El antiequipo del Clausura 2010

Ernesto 184

Las casualidades no existen. Así que en este tormentoso azar y con su consecuente devenir (?) hay una situación que se cae de madura: Existió el equipo ideal, ¿Por qué no va a existir el anti equipo? Máxime sabiendo que se trata de nosotros (?), aquí están, éstos son los que LR! manda al purgatorio.


Los San Lorenzo europeos

nicolas 0

El equipo de Boedo (?) no es el único caso de un grande que nunca fue campeón de su continente. Aquí se repasan algunas campañas de equipos que nunca ganaron la Champions pero, al contrario de los azulgranas, alguna vez jugaron la final.

Los colchoneros estuvieron muy cerca de ser campeones de Europa en 1974. Tan cerca estuvieron, que ganaron la copa Intercontinental. El equipo que dirigía el Toto Lorenzo ganó la liga española 1972/73 y clasificó así para la antigua Copa de Campeones.

En el torneo de eliminación directa dejó afuera a Galatasaray, Dínamo de Bucarest y Estrella Roja para llegar a la semifinal contra el Celtic. En esta instancia se vio que a Lorenzo no le hacía asco a practicar fútbol de carnicería. Con uñas y dientes el Atlético se aferró al empate, aunque lo consiguió con el costo de tres expulsados, entre los que se encontraban el Ratón Ayala y el Panadero Díaz. El 0-0 de la ida se convirtió en 2-0 en la revancha y Atlético jugó la final, pero los tres expulsados siguieron suspendidos para el partido decisivo, a jugarse en Bruselas.

El rival era el Bayern Munich, con Beckenbauer y Gerd Müller. Fue de esos partidos en los que ninguno quiere cometer un error, y los 90 minutos terminaron en empate sin tantos. Faltando cinco para terminar el alargue, Luis Aragonés clavó un tiro libre que daba la copa al Atlético. Pero no contaban con la astucia (?) del arquero Reina. Hay una historia conocida, contada por Lorenzo, que dice que el guardavallas estaba regalando los guantes a un fotógrafo cuando vino un disparo atajable de Georg Schwarzenbeck. Esa historia es falsa, no obstante el gol que empató el partido en la agonía del suplementario fue responsabilidad del arquero. A partir de ahí, para garantizarse que no hubiera mocos en el arco, Lorenzo empezó a pedir siempre para su equipo a Hugo Gatti.

En esa época las reglas establecían que se jugara de nuevo el partido en caso de empate luego del suplementario, y la revancha se jugó dos días después en el mismo estadio Heysel de Bruselas, aunque con mucho menos público, porque unos cuantos pensaron que ese partido ya lo habían visto (?). En esta oportunidad el Atlético no pudo recuperarse del esfuerzo del partido anterior, y el Bayern se llevó la Orejona con el 4-0 final.

En esa época, la última moda europea era no jugar la Copa Intercontinental. El Bayern decidió que no tenía que demostrar nada a nadie, porque ellos internamente sabían que eran los mejores del mundo (?), entonces le dejaron la vía libre al Atlético para jugar contra Independiente. Lorenzo ya se había marchado y esperaba una oferta de Unión de Santa Fe. La dirección técnica quedó entonces a cargo del mismo Luis Aragonés, cuyo primer título como entrenador fue esa Intercontinental. Atlético perdió 1-0 en Avellaneda pero ganó 2-0 en Madrid, y fue suficiente para vencer al campeón de América.

Ningún equipo de la capital italiana fue campeón de Europa. La Roma estuvo cerca en 1984. El campeón de la península, que contaba con Toninho Cerezo y Falçao, eliminó al Gothenburg, CSKA de Sofía, Dínamo de Berlín Este y Dundee United de Escocia. Pasó todas esas rondas sin recibir goles en su estadio. De este modo calificó para la gran final, que ese año estaba establecido que se jugara en el Olímpico de Roma.

Como local en una final a cancha neutral, Roma arrancó perdiendo ante Liverpool con una desafortunada jugada en la que el arquero Tancredi quiso tomar con las manos un centro, no pudo retener la pelota y el despeje del defensor le pegó en la cabeza. La pelota terminó en los pies de Phil Neal, quien convirtió el 1-0.

Roma empató poco antes del final del primer tiempo con un cabezazo de Roberto Pruzzo, que en el segundo tiempo debió salir por una descompostura. Roma intentó desnivelar en lo que quedaba del partido, pero se quedó sin resto físico y se limitó a aguantar el empate. Después de todo, estaban en casa, y aguantar empates es una costumbre tan italiana como comer spaghetti (?)

Se produjo así la primera definición por penales en una final de Copa de Campeones. La estrella fue el arquero Bruce Grobbelaar, de Zimbabwe (el arriba firmante se resiste a escribir Zimbabue y preferiría que el país se siguiera llamando Rhodesia). El guardavallas africano resolvió bailar sobre la línea de gol sin mover los pies para distraer al ejecutante del cuarto tiro italiano, Graziani. El autor del gol que le dio la clasificación a la selección italiana en el grupo del Mundial ‘82 desvió su tiro y dejó el camino libre para el 4-2 que otorgó al Liverpool su cuarta copa.

Tampoco hay campeones europeos provenientes de Londres. El primero en jugar una final fue el Arsenal, en 2006. Los muchachos de Arsene Wenger lograron llegar esa instancia tras superar el grupo que incluía al Ajax, Thun de Suiza y el Sparta Praga. Luego eliminaron al Real Madrid (como de costumbre, en octavos), a Juventus y a Villarreal en semis, en aquel partido en el que Riquelme falló un penal y por lo tanto es un pecho frío (?)

En la final esperaba el Barcelona. Cabe mencionar que los catalanes ganaron su primera Copa en 1992, con lo cual estuvieron mucho tiempo en la nómina de San Lorenzo europeos. Arsenal sufrió la temprana expulsión del arquero Lehman por la ley del último recurso, y se vio obligado a jugar casi todo el partido con diez hombres. Lehman se convirtió así en el primer jugador expulsado en una final de Champions, y por lo tanto se le otorga aquí el título de Pedro Monzón Europeo. Pero, a pesar de que la jugada que llevó al foul del portero alemán terminó en gol, la ley de ventaja no fue aplicada y el partido continuó empatado.

Con la desventaja numérica, Arsenal logró ponerse en ventaja a través de un cabezazo de Sol Campbell, que no es una actriz de Montaña Rusa sino un zaguero londinense (?). A partir de ahí la prioridad fue aguantar el embate del Barcelona, aunque Thierry Henry tuvo algunas chances que no pudo concretar.

Pero el equipo de Rijkaard logró empatar gracias a Samuel Eto’o cuando faltaban quince minutos, en una jugada en la que pateó al primer palo con poco ángulo. Cuando era previsible que en el alargue los catalanes hicieran prevalecer el hombre de más, el gol de Belletti a los 80 hizo que no hiciera falta y consagró a Arsenal subcampeón de Europa.

Los bicampeones alemanes no tuvieron un fixture fácil en el camino hacia la final. Luego de eliminar al Viena en la primera ronda, en octavos se enfrentaron al campeón italiano, Torino, y se encontraron con una serie inusual. A pesar de haber ganado 2-1 en Turín, el Borussia encontró que los italianos iban a vender caro el polvo de la derrota (?), y si era necesario apelar a la violencia lo iban a hacer. De este modo, Torino se encontró con ocho jugadores cuando promediaba el segundo tiempo, y con el arquero entre los expulsados. Sin embargo, Borussia no pudo doblegarlos, y debió recurrir al resultado de la ida para pasar de ronda a pesar del empate en casa.

En cuartos esperaba el campeón de Bélgica, Brujas, que había dejado afuera al Real Madrid. En el partido de ida en Dusseldorf, los belgas se pusieron 2-0 durante el primer tiempo. El 2-2 final hizo que el Borussia tuviera que ir a jugar a Bélgica con la obligación de ganar o empatar por más de tres goles. El partido moría 0-0 cuando, a diez minutos del final, Wilfried Hannes convirtió el gol que los llevó a las semifinales.

Esperaba el Dínamo de Kiev, que había recibido un gol en toda la competencia. En la ida en Ucrania ganaron 1-0 los locales, sin embargo el resultado se pudo dar vuelta en el Rheinstadion, con el 2-0 que puso a los alemanes por primera y única vez en la final más importante del continente.

Se trataba de la cuarta edición consecutiva que tenía un equipo alemán en la final. El Bayern Munich había ganado las tres anteriores, antes de ser eliminado en cuartos de final de 1976/77. El rival del Borussia era el Liverpool, con lo cual la Orejona iba a tener un nuevo dueño de cualquier modo.

Liverpool llegaba a la gran final en Roma cuatro días después de haber perdido la final de la FA Cup contra el Manchester United. Sin embargo, estaba dispuesto a dominar el juego, y el Borussia sucumbió a la presión inglesa. Se fueron al descanso con un 1-0 para Liverpool, que pronto se convirtió en 1-1 gracias a un golazo de Simonsen. Era la oportunidad de ir adelante, y Borussia casi se pone en ventaja, pero una atajada heroica de Clemence a los pies de Stielike impidió el desnivel. Un cabezazo de Tommy Smith y un penal de Phil Neal sellaron la suerte del Borussia, y dieron inicio a seis años de dominio inglés en la Copa de Campeones.

No obstante el subcampeonato, los británicos no tenían intención de conquistar el mundo (?) y dejaron pasar la chance de jugar contra Boca la copa Intercontinental. Fue entonces el Borussia a la Bombonera, donde consiguió un 2-2 esperanzador en el partido de ida. Esto fue casi un año más tarde. Cinco meses después de la ida, se jugó la vuelta en Karlsruhe. Borussia llegaba en medio de la pretemporada, y el Toto Lorenzo, dirigiendo esta vez a Boca, aprovechó para poner un equipo que aprovechara la lentitud de los jugadores aún duros. De este modo Boca venció 3-0 y dejó al Borussia Monchengladbach (?) sin la frutilla de un postre que tampoco tenía.

Era una época de Champions League rechoncha, con una segunda fase de grupos que la hacía casi interminable. Era uno de los resultados de la expansión de la competencia. Algunos años antes la UEFA había tomado el ejemplo (?) de la Copa Libertadores de incluir a los subcampeones, y se había entusiasmado. De repente, varios países tenían cuatro clasificados a la Champions.

El Bayer Leverkusen se benefició con ese cambio. Estaba transitando una etapa de abundancia de subcampeonatos. Vale decir que, además de un San Lorenzo europeo, el Bayer es un Gimnasia alemán, debido a que nunca ganó la Bundesliga. De hecho, en el 2002 fue el primer finalista de la Champions que no había sido campeón de su país.

Antes de acceder a la Champions tuvieron que clasificar en la preChampions, donde vencieron sin problemas a Estrella Roja. Pasaron al grupo F, donde enfrentaron a Barcelona, Lyon y Fenerbahce. El segundo puesto en el grupo, atrás del Barcelona, les dio paso al siguiente grupo.

Compartieron esta nueva zona con La Coruña, Juventus y Arsenal. Se dio la curiosidad de que el Bayer perdió 4-0 con Juventus y 4-1 con Arsenal, sin embargo ambos equipos quedaron afuera y Bayer ganó el grupo por tener mejor diferencia de goles en los enfrentamientos con La Coruña.

Pasó así a enfrentar a Liverpool en cuartos y Manchester United en semis, donde pasó por goles de visitante. Llegó así a Glasgow, para la final contra el Real Madrid, que no sólo celebraba su centenario, sino que venía de eliminar al Barcelona en la semi.

El Real pegó primero a través de Raúl, pero en pocos minutos se produjo la recuperación del Bayer, con un cabezazo de Lúcio. Sin embargo, antes del final del primer tiempo el Real se puso otra vez en ventaja gracias a uno de los mejores goles de la historia de la Copa Europea, un pase de Roberto Carlos que Zidane remató de volea y, de paso, clavó en el ángulo:

El Bayer se lanzó al ataque en el segundo tiempo, pero el Real Madrid aguantó el resultado, aún cuando el arquero César tuvo que salir por lesión y ser reemplazado por el joven Iker Casillas. Así, el Real ganó la última de sus nueve Champions y el Bayer sumó un nuevo subcampeonato.



Ahhh, me entiende me tantea // Ahhh, se enciende coquetea se evapora

Adelantandonos cronológicamente, vamos a empezar por Estudiantes. Y sí, el equipo argentino era la gran esperanza de repetir la historia de 1978 y el 1986. Pero no, el “Pincha” no estuvo a la altura como para cumplir una más de las coincidencias (?), o por lo menos seguir en carrera.

La tarea era dífícil, sí; pero no imposible. Tenía que remontar un 0 – 1 como visitante frente a Internacional y a los 22 minutos del primer tiempo ya lo había resuelto. Leandro González marcó el primero luego de un gran pase de Verón y Enzo Pérez clavó el segundo en un ángulo de Abbondanzieri.

Hete aquí una de las grandes polémicas de la noche. En el momento en que el jugador de Estudiantes impacta la pelota, había otra dando vuelta en el campo del juego. Reglamentariamente Ruiz debió anular el gol y dar un bote (?) a tierra. A pesar de esta anomalía, era lógico que convalide el gol: complicada situación hubiese sido anularlo.

Minutos después se vivió el primer teaser (?) de lo que se venía para el final. D’Alessandro y Verón estuvieron muy cerca de irse a las manos y se intercambiaron un par de improperios. Decisión salomónica y amarilla para los dos. Estudiantes fue mucho más en los primeros 45 y justificaba su pase a semifinales.

Pero también Estudiantes se mostró al límite en lo físico. Así fue que Sabella decidió retrasar al equipo, tratar de manejar la pelota y salir de contra. Angeleri por Leandro González en el entretiempo para formar una línea de cinco atras y salir rápido por los costados. Y con el diario del viernes (?) todos decimos que se pudo haber equivocado, pero estuvo a minutos de coronar un gran semestre.

El Inter recién empezó a inquietar y encontrarle huecos al “Pincha” sobre el final del partido. Así fue como llegó el gol de Giuliano que provocó la eliminación de Estudiantes. Pero los grandes responsables no estuvieron en el campo de juego, sino atras del alambrado. En una actitud un tanto pelotuda, la parcialidad local decidió prender bengalitas para festejar “ser el mejor equipo argentino” (?). Y la historia reciente de nuestro país nos dice que si las bengalas se usan para festejar (?), puede terminar en una tragedia. Y así fue, en el área no se veía nada y el delantero brasileño (no es un detalle menor que estén vestidos de blanco) remató al gol.

Lo que sucedió al final del partido es algo difícil de explicar. Bah, no tanto. Un par de conceptos/nombres aislados pueden explicar el video que viene a continuación:

Brasil, equipo de Porto Alegre, Hit & Run, victoria como visitante, Estudiantes, mística, alfileres, Desábato, Abbondanzieri, arquero morocho y suplente llamado Lauro, otra vez Desábato, cagón… y el concepto más importante de todos: Copa Libertadores (?).


“esunsentimientonopuedoparar”

Bueno, Estudiantes se quedó afuera e Inter jugará la semifinal de la Copa frente a San Pablo que eliminó al otro gran favorito de la Libertadores: Cruzeiro. En el primer partido la victoria por 2 a 0 como visitante había encaminado la serie. Este miércoles, en el Morumbí volvió a repetir el resultado (goles de Hernanes y Dagoberto) y pasó a semifinales por un categórico 4 a 0 en la serie.


San Pablo = bengala de luces = semifinalistas // Estudiantes = humo = eliminación (?)

Otro semifinalista es Chivas de Guadalajara. Hace dos semanas dijimos que era raro el caso de los mexicanos. Entraron en la Copa por haber sido discriminados por gripe A en la edición pasada y lleva cuatro partidos jugados. Dos los ganó por 3 a 0 y dos los perdió por 2 a 0. Siendo los dos triunfos como local y el primer partido de la serie. Libertad, al igual que Vélez hace dos semanas, mereció golearlo por más de cinco goles a Chivas. Pero nuevamente, apoyados en los tres goles como locales, hicieron gala del más ferviente mourinismo (?) y avanzaron la serie. Los goles para los paraguayos los marcaron Roman y Maciel.


La casaca alternativa de Chivas es tan linda como la de Arsenal de Sarandí (?)

Los mexicanos enfrentarán a Universidad de Chile que volvió a cortar clavos con el culo (?) de local. Luego de vencer muy bien a Flamengo por 3 a 2 en el Maracaná, en Chile perdieron 2 a 1 y pasaron gracias al bendito gol de visitante. Wagner Love y Adriano marcaron los goles para el Fla y Montillo había empatado para los chilenos. Es de destacar el partido que hizo el “gordo” (?) Adriano. Con más de 100 kilos en su haber, se elevó de una manera magnífica para tirar una chilena en el gol de Love; y luego volvió loca a toda la defensa chilena, marcando el segundo gol.

Mística de humo

Marcos Vázquez 0

Muchas veces el humo sirve para inflar a un equipo. Esta vez el humo dejó afuera a Estudiantes de la Copa Libertadores y ya no hay más equipos argentinos en la competencia. Aquí un repaso por los partidos de vuelta de los cuartos de final y un saludo hasta después del Mundial (?).

Se disputarán después del Mundial


Los 47 goles de Messi

videos 4

Sin dudas la temporada 2009/10 será inolvidable para Lionel Messi. Hete aquí un repaso por los 47 goles que convirtió en el Barcelona en el lapso de un año futbolístico.


Oscarusos LXXVIII

cristian 262

Nueva edición de los premios más desprestigiosos (?) de la TV (?) argentina. Esta ocasión llega con los entretelones de los últimos partidos importantes a nivel global, mientras nos preparamos para la llegada de un Mundial lleno de humo.


Con el fin de la temporada, llega también a su término, pero con bonus track, el repaso de la tabla de abajo.

Lo que dejó la temporada

Los últimos lugares de la tabla de promedios quedaron así:

Puede destacarse que finalmente Chacarita terminó abajo de Atlético Tucumán, al contrario de lo que ocurría durante la mayor parte del año. Pero eso es lo que pasa cuando un equipo pierde 44 partidos seguidos sobre el final.

También se puede ver que River, gracias a su levantada tardía, quedó afuera de los ocho últimos de los promedios. Pero no por mucho tiempo, como se verá en un momento.

El futuro es casi el presente

La temporada 2010/11, si es que el sistema de promedios se mantiene, y si Gimnasia y Central ganan sus respectivas promociones, arranca de la siguiente manera:

La última columna de la tabla indica la diferencia de puntaje respecto del promedio inicial de la temporada pasada. O sea, son los puntos que ganaron o perdieron durante 2009/10, una vez descontada la temporada 2007/08. O sea, Lanús mejoró su promedio porque tiene cuatro puntos más que en agosto, mientras que San Lorenzo tiene doce unidades menos. Esto se aplica a todos menos a Godoy Cruz, que ascendió en 2008 y por lo tanto divide por 114 por primera vez en la próxima temporada.

El fantasma del promedio

El sistema de promedios se empezó a usar en la temporada 1983, luego de haber sido anunciado antes del inicio de 1982, coincidiendo conspicuamente con el descenso de San Lorenzo en 1981. En esa primera temporada sólo se tomaron en cuenta los dos años transcurridos desde el anuncio. A partir de 1984, el promedio usa las últimas tres temporadas.

En el primer campeonato se pudo ver el efecto de los promedios. Los últimos de la tabla, River y Racing de Córdoba, no se fueron a la B, como hubiera ocurrido antes. En su lugar, perdieron la categoría Nueva Chicago y Racing de Avellaneda.

Desde entonces, se produjeron 53 descensos directos (el número impar obedece a que no se toma en cuenta a Huracán en 1986, que bajó por una forma de promoción). De los equipos que se fueron de la categoría, 33 se hubieran ido igual si descendían los dos últimos de la tabla de la temporada. 20, en cambio, se salvaron a costa de otro.

(Por supuesto, esto supone que los resultados con o sin promedios hubieran sido los mismos, algo que no se desprende de la realidad. Pero es un simple ejercicio, no un estudio candidato a ser publicado en Nature.)

En los años desde 1983, se han producido las siguientes discrepancias entre los últimos lugares de la tabla regular (siempre la de la temporada completa) y la de los promedios:

Puede verse que, en más de un caso, un equipo que se salvó gracias a los promedios después se terminó yendo gracias a los puntos de esa temporada en la que no bajó. Deportivo Español, por ejemplo, se quedó varias veces cuando normalmente (?) se hubiera ido, pero la última vez el promedio lo condenó en la temporada siguiente, en la que había mejorado su campaña y no había estado entre los dos peores.

Las siguientes tablas resumen cuántas veces cada equipo se salvó por promedios, y cuántas veces cada equipo descendió gracias a los promedios.

A punto de caer: edición final

nicolas 0

Queda a consideración de los lectores dilucidar (?) si los que se salvaron son más grandes que los que se fueron.


Promoción otoño/invierno 2010: te doy un gol y te robo dos (?)

Ernesto 646

All Boys igualó 1 a 1 con Central en Floresta en el partido de ida de la Promoción. Los goles fueron de Matos en el PT y Burdisso sobre el final. El local fue superior y pudo haber concretado más chances, pero Abal no cobró un claro penal y anuló un gol legítimo del Albo.



PREVIA

Nacional ganó el Apertura uruguayo mostrando un gran juego de la mano de “Matute” Morales y Nicolás Lodeiro. Pero el juvenil uruguayo se fue al Ajax y el “Bolso” perdió ese nivel, además de resignar puntos claves en la lucha por la tabla anual del fútbol charrúa.

Para el 2010, Peñarol trajo a Diego Aguirre, que venía de dirigir a la sub20, y dio un vuelco a su reciente historia. Ganó el Clausura de punta a punta, triunfando en 14 partidos y sólo empatando frente a Nacional (0 a 0). Esto le valió quedarse con la tabla anual y tener una chance más de definir el uruguayo.

El miércoles pasado en el Estadio Centenario se tenía que definir entre el ganador del Apertura y el Clasura quién jugaría la final del uruguayo frente al ganador de la tabla anual (Peñarol). En el caso que el vencedor sea el aurinegro, el título era automáticamente para ellos. Pero Nacional, que venía golpeado por un regular semestre y una eliminación catastrófica en la Libertadores (serie de 1-6 vs Cruzeiro), se repuso y ganó 2 a 0 con goles de Santiago “Morro” García.

Esto hizo que la definición quede mano a mano, a definirse en partidos de ida y vuelta pero en estadio neutral (?). El primero fue el sábado y lo ganó Peñarol 1 a 0 con gol de Antonio Pacheco. Ahora, con apenas un empate este martes, los dirigidos por Diego Aguirre volverán a ser campeón después de siete años.

En cambio, Nacional deberá ganar por más de dos goles si quiere ser campeón sin recurrir a la definción por penales. Solamente en el caso de una victoria del “Bolso” por un gol se llegaría a la instancia de alargue y desempate desde los once pasos.

Como condimento extra, luego del partido del miércoles último hubo algunos incidentes en la tribuna Olímpica, platea que comparten ambas parcialidades. Entonces en el partido del sábado hubo un pulmón dividiendo a los hinchas, pero a la gente se le olvidó ir a la cancha (?). Sumado a esos incidentes, también hubo un paro de transporte que paralizó a Montevideo. ¿Motivos del paro? Los micros que se rompieron después del partido del miércoles 12 de mayo. Para este martes también iba a haber un paro, pero se levantó. Eso sí, un día de semana en horario de jornada laboral… hay que ver como reacciona la concurrencia.

PROBABLES FORMACIONES

Peñarol: Sebastián Sosa, Emiliano Albín, Matías Aguirregaray, Alejandro González, Guillermo Rodríguez y Darío Rodríguez; Sergio Orteman, Egidio Arévalo Ríos y Gastón Ramírez; Antonio Pacheco y Alejandro Martinuccio. DT: Diego Aguirre.

Nacional: Rodrigo Muñoz, Gustavo Varela, Alejandro Lembo, Sebastián Coates, Christian Núñez, Oscar Javier Morales, Raúl Ferro, Alvaro González, Angel Morales, Mario Regueiro y Santiago García. DT: Eduardo Acevedo

Goles:
34′ A. Lembo (N), 67′ Aguirregaray (P)
Expulsados: 80′ Ramírez (P), 87′ Blanco (N)

Bo – tón (?): Darío Ubriaco.
Estadio: Centenario.
Hora: 16.00.

PARTIDO

Ante menos concurrencia de la que merece un clásico de esta magnitud, Nacional y Peñarol jugaron la finalísima del futbol uruguayo. Los aurinegros llevaban la ventaja de haber ganado por 1 a 0 el primer partido y solo con el empate conseguían el objetivo. Y así fue. Los dos más grandes del fútbol uruguayo empataron en un partido mal jugado pero emotivo hasta el final y Peñarol volvió a ser campeón en su tierra luego de siete años de sequía.

A la hora de analizar el partido, hay que decir que Nacional fue más. Fue más hoy y fue más en el global en los tres partidos en los que se enfrentó con Peñarol en los últimos 6 días. Pero el fútbol no es merecimiento y Peñarol fue más vivo. Luego de perder por 2 a 0 el miércoles pasado, supo armar un planteo para explotar los errores del “Bolso” y no salir a buscarlo a cambiar “golpe por golpe”

Y le salió bien a Aguirre, porque el resultado así lo indica. Porque si hubiesen perdido, otra sería la historia y el analisis. En el partido de esta tarde, Peñarol empezó más firme, pero fue el “Bolso” el que se puso en ventaja por intermedio de Alejandro Lembo.

Y cuando mejor estaba parado en el partido y merecía ponerse 2 a 0 para sellar la serie, apareció un error increíble de la última línea de Nacional y Aguirregaray marcó el empate.

En los últimos minutos, el “Bolso” inclinó la cancha, pero no pudo. Travesaños, palos y malas definiciones fueron parte del menú final para Nacional. Peñarol se consagró campeón, sufriendo mucho más de lo que parecía hace unas semanas atras cuando en el Clausura habían ganado 14 sobre 15 partidos.

Peñarol campeón después de 7 años

La Redó! 0

Luego de siete años, Peñarol volvió a gritar CAMPEÓN en el fútbol uruguayo. En el día de hoy empataron 1 a 1, pero en el global los “Manyas” vencieron 2 a 1. Abrió la cuenta Lembo para el “Bolso” y empató Aguirregaray para el nuevo campeón del fútbol uruguayo.

¿Tenés twitter? ¡No seas puto y seguinos!


Goles de Argentinos Juniors Campeón

videos 4

De la mano del “Bichi” Borghi Argentinos Juniors se consagró campeón del Clausura 2010. Aquí un repaso de algunos de los goles en las 19 fechas del torneo.