Carpe Diem

La sexta fecha se jugó por completo y nos dejó un Argentinos Juniors puntero, un River volviendo a la victoria, un Boca vapuleado contra Olimpo y una niña despojada de sus juguetes entre otras perlas.

caruso-portada

¿Será efímero? Tal vez. ¿Durará una semana? Puede ser. ¿Culminará así el torneo? Probablemente no. Respuestas reales ante una situación inesperada como lo es este Argentinos Juniors puntero único. Por supuesto que nuestra intención no es subestimar a nadie (?), pero lo cierto es que este equipo que zafó cagando literalmente de pelarse las rodillas en la B Nacional hoy lidera el Torneo Inicial gracias a la apuesta práctica y puntual de su mentor espiritual: Ricardo Caruso Lombardi. Por primera vez en su vida ve al resto desde arriba y no deja que el vértigo lo maree (?). ¿Cómo lo logró? Sin regalar nada, sin recaer en lujos, jugando feo por momentos pero con un orden táctico y un convencimiento del rol a cumplir de cada jugador que más de un equipo con más plantel envidia. El mismo Caruso salió a calmar las aguas luego del partido pero nosotros no nos calmamos nada; soñamos con Caruso campeón, super campeón, jugando la Libertadores, festejando un empate en la altura como la copa del mundo, mandando a marcar a Ronaldinho toda la cancha por algún jugador que hoy transita los campos del ascenso profundo. Soñamos porque soñar no cuesta nada y porque la tabla de posiciones publicada en todos los medios no miente: el líder es el equipo de la Paternal, el equipo de Él.

Quizás no haya sido lo más rimbombante de la fecha, o sí qué se yo (?), pero antes de que los susceptibles de siempre levanten sus voces revolucionarias de escritorio veremos aquí los partidos de la fecha;

El viernes por la noche dos realidades distintas se veían las caras: Vélez que arrastraba una racha sin victorias por el torneo local de cuatro partidos y con momentos de fútbol bastante chotos recibía al Newell’squien llegaba a Liniers con la esperanza de repetir lo hecho en el semestre anterior, a excepción de la Super Final. El haber sufrido la baja de Rodríguez, Cáceres y Cruzado afectados a las Eliminatorias repercutió desde el inicio en la Lepra que no supo encontrar nunca el volumen de juego habitual, cediendo las acciones ante un local que comenzó errático pero que con el correr de los minutos se fue afianzando, sobre todo sustentado en Canteros quien tuvo su mejor partido desde su regreso del Villarreal. Así, a los 32′ del PTCubero centró por derecha en uno de los tantos avances y Casco puso la mano de manera adalbertorromanesca debiendo el árbitro cobrar un penal que Pratto (la figura del partido) ejecutaría con eficacia para poner un 1-0 más que justo.

El segundo tiempo vio a Vélez continuar con su hegemonía sobre un desconocido Ñuls que corría atrás de la pelota y que cuando lograba agarrarla no se le caía una idea para atacar a Sosa. El fortín, ni lerdo ni perezoso (?), fue adelantándose en el campo para que el empate no le tomara por sorpresa intentando obtener en su favor el peor resultado posible, circunstancia a la cual llegó por intermedio del recién ingresado Ramiro Cáseres que a los 24′ se vio muy bien asistido por el cara de repartidor de gaseosas Pratto para poner el 2-0 y el primero de su carrera en primera. Minutos más tarde, la visita perdería expulsado a Pablo Pérez como para demostrar que no estaba en su noche aunque Cubero diez minutos más adelante veía su roja número 21 como profesional y ponía otra vez las cosas iguales en cuanto a seres humanos en cancha, pero a los 40′ otra vez Cáseres se anotaba en la red tomando un rebote de Guzmán para establecer el 3-0 definitivo. De esta manera, los de Liniers volvían a la victoria mientras que los rosarinos conocían su primera derrota en este Inicial y ponían en peligro la punta, punta que finalmente supo perder.

Pasado el viernes de goleada, el sábado comenzaba con el partido entre Estudiantes y Belgrano en la ciudad de La Plata, cotejo en el que el estadio techado fue la máxima atracción, ya que resultó un trámite con momentos de aburrimiento atroz, con pelota maltratada y sin llegadas claras, un partido que si no fuera por los goles hubiera terminado 0 a 0 (?). En el local las expectativas estaban puestas en el retorno de Verón al equipo aunque su vuelta no pudo darle todo el fútbol necesario al pincha que pese a no ostentar una superioridad pasmosa supo encontrarse al frente del marcador a los 43′ del PT con un gol de Carrillo quien luego de varios rebotes pudo conectar un remate de media vuelta que se filtró debajo de Olave. Hasta ese momento el pirata no hacía más que mostrar sus cartas de siempre, esas que le aseguran el puntito de visitante y que siguen alimentando la mentira el mito de Zielinski.

En el complemento no se vería nada diferente, un partido chato que además del gol había presentado como máxima emoción la caída de un hincha al foso que no presentaba reacción y que generó la suspensión momentánea del partido, aunque posteriormente se supo que el fiambre no fue tal y volvió a su domicilio por medios propios con una ifrahistoria de tablón sobres sus hombros para jactarse con sus amigos. Todo daba a entender que sería muy difícil que la victoria se le escapase al conjunto platense, aún cuando poco y nada hacía para seguir dañando a su rival, pero el ataque de los cordobeses era tan pobre que sólo un error de la defensa pincha podría desencadenar el empate, erro que finalmente sucedió al quedar corto un rechazo y habilitar a Maggiolo que puso el 1-1. Con el empate los de Pellegrino salieron un poco más convencidos peroOlave fue resolutivo ante los remates de Auzqui y Luna, acabando así el encuentro con un resultado que no beneficia a ninguno pero que perjudica un poco más a Estudiantes que no pudo aprovechar la situación para superar a Newell’s en la tabla.

A veces la levedad de los sueños sucumbe estrepitosamente ante la gravedad de la realidad. Cuando Colónse ilusionaba con empezar bien y llegar a pelear algo, una derrota los golpeó fuerte en la cara para tirar abajo toda la sarta de especulaciones sabaleras para volver a transitar el camino de la nada. Esta vez el paso del ser al no-ser tuvo cara de Godoy Cruz que, apremiado por los promedios, recibía al equipo santafecino con la urgencia de ya empezar a sumar de a tres luego de cuatro partidos sin victorias. No obstante el que comenzó mejor fue el visitante, presionando bien y cortando circuitos de juego al rival aunque olvidándose de ir a buscar el gol. Poco a poco fui creciendo y mis fábulas de amor se fueron desvaneciendo como pompas de jabón el Tomba se fue acomodando lo que generó un PT donde se prestaban la pelota sin saber qué hacer haciendo del espectáculo un refugiad político en Chile.

Para el ST las estrategias eran las mismas: los mendocinos con el control de la pelota haciendo esfuerzos vanos por atacar mientras que Colón se replegaba esperando la contra para dar el golpe. El local se hundía más y más en su propia impericia con la credibilidad de Palermo en forma de collar de piedras hasta queRamis quien ingresó por Castillón en el complemento, cabeceó un buen centro de San Román y cambió a los 38′ las voces de disconformidad por alaridos de festejos. Los minutos restantes eran escasos para la visita que en todo el tiempo transcurrido nada había hecho, concretando así el triunfo por 1-0 para Godoy Cruz que siguen en descenso pero al menos tienen con qué ilusionarse al menos por una semana.

Como dijimos, si hay algo que nadie podía predecir semanas antes del comienzo de este Inicial 2013 era que el Argentinos de Caruso llegaría a la fecha 6 como puntero, habiendo recibido tres goles y exento de la zona de descenso. Por primera vez en su carrera RCL logra ser DT de un equipo puntero aunque para tristeza de todos le pintó la humildad del ascenso y no salió a declarar más que esto es pasajero y que su pelea es otra. ¿Cómo hizo para lograr esta epopeya? Haciendo lo de siempre y armando un equipo ordenando sin lucidez pero efectivo y teniendo puntos altos claves como el caso de Migliore. Esta vez el derrotado fue este tibio e irregular All Boys de Falcioni que nunca termina de arrancar. El partido en sí fue una bosta ¿qué esperaban?. Pelotazo puro, descontrol, caos, metal (?). Pero claro, a río revuelto… A los 28′ Barraza centró al área y la defensa visitante se hizo un nudo para poder despejarla, hecho que aprovechó Osvaldo Miranda para anotarse en la red y poner el 1-0.

Gol a los 28′ y sesenta y dos minutos por delante para aguantar fue la cuenta que hizo el bicho mentalmente que una vez obtenida la ventaja se dispuso a esperar que el albo se perdiera en su propia desidia aunque a pesar de una tarde cuasi nefasta, logró inquietar a Migliore que supo responder cuando las ocasiones lo necesitaron, cumpliendo así un ciclo de 469 minutos sin goles y contando. Poco muy poco hicieron los de Floresta quienes con los ingresos de Torassa y Calleri buscaron tener más volumen de juego pero vieron infructíferos sus intentos. Mientras tanto el local seguí aguardando y jugando con la desesperación rival junto a los límites del campo de juego. Así fueron transcurriendo los minutos hasta que Andrés Merlos pitó el final del encuentro, decretando una nueva victoria y los 13 puntos que lo depositan en soledad en la punta al menos por una semana más.

Claro que para que esto haya sido posible Gimnasia tuvo que perder como lo hizo en Rafaela demostrando una vez más que la frase “nadie se acuerda de los segundos puestos” es tocuén (?). En Rafaela nadie esperaba ver un partido de fútbol bien jugado; ya se sabe cómo es la crema de local, haciendo abuso de las estrechas dimensiones del campo de juego y apostando a usufructuar algún pifie contrario. GELP por su parte si bien cosechó hasta aquí más puntos de los que se esperaba, tampoco fue un canto al lirismo en las cinco fechas pasadas. Así se vio un encuentro deprolijo y trabado, que llamaba al bostezo, al ayuno y la oración (?). Hubo sí un sacudó a los 10′ cuando Conde sacó largo para que Albertengo centrara por izquierda y entraraDepetris para poner sin demasiada resistencia el 1-0.

Mucho más (nada en realidad) no ocurriría durante el primer tiempo ni el segundo. Nadie se animaba a atacar, a tenerla o a pasarla por el piso. De todas formas, en la lucha por no hacer nada el que ganaba era el tripero que fue quien más menos cosas hizo (?). Pero para demostración de que el fútbol puede ser una cagada pero con un minuto de cambios imprevistos alcanza para que las redes sociales se inunden de frases como “el deporte más lindo del mundo”, a los 44′ del ST Andrés Rodales la recibió en el área y con un certero disparo puso el 2-0. Dos minutos más tarde, a la salida de un tiro libre, Facundo Pereyra descontaba prometiendo un final vibrante cargado de emociones carentes en todo el encuentro; sin embargo allí finalizaron las ansias de empate platenses y la victoria quedó para los de Burruchaga.

Al acabarse el sábado, el mundo entero (?) estaba pendiente del debut de Ischia como técnico de Racing que recibía a Lanús para comenzar un nuevo proyecto que venía a reemplazar el viejo proyecto que a su vez pretendió ser el cambio de otro proyecto y así hasta el infinito. A contramano de lo mostrado hasta aquí los de Avellaneda se mostraron más dispuestos al ataque, sin ser el Barcelona, pero con ideas un poco más claras cambiando el esquema zubeldiesco con un De Paul que fue claro y un Hauche que generó peligro en reiteradas ocasiones aunque sin la gracia de poder quebrar a un tibio granate en todo el primer tiempo.

El complemento sufrió la suspensión de 20 minutos por corte de luz pero en el retorno del partido se vieron goles, rojas, prototánganas y demás. A los 41′ del ST (tengan en cuenta los 24 minutos de recuperación por la suspensión) Villar centró para Vietto quien remató rodeado de defensores atajando Marchesín el remate pero dando rebote impactando el balón sobre una humanidad no reconocida y entrando al arco, gol a loRacing y victoria parcial. Minutos más tarde la visita que pese al gol era más llegó por intermedio de Melanocon un remate que dio en el poste lo que generó el odio racial (?) por parte del local porque Cahais estaba tirado en el piso y nadie la tiró afuera. Con el revuelo de rigor, las pulsaciones a mil y la apoyada magistral deSilva a Saja todo acabó, yéndose expulsados Ortíz para Racing y Goltz para Lanús que ya había sufrido la expulsión de Pasquini. Pese a tener 9 jugadores poco antes de culminar el partido, Maximiliano Velázquezrecibió muy sólo por izquierda y disparó eficazmente para poner el empate a 1 que ya no se movería. Por consecuencia los de Ischia, que jugaron mejor que el rival y mucho mejor de lo que lo venían haciendo, siguen sin ganar en este Inicial mientras que los de Schelotto se prenden en el lote de los de arriba demostrando un nivel bastante lejano al que ostentó meses atrás.

