Todos carones menos yo

¡Y Teo debutó! ¡Y Teo toco una y metió un gol!… ¡Y River perdió! (?). El debut más esperado no fue tal, a pesar del tanto del colombiano. Casi se fue la cuarta fecha y los punteros del certamen son GELP y AAAJ. ¿Milagro? No, fútbol argentino…

tapa2

Casi que se fue la cuarta fecha del Torneo Inicial, ya que esta noche queda el cierre con Quilmes y San Lorenzo. Una jornada que dejó a Gimnasia y Esgrima (sí G-E-L-P) como puntero del certamen y teniendo en cuenta que adeuda un encuentro frente a Newell’s (que es escolta) y lo jugarán este martes, o sea que este martes habrá un puntero en soledad. El que quedará afuera de esta punta es el Argentinos de Caruso que metió su tercer triunfo consecutivo. Quien perdió la oportunidad de subirse a esa cima temporal fue Boca que en La Plata perdió 2 a 0 con Estudiantes. En tanto, entre lo negativo de la 4ta (según para quién, claro está) está una nueva derrota de Racing a manos de su clásico rival de barrio… Arsenal. Esto provocó que el técnico del futuro, Luis Zubeldía, deje su cargo. En la otra vereda del barrio pasó algo similar, pero ese es tema de otra categoría (?). También se puede tomar entre lo negativo lo poco que ofrecieron Vélez y Lanús el sábado cuando, a priori, se trataba de uno de los partidos más interesantes de la fecha. Mientras que por el lado de la intrascendencia quedó el empate de Olimpo con All Boys y el triunfo de Central -con el primer gol de Abreu- frente a Godoy Cruzo. Por último, para el final de esta introducción, dejamos el debut de Teófilo Gutiérrez en River. Si nos dejamos llevar por los fríos números, la efectividad del colombiano es letal: tocó una pelota y marcó un gol. Pero en la mirada macro el asunto, el Millonario perdió de local contra un pobrísimo (sic) Colón, a pesar de la polémica del final que solo desvía la atención del poco juego generado por el equipo de Ramón Díaz. Pero bueno, vamos por orden y los partidos de esta fecha se jugaron así…

A veces no se trata de hacer cosas maravillosas como si fuesen simples, si no hacer cosas simples maravillosamente. Al menos así lo entiende el Gimnasia de Troglio que ganó un partido difícil en Córdoba cuando visitaba a Belgrano sin desplegar un fútbol champagne, pero apostando a lo útil por sobre lo lírico sin dejarse llevar por la ansiedad del momento. Tanto así que a los 5′ del PT se encontraba perdiendo 1-0 gracias a un gol de Velázquez merced la asistencia de Pereyra. Con el cachetazo limpio fue el local que maniobró las acciones a su voluntad aunque con carencia de profundidad lo que hizo recuperar al lobo que a los 22′ ya inquietaba y mostraba armas como para empatar, yendo a la conquista de su objetivo pero encontrando enOlave un gestor de la salvación.

En el segundo tiempo, cuando se suponía que los de Zielinski iban a tejer una red que anularía al rival para dejarlo en 0, sucedió que a los 4′ Rasic puso la igualdad mediante un testazo luego de un centro por derecha. Lejos de conformarse el conjunto platense fue por más y veinte minutos más tarde otra vez el lungo delantero marcó, aunque esta vez con un certero remate bajo luego de que Lollo perdiera infantilmente la pelota conFacundo Pereyra. El desorden del pirata por conseguir el empate no hizo más que reivindicar el resultado que coloca a GELP en la punta, invicto y con ansias para el martes donde completará su partido con Ñuls y podrá alcanzar las cuatro victorias consecutivas.

Las acciones se trasladaban el viernes hacia Santa Fe, cuando en Rafaela, Atlético recibía a Newell’s, en el partido en que Trezeguet volvió a saborear de las mieles del éxito. Sin embargo para que eso suceda tuvo que pasar antes casi todo un encuentro que presentó al conjunto rosarino mucho más comprometido con eso de ganar ante una crema que se mostraba tan pasiva como su público y descansaba en las dimensiones de su campo como principal estrategia. Así no fue raro que la lepra llegara con Figueroa y Mateo en varias ocasiones encontrando la resistencia de Conde quien era el único convencido en mantener la dignidad el cero.

No obstante esta espuria resistencia se vio vejada en el complemento a los 4′ luego de una jugada colectiva en la que participaron BernardiAquino y Cáceres quien en soledad en el área sólo tuvo que definir y poner el 0-1. Parecía partido liquidado porque el local nunca dio imagen de poder lastimar al rival que tiró en cancha al delantero francés a los 34′ y que nueve más tarde marcaría su primer tanto con la casaca roja y negra cerrando un contraataque con una volea de derecha deliciosa, estableciendo el 0-2 definitivo. Así, los de Bertitambién continúan invictos y a la espera del partido del martes para intentar alcanzar la punta.

Finalmente, más tarde que temprano, bajó la noche para Zubeldía (?). Con la derrota frente a Arsenal culminó un ciclo repleto de malos resultados que tuvo como máxima alegría un acontecimiento ajeno a la voluntad de la institución, como para dar cuenta de la bosta que fue todo. El estadio vacío, una vez más, era el marco adecuado para graficar la desidia de este Racing que en lo que va del Inicial nunca jugó a nada ni fue capaz de entender lo que la situación exigía. Por caso, frente a los del Viaducto que presentaron un mediocampo con más quite que juego, se pretendió ir por la más complicada siempre. Así y todo logró llegar con De Paul yVietto pero sin la fuerza necesaria como para lastimar a Campestrini. Los grondonistas por su parte, sabían que tarde o temprano el momento les llegaría, aunque eso no impidió forzar las cosas como para exigir a Sajaque por méritos debería asumir hasta la presidencia vitalicia del club.

En la segunda etapa Alfaro se avivó y mandó a Rolle y Sperdutti a la cancha para generar más juego y aprovechar ese mediocampo inventado por el ex DT que no era capaz de frenar a nadie. A los 18′, el ex Ñuls pasó largo para Aguirre quien corrió pero al estar adelantado hizo la gran fiscal de mesa para con Macri y se desentendió de la jugada; los defensores durmieron en la bandera y el “gordo” tomó su propio pase y asistió para Rolle que puso el 0-1. Racing y la pelotudez, el romance eterno. Luego de allí sólo hubo lugar para la espera en calma de la visita y los nervios convulsionados del local que se volvía un canto a la impotencia. Para colmo de males, a los 42′, otra vez el ex Olimpo facturó con un buen remate y poner el 0-2 que se convirtió en el último resultado de Zubeldía en el banco de Avellaneda.

Vélez y Lanús son clubes tan modelos que cuando se enfrentaron en la tarde del sábado quisieron regalar un partido emblemático del fútbol argentino presentando un empate aburridísimo 0 a 0. Imprecisiones, desconexiones, falta de ideas en ataque y desviaciones severas para con el arco fueron las características principales de un encuentro que tuvo al granate con un poco más de juego y con momentos de dominio que no pudo nunca trasladar al resultado. El fortín por su parte, reaccionó por momentos pero sin el eje Pratto-Copete-Insúa en una misma sintonía, poco era lo que podía hacer para inquietar a Marquesín. TantoIzquierdoz, como Romero y Benítez tuvieron en sus pies la victoria, pero erraron en sus intentos favoreciendo una proto reacción local con un cabezazo de Allione que fue lo único peligroso de la tarde. El empate se fosilizó así, uno más de los tantos que hemos solido atestiguar y que no dejará nada en nuestra memoria, más allá de alguna neurona muerta.

La profecía maya del fin del mundo al fin llegó, con algunos meses de retraso, eso sí (?). Cuando la historia de RCL parecía un loop de salvación, comienzo choto y partida, en Argentinos estuvo la primera parte salvífica, pero todo lo otro se negó a sí mismo, ya que pese a la derrota en la primera fecha, no podría haber un mejor inicio para el bicho que ganó tres de cuatro y, además, muestra una solvencia en cancha envidiada por muchos equipos con más “nombres”. Como local y frente a Tigre es cierto que no regaló fútbol; no se espera eso tampoco, cada cual sabe cuál es su rol y lo cumple: Migliore para dar seguridad atrás, Nagüelpara quitar y salir, Boyero (el fetiche caruseano obligatorio) para aguantar arriba y Rodrigo Gómez para aportar desequilibrio y cambio de ritmo. De esta manera frente al matador de Victoria, que comenzó llegando bien conSand y después se desinfló, los de la Paternal hicieron su trabajo pulcro de cuidarse a sí mismo y buscar el momento para dar el zarpazo.

Si bien es cierto que no llegaba casi al arco contrario y si lo hacía era con escaso peligro, al menos se aseguraba que su rival no se parezca en nada al que se enfrentó a la academia la fecha anterior. Araujotambién pudo romper la ilusión pero el culo travesaño una vez más estuvo en favor del Richard y el 0 a 0 seguía firme. Sin embargo, a los 32′ del ST Boyero cabeceó para atrás hacia el ingresado Villalva que corrió firme hacia el arco y definió con justeza para desatar la algarabía insectívora (?) en el DAM asegurando de esta forma una victoria que lo deposita a Argentinos en un impensado primer lugar y que demuestra que el eterno regreso del instante es tocuén.

Para cerrar el sábado, el Gigante de Arroyito se vestía de gala una vez más para ver cómo Rosario Centralrecibía a este Godoy Cruz repleto de buenas intenciones pero hasta la pijita con el tema de los promedios. Pese al entusiasmo generalizado, los cantos de “sina puto” y los sueños vívidos de primera división, el marco mítico no se condijo con el partido pelotudo que se daba en el césped. Ninguno se lastimaba, no había propuestas de juego colectivo ni llegadas que justificaran tanto espamento, aspamento o, si queremos hablar en un correcto español, aspaviento (?). No obstante, cuando el 0 a 0 se hacía carne, Grimi hizo algo cerca deEncina que cayó en el área conformando una acción en situación de penal al entender de Pitana. Con Abreuen cancha, el ejecutante de la pena máxima se hacía evidente. Las especulaciones entonces versaban sobre si el “loco” lo picaría o lo patearía como un ser humano decente. Jorge Carranza supo interpretar el espíritu popular y se quedó parado mientra veía cómo el uruguayo se la colocaba a su derecha fuerte y preciso para poner el 1 a 0 con el tribunismo de rigor en el festejo. Así, los de Russo consiguen su segunda victoria en el certamen mientras que los de Palermo comienzan un mitadtableo atroz que los puede depositar en la B Nacional el año que viene.

Ya en día domingo, la helada Bahía Blanca se convertía en testigo de la carrera de Manu Ginóbili del partido entre Olimpo y All Boys, un partido de esos en los que se nota la prudencia del Estado para administrar sus recursos (?). Todo comenzó bien para los dirigidos por Falcioni que a los 13′ del PT ya ganaban uno a cero gracias al gol de Ferrari luego de que Mauro Matos peinara una pelota parada y se la dejara servida al defensor ex Cinthia Fernández. A partir de allí, el albo se sintió conforme con lo hecho hasta el momento y cedió las acciones al local que ya comenzó a aceitar los engranajes del ascensor. Con todo fue al empate Olimpo y llegó gracias a una nueva cagadaza de Cambiasso quien ya ataja más con la trayectoria que con las manos y que al bajar un centro fácil chocó con Vuletich y soltó el balón para que este pusiera el 1-1 sin oposición.

En el complemento nada se modificaría; la visita pareció conformarse con el empate y le gustó el morbo de ver cómo el rival se desesperaba mientras esperaba la oportunidad de atacar. Los bahienses fueron con más ganas que ideas pero ya no pudieron hacer que el arquero se equivocara nuevamente. De esta manera el tiempo fue pasando y las congeladas almas que estaban en el Carminatti veían como el empate se imprimía a fuego en los corazones de todos los espectadores. El negocio terminó resultando para los de Floresta que se llevan un punto sin comerla ni beberla, mientras que los de Perazzo están cerca de quedar fuera de los JJOO (?) se comprometen fecha a fecha más con el descenso y eso que la temporada recién comienza.

70-30 no es un plan para comprar un 0km, si no la posesión final de la pelota entre River y Colón ¿Dato al pedo si los hay? Por supuesto, pero marca la tendencia general de lo que fue el partido que los de RAD perdieron en el Monumental. Desde el inicio no más se vio un solo equipo preocupado por jugar, tenerla y atacar mientras que el sabalero esperaba cauto el gol de arco a arco. Pero claro, ante esta excesiva cautela los de Núñez no sabían cómo entrar al área y llevarle peligro a Montoya pese a que Mora logró llegarle pero el arquero respondió con solvencia. ¿Qué pasaba mientras tanto con la gran atracción Teo Gutiérrez? Nada, ahí andaba contento como un niño de jugar pero sin gravitar ni llevar real peligro a muy bien plantada defensa santafecina. Así pues, entre subida y subida de Vangioni y Rojas se fue el primer tiempo con la sensación de que River era mucho más, sin gran dominio técnico claro está, pero que aún le faltaba para quebrar la resistencia visitante.

En la segunda etapa todo comenzó igual, con el local yendo como una tromba hacia adelante llegando a forzar a Montoya con un muy buen remate de Vangioni. Pero todo eso que no hacía el área contraria la sufrió en la propia a los 6′ cuando luego de un contragolpe y una dormida defensiva, Curuchet aprovechó los rebotes y entró solo al arco para poner el 0-1 y propiciar el sonido ambiente tan propio del Monumental. El gol pareció despertar a Colón que llegó un par de veces más aprovechando la confusión del local que sólo llegaba mediante tiros de media distancia porque jugar colectivamente ya fue. Para colmo de males, a los 32′ Ramíreztomó una pelota en el área y la clavó allí donde los arqueros no llegan para marcar un 0-2 que parecía sentenciante. No obstante a los 42′ la emoción ganó terreno (?) cuando Teo punteó un centro al área y puso el descuento que ilusionó a la fanaticada local; pero fue mucho el esfuerzo para River llegar a ese gol como para encima empatar heroicamente, pese al reclamo generalizado de una mano sin intención de Carniello dentro del área. Los minutos de recuperación finalmente se agotaron y el millonario sumó una nueva derrota que baja los ánimos post Sudamericana y manifiesta la preocupación por la falta de gol, ya que en lo que va de la temporada, aún no ha marcado ninguno de jugada, siempre de tiro libre o rebote. Los de Forestello por su parte se llevan un resultado casi regalado, sin haber hecho demasiado, pero jugando de manera inteligente y adaptándose a lo que el partido pidió en todo momento.

El cierre de la jornada dominical quedó reservado para Estudiantes y Boca. La intención de los dirigidos de Bianchi era clara: ganar dos partidos seguidos y de paso subirse a la punta del Torneo Inicial. No paso nada de eso. El Xeneize volvió a quedar en falta mostrando las mismas falencias y desatenciones que viene teniendo desde principios de año.

A pesar de tener buenas intenciones en algunos pasajes de los encuentros, Boca no encuentra una identidad propia de juega y en todo momento parece que depende de lo que salga del botín de Riquelme que, con todo lo que se lo puede halagar (o no), es un jugador de 35 años que ya está más cerca del arpa que de la guitarra, futbolísiticamente hablando. Tratando de evitar esa Romándependencia, aparece Sánchez Miño, el jugador más movedizo y que más toca la pelota en el mediocampo de Boca. Sin embargo, el juvenil (que tiene 23 años y corre el riesgo de Pochichavesearse) insinua más de lo que hace y muchas veces se pierde en la intrascendencia.

En frente estuvo un Estudiantes más que ordenado que ganó por primera vez en el Inicial y mantiene su invicto. Y más, sobre todo para la confianza del plantel, Guido Carrillo marcó dos goles en el primer partido que juega como titular tras la venta de Durvan Zapata. Algo que, seguramente, servirá para ganar en confianza.

Para el final un detalle: es verdad que a Boca le cobraron en contra un penal inexistente, pero comparado con algunas ayudas que recibe habitualmente no es nada. Lo que sí hay que destacar, una vez más, la falencia mental de Guillermo Burdisso. En 4 minutos cometió la falta previa a ese penal inexistente, fue amonestado y con el partido 0-2 y con segundos por jugar se hizo expulsar. Ahora en la última línea volverá Matías Caruzzo que, con todo su historial a cuesta, parece ser Franco Baresi al lado del ex jugador de Arsenal y Rosario Central.

PRÓXIMOS PARTIDOS

Hoy 20:10 Quilmes San Lorenzo
Mañana 19:15: Newell’s – Gimnasia (Postergado 2da fecha)
5ta fecha
Sábado 31 de agosto
16.00– Newell’s Old Boys-Estudiantes de La Plata
18.15– Tigre-Quilmes A.C.
20.15– All Boys-Racing Club
Domingo 1 de septiembre
14.00– Gimnasia y Esgrima La Plata-Godoy Cruz Antonio Tomba
16.00– Colón de Santa Fe-Rosario Central
16.15– Boca Juniors-Vélez Sarsfield
21.15– San Lorenzo-River Plate
Lunes 2 de septiembre
16.00– Arsenal F.C.-Argentinos Juniors
18.10– Belgrano de Córdoba-Atlético de Rafaela
20.15– Lanús-Olimpo de Bahía Blanca


No hay comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *