la selección nacional. O utilizando la metáfora de Diego, pudo desempolvar el Rolls Royce. Hoy se sabe a qué juega el equipo (gustos aparte), hay una base consolidada y parece estar aceitado el grupo humano, algo tantas veces menospreciado.

Otro dato para remarcar es que estamos ante la mejor versión de Messi en la selección. Goleador de las eliminatorias con 10 y goleador de este ciclo -20 en 22 partidos- la Pulga se ganó con todas las de la ley la cinta de capitán. Algunos dirán que esto era cuestión de tiempo y de maduración restándole importancia a la influencia del DT. Sabella, por su lado, dirá: a comerla (?).

Apostilla (?): con los dos goles de ayer Messi llegó a los 37, superó a Crespo (35), y es el segundo goleador histórico detrás de Batistuta (56).

Sin embargo, no todo es perfecto en el mundo (?) selección. Aún quedan cosas por mejorar como la defensa, que parece no tener la misma solidez que el ataque y produce desequilibrios peligrosos (sobre todo pensando en rivales de mayor peso). Esto lo saben todos y principalmente Sabella que ahora tendrá bastante tiempo para trabajar con la tranquilidad del deber cumplido.

Lo que resta

Quedan solo dos partidos de eliminatorias y si bien Argentina es el único que tiene pasaje asegurado ya se empiezan a definir los 3 equipos restantes más el que jugará el repechaje (contra Jordania que eliminó a Uzbekistán).

Por otro lado también hay tres equipos que ya no tienen chances de nada: Perú, Bolivia y Paraguay.

Empecemos de abajo para arriba. Sacando los tres ya mencionados, el 6° de la tabla, y que solo puede soñar con un repechaje, es Venezuela aunque su posibilidad depende de un milagro. Solo le resta un partido –queda libre en la última fecha- por lo que debería golear (para revertir su diferencia de -6) y esperar que Uruguay o Ecuador no sumen ningún punto.

Teniendo en cuenta la situación de Venezuela, es muy probable que de Uruguay y Ecuador salga el equipo que jugará el repechaje. Si bien los dos tienen la misma cantidad de puntos (22), Ecuador tiene mejor diferencia de gol. En la próxima fecha los del Maestro Tabarez viajan a Quito para lo que será casi una final. Más allá de lo que pase el 11 de octubre, todo se resolverá en la última fecha cuando Ecuador juegue con Chile y Uruguay arregle su partido con Argentina.

Colombia (26) y Chile (24), 2° y 3° respectivamente, también se cruzan la próxima fecha en tierras cafeteras.Cualquiera de los dos equipos que gane sellará su clasificación directa. El empate, por su parte, le asegura el pase a los de Pekerman mientras que dejará a los de Sampaoli –que en la última juegan de local contra Ecuador- con chances (escasas, es cierto) de ocupar el 5° lugar.

Próxima fecha

11/10 Argentina vs. Perú
11/10 Ecuador vs. Uruguay
11/10 Colombia vs. Chile
11/10 Venezuela vs. Paraguay


No hay comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *