Sebastián Prediger es el nuevo refuerzo de Boca Juniors a préstamo, sin cargo y sin opción, hasta el final del Clausura. El ex Colón proviene del Porto de Portugal, equipo en el que prácticamente no jugó.

Prediger

Pero lo curioso del caso es que Sebastián confesó hace unos meses, luego de convertirle un gol en el Monumental, ser fanático del eterno rival xeneize, River Plate:

“Por supuesto que me debo a Colón, soy fanático de Colón, pero toda mi vida fui de River. Mi hermano Ezequiel hasta tiene una filial en Crespo, donde nacimos. Se debe querer matar. Antes del partido me llamó y me dijo que por favor no le hiciera un gol a River”.

Y no sólo eso, sino que también agregó:

“Me encantaría jugar en River. Es mi sueño”.

Parece que el pobre Sebastián está viviendo una pesadilla (?).


21 Comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *