Una luca bien gastada (?)

La mentira del “nuevo Boca” que ciertos periodistas querían imponer duró solo un partido, ya que el equipo de Bianchi se llevó una derrota inapelable de su visita a Bahía Blanca. Olimpo no había ganado en el torneo, para más datos. Baño de realidad para los xeneises.

olimpo-aaaaaaquita

PARTIDO

La victoria de la semana pasada contra los restos del Vélez de Gareca fue un espejismo para los boquenses. Cuando propios y extraños hablaban de un “nuevo Boca” de la mano de Gago, ahora que el volante central no puedo jugar, el castillo de naipes tardó un partido en derrumbarse. También sin Orión, Emanuel Trípodi ocupó la valla y el medio campo integrado por Joel Acosta, Ledesma, Ribair y Sánchez Miño tenían la tarea de cargar con la generación de juego, con Riquelme nuevamente ausente. Olimpo, por su parte, salió a jugarse la vida y manejado por el hábil Paulo Rosales comenzaba a inquietar a la visita.

No habían pasado ni diez minutos que la punta derecha de la defensa de Boca era una zona liberada para todo aquel jugador de Olimpo que se dispusiera a desbordar. Y así llegó la apertura del marcador: Rosales por la izquierda, centro atrás, rechazo deficiente, tiro al arco-pase de Musto y Pérez Guédes que entraba solo por el segundo palo abrió el marcador. Los locales no se conformaban y el trámite del partido permanecía inalterable: Boca no podía encontrar el camino al arco de Champagne, mientras que Olimpo aun con sus limitaciones (hasta este partido no había ganado en el torneo) seguía merodeando el gol. Así se fue la primera mitad.

Para el segundo tiempo Bianchi intentó jugársela sumando a Gigliotti a la delantera, sacando a Joel Acosta. Totalmente infructuoso, el partido seguía igual e incluso Pérez Guédes se comía un gol increíble luego de una salida fallida de Trípodi. Entre los 10 y 20 minutos Boca tuvo una suerte de renacimiento y pudo haberlo empatado después de un tiro libre de Sánchez Miño que reventó el palo y la tapada siguiente de Champagne al tiro de Ribair tras el rebote. En ese momento Olimpo sintió el golpe y Boca pareció llevárselo por delante. Hubo otra jugada de gol muy clara de Gigliotti, pero casi de inmediato en una pelota parada Agustín Vuletich puso el segundo y chau partido. Boca terminó de pincharse y el tercero, nuevamente de Përez Guédes fue el último clavo al ataud boquense. Y fue justo, el equipo del Virrey jamás pudo imponer su juego y los de Perazzo hasta podían haberlo definido antes y sin sufrimiento alguno.

Este partido deja en evidencia que Boca sin Riquelme y/o Gago es un equipo del montón para abajo, incapaz de generar juego para alimentar a sus delanteros, y con los mismos errores defensivos que viene arrastrando desde un tiempo a esta parte. Para Olimpia (?) Olimpo, la merecida victoria seguramente sea un golpe anímico fuertísimo para levantar una moral mellada por el difícil comienzo del torneo, de cara a la complicada empresa que les significará mantener la categoría.

FICHA

Olimpo (Bahía Blanca) 3: Nereo Champagne; Adrián Martínez, Iván Furios, Néstor Moiraghi y Cristian Villanueva; Paulo Rosales (84′ Cristian Trombetta), Damián Musto, Leonardo Gil y Martín Pérez Guedes; Ezequiel Cerutti y Agustín Vuletich (71′ Pablo Lugüercio). DT: Walter Perazzo.

Boca Juniors 0: Emmanuel Trípodi; Cristian Erbes, Daniel Díaz (67′ Jesús Méndez), Guillermo Burdisso y Emanuel Insúa; Joel Acosta (52′ Emmanuel Gigliotti), Pablo Ledesma, Ribair Rodríguez y Juan Sánchez Miño; Juan Manuel Martínez y Nicolás Blandi. DT: Carlos Bianchi.

Gol: 8′ Martín Pérez Guedes (OLI), 67′ Agustín Vuletich (OLI), 80′ Martín Pérez Guedes (OLI)
Amonestados: 22′ Daniel Diaz (BOC), 31′ Cristian Erbes (BOC), 83′ Jesús Méndez (BOC)
Árbitro: Juan Pablo Pompei.
Estadio: Roberto Carminatti, Bahía Blanca.

PREVIA

El Aurinegro bahiense recibirá hoy a un peso pesado como el Xeneize, en lo que no parece la mejor ocasión para conseguir sumar de a tres en la temporada. El equipo que dirige Walter Perazzo apenas logró rescatar dos puntos en cinco fechas, lo cual configura un cuadro más bien preocupante para un club que acaba de ascender a Primera. Efectivamente Olimpo se ubica último con comodidad en la tabla de los promedios y por momentos para dispuesto a emular la campaña 2012-2013 de Unión de Santa Fe. (?)

Boca por su parte llega por primera vez en varios meses con el ánimo en alza a un partido. Ante Vélez en la Bombonera pareció recuperar la memoria del juego ordenado y efectivo. Si bien nunca puede faltar la polémica (esta vez por el hecho de que sin Riquelme jugó su mejor partido en mucho tiempo), ha sido una semana en general tranquila para el equipo que dirige Carlos Bianchi, que de ganar hoy quedará como único escolta del líder Argentinos Juniors.

Perazzo hará una única variante respecto al equipo que cayó goleado ante Lanús. En el mediocampo Paulo Rosales ingeresará por Leonardo Ferreyra. Biachi en cambio se verá obligado a mover unas cuantas fichas. Con Agustín Orión y Fernando Gago convocados a la selección nacional para el partido ante Paraguay, será el turno para el debut de Emmanuel Trípodi como arquero titular, mientras que aún no esta definido el remplazo del ex Real Madrid y Vélez.

La opción más normal sería Ribair Rodríguez, pero el uruguayo rindió bien como zaguero y suena fuerte para quedarse con el puesto pese a que ya cumplió la fecha de suspensión Guillermo Burdisso. Si efectivamente el oriental fuese a la defensa el puesto de volante central lo ocuparía Jesús Méndez. Además, Nicolás Blandi volvería la titularidad en la delantera, dado que no convence aún la labor de Emmanuel Gigliotti.


No hay comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *