Noti(?)selección

Zeronickname 105

Faltan dos meses y medio para que comience la Copa Mundial en Sudáfrica y Argentina va cerrando el itinerario. Suspendido el amistoso ante Haití y confirmado el del Bicentenario contra Canadá en River, apareció otro en Emiratos Arabes. Elogios, confirmaciones y desmentidas.



Los 32 de Sudáfrica 2010. Hoy: Eslovaquia

Zeronickname 288

Eslovaquia será la única selección que tendrá su debut mundialista en Sudáfrica 2010. La Slovenský Futbalový Zväz (Asociación de Fútbol Eslovaco) fue fundada en 1938 pero hasta 1993 sus jugadores más destacados participaban en la selección de Checoslovaquia.


Dellacha con Fritz Walter

Clásico de ajuste

Zeronickname 245

Un nuevo enfrentamiento entre Argentina y Alemania comenzará a las 16:45, hora local. El Allianz Arena de Münich será el escenario del match.


JSvK

Ojo con estos, hoy: Ki Sung-Yong

Zeronickname 447

Muchos buenos jugadores tienen, en los comienzos de sus carreras, un momento de explosión que los lleva a firmar a contratos con clubes importantes a nivel mundial. Si bien mayormente quedan en promesa, es bueno tener en cuenta quiénes están en su momento de ebullición, más si están el Grupo de Argentina.


LDDLS

La década de la Selección

Zeronickname 337

En los últimos 10 años la selección argentina ha tenido tantos técnicos como estilos de juego. La necesidad de obtener algún título, los manejos de los medios más poderosos, conventillo, cábalas, fama, contratos por transmisiones de amistosos y otros factores, han dejado como consecuencia una falta de identidad que terminó por desencantar al público.


grupoabcd

Los 32 de Sudáfrica (Parte 1)

Zeronickname 169

Primera parte del resumen de las 32 selecciones que participarán en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, con sus campañas en la eliminatoria y sus participaciones en la historia mundialista.


De traje… y con el negro adentro

Zeronickname 141

El resultado de la reunión cumbre entre Diego Maradona y Julio Grondona terminó con la salida del bilardismo dentro del cuerpo técnico. Se incorporan Fernando Gamboa y Héctor Enrique.


Imagen: saar-nostalgie

Selecciones que ya no existen. Hoy: Sarre

Zeronickname 0

La breve historia de una selección del oeste europeo que nació poco después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, existió por 6 años y jugó eliminatorias mundialistas.

Sarre en 1953, antes del partido contra Noruega por la eliminatoria a Suiza 1954. Parados: Waldemar Philippi, Werner Otto, Peter Momber, Karl Schirra, Herbert Martin, Herbert Binkert, Kurt Clemens. Agachados: Albert Keck, Theodor Puff, Erwin Strempel, Gerhard Siedl.

Si hay una zona limítrofe conflictiva entre Francia y Alemania, es el territorio de Sarre. O al menos lo fue durante gran parte de su historia, ya que se lo fueron pasando (o quitando) de manos entre ambos países (o imperios o lo que correspondiera según la era) durante miles de años.

Cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial Alemania fue dividida en 4 partes y el sector sudoeste quedó para Francia. Sarre, que se ubica geográficamente en el límite de Alemania, Francia y Luxemburgo, volvía a ser parte del territorio galo después de casi 30 años bajo el yugo alemán. Pero pronto obtuvo una especie de independencia con intereses afines a la economía francesa. De alguna manera querían despegarse de la sangrienta y destruída Alemania de Hitler.

Como en toda Europa, en Sarre se jugaba al fútbol y la selección nacional no tardó en aparecer. Corría el año 1950 y el equipo nacional se conformó con mayoría de jugadores de 1.FC Saarbrücken. El club que había sido finalista de la Copa de Alemania y que en la temporada 1948/1949 fue invitado a jugar en la Segunda División Francesa como participante especial.

Jules Rimet, Presidente de la FIFA y de la Federación Francesa de Fútbol había sido el promotor de la idea de incorporar al principal club de Sarrbrücken que, durante sus encuentros ante los equipos franceses, consiguió resultados fantásticos: 6 a 0 con AC Mónaco; 6-1 enfrentado a Lens; 10-1 ante FC Rouen y 9-0 contra Valenciennes.

Para la siguiente temporada se inscribieron para jugar de manera oficial, pero el resto de los clubes galos se negaron, alegando entre otras cosas, que “ellos nunca serán franceses”. Muchos clubes de Francia habían sido obligados a jugar en la copa alemana durante la guerra y guardaban cierto rencor.

Al ser rechazado el club sarrense de la segunda francesa, y sin ganas de jugar en la pobre liga local donde estaba representado por su equipo B, el principal club del protectorado organizó la Internationaler Saarland Pokal, un torneo del cual participaban clubes de Bélgica, Francia, Suecia, Dinamarca, Austria, Suiza y Croacia. El torneo en sí era muy particular, ya que el club de Sarre recibió a 15 equipos y aquellos tres que obtuvieran los mejores resultados contra los locales, serían invitados a jugar un cuadrangular final, compitiendo por un trofeo y un premio de 2 millones de francos.

El primero de estos torneos, disputado en la temporada 1949/50, fue ganado por 1.FC Saarbrücken, que derrotó en la final a Stade Rennais por 4 a 0. La competencia de la siguiente temporada no finalizó y el club se terminó uniendo a la liga alemana. Mientras esto ocurría, la selección daba su primer paso derrotando a Suiza B por 5 a 3, el 22 de noviembre de 1950.

Imagen: Die saarländische Fußballnationalmannschaft
Morlock convierte el segundo gol para Alemania Federal. Sarre se comienza a quedar afuera.

En los años 1951 y 1952 el conjunto nacional de Sarre seguía jugando ante seleccionados B de Europa, hasta que en 1953 se inscribieron para la clasificación de la Copa Mundial de la FIFA Suiza 1954. Dos meses antes de Brasil 1950 obtuvieron la afiliación a FIFA y estaban habilitados para participar de los torneos internacionales, compartiendo el Grupo 1 de la eliminatoria con Noruega y Alemania Federal.

En el primer encuentro se midieron ante 22 mil noruegos que veían como su selección era derrotada por un combinado que jugaba su primer partido internacional por una competencia oficial. El 3-2 final, sumado al empate de Alemania Federal ante los nórdicos por 1 a 1, le daba hasta ese entonces a Sarre el pase directo a Suiza 1954.

Para jugar el segundo partido tuvieron que trasladarse a Stuttgart y medirse ante Alemania Federal, el país que había contenido al territorio durante gran parte de la historia. Los alemanes fueron superiores y se impusieron por 3 a 0, así que ambos debían definir el pase mundialista a Suiza en Saarbrücken.

El 28 de marzo de 1954, más de 50 mil espectadores se hicieron presentes en el Ludwigparkstadion, hogar de la selección sarresa. Alemania no había tenido la gentileza de izar una bandera de Sarre en el encuentro de ida, pero en la vuelta poco importaba este hecho de la falta de reconocimiento de independencia.

Sarre dominaba el juego en los primeros minutos y Herbert Martin convertía el primer gol del partido. Pero el árbitro holandés Just Bronkhorst cobró un offside que tan sólo él vio. Cuando aún iban 0 a 0 el defensor alemán Werner Kohlmeyer despejó un balón de su propia área con la mano sin ser sancionado con falta penal. Max Morlock convirtió los dos primeros goles de Alemania para el 3-1 final consiguiendo así el pasaje definitivo a Suiza.

Sepp Herbeger, el técnico de la selección alemana, estaba tan confiado que ganaría, que ya había hecho las reservas en Suiza e invitó al entrenador sarrense a unirse al equipo como asistente. El director técnico de Sarre no era otro que Helmut Schön, quién luego sería campeón de Europa en 1972 y campeón mundial en 1974 con la selección alemana. Todo el plantel sarrense fue invitado al Wankdorfstdion para ver la victoria germana en Suiza 1954 ante los húngaros.

“No estábamos tristes por haber perdido”, recordaba el delantero de Sarre Kurt Clemens, quien además aseguraba en una entrevista realizada años después de aquella epopeya que “siempre me sentí alemán. Nunca quise impedir que el equipo con el cual quise jugar desde que era niño, fuera al Mundial de Suiza. Además sabíamos que nosotros jamás tendríamos una chance de ganar la Copa”.

Clemens nunca pudo cumplir su sueño de jugar para Alemania, aunque varios de sus compañeros sí lo hicieron: Herbert Martin, Gerhard Sieler y Heinz Vollmar, entre otros pocos, jugaron para ambos seleccionados convocados por quien era asistente técnico de Alemania Federal.

En la previa de la Copa Mundial de Suiza, la selección de Sarre ofició de sparring de la selección de Uruguay  único equipo no europeo al que se enfrentaron). En el  Ludwigparkstadion el conjunto charrúa se impuso por 7 goles a 1 y Sarre, que generalmente vestía camiseta color celeste, aquella vez jugó vestido de rojo.

Ticket

El protectorado de Sarre volvió a unirse a Alemania en enero de 1957 y la selección desapareció para siempre, no sin antes perder un último partido internacional, ante Holanda, en 1956, completando 19 partidos de los cuales nueve de ellos, fueron contra selecciones A (Noruega, Alemania Federal, Yugoslavia, Suiza, Holanda y Uruguay) y los diez restantes ante seleccionados B de países europeos.


superclasico.jpg

Vieja historia superclásica (con números)

Zeronickname 191

Comenzaba el siglo XX cuando en la Dársena Sur, del lado de La Boca, los alumnos del Colegio Nacional Oeste y de la Escuela de Comercio le daban a la pelota. Los equipos se llamaban Santa Rosa y La Rosales. Pronto se fusionarían y le darían nacimiento a River Plate.

Un par de años más tarde, Independencia Sud apareció intentando para copar la parada, pero sin éxito. Cinco de los jugadores de Independencia Sud, cansados de perder los desafíos, formaron un nuevo club al que llamaron Boca Juniors.

Para 1908, Boca tenía una canchita en la Dársena Sur y ahí se midieron en un amistoso ante River Plate, que ya militaba en el campeonato de Segunda División. Ese desafío (del cual se cumplirán 100 años en un par de meses), lo ganó Boca 2 a 1 y es el primero del que existen registros.

El 24 de agosto de 1913, por el torneo de Primera División, se enfrentaron en cancha de Racing Club, donde Boca hacía de local. Sin saberlo, los 22 jugadores que entraron a la cancha, estaban disputando el que sería el primer superclásico oficial de la historia. Ganó River 2 a 1, en un partido que tuvo incidentes, un expulsado de River y un jugador lesionado de Boca que tuvo que retirarse.

Pasaron cinco años para que Boca pudiera ganarle a River. El 18 de septiembre de 1918, nuevamente en cancha de Racing, esta vez con River haciendo de local, los xeneizes se impusieron por la mínima. Y otra vez hubo un lesionado que tuvo que abandonar el partido, ahora de River. Y no hubo expulsados.

La escisión en el fútbol argentino separó a los rivales barriales de la liga y volvieron a enfrentarse recién en 1927, en cancha de Boca. Cherro abrió el marcador a los 6 minutos y fue el 1 a 0 el resultado definitivo.

Con la llegada del profesionalismo, Boca comenzó una paternidad que parecía imposible de remontar. De 10 partidos River había ganado sólo 2.

El 19 de octubre de 1941 se produce la que sería la mayor goleada entre estos archirrivales: En cancha de River los millonarios se imponen por 5 a 1. Hasta ese entonces Boca le llevaba 3 partidos a River en el historial del profesionalismo. Y se mantenía la ventaja (se ganaban uno cada uno).

En la década del 50 River logra dar vuelta el historial. Por torneos Amateurs River se quedó con la ventaja (4 ganados, 3 empatados, 3 perdidos) y ahora los riverplatenses se ponían arriba en el historial profesional. Pero el 19 de mayo de 1959 Boca le devuelve el 5 a 1 a River y logra ponerse a un partido de su rival, al que alcanza en 1960 y lo pasa en 1961. Así se mantuvieron durante décadas, con River llevando una ventaja levísima (máximo dos partidos), pero con condimentos en el medio: el 15 de octubre de 1972, por el Nacional, River se impone por 5 a 4 convirtiéndose en el superclásico con mayor cantidad de goles.

El 2 de marzo de 1980 se produce la primera goleada de River en la Boca. Fue 5 a 2 en la Bombonera. Los xeneizes ya habían ganado en el Monumental dos veces por 4 a 0, y era la cuenta pendiente de River, la de golear en “casa de ellos”.

Pero Boca le “devolvió el favor” a River y le hizo 5 en Núñez, el 7 de marzo de 1982 por el Nacional. Fue 5 a 1 y Sergio García desvió un penal para River faltando un par de minutos.

Cuando comenzó la década del ’90, River se mantenía con una ventaja de dos partidos sobre Boca, hasta que Daniel Passarella asumió a la dirección técnica de River y en 3 años le dieron vuelta el historial. Con el Tolo en el banco riverplatense, los “millo” pudieron empardar nuevamente el clásico, pero con la llegada de Bianchi al banco de Boca llegó la mayor ventaja histórica entre ambos: 7 partidos a favor de Boca. Del otro lado, el DT que más contribuyó con esa diferencia, fue Ramón Díaz.

A partir de ahí River comenzó a achicar la distancia, aunque aún es medianamente extensa, pero hay algo seguro: cada superclásico es un partido aparte. Y no cuenta la historia ni el historial. No importa quién esté mejor en la tabla o quién esté peor. Cada partido de estos, es un campeonato aparte.

Se midieron por campeonatos, por copas locales, por copas internacionales, por copas amistosas, por beneficencia… Gana uno, gana el otro, empatan. Se pegan, se acarician, se abrazan, se separan y se necesitan. Ninguno sería lo que es sin el otro. Sin dudas, Boca - River; River - Boca, es el mejor clásico del mundo.

LOS FRIOS NUMEROS
Por Torneos oficiales profesionales
Jugaron 181. Boca ganó 65; River ganó 61; empataron 55.

Por Torneos amateurs oficiales
Jugaron 10. River ganó 4; Boca ganó 3; empataron 3.

Por Torneos oficiales no regulares (Copas locales)
Jugaron 7. River ganó 3; Boca ganó 1; empataron 3.

Por Torneos Internacionales
Jugaron 24. Boca ganó 10; River ganó 6; empataron 8.

Por amistosos
Jugaron 101 partidos. Boca ganó 38; River ganó 31; empataron 32.

Totales:
Jugaron 323 partidos. Boca ganó 117; River ganó 105; empataron 101.

Tips (?)
El que más jugó en el Superclásico
REINALDO MERLO (CARP) 50 partidos.

El que más goles hizo en el Superclásico
ANGEL LABRUNA (CARP) 22 goles.

El más expulsado en el Superclásico
HERNAN DIAZ (CARP) 6 expulsiones.

Cancha que se jugó más veces el Superclásico
MONUMENTAL (CARP) 94 veces.

TANGANAS:
Quedan para agregado de los comentaristas. Aunque no se puede obviar el derechazo del Murciélago al Tiburón.


racingcampeon.jpg

Campeones amateurs en la Argentina (parte 3)

Zeronickname 104

Se viene Racing campeón, Racing campeón…

La tercera entrega, que generalmente viene después de la primera y la segunda, tiene como condimento la aparición de una nueva liga.

1911: Alumni

El último torneo de Alumni en el fútbol argentino, no podía terminar de otra manera que con la consagración del albirrojo. Tras 12 años de participación (11 como Alumni; 1 como English High School) el equipo consiguió 10 títulos.

Quilmes descendió de categoría, pero la escisión y el desmembramiento de Alumni lo iban a salvar.

En 1912 se produce la primera escisión en el fútbol argentino. Los clubes de la aristocracia y los clubes de barrio marcaban sus diferencias, ya que los partidos comenzaban a dejar buenas recaudaciones. Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, que había sido aceptado unos años atrás en la AFA, tenía el campo de Sociedad Sportiva en Palermo, donde hacía de local la selección. El conflicto por las entradas (los socios son dueños del club y pueden entrar gratis) y el pedido de mayor porcentaje en recaudaciones, hicieron que GEBA abandonara la AFA y creara la Federación Argentina de Fútbol, presidida por Ricardo Aldao.

Junto a GEBA, emigraron Porteño y Estudiantes de la Plata (que estaba en segunda división) y ante la inminente falta de equipos se produjeron ascensos por decreto. Así, Atlanta, Independiente, Estudiantes y Kimberley llegaron a la primera, en una liga disidente.

1912 (Asociación Argentina): Quilmes
Alumni no se presentó en las 3 primeras fechas, y tal como rezaba el reglamento, quedaba desafiliado automáticamente de la Asociación. Ese fue el final del equipo más grande de la Argentina hasta ese entonces. Varios de sus jugadores fueron a Quilmes y el resultado fue el primer título para el cervecero en un campeonato con seis participantes.

River terminó en la última colocación, pero al faltar equipos, se suspendieron los descensos. La Asociación Argentina se afiliaba a la FIFA.

1912 (Federación Argentina): Porteño
La liga mala tuvo a Porteño como campeón. Cinco de los ocho participantes terminaron separados por 3 puntos. Porteño e Independiente igualaron con 20 unidades la primera colocación y jugaron una final en la que igualaban 1 a 1, pero que fue suspendida faltando 3 minutos y en las oficinas de a Federación, se la dieron al equipo de Palermo.

1913 (Asociación Argentina): Racing Club
Ferro ganó el campeonato de ascenso y subió a primera, pero la falta de equipos hizo que se decretaran 8 ascensos más. Así fueron beneficiados Boca Juniors, Estudiantil Porteño y Platense, entre otros.

Se juega el primer superclásico (aunque no existía aún esa rivalidad entre River y Boca), en el que se impone River por 2 a 1.

Con tantos equipos participando, el torneo cambió la marcha cuando ya estaba en juego; los equipos fueron divididos por zonas (A y B por el campeonato, C para el descenso) y así llegaron a la final Racing y San Isidro. Ganando 2 a 0 la final, Racing consigue su primer título y comienza gestarse el apodo de “La Academia”

Descendieron Olivos y Riachuelo, que habían ascendido por el decreto. Huracán ganó el campeonato de Intermedia y ascendió.

1913 (Federación Argentina): Estudiantes de La Plata
El pincha gana el título en una liga que de a poco se iba consolidando, pero en la que los clubes no tenían tantos hinchas como en los de la Asociación. El equipo de la Sociedad Sportiva Argentina, creado de urgencia para completar la nómina de participantes en 1912, nuevamente quedó en el último lugar, consiguiendo sus dos primeros puntos en la historia, producto de dos empates.

1914 (Asociación Argentina): Racing Club
Racing y Estudiantes de Buenos Aires pelearon hasta la última fecha el torneo, aunque los de Avellaneda llevaban dos puntos de ventaja desde el encuentro que disputaron entre sí.

Se produce en el torneo de ascenso una modificación: entre la primera y la segunda división estaba la Intermedia, categoría dueña de los ascensos. Los equipos de segunda piden que el ascenso sea disputado entre el campeón de segunda y el campeón de Intermedia. San Lorenzo de Almagro se inscribe en la segunda, gana el torneo y juega la final con Honor y Patria, campeón de la Intermedia. El 3 a 0 obtenido por San Lorenzo ponía a los 5 grandes en el campeonato oficial de la Argentina, ya que la fusión de ambas ligas era un hecho.

1914 (Federación Argentina): Porteño
La Federación se hundía en la nada ya que se hablaba de la unificación. Porteño ganó el torneo de punta a punta, siendo Estudiantes de la Plata el escolta. Independiente se quedó con un decoroso tercer puesto.

1915: Racing Club
Con 25 participantes comenzó el campeonato de 1915. La Federación se rindió y se sumó a la Asociación Argentina de Fútbol. Para achicar la cantidad de equipos para el campeonato de 1916, cuatro equipos descenderían a la división intermedia, ya que había una superpoblación por los ascensos “a dedo” de los torneos anteriores.

Racing y San Isidro empataron en puntos en el primer puesto (ambos invictos), quedando River en tercer lugar. La final fue ganada nuevamente por Racing, esta vez por 1 a 0 y descendieron Kimberley, Defensores de Belgrano, Comercio y Floresta. Gimnasia y Esgrima La ganó el ascenso para 1916.

1916: Racing Club
Más allá del cuarto campeonato consecutivo ganado por Racing, el dato interesante estuvo en el fondo de la tabla, donde Quilmes y Belgrano, los dos últimos representantes del fútbol de los ingleses, descendieron de categoría. Ferro se salvó por un pelito y Platense fue subcampeón.

1917: Racing Club
Quinto título de La Academia, secundada por River. Boca y Huracán terminaron en la tercera y cuarta colocación respectivamente. Los dos descensos fueron para Banfield y Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires. La institución de Palermo comenzaba a terminar su participación en el fútbol argentino.

1918: Racing Club
El equipo de Avellaneda no tenía rival. Su sexto título al hilo llegó con un invicto que sólo le resto dos puntos con empates ante Estudiantes de Buenos Aires y River Plate (que nuevamente fue segundo).

Ferro perdió la categoría y comenzaron los inconvenientes. Por los problemas que se sucitaron, los de Caballito fueron expulsados de la Asociación y en el ascenso, Vélez Sarsfield también acarreaba una serie de inconvenientes.

El campeonato de 1919 comenzó con Independiente ganando los primeros partidos, pero una nueva escisión dejaría otra vez dos ligas. Esta vez, la disidente, sería la más atractiva.