El domingo futbolero arrancaba con el partido entre Quilmes y Arsenal encuentro que se preveía aburrido y terminó dando más de lo que se esperaba, ya que desde el arranque no más los del Viaducto salieron a atacar y presionar, hábito poco común entre los muchachos de Alfaro. A los 12′ Furch estrelló su remate en el palo ante el arco vacío y demostraba que su visita al sur del conurbano estaba acompañada de la voracidad de la victoria. Pero el ritmo fue cesando y por consecuencia el local logró ir saliendo del asedio lo que le permitió inquietar a Campestrini aunque sin demasiada puntería. El primer tiempo merecía un gol antes de morir y cuando estaba agonizando fue Rolle el que se puso la tarea al hombro con un excelente remate de tiro libre a 30 metros del arco que dejó estéril la estirada de Peratta. El 0-1 ponía algo de justicia al marcador y abría el panorama para un complemento aún más vertiginoso.

No obstante, a pesar de que el cotejo no entró en un sopor inaguantable, el ritmo cesó en cierta forma ya que la visita decidió hacer el esfuerzo a su rival esperando más que proponiendo. Así fue que el cervecero tuvo que avanzar o avanzar aunque las veces que logró romper la resistencia de la defensa se encontraba con un seguro Campestrini. Tampoco hay que decir que Arsenal estaba en pelotudo, fue hacia el arco rival pero el arquero y la funesmorización de Furch hacían que el uno a cero supiera a gloria. Los minutos fueron pasando y la necesidad del empate fue pesando para los locales que tuvieron que resignarse con la derrota que corta una racha de cinco partidos sin perder en su cancha y que los deja a cuatro de AAAJ mientras que Arsenal alcanzó los 12 puntos, continúa invicto y se mantiene más que expectante para alcanzar el liderazgo del torneo en la séptima fecha.

Mientras tanto en Rosario todo era fiesta una vez más porque Central era local ante San Lorenzo y tenía la ilusión de remontar este irregular paso hasta el momento por la primera con una victoria en casa frente al golpeado ciclón de Pizzi herido por la eliminación de la Sudamericana. En el comienzo fue el canalla el que más salió convencido a ganar, presionando, metiendo y llegando hasta Torrico pero sin lograr vencerlo.Abreu y Niell tuvieron chances claras pero infructuosas. La visita por su parte mostraba paciencia y buscaba llegar poco pero bien forzando a García, el suplente de Caranta. Pero a los 26′ Cauteruccio la tomó por izquierda y sacó a pasear a Ferrari con caño incluido para meterse en el área ante varios jugadores rivales que hacían bulto pero no pudieron quitársela, logrando que el uruguayo rematara certero hacia el arco y poner el 0-1. Minutos más tarde Villalba volvía a forzar al arquero y en la Chicago argentina todo se volvía preocupación.

En el arranque del complemento la preocupación se transformó en acción, emulando el inicio del partido en la presión pero no así en el ataque que fue un canto a la no inspiración. Así y todo nunca hay que olvidar que a CASLA lo dirige Pizzi y cualquier cosa puede pasar como que Medina la reciba sólo y de no mediar el cruce deKannemann haber marcado el empate sin dudas. Pese al sofocón, a los 40′ los de Boedo lograrían establecer el 2-0 con un gol que protestó todo el estadio pero que Delfino convalidó de todas formas. ¿Qué ocurrió? Fernando Elizari había salido del campo para ser atendido por un pelotazo, cuando se dispone a entrar el árbitro le da la orden para que lo haga y en ese mismo momento la pelota le llega a Ferrari quien se vio madrugado por el propio Elizari que entró corriendo, le quitó el balón y pasó largo a Villalba quien, habilitado definió con solvencia. Entendemos la actitud de Ferrari ya que es más fácil quejarse que admitir el error, pero el resto de las quejas no se entienden a menos que se pretenda que el jugador que está afuera y es habilitado a entrar una vez ingresado deba esperar un tiempo prudencial para entrar en acción de juego. Lo más importante, más allá de las opiniones encontradas, fue sin duda alguna la magia rosarina desplegada contra Delfino que recibió todo tipo de proyectiles como las tradicionales zapatillas (el par no vaya a ser cosa que le quede desperejo) hasta una lunchera rosa de Disney con juguetes dentro (!), fruto de la pasión desmedida de algún energúmeno que dentro de unos años le festejará los 15 a su hija con el plantel completo de central, vestido azul y amarillo y “saludos de Coudet” como canción de entrada. Más allá de este acontecimiento no hubo nada más y la victoria azulgrana no corrió ningún tipo de peligro; de esta manera queda a uno de AAAJ junto a Arsenal y sigue prendido. Por el lado de Central el promedio ya comienza a ser una preocupación tangible que pesará cada vez más con el correr de las fechas.

Más tarde en el Monumental River recibía a Tigre con la intención de levantar la floja campaña cumplida hasta el momento y estirar el golpe anímico de la Sudamericana. Por lo hecho en el primer tiempo, el ánimo ni mierda iba a seguir alto. Apenas unos tiros de larga distancia lograban inquietar a una visita que se concentró en exceso en achicar espacios y defender los avances rivales, olvidándose por completo de atacar aBarovero. Poco pasó para remarcar y esto hacía esperar un complemento del mismo tenor, pero a los pocos segundos no más de iniciado Lanzini se lanzó (?) en ataque y sin que nadie le obstruyera el paso se acercó hasta Javi García y remató bajo directo al arco poniendo el 1-0 y desbaratando los planes de Cagna que se aferraba al cero como a un rencor.

Fue tan pobre lo de Tigre que cuando las circunstancias necesitaron otra respuesta se quedó boquiabierto mirando cómo River se la toqueteaba en la cara sin poder oponer la menor resistencia. Ante esta situación se tornaba evidente que un nuevo gol del local tenía que llegar tarde o temprano. A los 19′ la defensa visitante dudó demasiado para sacarla y Gio Simeone la tomó, en offside, y remató fuerte hacia el arco para poner el segundo en el resultado y el primero en su carrera. Los de Cagna eran un cúmulo de impotencias, un canto a la apatía, la desidia hecha equipo de fútbol. Si los de RAD se lo proponían podían haber metido goleada histórica, pero en tiempo de vacas flacas un tres a cero se presentaba como un elixir. A los 19′ Andradaremató al arco y García atajó pero sirviendo el rebote a los pies de Lanzini que puso el 3-0. ¿Cuánto hace que no gana River así de bien un partido? Hace bastante ya; la mala noticia fue la lesión de Álvarez Balanta pero ganar, golear y gustar se había convertido en una utopía que hoy se pudo alcanzar. ¿Qué el rival no opuso la menor resistencia? Por supuesto, con un poco más de convicción ya se lo complicaba pero no hizo nada y así lo pagó.

Y el cierre de la fecha se dio la orteada del fin de semana. Si uno se pone a ver los antecedentes, encuentra la victoria de Olimpo sobre Boca como lógica. A ver, Bianchi nunca le pudo ganar a los bahienses (ojo, tampoco había perdido) y este semestre su equipo venía de una victoria seguida de una derrota. O sea, si le ganó a Vélez, correspondía una caída en Bahía Blanca. Y sucedió nomás.

Pero nadie esperaba un 3 a 0 categórico de parte del equipo de Perazzo que no había ganado desde su regreso a Primera. Ya de entrada se veía que Paulo Rosales, en su ubicación de volante por izquierda iba a complicar todo lo que terminó complicano. En el primer desborde sacó a pasear al Cata Díaz y en el posterior centro un mal despeje de Ledesma permitió que la pelota vuelva al área y Pérez Guedes marcó el primer tanto entrando por la espalda de Insúa.

¿Boca reaccionó? No. En toda esa primera mitad nunca se acercó al arco defendido por Champagne. Recién en el complemento y durante 10 minutos el equipo de Bianchi se acercó. Un disparo de Sánchez Miño, un error de la defensa de Olimpo que Gigliotti no aprovechó y alguna más. Pero el momento pasó y los bahienses volvieron a aprovechar los errores de la última línea xeneize. Primero Vuletich y luego -otra vez- Pérez Guedes marcaron entrando libres por el segundo palo para redondear una goleada que es histórica. Histórica porque Olimpo le ganó por primera vez a Boca como local. Y, también, histórica porque Bianchi sigue sin ganarle a Olimpo y ahora le sumó una derrota por primera vez.

PRÓXIMA FECHA

Viernes 13 de septiembre
18.00–Lanús-Argentinos Juniors
20.15–Belgrano de Córdoba-Vélez Sarsfield

Sábado 14 de septiembre
16.00–All Boys-Quilmes A.C.
18.00–Newell’s Old Boys-Olimpo de Bahía Blanca
18.15–San Lorenzo-Godoy Cruz Antonio Tomba

Domingo 15 de septiembre
16.00–Atlético de Rafaela-Estudiantes de La Plata
16.00–Tigre-Rosario Central
18.15–Boca Juniors-Racing Club
21.15–Arsenal F.C.-River Plate

Lunes 16 de septiembre

20.10–Gimnasia y Esgrima de La Plata-Colón de Santa Fe


No hay comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *