En el Santiago Bernabeu Barcelona le ganó claramente a Real Madrid 2 a 0 con un gol de Messi (¡cuándo no!) y otro de Pedro. Así -¿había alguna duda?- dejó en claro quién es el mejor y que no hay con qué darle.

30 partidos jugados: 25 ganados, 2 empates y 3 derrotas; 83 goles a favor y 26 en contra. Misma cantidad de jugados, 24 victorias, 5 igualdades y apenas un partido perdido; 75 goles convertidos y 19 recibidos. Con 77 puntos llegan ambos equipos, Real Madrid y Barcelona, al definitivo partido en el Santi (?) Bernabeu, la Casa Blanca. Merengues y Blaugranas, a falta de ocho partidos definen la polarizada liga española, después de una campaña donde demostraron la enorme supremacía por sobre el resto. La diferencia entre ellos se dio a nivel europeo, donde los de Guardiola ya están en semis y los de Pellegrini quedaron afuera en octavos.

Para el local estarán los millones de Cristiano Ronaldo y su Clear Men (?), pero probablemente no tendrá entre los once iniciales a Kaka, que no está ni cerca de cumplir con lo que prometía cuando llegó. Sin embargo y pese a los refuerzos, la gran figura hoy de los madridistas es Gonzalo Higuaín, goleador del equipo en la liga con 24 goles, seis más que su compañero portugués, pese a que se hable mucho más del metrosexual.

Pero la visita cuenta con su carta más importante, el ancho de espadas del mundo (?) llamado Lionel Messi: 26 tantos y hasta ahora Pichichi, sumados a los 8 en Champions que también lo tienen como máximo artillero. En una temporada donde los catalenes sintieron algunas lesiones y el plantel corto, LM10 (?) se potenció y hoy lleva mucha diferencia en la carrera por ser el mejor jugador del mundo en la actualidad. Igualmente Lio no juega solo, tiene algunos nenes (?) atrás como Xavi, Iniesta y Dani Alves. Sin embargo todos le apuntan al diez, a quien sólo piensan en pararlo a las patadas.

Por cómo se define el certamen español, sin duda un empate para Barcelona no es un mal resultado: porque ante igualdad de puntos al final, el título se resuelve por el resultado global en los dos partidos de la temporada jugados entre los equipos empatados. Y como Barcelona se llevó la victoria en la primera rueda en el Camp Nou por 1 a 0, con gol de Ibrahimovic, un empate lo posiciona mejor de cara al final, siempre y cuando no colonee (?) en los últimos siete encuentros.

¿Qué cuenta el historial entre estas megapotencias? Que se enfrentaron por Liga en 159 ocasiones, desde la temporada 1928-29 hasta el día de hoy, con 68 victorias de Real Madrid, 61 de Barcelona y 30 empates. Con la capital española como sede, chocaron 80 veces, con supremacía blanca gracias a sus 50 victorias, 14 empates y sólo 15 derrotas. Pero cómo olvidar la última visita de Barça a Madrid, el histórico 2-6 con dos de Messi, dos de Henry y los restantes de Puyol y Piqué, mientras que Higuaín y Sergio Ramos marcaron para los dirigidos en ese momento por Juande Ramos.

LA FICHA

REAL MADRID: Iker Casillas; Sergio Ramos, Raúl Albiol, Ezequiel Garay, Álvaro Arbeloa; Fernando Gago, Xabi Alonso, Marcelo (56′ Guti); Rafael Van der Vaart (68′ Raúl); Gonzalo Higuaín (79′ Benzema) y Cristiano Ronaldo. DT: Manuel Pellegrini.

BARCELONA: Victor Valdés; Carles Puyol, Gerard Piqué, Gabriel Milito (79′ Márquez), Maxwell (62′ Iniesta); Xavi Hernández, Seydou Keita, Sergio Busquets; Daniel Alves, Lionel Messi, Pedro. DT: Josep Guardiola.

GOLES: 32′ Messi (BAR), 55′ Pedro (BAR).

AMONESTADOS: 13′ Xabi Alonso (RM), 19′ Messi (BAR), 29′ Albiol (RM), 30′ Xavi (BAR), 38′ Dani Alves (BAR), 51′ Maxwell (BAR), 60′ Ramos (RM), 83′ Garay (RM).

ÁRBITRO: Manuel Mejuto González

ESTADIO: Santiago Bernabeu

EL PARTIDO

Con la sorpresiva inclusión de Milito como central y Puyol como lateral (liberando a Dani Alves como extremo derecho), Barcelona arrancó el partido esperando un poco atrás. Real Madrid fue el que propuso a través de Van der Vaart, buscando constantemente a Ronaldo e Higuaín, que se mostraron muy activos en los minutos iniciales.

Pero ese ímpetu inicial se diluyó cuando Barcelona se hizo con la pelota y el pressing de uno y otro resultó en un partido más sucio. Hacia los 20 el partido ya estaba decididamente emparejado para abajo, con más fricción que juego.

Pero a los 32 minutos, un Messi que parecía perdido hasta ese momento por la asfixiante marca merengue y la falta de un nueve que le haga el aguante (?), logró conectar a la entrada del área con Xavi, quien le devolvió la pared con un lindo pase en profundidad que el crack argentino definió sin que Albiol y Casillas pudieran frenarlo.

Sin mucho más se cerró el primer tiempo. El partido fue bastante parejo en esos 45 minutos. Xabi Alonso e Higuaín tuvieron sus oportunidades, mal definidas en ambos casos. Los centrales culés, además, se mostraron sólidos. Del otro lado, el visitante tampoco generó mucho más que el gol. Hubo un supuesto penal a Messi que el árbitro no cobró, otra combinación del argentino y alguna llegada de Dani Alves (quien tuvo un duelo aparte con Marcelo), pero nada muy claro. Eso sí, Barcelona tiene al enorme Xavi y sobre todo a un increíble Messi, y contra eso, no hay nada que hacer.

El segundo tiempo se abrió con el equipo de Guardiola controlando la pelota y el ritmo de juego. Real Madrid sólo atinaba a intentar robar y salir rápido a buscar. Así llegó por intermedio de remates de Marcelo y Ronaldo (quien dentro de todo pareció entenderse con Gago), pero sin inquietar a Valdés. Y hacia los diez del complemento, tras una de esas llegadas merengues, Barça, de la mano de Xavi, metió una contra rápida y letal que Pedro definió con gran frialdad para poner el 2 a 0.

Y ese segundo gol pareció enloquecer a los perdedores. Primero Gago y después Ramos se ocuparon de darle a Messi con una buena dosis de malaleche. Eso no impidió que el Madrid siguiera buscando el gol. En ese sentido, Cristiano Ronaldo fue el más activo con sus remates, pero el ingresado Guti también tuvo las suyas. Para ese momento el arquero Valdés ya se había convertido en una de las figuras. Se lo vio muy firme en sus paradas y le dio ni media opción a Real Madrid.

Con el paso de los minutos, y la incapacidad de
l Madrid para descontar, los muchachos se fueron cayendo. Barcelona pudo soltarse un poco más y la gran figura del partido, Xavi, terminó de soltarse para dirigir la orquesta barcelonista. Ayudado por Iniesta a la izquierda y Pedro a la derecha, Barcelona llegaba creando peligro con dos o tres toques con una facilidad pasmosa (?).

Barcelona no repitió el mítico 6 a 2, ni por resultado ni por juego; pero dejó en claro que es el mejor del mundo y que por más millones que le ponga Florentino, sin fútbol, no le van a ganar ni hoy ni nunca. No fue aplastante el equipo de Guardiola, pero al ponerse arriba, y después aumentar la ventaja, Real Madrid no logró jamás resolver el problema. Barcelona es demasiado, hoy por hoy, para un conjunto de individualidades. El mejor equipo del momento (y uno de los mejores de la historia), obtuvo los tres puntos que, de no mediar sorpresas, le permiten encaminarse definitivamente hacia el título de campeón de España.


493 Comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *