gazza.jpg

Las crónicas de Gazza

floyd 155

El buen blog que es la vida en domingo, publicó hace unas semanas un post sobre diferentes anécdotas de Paul Gascoigne, algunas muy graciosas por cierto.

Como resulta que ese sitio las había sacado de otro, que a su vez las había copypasteado de otro foro, me pareció bien traerlas ante la gente de LR!, que hicimos de Gazza un ícono y referente del blog, a veces centrando nuestra idolatría más en la personalidad del inglés, a esta altura casi legendaria:

1. Una hora después de jugar un partido con Inglaterra, se reunió con sus amigos Danny Baker y Chris Evans en un pub de Hampstead. Nada raro, salvo que todavía iba vestido completamente de futbolista. Incluso calzaba botas.

2. Cuando se le preguntó por su nacionalidad, antes de someterle a una operación, le dijo a la enfermera: “Iglesia de Inglaterra”.

3. En un viaje a Londres, saltó de su automóvil para pedirle a un obrero que le dejase un ratito su taladro neumático. Después de recibir luz verde, como no, machacó felizmente el pavimento para diversión propia y de los transeuntes.

4. Durante su primer encuentro con el presidente del Lazio para discutir su traspaso al club italiano, costó una millonada por cierto, se apresuró a decirle al prestigioso caballero que le recordaba horrores a Bud Abbott.

5. Los responsables de la cobertura televisiva de Italia 90 tuvieron una espléndida idea. Decidieron acompañar las imágenes de las alineaciones con una pequeña filmación de cada jugador diciendo su propio nombre. El genio de Gazza le llevó a subvertir el proceso, en lugar de su nombre dijo “puto gilipollas”. La BBC tuvo que usar la payasada durante todo el torneo.

6. Le reservó una serie de sesiones en el solarium a su compañero de equipo en el Newcastle Tony Cunningham. Este por supuesto, era negro.

7. Los pross jugaban contra Noruega. Los periodistas nórdicos le preguntan a Gazza si tiene algún mensaje para sus próximos rivales y de inmediato responde, “Sí. Que os jodan Noruega”. Luego huyó riéndose.

8. Bobby Robson le dijo en un entrenamiento que era “tonto como un cepillo”. A la mañana siguiente apareció con un cepillo asomando de su calcetín.

9. Jugando en Roma, se le preguntó acerca del juego del Lazio. La respuesta de Gazza fue elocuente, un entusiasta eructo al micrófono de la televisión. Le multaron, obviamente.

10. En una ocasión, decidió que sería una gran idea ponerse un montón de extensiones en el pelo. Como parecía un imbecil se las quitó al día siguiente.

11. Después de pagarle a su ex-mujer Sheryl un par de implantes de tetas, le envió flores al hospital tras la operación. La nota decía, “para Dolly Parton”.

12. Se sube a uno de esos buses dobles en Picadilly Circus y le pide al conductor si le deja conducirlo un rato. Este accede, es Gazza, y todos los pasajeros se explonen a un choque mortal. Eso si, en medio de un gran alborozo.

13. Mandó una rosa al vestuario del Wimbledon para Vinnie Jones, después del infame estrujamiento de huevos al que le sometió el hombre duro del fútbol inglés. Vinnie le mandó una escobilla de baño a cambio.

14. Le consiguió una cita a uno de sus mejores amigos, Jimmy, con una bonita chica. Gazza sabía de sobra, que esta era en realidad un travesti.

15. Y para finalizar, una de árbitros. En una ocasión le olisqueó el sobaco a un trencilla mientras el de negro estaba levantando el brazo para marcar un tiro libre.


polo.jpg

En el Polo no pasan estas cosas

invitado 125

Hacer un post sobre el Polo sin mencionar a JRR va a ser difícil (?), pero lo intentaremos, tampoco vamos a hablar de caballos, porque para eso está el post de la Fecha (?) y el del Ascenso (?). Simplemente intentaremos contar lo bueno, a efectos de reivindicar al futbolista y saber que actitudes como esta, también son parte de hinchas y del fútbol en general, simplemente que los pocos que le hacen mal a este juego, hacen mucho mas ruido que los que le hacen bien y como en todos los ámbitos de la vida son los que conducen, pero nosotros somos mas, ¡y venceremos! (?)

En este caso particular hablaremos de Jorge “Polo” Quinteros quien a través de una obra benéfica, cumple con una elogiable inquietud que ayuda mucho a los pibes de su barrio.

Resulta que desde mayo del 2001, el Polo está al frente de un comedor infantil donde un centenar de niños del barrio Santa Catalina de San Fernando, van a almorzar y merendar de lunes a sábados.

El mismo Polo relata la historia de cómo surgió esta idea:

- Había vuelto de España, estaba en San Lorenzo y un día, tomando mate con mi señora, nos pusimos a hablar de la necesidad de ayudar a quienes necesitan una mano en estos tiempos tan difíciles que nos toca vivir. Ahí surgió todo. Creo que el nacimiento de mi nena, hace dos años y medio fue fundamental, me hizo ver las cosas de otro modo. Como todo padre, si a ella le falta algo haría cualquier cosa, por eso pensando en los que tienen problemas, me decidí a encarar esto. El comedor se llama “Catalina”, un poco por el nombre del barrio (Santa Catalina, en San Fernando) y también por que ése es el nombre de mi hija. .

El comedor Catalina, no solo consta de su ayuda en aportes económicos, sino que me han contado y de muy buenas fuentes que él personalmente, muchas veces se pasea por las casas de los barrios aledaños, cada vez que alguien ofrece vestimenta en desuso y otros artículos para donar a los más pobres.

Cuando hacemos referencia a lo monetario, es claro que el hombre que alguna vez tuvo el inmenso gusto (?) de surtirlo a De Bruno, no pudo levantar todo él solo, por lo que también cuenta como surgió todo:

El lugar lo armamos en principio gracias a un partido a beneficio que organicé. Con el dinero que juntamos compré una especie de casilla y construimos la cocina. Es un sitio humilde, sin ningún lujo, pero cumple con el objetivo que perseguimos. Y a propósito de aquel partido, lo recuerdo especialmente parque encontré un apoyo bárbaro de las jugadores que invité En ese momento peleábamos el campeonato San Lorenzo y River, y en uno de los equipos, por ejemplo, los delanteros fueron Romeo y Saviola. El mensaje fue muy lindo. Nada de rivalidad, Todos dejaron de lado las cuestiones ligadas al fútbol profesional y nos dieron una mano importante a las pibes y a mí.

El Polo Quinteros anotó un total de 62 goles en 158 partidos en Argentinos Juniors, ya sea en cotejos por Primera División y Nacional B. En el Bicho cumplió cuatro etapas (1993-1997, 1998-1999, 2003-2004 y la última). Además actuó en Padova de Italia (Serie B), entre 1997 y 1998, y el Mallorca español (1999-2000).

Luego recaló en San Lorenzo (2000-2001), donde se consagro campeón del Clausura 2001 con el chileno Manuel Pellegrini como entrenador. También vistió los colores de Chacarita Juniors (2001-2002) y Talleres (2002-2003). En Chile jugó para Universidad Católica entre el 2004 y el 2006. En la UC se ganó el cariño de la gente por sus goles importantes, llegando a transformarse en un símbolo del club. Fue semifinalista de la Copa Sudamericana 2005 (eliminado por Boca Jrs.) y campeón del Clausura del mismo año en una campaña histórica, donde anotó el gol del título en una definición por penales frente a Universidad de Chile.

[Enviado por Dwight Pezzarossi]


roble1.JPG

Propuesta (?)

Pep 162

“No se metan con mi primo, putos” (?) [© del mote “roble” propiedad de Toto (?)]

He visto a Theiler. He visto a Balbis. He visto a Oldrá. He visto a Juan Amador Sánchez. También he visto a Cocca, al Cabo Sarabia y Talamonti. Incluso he visto a Karabín, Craiyacich y hasta a Díaz de Borbón (?). He visto muchos perros más. Pero creo que jamás he visto algo tan malo como Gustavo Cabral jugando de defensor central en River.

Digo yo, para ir comenzando a solucionar males de River, y hacerle al mismo tiempo un favor al fútbol argentino y a los ojos del público futbolero: ¿no podrá tramitársele al Sargento Cabral -que como todos saben pasó a la historia por ser un muerto (?)- un turno con el Dr. Seveso para que le brinde todo su saber y conocimiento?. Total, la motosierra ya la tiene en su quirófano (?)


hacking.JPG

Justicia marroquí

pastor 74

Parece que a un flaco no le pareció justo el arbitraje contra el equipo Marroquí y decidió manifestar su ira con la pagina de la Copa Africana de Naciones.

Te bancamos, como al hacker de LR! que prometió volver pero parece que se olvidó (?).


La fluctuación del puntaje en el 25

invitado 267

En este último tiempo, gracias a mi hermano de 12 años he vuelto a acercarme a un juego que desde hacía mucho tiempo no jugaba, el 25. Para quienes no lo conocen hago una brevísima y poco detallada descripción reglamentaria:

- Se necesitan por lo menos 3 jugadores, se definirá a uno de ellos como arquero y los restantes participantes deberán utilizar todo tipo de combinaciones de jugadas colectivas para intentar llegar a sumar 25 puntos compuestos de goles que, según su constitución, tendrán diferentes valores, a saber, un gol de cabeza puede valer 5, 10, uno de rabona 5 o uno de taco 7, eso se define entre los participantes.

- No se podrá tocar la pelota con la mano, solo se podrá tocar la misma mas de una vez si esta no toca el piso, lo cual favorece a los jugadores malabaristas en el traslado.

- Los disparos hacia el arco tendrán como destino el mismo o alguna de sus componentes ubicadas dentro de los límites del campo de juego, de otra forma se penalizará al infractor haciéndolo ocupar el puesto de arquero.

Esto podría llevarnos, a quienes honran el puesto como yo, a quizá cuestionar el real castigo de ir al arco, pero prefiero suponerlo como el único puesto diferente y consecuentemente apto para diferenciar a los participantes.

El juego también suele apelar a la honra, moral y compromiso si se quiere de los integrantes con una regla denominada “buchón va al arco”, esto es, si el arquero (que hace las veces de árbitro) no viese alguna infracción y uno de los jugadores se la hiciera notar, automáticamente, al grito de “buchón va al arco” se lo castiga.

Puede malentenderse esta última como el caso de quién que es espectador de un delito y en consecuencia prefiere mira hacia otro lado, prefiero pensar que no se esta fomentando esta actitud. Según el nivel de compañerismo de las componentes puede aplicarse o no, esto ya entra de las reglas “alternativas” como por ejemplo: de 15 a 20 vale quemar, por arriba salva, morfón va al arco.

Es deseable que los goles lleguen luego de una combinación de jugadas aéreas puesto que el hecho de patear directo al arco, si así se hubiere pactado, suma de a un punto, lo que hace el juego extenso y visualmente aburrido.

Yendo estrictamente al punto que titula este relato me centraré en el puntaje. Es sabido que la asignación de puntaje de un gol responde directamente a la belleza con la que el mismo fue concebido.

Es por esto que un gol de cabeza no vale lo mismo que un gol de parada de pechito y tijera, la trivialidad del primero lo ubica en una menor escala.

En cuanto a la asignación de valores es un tema totalmente subjetivo, debe pactarse antes del comienzo del juego pero hay, creo yo, dos corrientes, la moderna y la tradicional. En mi opinión los de mas de 21 pertenecemos a la corriente tradicional, y los de menos a la moderna.

La principal diferencia entre ambas es la visión a la hora de valorar un gol. Me parece que en esto mucho tiene que ver la televisión, los compilados de goles de los canales deportivos y por sobretodo las publicidades de ropa deportiva.

Un tradicionalista puede ver con buenos ojos un gol que incluye un centro, una peinada y una volea, asignándole hasta 15 puntos al mismo siendo que uno de la corriente moderna solo asignaría tal valor a un gol que incluya una levantada de balón con pisada, taco del otro pie, rodilla, pase de taco y definición de hombro. Es más que claro la diferencia entre uno y otro, los tradicionalistas valoran mas un gol que sea posible realizar dentro de un partido y los modernos se juegan mas a la espectacularidad de un tanto que quizá en otro contexto, como sea un simple picado, se convertiría en irrealizable.

En cuanto a la devaluación del puntaje asignado a cada tanto me permito hacer la siguiente tabla comparativa, a fines de demostrar lo que intento expresar:

Tradicional Moderna
Cabeza 10 5
Rabona 5 3
Taco 7 3
Chilena 25 25
Escorpión - 15

Es más que clara la diferencia, destacando dos valores, ambas corrientes estimulan y premian los goles de chilena y los chicos de ahora incluyen una variedad de gol casi desconocida.

Se valora también, a igual puntaje, el gol marcado desde detrás de cierto límite previamente acordado, asignándole a este el mínimo valor. Se penaliza la torpeza del arquero dándole al gol en contra un puntaje de 2. Cada jueguito, si es que la pelota termina dentro del arco, vale por 1. La combinación de cualquiera de las jugadas de la tabla llevará a la suma de estos valores.

Finalmente lo que ha cambiado, a mi entender, es la pena final. Si hace algunos años (recuerden que tengo 27 y no hace mucho) uno acababa con 25 puntos en su arco recibía un castigo que iba desde una simple pero efectiva patada en el trasero hasta el nunca aceptado caminito chino, que consistía en crear una especie de túnel y el derrotado pasaba por ahí recibiendo toda clase de represalias (patadas, escupitajos, etc.).

Hoy día, si bien la violencia en el fútbol es mayor, se suele recurrir para aplicar como pena a una simple patada que no merece preciarse de tal ya que es una simple tocada de cola que no hace mas que quitarle adrenalina al juego cuando uno esta en el arco y tiene 20 puntos adentro. La inminencia del castigo aceleraba la sangre.

Es un pensamiento mío no recurrir a la gastada frase “todo tiempo pasado fue mejor” pero creo que las nuevas generaciones deberían rescatar ciertos valores. No me refiero al castigo final, si bien antes era mas de hombre y agregaba ese no se que hacia que uno defendiera el arco como la propia dignidad. Apunto mas a que es real que ahora se ven jugadas más vistosas, pero para un simple pibe de barrio era más fácil imitar buenos cabezazos que algunas de las jugadas de Henry o Ronaldinho en publicidades.

Rescatemos el valor del gol de taco de un buen frentazo al ángulo o una tijera en caída. Es la humilde opinión de alguien que gusta del fútbol y de las diferentes aplicaciones lúdicas que se le puede otorgar a una simple pelota.

[enviado por Mc Bain]


El negociador (?)

ruizist_bot 216

Huracán está aprovechando su veranito y fue invitado a jugar un torneo a Colombia, tierra de… de… bue, tierra (?). Pero pocos conocen que el verdadero motor detrás de esta dura travesía (?) quemera es una operación conjunta entre los gobiernos de Colombia y Argentina.

El líder de la misión no es otro que el Chipi Barijho, que camuflado al más puro estilo Rambo, tiene la orden de internarse en la selva, combatir contra los guerrilleros de las FARC y rescatar a cuanto secuestrado pueda. Allí donde el Pingüino falló, el Mono triunfará (?)

Imagino la portada de Le Figaro al día siguiente. El Tony posando con la cabellera ensangrantada de un guerrillero en una mano y la Betancourt en la otra, y a pie de página la declaración: “Yo nací en la Villa 21 de Barracas, a estos giles de la selva colombiana me los garcho con la pija muerta” (?)

[inspirado en un post del foro partidario Patria Quemera]


jueguitos1.jpg

Me acuerdo…

floyd 183

El otro día estaba pensando, como se acercan unas mini vacaciones para mí, en todas las cosas para hacer que tenía. Una de ellas era instalarme el Football Manager, que lo tengo descargado hace meses y todavía ni lo pude jugar…

Eso me llevó a pensar y rememorar cuando en mi vida el único tema importante era redondo y de cuero, se pateaba, o en su defecto se observaba y disfrutaba con pasión, e inclusive se soñaba con ser parte de él a través de los jueguitos, obviamente estoy hablando de fútbol.

Seguí pensando (parece que andaba con tiempo) y reflexioné cuál es el primer recuerdo que tengo del fútbol. Después de un exhaustivo analisis (?), llegué a la conclusión de que el más corpóreo y detallado es cuando Newell´s salió campeón en el 88′, yo tenía 5 años, y mi viejo me hizo entrar a la cancha en el partido contra Independiente, a sacarme fotos con los jugadores (todavía tengo colgado un cuadro junto a Balbo y Martino).

En realidad debe haber más, inclusive mi vieja siempre dijo que mis primeras patadas en su panza fueron en una cancha… aunque haya sido el Gigante de Arroyito, o mi viejó me contó cuando me llevaba a la pensión de Newell´s y yo le comía la comida a los jugadores, que eran los desconocidos Batistuta y Sensini o posteriormente Gamboa y Berizzo, entre otros.

La cosa es que después vino este excelente post, como también este, que me siguieron generando muchas evocaciones, como por ejemplo acordarme que hasta las 6 o 7 años no me iba el fútbol ni ahí, que para lo único que había servido toda la influencia de los 90′ bielsisticos era para que yo dijera que era hincha de Newell´s, pero seguía a full haciendo pelear a He-Man contra Skeletor y a Leono con Mun-Ra.

Por esa razón estoy convencido que al fútbol se lo quiere jugando, porque fue cuando empezé a ir los fines de semana a la casa de mi abuela, en Arroyo Seco, y que me hice amigo de los pibes de la cuadra, cuando empecé a despuntar el vicio de la pelota (muy mal lamentablemente), y me empezó a gustar el fútbol.

Hasta entonces, era el eterno último elegido en los pan y queso, tenía 0 participación en los partidos de colegio que se jugaban de 25 contra 25 apróx. Pero en Arroyo se dio algo raro, porque resulta que en la cuadra eramos 6 chicos, por un lado yo y otros dos de 10 años (por ejemplo), uno de 8 y otros dos de 7, de los cuales solo uno de esos 3 mayores la rompía verdaderamente y los otros dos eramos unos muertos. Entonces siempre había ya formado dos equipos, el del mayor que era crack, con los dos pendejitos de 7 (uno era mi hermano), contra el de 8 y los dos grandulones picapiedras que quedábamos.

El duelo se llamaba “Pendex contra Jovatos” y eran a muerte en la vereda, llena de cesped en ese momento. Y si bien después nos trasladamos a la plaza, los equipos siempre eran los mismos sábado tras sábado, y aunque casi siempre perdíamos, y casi siempre terminaba a las piñas (y cobrando), la ilusión durante toda la semana en Rosario era que ese finde por fin ibamos a ganar.

Años después dejé de ir tan seguido a Arroyo como antes, y todo eso se fue perdiendo un poco, aunque seguía jugando por medio de “Canchita”, que era un patio del Colegio al cual iba, lleno de baldosas en punta, pero que una vez por semana le tocaba a tu curso y era lo más. Igualmente apareció un nuevo vicio en mi vida, la computadora (aunque primero fueron el Family y la Sega), y de la mano de ella los primeros FIFA de EA Sports, o el International Super Star Soccer, y el mejor y más querido de todos los juegos de mi generación: el PC Fútbol.

Con el FIFA la cosa era más solitaria, jugaba con un montón de equipos, e inclusive hasta me ponía a armar la liga argentina modificando todos los clubes… y obvio que la estrella de Newell´s tenía mi nombre y apellido.

Volviendo al PC Fútbol, que fue cuando pasé de enfermo de mi equipo, a ser un enfermo del fútbol en general, con horas y horas jugandolo junto a dos o tres amigos, noches de verano enteras, peleas incluidas, gozes variados y broncas mayores, porque siempre me acuerdo que el 6.0 europeo (el que más jugué), tenía la puta costumbre de finalizar los duelos entre dos usuarios empatados 0-0… pero cuando había triunfo de alguno era insoportablemente real el festejo…

En fin, ¿en qué estaba? Ah! si, que ahora vienen las vacaciones y me voy a instalar el Manager, en donde más allá de la edad, obligaciones y otros pensamientos, voy a volver con la ilusión de siempre a tomar las riendas de un equipo pedorro, intentar sacarlo a flote, me va a ir mal, entonces cuando se abra el mercado de pases me voy a meter tramposamente en dos o tres equipos millonarios, hacer que me compren dos o tres jugadores pedorros por millonadas, como así también comprarle yo a sus figuras por dos mangos… y arrasar en la segunda parte del torneo… porque recién ahí comprobaré, que tanto la escencia de mi niñez como la del fútbol… siguen intactas.


Gattuso navideño

La Redó! 78

Hacemos extensivo el alzamiento de copas (?) del amigo Gennaro a todos los lectores y comentaristas de LR!. La semana próxima se viene el anuario de posts, comentarios y hechos destacados y/o barriletes de 2007, así que pueden ir votando desde ahora.

Mientras tanto, admin les envía un afectuoso saludo (?)

Nota: promoción no válida para México y estados saltamuros asociados (?)


La 14

murdock 201

El número “14″ tiene personalidad propia en el fútbol, probablemente porque cuando estamos hablando del deporte de la globa y mencionamos dicho número par, el primer jugador que se nos viene a la cabeza es Johan Cruyff. Es que el tulipán fue el máximo exponente de ese número y uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol (el mejor de la historia de su país ya es).

Este post va a hablar de tres casos puntuales, de tres personajes que vistieron distintas camisetas con mencionada dorsal. Haré caso omiso de Diego Pablo Simeone, “el 14 de moda” porque, en la Selección y en el Atlético, por ejemplo, supo usar la “8″. Y después le tomó el gustito al “número borracho”.

  • Johan Cruyff:
  • Jugador emblema del Ajax, del Barcelona y de la Naranja Mecánica. En los 70s, luego del retiro de Pelé, fue el mejor jugador del mundo hasta la aparición de Diego Armando (y que me lo venga a negar el pelotudo de Quique Felman). Johan, deslumbró al mundo con su fútbol en los títulos que conquistó con el Ajax, en 1972 ganó todo lo que había por jugarse con el equipo de Amsterdam: Copa de Europa (sí, la Champions), Copa Intercontinental, Eredivisie (la liga) y Copa de los Países Bajos, un verdadero animal voraz. Además, fue el máximo anotador de la Eredivisie en ese año, marcó 25 pepas.

    Lamentablemente, para los que nos gusta el fútbol bien jugado, el Flaco jugó unicamente un Mundial. Que, como todos sabemos, fue el de Alemania ‘74. En dicha competencia, Cruyff y Holanda mostraron el “fútbol total”, dirigidos por el gran Rinus Michels. Holanda llegó a la final y era favorita a dar con el título pero se toparon con los alemanes y el gran Kaiser Beckenbauer y perdieron la chance de campeonar. Sin embargo, es unánime el recuerdo justo para con ese equipo que es el más recordado de ese Mundial pese a no haber ganado (”campeones morales”, que se le dice) y es algo lógico, ya que fue un equipazo comparable al Brasil del ‘70 orquestado por Mario Zagallo.

    Cruyff se caracteriza por tener una personalidad muy fuerte y hasta podríamos decir, rebelde. Se negó a ir al Real Madrid (en tiempos del dictador Franco) y se fue al Barcelona (nada menos), porque era el club por el que tenía simpatía de pequeño. En Catalunya siguió descollando y devolvió al equipo blaugrana a la notoriedad (venían como el ojete hasta su llegada).

    Se podría considerar al hombre como alguien “de izquierda” tanto por sus convicciones futbolísticas (cercanas a las de otro “flaco”, César L. Menotti, que es el zurdaje futbolero) como políticas: se negó a ir al Mundial del ‘78 celebrado en nuestro país, por la dictadura (una decisión totalmente respetable).

    Por lo tanto, Cruyff es un “14″ inigualable, un tipo que provoca pasión, inquietud, ya que no sólo triunfó con los pantalones cortos, sino también con el buzo de DT, en el Barcelona dirigió a uno de los mejores equipos de los últimos 20 años.

  • Ariel Garcé:
  • Sabiendo de su gusto por el rock, si fuera delantero y con pólvora on fire, la mejor forma de definirlo sería “Rockandgol”, como aquél programa radial que conducía Gonzalo Bonadeo. Pero como no es delantero y tampoco mete goles (tiene muy pocos, uno le hizo al Palmeiras por la Mercosur, jugando para River), otra forma para definirlo sería “Hard rock chino”, conociendo su rudeza en la marca. El Chino Garcé achura que da gusto, en la Semifinal de la Copa Libertadores 2004 contra Boca, dejó varios taponazos para el recuerdo.

    Mientras finalizaba el vaciamiento estatal que comandaba el Turco, en el año ‘99, Ariel Hernán debutó como marcador central. Luego, fue alternando en la titularidad hasta la vuelta de Ramón Díaz en el 2001. El riojano lo mandó al costado derecho (como stopper) y en el River campeón del Clausura 2002, Garcé se caracterizó por su ida y vuelta por el carril derecho. Y realmente no defraudó. Es más, su ida al Morelia se sintió porque River no le supo encontrar reemplazante. Recién Ferrari pudo hacer olvidar el sacrificio del Chino. Antes pasaron sin pena y sin gloria jugadores como Martín del Campo, Jersson González, entre otros. Quizás, el otro que se acopló bien al lateral derecho fue el uruguayo Diogo, pero tuvo un paso muy fugaz por Nuñez -apenas 6 meses, Paco la concha de tu madre (?)-.

    Posterior a su paso por La Banda, el oriundo de Tandil fue más noticia por hechos ajenos al fútbol. Es tan conocida su afición por el rock local que, una vez en “Mar de Fondo”, se animó a cantar.

    Creo que el “Chino” es el ejemplo del jugador más cercano a nosotros, porque no tiene un gran talento pero a eso lo compensa con su gran sacrificio, su garra.

    Si no lo conocés, te recomiendo hacerte ortear
    por el 2 del Ñuls de Bielsa.

  • Andy Johnson:
  • Su nombre original, en Japón, es Jun Misugi. En otros lares también es conocido como Julian Ross, pero ninguno de esos nombres es tan grosso como por el cual es conocido en Latinoamérica. Llamado el “Emperador del Campo”, regó con sangre las canchas en los campeonatos Intercolegiales. Figura indiscutible del Colegio Alemán, Andy pintaba para crack, ya que tenía más talento y pegada que Idetoshi Nakata, pero una dolencia cardíaca puso en duda su futuro como jugador de balompié. Finalmente -previo pedido a su doctor- pudo continuar su carrera como futbolista pero solo jugando 15 minutos. Así y todo continuó de manera exitosa su carrera, ya que levantaba todos los partidos, en el ST, luego de que sus compañeros (una manada de muertos) no pudieran hacer un puto gol y encima recibían goles en contra.

    Andy se hizo noticia de la presencia de Oliver Atom, el crack del Ñupi (Ñupi, Ñupi, ra, ra, ra) y se sintió asombrado con su juego. Y justamente, en la Semifinal de los Intercolegiales, el equipo de Andy se tenía que enfrentar con el de Oliver. Poniendo en riesgo su vida, el “Emperador del Campo” decidió jugar todo el partido frente al Ñupi, sabiendo que era un rival durísimo. Cuando se enteró de ello, la compañera/novia/masajista/groupie de Andy le avisó a Oliver de ello, le dijo que Johnson sufría dolencias cardíacas y le rogó que se deje perder contra el Colegio Alemán.

    Oliver asombrado por ello, en el partido empezó a pechear sobremanera y puso en riesgo el partido. Johnson se impresiona por la amargura de Atom y le empieza a agitar diciéndole que carajo le pasaba y porque mierda no ponía huevos. Luego de la arenga, el “14″ le propina un cachetazo al amigo de Roberto Sedinho -ídolo-, lo que provocó un cambio de actitud en éste. Finalmente, el futuro jugador del Sao Paulo se puso las pilas y junto con su incondicional Tom Misaki, llevaron al Ñupi a la victoria. Finalizado el partido, Andy le agradece el cambio de actitud a Oliver y le anunció que iba a luchar por su vuelta a las canchas.

    Luego del campeonato por institutos, Oliver y Andy no se volvieron a cruzar hasta el momento en que ambos fueron convocados por el Seleccionado Juvenil de Japón. El ex-Ñupi se pone feliz al ver a Johnson de vuelta a las andadas y encima en buen estado, además de que realiza el mismo tiro que el: el “tiro de remate” (también conocido como el “tiro del efecto volador”). El único cambio era que Andy ya no se iba a desempeñar en la ofensiva sino en la defensiva, como central izquierdo (aquí ya deja la “14″ y empieza a usar la “6″).

    Me parece que al final, Andy Johnson terminó siendo la versión animé de Nakata porque tienen un parecido físico (el pelo castaño) y además, Johnson luego fichó para el Bellmare Hiratsuka, el mismo club donde empezó Hidetoshi.

    Hay algo en que se parecen los 3 jugadores, y es que tienen características personales que trascienden lo deportivo: las convicciones políticas del holandés, el doping del argentino y la dolencias cardíacas del japonés.