La era de la boludez

gorositoentrafabbianiHay gente para todo. Desde los inicios de la humanidad, es una verdad que no tiene remedio, como todas. Aquí está el fin de una era que, a modo ilustrativo, estuvo marcado por su principal característica: la boludez. Porque hay que pifiar con tanta asiduidad en cuanto a todo.

Se fue Gorosito, un campeón en moverse mal por todos los terrenos. Un tipo único en cuanto a su condición de ser versátil en las zonas erróneas: quiso ser ofensivo y quedó como un kamikaze, quiso ser defensivo y quedó como un cagón, quiso tener perfil bajo y quedó como un bocón, quiso generar polémica y quedó como un intrascendente.

Y encima el destino le tenía reservada la joda de jugar su último partido contra San Lorenzo, que viene levantando rendimiento y consiguiendo resultados, consolidándose como un equipo duro y peleando en dos frentes. “El que venga va a encontrar un buen material” , dijo Néstor Raúl en el último discurso oficial como DT de River. Las frases de ocasión siempre son buenas para rellenar este tipo de dislates absolutos que tiene el fútbol, pero con esta última gema que dejó el hombre del afro más feo del mundo surge una sola sentencia: salvo que el próximo hombre en el banco millonario sea alguno de los obreros de Torgelón, o el dueño de Paladini, o Hugo Jorge Bocatti (?), es un disparate absoluto. Porque toda esta horda de caballos y burros que hoy se calzan el manto sagrado del que alguna vez habló Angel Labruna, sólo pueden ser un buen material para mortadela (?).

Pero hay que ir por partes, como alguna vez dijo Jack el Destripador, para llegar a comprender cuál es la injerencia en todo este relato de la idea principal, del hilo conductor: la boludez. Primera conjetura: arquero boludo, penal boludo (?). Migliore, no contento con la secuencia de Blade Runner que protagonizó con su penal frente a Tigre, decidió homenajear al saliente DT en, justamente, una salida que sólo se le puede admitir a una persona que escuchó que el bajito con la 34 tenía la billetera de algún defensor central cuervo (?). Buonanotte cambió penal por gol y se dio lo más inesperado del mundo: River ganaba un partido. Hasta el final de ese primer tiempo no hubo más que prestarse la pelota los unos a los otros, en la inequívoca señal de que San Lorenzo quería, pero no tenía con qué y River… bueno, es River.

Con el fin del primer tiempo viene el fin de la primera conjetura, pero no hay más que barajar y dar de vuelta para conocer la segunda sentencia conjeturadora (?): defensor boludo, expulsión boluda. ¿Acaso restaba por jugarse un round más en esa pelea de fondo que hay entre los paquetes de River y los paquetes santos? Es la única opción que puede surgir como respuesta para justificar tamaña forma de rendirle pleitesía a la estupidez que tuvo como protagonista a Gustavo Cabral. En una acción que sólo se le puede admitir a una persona que oyó que el rubio azulgrana que viste la 6 sabe por qué Sibarita es tan rica (?), decidió encajarle una trompada con la pelota en el aire a falta de 10 minutos para terminar el partido y con Laverni a unos pasitos. No hay caso, si a Cabral lo mandan a espiar, toca timbre.

Romagnoli cambió por gol un nuevo penal y se termina la segunda sentencia, para dar lugar a la última y tercera: boludo, boludazo (?). Porque Fabbiani había ingresado, vaya a saber el creador para qué (muy probablemente, para que disfrute de sus últimos minutos con la banda, porque cualquier otro que venga no lo va a poner, a no ser que el próximo DT sea Jorge Rial) y tuvo en sus pies el 2 a 1 que hubiese significado algo inédito en él: conseguir una victoria que no sea gato (?). Pero no, porque en una acción que sólo se le puede admitir a un gordo de quinta que juega los sábados para sacarse la mierda porque su jefe lo tiene de acá para allá de lunes a viernes (?), quiso definir ¡de taco! un contragolpe que, instantes después, devino en un ataque para San Lorenzo que mandó al gol el jugador con más pinta de antihéroe desde el retiro de Bochini: Bernardo Romeo. Quedó un rato para ver cómo Migliore había recobrado la compostura y se dedicó a atajar varias pelotas difíciles, quedándose con el empate de River en sus manos. Chau, Pipo. En Yokohama te esperan con los brazos abiertos.

Pero claro que, si bien Pipo pareció elegir la fecha de su renuncia nada más que para tener una última tapa. El tipo habrá pensado “principios de octubre, muy temprano para fin de año y muy tarde como para que pase algo más”. Ahí tenés (?), servite este aluvión de primicias y sucesos del fin de semana. ¿Y en la fecha pasó algo más? Ufff (?), un montonazo:

Siempre es saludable empezar por el primer partido, y esta vez no va a ser la excepción. Santa Fe se había vestido de gala para presenciar una nueva buena actuación de su equipo. Pero al frac le cayó un invitado en ojotas, camisa abierta y jogging arremangado hasta la rodilla: el Banfield de Falcioni, que de visitante revisa la heladera, se corta las uñas de los pies en la mesa y va a cagar leyendo un ejemplar de Rayuela firmado y dedicado por el mismísimo Cortázar (?). Julio, acostumbrado a poner un micro en el área propia, esta vez fue consciente del contexto que envolvía al partido y estableció un dique en la mitad de cancha (?), donde nadie pudo pasar y cualquiera que osara inventar fantasía se iba, tablazo mediante, a dormir sin comer y a levantarse al otro día a las 4 de la mañana para pegarse una ducha.

El tema es que si uno no puede hacerse protagonista en todos lados, al menos tiene que existir un plan B de cómo romper con el cerrojo rival. Y ésa es una materia en la que Colón todavía tiene que sacar nota alta en la última parte del año como para no llevársela a diciembre. De todas formas hubo alguna que otra llegada con grandes respuestas tanto por parte de Pozo como de Luchetti, y se notó a la legua que la soledad no le sienta nada bien a los delanteros sin estar curtidos en el oficio de ser única referencia de área. Al menos Nieto, que sacó chapa de temible (?), estuvo bien controlado por la dupla central banfileña, Méndez y Víctor López. Con el correr de los partidos, ambos se terminaron dando cuenta de que perdieron una gran oportunidad para sumar y prenderse arriba.

Para pedir la pizza, la birra y llamar a los amigos estaba Independiente, que sigue descontracturándose el cuello al caminar con la frente alta después de tanto tiempo y Tigre, que tiene un problema jodido de solucionar: es el Apertura y no para de perder, ¿Qué quedará para la primera mitad del año que viene? Gesto para destacar en Gallego: el Tolo, enfermo de protagonismo, esta vez no quiso ser menos que el DT visitante y también mandó un mensaje con la indumentaria que tenía puesta. Mensaje que le calzaba a la perfección: en el camperón de Américo Rubén se podía leer claramente “BOLSAPACK” (?).

Y fue triunfo rojo, nomás, otra sonrisa que se dibuja en la cara de los hinchas que siguen estando en una zona mixta en cuanto a la esperanza, porque para todo hincha de Independiente que se ilusionó con los arranques de torneo, es vox pópuli que en el caso de los Diablos, la fe debilita (?). Y ganó tan sólo por mostrar más que el rival, por animarse a golpear en los momentos justos y por mostrar un temple inédito en los últimos años: dio vuelta un partido y se sobrepuso a la adversidad notablemente convencido de que sólo era una nube pasajera. El gol de Luna lo puso en jaque al Rojo, pero en estas pequeñas señales de leve mejoría que está experimentando, lo empató Acevedo casi casi al toque. En el segundo tiempo fue Matheu de cabeza el encargado de sellar un resultado que tuvo mucho de justicia y otro tanto de astucia. Tigre no puede más que resignarse a ser un equipo al que ya todos parecen haberle encontrado la vuelta y que no le queda otra que reinventarse, o tratar de subsistir con las botas puestas librado a la buena del Señor.

El sábado lo abrieron Huracán y Racing, y se notó cuál es la principal diferencia entre los dos estilos antagónicos que se presupone que representan Ángel Cappa y Ricardo Caruso Lombardi. Cuando la confianza pasa únicamente por el resultado, queda supeditada a que un temprano contratiempo o una seguidilla de contrariedades hagan añicos las convicciones de un equipo. En cambio, cuando la creencia de que determinada idea pueda ser plasmada para conseguir un funcionamiento, y que ese funcionamiento, en lugar de construirse con circunstancias que involucran a varios actores, no sólo a los de un mismo equipo, sino que la piedra fundacional es el pase a un compañero, es más que probable que con unos pocos minutos alcance para empezar a construir una victoria.

Si bien en este duelo en particular, Filipetto no tardó más de 15 minutos en mandar la pelota a la red, a partir de ese solo hecho el partido tuvo otro color. Porque Racing ha hecho un culto al esfuerzo bastardeando el sacrificio, amparado en esa idea tan burdamente generalizada: sacrificio pareciera ser únicamente correr, tirarse al piso y demás yerbas emparentadas con la destrucción y no quedarse ensayando una jugada o apostar una y otra vez al toque, cuando en realidad sería más fácil darle de punta para arriba y ponerlo a Dios de 9. El epifenómeno se genera cuando se abdica ante cualquier posibilidad de generar fútbol. ¿Y cuál es el epifenómeno? Las gestas supuestamente heroicas, pero con fecha de vencimiento inmediato. Racing está en el fondo del mar, sin un rumbo claro y se está ahogando. Para colmo de males de salvataje, David Hasselhoff entró en una clínica de rehabilitación. Ni el mensaje de Caruso poniendo plazos, a modo de “manga de muertos, si no fuera por mi utilitarismo ustedes veían la Primera por la TV pública” (?) pareció servir.

Cuando Rodrigo Díaz puso el segundo, casi sobre el final de la segunda etapa, pareció ser el golpe de gracia. Hecho que se evidenció cuando ni con un penal a favor pudo revertir la historia. No por nada los boxeadores eligen las peleas con un tiempo mayor a una semana, porque Racing parece ser un viejo guerrero ya cansado. Ramírez le regaló el tiro a Monzón (independientemente de que se adelantó una vida) y quedó resto para que Toranzo haga, hasta el domingo, el gol más lindo de la fecha. La frescura que aportó Grazzini se tradujo en el marcador, porque tras una linda jugada individual puso el 3 a 1 y le dio a pensar a todo el mundo que si, en lugar de exhortar esfuerzo, no se renunciara a determinadas cuestiones desde el vamos, otra hubiese sido la historia. Primer partido ganado por Huracán, reencontrándose por momentos con un nivel parecido al del subcampeonato pasado.

¿Sorpresa? A lo mejor, porque un Argentinos prendido en la lucha de arriba no entraba en los pronósticos de nadie, más aun teniendo en cuenta lo exhibido en el último torneo, donde fue cómodamente último. ¿Sorpresa? También por el otro lado, porque Estudiantes no suele ser de esos equipos que pierden tan fácilmente un partido, y no sólo perdió el invicto y la chance de sacar una considerable ventaja a sus perseguidores más inmediatos, sino que además perdió en juego y en funcionamiento. Las causas de un triunfo justificado en La Paternal vienen por el lado de que el Bicho tuvo al pelado más grande (?). Mercier se comió la cancha, casi literalmente, fue amo y señor del mediocampo y donde siempre parecía haber un problema, se apersonaba para sacar las papas del fuego y, a la vez, para despejar la cancha, siendo que aún en un baby, el Diego Armando Maradona es Florida y Lavalle a las 6 de la tarde, un día pico y encima cuando Argentina ganó el Mundial (?).

El gol fue convertido por Caruzzo, en offside, es cierto. Pero, por otro lado, Argentinos se cobró venganza de aquel gol increíblemente mal anulado en la Sudamericana del año pasado con el mismo rival. Lo que la vida saca, parece devolverlo en otros ámbitos (?). No hay que dejar de mencionar al Robin del Pichi: Néstor Ortigoza. Le cubrió las espaldas todo el tiempo y donde no llegaba Mercier, siempre aparecía una joroba (?) para auxiliar y hacer gala de una técnica exquisita. Primera derrota para el Pincha en lo que parece complicarle un poco la permanencia en lo más alto de la tabla, más teniendo en cuenta que adeuda partidos con los que están “en la conversación”.

De 12 de 12 a 1 de 9. Del “todos la vuelta vamos a dar” al “nos vamos a la B Nacional” (?). De las mieles del éxito al oprobioso pantano de la derrota. Así le fue a Central en la excursión por TodoPasaLand (?). El conjunto dirigido por Burruchaga se encontró con las facilidades que brinda un equipo con miedo a ganar. La ignominia que le hace sufrir Cuffaro Russo a los hinchas radica en creer que con poco bastará, siempre. No importan las circunstancias, no importa cómo se desarrolle el partido. Hasta pareciera un tanto sobradora la actitud de “el equipo de memoria” cuando la pelota sufre de Alzheimer, cuando a lo único que puede apelar es a cansar al rival con la presión arriba, casi asfixiante. Claro que pareciera preguntarle si está cansado y, ante la respuesta afirmativa, parece responder “uh, boludo, avisá… dale, atacá que te dejo venir” . La ignominia es ver cómo Zelaya se calza el traje de Hamlet ante la más mínima oportunidad de gol, de ver cómo Castillejos queda reducido a correr defensores rivales (aunque a algunos eso le valga la propaganda de un diario entero), y de ver a Jonatan Gómez sacarse tipos de encima 25 metros antes de lo que debería hacerlo.

Arsenal pareció resignado a perderlo, pero se agrandó ante el mensaje de cuidar el punto ni bien no entraron las más claras situaciones de gol. Entonces creció Cristian Alvarez, Mosca hizo honor a su apellido a la hora de molestar y Yacuzzi incrementó notablemente su producción. Para el segundo tiempo, entonces, quedó contar las horas del reloj hasta que Arsenal hiciera un gol y Cuffaro haga los mismos cambios que hizo en todos los partidos, con la excepción de Astudillo, quien seguramente aprovechó el clima para partir a Cataratas con el contingente (?). Entre Zelaya, Castillejos, Choy González y Franzoia convirtieron un gol más que media defensa, pero eso parece no importar, porque Dios es de Central, es un equipo grande, y demás pelotudeces que no hacen más que nublar la vista. Hasta se podría afirmar que la palomita de Poy es el opio rosarino, pero uno será tildado de contra al pedo. A falta de 3 minutos Jara metió un cabezazo de difícil reacción para Broun, que si bien está teniendo un buen torneo nunca contó con los reflejos en su lista de amigos y se terminó el partido. Lejos queda el penal ignorado por Maglio a falta de un minuto: la incapacidad del muchacho este hace extrañar a Angel Sánchez, con todo lo que ello implica. Aire para Burruchaga, por parte de Cuffaro, hasta ahora sigue cumpliendo con el objetivo para el que fue contratado: mandar a la B a Central aparentando la mayor dignidad posible (?).

Y Quique Wolff diría: “Lo que será la vida, porque los primos ganando un partido le dieron una mano a la contra. Jissssss, cosas que hacen tan lindo al fútbol” (?), dado que Newell’s se cargó a Atlético Tucumán sin mayores esfuerzos. El Chulorrivoirismo sufrió un duro revés en su mensaje evangelizador, como dice en Chulo, salmo 26, versículo 2: “de visitante, cruzarás la mitad de cancha tan sólo para patear un corner” (?). ¿Cuánto duró “la resistencia”? Nada, unos míseros minutos. Insaurralde se elevó en una jugada de pelota parada y listo, nula capacidad de reacción para el equipo tucumano que intentó con lo que llevaba puesto, pero cambiar el sistema operativo a mitad de camino puede llevar no menos de 1 hora, en la que el rival seguramente aprovechará para alzarse con el botín. Así es que Newell’s aprovechó que el Decano seguía booteando una y otra vez y terminó de atestarle dos goles como para que terminen invocando a la boota que los parió (?). Achucarro metió uno de esos goles en Newell’s que hacen que en 6 meses des pena en River (?) y Formica, cuando faltaba nada para terminar, completó la faena. No todo fue color de rosa, es un secreto a voces que Juan Carr está viajando de urgencia a Rosario para encabezar el mismo la búsqueda de la cadera de Satanás Páez (?), o bien habrá estallado en mil pedazos, todo un desafío para los estudiantes de arqueología de la UNR promoción 2060 (?). Sensini respira aliviado, porque el agua, confundida por los colores, se le había puesto al cuello (?) y, luego de algunos tropezones, finalmente alcanzaron la línea de Central y se prenden en el lote de “estamos acá de paso, lo nuestro está unos pisos más abajo, el tiempo nos dará la razón” (?). Por otra parte, Atlético quedó en zona de peligro otra vez, propio del sistema de promedios que debería pasar a llamarse “La Gloria o Devoto”.

¿Y quién puede saber más de los vaivenes emocionales que ponen la emotividad, el sufrimiento y la constancia en el carro de aquel abandónico amor que es el título (?) que Gimnasia? El Lobo de Leonardo Madelón está bien subido a su andar border: no tiene un puto gris, nunca. El comienzo inmediato del torneo parecía augurarles otro año condenados al baldón de evitar la promoción y rezar para que en Rafaela todavía sigan juntando para el Chest Heater (?). Pero no, cuestión de dar un lavado de cara, un “aquí no ha pasado nada, señores”, una señal de confianza y ahí está la nueva/vieja cara del Tripero: buscando un símbolo de paz. Claro que Chacarita sigue sin ser medida de nada, sobre todo porque está centralizando el juego en buscar la inspiración de Alustiza, y el Chavo puede inquietar, pero es una señal de obviedad que van a buscarlo a él, por tanto los problemas que pueda ocasionar el Funebrero son fácilmente resueltos con no dejársela tocar al 11.

Y así ganó terreno Gimnasia, aprovechando una enorme tarea de Castro por la banda derecha y otra muy buena de Romero por la banda izquierda. Stracqualursi tuvo el arco más torcido que de costumbre y Cuevas se mostró muy movedizo por todo el frente de ataque. Minuto: ZarifCrosaGrabinskiJorge Núñez. La defensa de Chacarita cuenta con el auspicio de FaSinPat (?). El primer interrogante es simple y conciso: ¿Por qué carajo no juega Echeverría?. En fin, cosas que sólo los entrenadores saben. Encima, se deja estar en momentos clave: Cuevas, al final del primer tiempo y Landa (!), al comienzo del segundo, le dieron la victoria al Lobo. Una victoria justa, difícil y sí, un tanto esperanzadora. Si bien hay mucho que mejorar, no todo lo que brilla es oro.

Y ahí está Palermo, gran protagonista (otra vez) de un hecho insólito. De convertirse casi en un caso de estudio para cualquier científico de la especialidad que sea: sociólogo, antropólogo, genetista o parapsicólogo (?). Sólo sabe hacer lo más difícil del fútbol, sólo sabe no tenerle miedo a lo único de lo que dicen que no se vuelve. El hombre que quizá no rinde cuando más se lo espera, pero que aparece cuando más hace falta y como menos se lo espera, está de vuelta con una de sus tropelías. ¿Qué le faltaba? Un gol de cabeza de 40 metros, ni más ni menos. Lo hizo, claro que sí. Lo hizo en el partido más crucial de este semestre de Boca, porque hasta la ventaja parcial de Vélez, ya algunos estaban pidiendo la cabeza de Basile por cadena nacional (?). Y no es poca cosa, porque el equipo dirigido por Gareca demostró no ser moco de pavo ni casualidad. En todo caso, causalidad. Leandro Caruso corre con la desventaja de sacarle algo bueno al apellido (?), pero sin embargo tiene juego, cabezazo, oportunismo, remate con las dos piernas, velocidad y gambeta. Tiene todo para convertirse en el mejor delantero del fútbol argentino, con un mayor rodaje (tan sólo para afianzar las promesas o dejarlas en el lejano olvido) se verá si es un disparate o un vaticinio propio de un Nostradamus en un viaje de LSD (?).

¿Y qué pasa? Pasa que Boca gana por individualidades, superando aún al más amalgamado conjunto del medio local, en donde todos saben perfectamente qué hacer, cómo hacerlo y cuándo. Pasa que si uno se duerme con Boca, no siempre lo velan, pero hay una gran probabilidad de que eso así suceda. Battaglia aprovechó una desinteligencia defensiva, Riquelme aprovechó que le dejaron espacio e hizo valer el contrato 2009 minuto a minuto (?) clavando un golazo al ángulo de Montoya. Y pasó Palermo, objeto de burla y admiración al mismo tiempo. De ridículo y de proeza, de no tener ni un término medio. Así Boca,sin más que sus principales figuras, logró un triunfo que vale más que 3 puntos. Vale confianza, vale esperanza y Vale Valeria (?). ¿Esperan los hielos ansiosos a serle arrojados al DT? No y sí. No es indicador de que Boca va a torcer el rumbo fácilmente, pero sí es indicador de que el incendio tardará en desatarse más que un par de partidos.

Y Lanús cerró la fecha. Otro al que le urge la confianza ya en demasía. Pero se sigue equivocando en la apuesta, el Granate. Durante un buen tiempo, prolongado y constante, fue el equipo que mejor jugaba y por eso terminó primero en la temporada pasada, sin haber ganado un sólo título. Es decir, sumaban porque jugaban bien y no al revés, como parecen querer hacer ahora, en épocas de vacas flacas, memoria emotiva cercana esfumándose y los goles que antes estremecían al sur del conurbano, ahora los aplaude muy gallardo un jeque sentado en su palco de oro (?). Ahí está Lanús, debatiéndose entre plata o mierda, contando las monedas para llegar a fin de mes y amparándose en un resultado para recuperar la desfachatez que alguna vez lo puso entre los favoritos de los hinchas de fútbol.

Godoy Cruz, otro que transita el mismo camino, pero que a pesar de el andar absolutamente irregular al que parece condenado en este torneo, no pierde la calma. El mensaje es claro, no es difícil de entender, se reduce a lo más simple. Pero, no es poca cosa perder engranajes fundamentales de una máquina y reemplazar con nuevos que no tienen techo, pero tampoco tiempo de curtirse. Y se dio un partido acorde a las necesidades, dos equipos que están desesperados buscando lo mismo, pero con un orden de factores diferentes: unos van por la identidad a través de los resultados y otros van por los resultados a través de la identidad. Loable búsqueda en los dos lados, pero con resultados similares, hasta encontrar una regularidad que los sepa acobijar en lo que supieron ser: de los que más seduce ver. Finalmente, prevaleció la localía de Lanús , que se quedó con los tres puntos Hoyos mediante, pero el movimiento se demuestra andando.


28 Comentarios

  • 2

    TheGM


    fatbiani… qué hermosos recuerdos de los inicios de la ribersión

  • 3

    TheGM


    te acordás Trencitas cuando peleábamos tecla a tecla por esto? claro, luego caímos en canada y bue…

  • 5

    Arüpa


    Get a room (?)

  • 6

    Daniel Ash


    …de cuando es esto? clausura 2009?

  • 7

    Mondragón


    Si tienen un minuto lean el comentario sobre Leandro Caruso, no tiene desperdicio.

    Fue justo su veranito cuando le metio dos a Unión Española y luego dos a Boca.

  • 8

    Mariscal Tito (MONO 2014)


    Desde aquella epoca banco a Leandro Caruso, idolo indiscutido del globo hoy en dia

    Cuanto cotizan los marisfiles hoy en dia?

  • 9

    bj


    Q grande el dogro fabianni… si hubiera jugado como garchaba modelos ya estaba convocado (?)

  • 10

    Ernesto


    Esto fue el día de SOS UN GILLLLLLLL FABBIANI SOS UN GILLLLL. El post de Alesi

  • 11

    Mariscal Tito (MONO 2014)


    A quien le ganassste en Rrrrriver, Fabbiani?

  • 12

    TheGM


    FUERZA ERNEST

  • 13

    chalito


    Suerte que la pornografía NUNCA va a desaparecer de internet

  • 14

    Roberto Silva Pro


    “Pero no, porque en una acción que sólo se le puede admitir a un gordo de quinta que juega los sábados para sacarse la mierda porque su jefe lo tiene de acá para allá de lunes a viernes (?), quiso definir ¡de taco!”

    Este fue el dia del “GIL! SOS UN GIL FABBIANI!”

  • 15

    Crash


    Gil!

  • 16

    air max femme


    In my opinion I am able to pay for an experiment that way. The co staff consumers WSS using the iSCSI target computer software to give storage area for his area. I’m going decide if they can the standard on the WSS however coming from a Internet device to find out the particular difference with efficiency will be.

  • 17

    ルイヴィトン 財布 メンズ


    Ambassador Yu said Chinese commodities have enriched the Mongolian market, while Mongolia’s natural resources exported to China have supported China’s economic development. The two peoples have got tangible benefits from bilateral trade.

  • 18

    ナイキ エアマックス95


    The chemical is most commonly used in food packaging and the maximum usage is 0.6 milligrams per kilogram. China still has no standards for the chemical usage in paper industry which uses it to coat thermal paper to produce ATM receipts, Shanghai Evening Post quoted an industry expert as saying. China to Egypt. Shanghai to Alexandria. People to people. Civilization to civilization. Culture to culture. Aspirations to aspirations. We strive for a better life and share a great history of human development. All of this is a great symbol of the sustainable friendship between two great countries, two great cities and two great people.

  • 19

    timberland rapper vita spa


    Gamberini, L., Corradi, N., Zamboni, L., Perotti, M., Cadenazzi, C., Mandressi, S., Jacucci, G., Tusa, G., Spagnolli, A., Bjrkskog, C., Salo, M., and Aman, P. 2011. Saving is fun: designing a persuasive game for power conservation. In Teresa Romo, Nuno Correia, Masahiko Inami, Hirokasu Kato, Rui Prada, Tsutomu Terada, Eduardo Dias, and Teresa Chambel (Eds.) Proceedings of the 8th International Conference on Advances in Computer Entertainment Technology (ACE ’11). ACM, New York, NY, USA, Article 16 , 7 pages.

  • 20

    ルブタン パンプス


    The meeting was the third high-level economic dialogue between the two sides, following talks in June last year in Tokyo and a first round in December 2007 in Beijing.

  • 21

    ジョーダン1


    We will follow Sophie’s journey in the movie, crying with her and laughing with her. I hope a story like this will resonate with everyone, Zhang said.

  • 22

    シャネル 指輪


    THE Chinese government has issued new policies to help graduates start their own businesses, with the country expecting 6.3 million new job seekers after they graduate from colleges this year.

  • 23

    アグ スリッポン


    Police started investigating the ring starting early last year after receiving reports from an angry public.

  • 24

    ヴィトン 財布 メンズ


    The Hong Kong industry is known for its lean and efficient movie crews and propensity to improvise, with directors often writing dialogue on the spot. Catering and trailers for stars are unheard of, with actors and filmmakers usually dining from lunch boxes.

  • 25

    collection sac hermes


    I think it is more of the latter, but I wouldn’t categorize it as wonderful. We have an ongoing sophisticated process to make sure we believe we’re being fairly assessed, reflecting the value of the properties.Simon Property Group to Expand Four Premium Outlets

  • 26

    new era hats


    Find New Era Caps, 59fifty Hats, cheap snapbacks
    new era hats http://www.minbakworld.com/psd/new-era-hats-3_3396.html

  • 27

    moncler pas cher


    The report said many applicants were concerned that the event was merely a promotion for the organizer.

  • 28

    newbalance


    Moonlighting seems to be most popular with college students, with 54.6 percent of students saying they had a night job. College teachers follow with 30.5 percent and government workers come third with 13.5 percent.

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *