No vuelvas más, Román (?)

De principio a fin. Boca, con el retorno de Gago, le ganó con autoridad a Vélez. Muy buenos rendimientos en el Xeneize, lo cual entusiasma al mundo waaaaaaaakaaaa (?). Vélez, que jugó buena parte del segundo tiempo con uno menos, hizo lo que pudo.

festejo_segundo_73792

RESUMEN

Mucho cambio de último momento. Bianchi, por la no recuperación de Marín, eligió improvisar con Erbes en el lateral derecho, así como también con Ribair haciendo de Mascherano (?). Pero eso no era todo: Fernando Gago fue confirmado como titular y, así, volvía a La Bombonera después de ocultar el doping previo a su venta al Real Madrid la insólita pérdida del tricampeonato, y lo hacía justo ante su último club. Gareca, por su parte, sentaba a Pratto en el banco y alineaba a Rescaldani como único punta, con la compañía de Insúa.

Y de movida, Boca fue Boquetah papah lo’ má’ grande del mundo (?). Porque pareció que se lo comía crudo a su rival. A tal punto que antes del minuto ya lo ganaba con un gol de pedo (?) de Ribair Rodríguez, que cabeceó hacia atrás un envío de Gago y la clavó en un ángulo. Después: presión asfixiante. Vélez no podía salir y La Bombonera estaba como loca. Los turistas hinchas se sentían como a fines de los 90′, principios del 2000.

Pero no. Estamos camino al 2014. Ezequiel Rescaldani se llevó la pelota (también dep edo, hay que decirlo) y se filtró por una defensa local que estaba bastante adelantada y desarmada. Llegó a Orión casi sin resistencia y lo batió tras definir cruzado. Vélez no hizo mucho más que eso, ya que Boca siguió presionando y manejando la pelota, hasta lograr una nueva ventaja a través de Nicolás Blandi, que empujó un rebote entre mucho defensor de Vélez que miraba.

Para el segundo tiempo, nada cambió. Ya estaba en cancha Gigliotti, en lugar de Blandi. Gago trataba de hacerse dueño de la pelota, y buscaba asociarse con Sánchez Miño. Los chicos, como Joel Acosta y Emanuel Insúa, jugaban con mucha soltura. El Burrito Martínez sumaba seguidores en Twitter (?). Ribair ganaba aplausos con sus intervenciones defensivas. Orión tiraba piedras (?). Boca estaba muy pero muy cómodo. Riquelme también (?). Era un equipo muy diferente al que se venía observando desde hace meses.

Vélez no podía consigo mismo. Rescaldani estaba muy solo arriba. En el medio no podía hacerse fuerte por la presión del rival. Para colmo, Cerro se iba expulsado por doble amonestación. Casi que eso terminó con el trámite. Casi porque Boca casi hace una de Boca: la perdió Insúa sobre la izquierda y Cáseres, entrando solo por el medio, le dio mordido ante Orión y se perdió el empate. Boca había tenido una clarita antes con Gigliotti, que no llegó a empujar un toque al medio del ingresado Cángele.

Boca lo terminó ganando. Ahora, espera por Riquelme y reza para que no se lesione Gago. Los dos juntos en cancha ilusionan a los hinchas Xeneizes.

FICHA

Boca Juniors: Agustín Orión; Cristian Erbes, Ribair Rodríguez, Daniel Díaz y Emanuel Insúa; Joel Acosta, Pablo Ledesma, Fernando Gago y Juan Sánchez Miño (90′ Federico Bravo); Juan Manuel Martínez (83′ Franco Cángele) y Nicolás Blandi (46′ Emmanuel Gigliotti). DT: Carlos Bianchi.

Vélez Sarsfield: Sebastián Sosa; Leonardo Rolón (46′ Ramiro Cáseres), Fernando Tobio, Sebastián Domínguez y Emiliano Papa; Agustín Allione, Francisco Cerro, Leandro Desábato y Ariel Cabral (65′ Lucas Romero); Federico Insúa (65′ Héctor Canteros) y Ezequiel Rescaldani. DT: Ricardo Gareca.

Goles: 1′ Rodríguez (BJ), 10′ Rescaldani (VS), 38′ Blandi (BJ)
Amonestados: 20′ Sánchez Miño (BJ), 24′ Rolón (VS), 42′ Rescaldani (VS), 46′ Cerro (VS), 52′ Desábato (VS), 64′ Cerro (VS), 75′ Romero (VS), 77′ Cáseres (VS)
Expulsados: 64′ Cerro (VS)
Árbitro: Jorge Baliño.
Estadio: Alberto J. Armando (La Bombonera), Buenos Aires.

PREVIA

Luego de su derrota ante Estudiantes, el Xeneize llega otra vez con la tarea de levantar la puntería, porque las mejorías insinuadas ante Atlético de Rafaela se diluyeron la semana pasada en La Plata. Los mayores problemas siguen en la defensa, pero también hay una especie de contagio en las líneas media y delantera que no ayudan a contener, ni generan un gran volumen de juego en ofensiva.

La situación no es muy distinta en el Fortín, que parece estar viviendo un año de transición. Empezó el campeonato con un triunfo claro ante Tigre, pero luego hilvanó tres empates (ante Arsenal, All Boys y Lanús) en los se mostró como un equipo sin mucha capacidad para lastimar al adversario. Aunque vale decir que Vélez puede defenderse diciendo que mientras no convence en el Inicial, avanzó de ronda en la Copa Sudamericana tras eliminar a Belgrano de Córdoba.

Como si no tuviera suficientes problemas, Carlos Bianchi no contará hoy con Juan Román Riquelme, nuevamente lesionado. Es por eso que cambiará nombres y esquemas en el equipo. Para cubrir el vacío creado en la zaga por la expulsión de Guillermo Burdisso el Virrey duda entre Matías Caruzzo o Ribair Rodríguez, que bajaría desde el mediocampo donde ser armaría una clásica línea de cuatro volantes, con Joel Acosta y Juan Sáncez Miño como laterales y Pablo Ledesma como doble cinco junto a Cristian Erbes o el propio Ribair si es que finalmente Bianchi se inclina por Caruzzo para la defensa. Además en la delantera será titular Emmanuel Gigliotti en lugar de Nicolás Blandi.

Ricardo Gareca en cambio tiene un panorama más sencillo y además recupera titulares. Sebastián Domínguez, Franciso Cerro y Federico Insúa superaron molestias físicas y volverán a sus habituales puestos que fueron cubiertos la semana pasada por Juan Sabia, Lucas Romero y Héctor Canteros.


No hay comentarios

No hay comentarios nuevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *