sand-valeri.jpg

Sí se puede (?)

Ernesto 194

Faltan cuatro fechas para que termine la rueda y Lanús tiene una pequeña luz sobre Boca, modestamente (?), los dos equipos que yo había anticipado que iban a pelear hasta el final. Además ambos equipos se enfrentarán en cancha de Boca. Pero ayer me defraudó el Tigre campeón (?). Está bien que venía haciendo buenos partidos y que más tampoco a este equipo recién ascendido con un técnico rookie y jugadores de base del nacional se le podía pedir. Pero ya estando en la pelea podría haber intentado algo más. Pero evidentemente hasta cierto punto le alcanza y ya bastante hizo. Por su parte Lanús mostró lo de siempre: juego asociado, salida rápida para la contra, el desequilibrio de alguno de sus pibes y el gol de penal de Sand (?). Si con eso le alcanza para ser campeón bueno, ya lo dije, eso habla del torneo que tenemos. Pero que Lanús es el mejor equipo del mismo de eso ya no hay dudas.

Lo mejor que podría haber hecho Racing el sábado era haber dejado jugar a los homenajeados por el título intercontinental del 67. Porque el equipo de ahora es un desastre. De lo peor que ha tenido Racing en los últimos años y eso ya es mucho decir. Para colmo se lesiona Sava al comienzo. Boca jugó igual a como lo viene haciendo últimamente, la innovación fue la del perdonado Banega jugando adelante de la línea media, algo que ya había hecho y muy mal en el seleccionado juvenil, esta vez al menos cumplió más que Gracián que comió banco. Encontró el gol por un pelotazo de Neri Cardozo que se come el arquero Navarro y después Palacio, tras pase de Banega, y por un penal cometido al reaparecido Fabián Vargas - juega para esta época el colombiano, es decir, cuando hay Mundial de Clubes - convertido por Palermo pegandole con categoría (?), pusieron un resultado que más que hablar de Boca habla de Racing. De todas maneras al equipo del cuestionado Russo (sobre todo por la dirigencia) le sobra chapa para quizás irse a Japón con otro título bajo el brazo.

La fecha en la que volvieron los partidos de los lunes con Vélez y Argentinos nos regaló:

  • Gran triunfo de Banfield en San Juan, de la mano, cuando no, de Jairo Patiño. Gran estreno gran del sistema lumínico del estadio sanjuanino: al rato corte total de luz. Lo que va a ser cuando Gioja termine la cancha (?).
  • Lo mal que juega Central a veces no tiene aliento. Digo, no tiene nombre. Arsenal, que está para cosas más importantes (?), le ganó hasta sin querer y el equipo de Galloni se complica cada fecha más su permanencia en primera. ¿Cuánto falta para que llamen a Zof y se dejen de joder?
  • Si te hace un gol Garcé, listo cerrá el estadio, abandoná (?), el partido ya está perdido. Pero no, desde el momento en que el Rulo Romero se erró un gol increíble, se sabía que Newell´s en algún momento lo empataba y fue bien al final. Un empate que para algunos sirven y otros no. Sin ir más lejos, el periodista de campo buscando mugre le pregunta a Totono Grisales cuatro veces: “justo sobre la hora que bronca, no?”. Totono medio harto contesta: “preguntale a aquel Profe, seguro que el punto le sirve”. Ipso facto ponchan a Caruso: “el empate nos sirve”.
  • No hay palabras para describir lo de Germán Herrera. En realidad hay dos millones, pero voy a ser piadoso. Estudiantes volvió a festejar frente al Lobo, con un hombre menos nuevamente y con Andújar figura por fin. De Gimnasia no sé que decir, pensé que esta vez festejaría, incluso creo que lo mereció pero no pudo, no solo por Casigol Herrera y Andújar si no por este jugador al cual el público tripero le dedicó el siguiente cantito: “Leguizamón, Leguizamón andá a la puta que te parió”. Es decir, no le podés pedir la camiseta al tribunero de Verón en plena cancha, de eso no se vuelve.
  • Si San Lorenzo tenía la loca idea de ser bicampeón no podrá ser y por culpa de Huracán. Y eso que empezó mal para el Globo por el gol, nada menos, de Bottinelli, quien provocó toda la semana (y lo siguió haciendo luego del partido) menospreciando a Huracán. Lástima que si bien convirtió el tanto del Ciclón, él mismo evitó el segundo de su equipo y perdió de vista a Goltz para el empate quemero. Justicia divina. En el juego el empate estuvo bien, quizás San Lorenzo manejó mejor la pelota pero nunca inquietó demasiado a Barovero, quien atajó bien, al igual que Orión. Ah, el sombrerito de Barijho, con expulsión de Rivero incluida, para el anecdotario histórico del clásico.
  • Choque de estilos (?) en La Tacita. El tacticismo de la Puna (?) frente al lirismo de Bahía Blanca. Y ganó Olimpo por afano. Esta bien que Satanás Páez desentona con la propuesta de Saporiti pero mucho más no tiene el aurinegro. La figura en este nuevo Olimpo: Matute Morales. Es obvio que las cosas cambiaron desde la lesión de cierto arquero experimentado.
  • El empate entre los dos equipos que menos chances de ser campeón tenían entre todos los que peleaban arriba, River e Independiente, salió entretenido. Matheu abrió la cuenta luego de la duda de Carrizo de salir o quedarse que lo dejó mal parado y adentro. Ahí quizás el Rojo tendría que haber aprovechado, pero Sosa no anduvo, Montenegro no apareció (?) y Denis no estuvo a la altura del compromiso. River tampoco jugó bien, no fue la tarde ni de Ortega ni de Buonannotte ni de Falcao, pero llegó al empate gracias a la precisión en velocidad de Ferrari y Belluschi. Lunati no dirigió mal, aunque Troglio no pensó lo mismo: “Loco, loco de mierda” le mandó. El empate estuvo bien y si ganaba cualquiera de los dos también. Independiente quedó lejos y su sueño de campeonato algo trunco. También, oponerse a Grondona peleando un torneo Comparada querido, no fue una sabia decisión (?). Passarella ya se sacó un problema/responsabilidad de encima y ahora le queda desentenderse del otro objetivo. A River a fin de año le queda, de una vez por todas, desentenderse de este DT.

  • Menotti: malos y buenos tiempos

    murdock 174

    Primer partido de la Era Menotti en la Selección: Argentina 1 - 1 España (cancha de River)

    El fútbol (y con esto, no solo hago referencia estrictamente a la disciplina deportiva) lo puede todo. Con el enfrentamiento entre dos DT’s campeones del mundo, se inventó una divisoria de aguas, menottismo vs bilardismo. O sea, dos supuestas ideologías que se sitúan en veredas opuestas. Dos escuelas de fútbol de las cuales uno no puede estar ajeno, o se es bilardista o se es menottista (Perplatado le dedicó un post al enfrentamiento entre las dos posturas). Y quizás, en un futuro todo esto será peor: quién no es bilardista puede llegar a ser considerado “gorila” y quién es menottista se lo considera un charlatán o un blableta (puede que esta consideración última ya se esté llevando a cabo).

    César Luis Menotti es alguien al que cada día se lo recuerda más por lo que hizo como técnico que por lo que hizo como jugador. Én su época de pantalones cortos y botines, según referencias de mi viejo y otras, se dice que tenía un andar cansino por la cancha y que tenía la característica de pegarle muy fuerte a la pelota. Está la recordada anecdota del gol de mitad de cancha o de donde sea (según Fontanarrosa, en un futuro dirán que pateó desde su área) a Amadeo Carrizo. Refuerzo lo dicho anteriormente: no se habla mucho de la carrera del Menotti-jugador, más allá de que haya jugado en Boca y en la Selección.

    El Menotti-DT es el más conocido por todos. Probablemente porque ya con años del buzo puesto, la intervención de los medios de comunicación (en cualquier tema) se acentuaban aún más. Y es que, realmente, hay mucho para contar de la carrera del César como entrenador: campeón con Huracán (un equipo inolvidable), campeón mundial (con la Mayor y con el Juvenil) en la Selección), dirigió al Barcelona, a Independiente, a Boca, a River y a, obviamente, Rosario Central, entre otros equipos.

    La etapa del Flaco como entrenador de la Selección Argentina fue muy fructífera en muchos aspectos. Armó un proyecto serio, evitó improvisaciones y dejó bien en claro que sino se aceptaba algún requerimiento de su plan, abandonaba el cargo. Era la seriedad que se necesitaba, luego de las desorganización que fue la Selección en Alemania ‘74 (un equipo que fue dirigido por Maschio, por Sívori y que días antes del Mundial no tenía DT, luego se haría cargo un ¡triunvirato! conformado por Cap, Rodríguez y Varacka).

    Menotti dejó algunos conceptos, en los primeros días como entrenador de la Mayor, para que vean como iba a encarar SU proyecto:

  • “Tengo algunos nombres que llegarán al Mundial. Pero eso no se lo cuento ni a mi vieja. Hay que acabar con el manoseo. Y también hay que mirar en el interior. Las figuras pueden estar en cualqueir parte”.
  • “Aclaro que elegiré jugadores hábiles, con inteligencia y buen gusto, como único argumento en la búsqueda del gol. Eso en el aspecto deportivo. Y con sentido de solidaridad respecto a los compañeros y noción clara de la responsabilidad en el aspecto humano”.
  • “La idea es jerarquizar a la Selección”.
  • “Tengo además la posibilidad de demostrar que se puede construir una estructura sólida, capaz de respaldar el trabajo del técnico”.
  • Menotti dejó en claro que la Selección era prioridad, exigió que se cree un Estatuto de Selecciones Nacionales que sancione a los equipos que no cederían sus jugadores al seleccionado.

    La coronación en el Mundial celebrado en nuestro país fue la frutilla del postre para un proyecto que empezó a gestarse 4 años antes y que se llevó a cabo con toda seriedad. Sin embargo, en el tintero quedan reproches varios para el sujeto protagonista de este post: la no convocatoria de Maradona, el bancar (y en demasía) a José Daniel Valencia, la convocatoria a regañadientes (dicen que Menotti no lo quería) del Beto Alonso (que no merecía ser convocado por nombre, sino por lo que venía jugando Domingo a Domingo en River), los episodios ocurridos con JJ López, Luque, Passarella, Fillol y… Alonso. Y con respecto al Mundial de España ‘82, se le puede machacar que “no sacó campeón a un equipazo”, quizás hubo falta de motivación, pero como dijeron muchos integrantes de ese plantel: “no había hambre de gloria”.

    Más allá de estos detalles (pequeños o grandes, según ud. crea estimado lector), es inobjetable que el ciclo de Menotti con la Celeste y Blanca fue exitoso. El período 78/80 fue brillante, la Selección Argentina era una verdadera potencia.

    No me quiero explayar más sobre el tema Menotti y Seleccionado porque haría más extenso el post. Posteriormente a ello, empezó a llamarme (y mucho) la atención algunas actitudes del rosarino: los desplantes en distintos equipos, por ejemplo, me gustaría que alguien me corrija pero tengo entendido que antes de agarrar el Barcelona iba a dirigir a Central. La duda que tengo es si finalmente agarró el club de sus amores o si estaba a punto de, el tema es que se cagó en todo y se fue al Barcelona. Se de gente hincha del Canalla que no le cayó muy bien esa macana del Flaco. Y la otra que es muy famosa, cuando largó Independiente en el ‘97 para irse a dirigir a Europa. Un equipo que venía peleando el campeonato, lo dejó plantado antes de que finalice el torneo, luego ese equipo no campeonó dejando la consecuente lógica bronca en los hinchas del Rojo.

    Después está el tema de alimentar el enfrentamiento con Bilardo, una persona de la inteligencia de CLM no debería ceder a situaciones que no enriquecen a nadie (solo a buitres que buscan carroña). Y con esto no me refiero a que Bilardo sea un idiota, sino que ninguno de los dos se benefició con estas peleas, éstas atentan contra la inteligencia e imagen de ambos.

    Los sucesos que he narrado anteriormente contribuyeron a que tengamos una imagen un poco más borrosa de Menotti. Hace menos de 30 años se lo observaba como alguien serio y poco amigo de los conventillos y de las irresponsabilidades, luego, con el paso del tiempo, como que el César se fue deteriorando y/o caricaturizando.

    Los malos resultados conseguidos en sus últimas experiencias en el fútbol local, llevan a decir “Menotti es anacrónico para el fútbol actual” o “Que se dedique a ser orador en las fiestas aniversario del equipo del ‘78″.

    Humildemente creo que Menotti dio todo lo que pudo en el cargo de entrenador, es inimaginable verlo de nuevo en Ezeiza o en Arroyito. Si quiere continuar trabajando en el fútbol, lo que mejor le vendría al Flaco es tratar con los pibes, la selección juvenil no estaría mal. Un tipo con la experiencia de Menotti les puede transmitir un montón de cosas a chicos que todavía no jugaron en primera y están mostrándose en el mundo del fútbol. Por ahí suena trillado lo que digo, pero es el lugar donde creo que los servicios de César Luis pueden ser muy útiles.

    El mejor Menotti, en la actualidad (desconozco como le va en México), es el que declara en entrevistas. El orador. El que desdramatiza lo que es el fútbol, el que enarbola parábolas que muestran que es alguien coherente, que es un tipo que sabe.

    Salvo lo que digan los necios, todos coincidimos en que Menotti es una figura clave del fútbol argentino. Y creo que es tiempo retribuirle como sea, los aportes que le dio a nuestro fútbol, porque el ya dio todo lo que tenia y debia dar. Está más cerca de las condecoraciones por los logros obtenidos que de la búsqueda de nuevos logros a futuro.


    deluca.jpg

    Copa Truchamericana (?)

    Ernesto 153

    Desconfiá de un hombre de papada bajo la jeta(?)

    La Copa Sudamericana, lo digo desde siempre, es una farsa. Sin ir más lejos River (también Boca) la juegan por invitación. O los clubes brasileños que participan, algo decidido con buen tino por la CBF, son los que entran desde el sexto al undécimo. Y peor, a los grandes les dan un bye, para que recién entren a jugar en fases definitorias mientras que los equipos más chicos, curiosamente los que clasificaron por hacer una buena campaña, deben matarse en durísimas fases previas. Los arbitrajes a cual más sospechoso y podría seguir pero las irregularidades son tantas que el post se haría eterno.

    Ahora bien, el colmo de todo se dio ayer. Como todos saben, en otra de las decisiones boludas de la CONMEBOL, si dos equipos de un mismo país llegan a semifinales deben enfrentarse entre sí. Es lo que sucede con Arsenal y River. Como no venían por la misma llave hubo que improvisar un sorteo, el cual se hizo en un programa de televisión. Sí adivinaste (?), fue en La Ultima Palabra, el programa-casting-vidriera de técnicos de cuarta donde Fernando Niembro opera la prensa deportiva del continente.

    Es así que el impresentable y lamentable Eduardo Deluca depositó su humanidad toda en la mesa, junto al vicepresidente de Arsenal y a Domingo Díaz por parte de River, para hacer un sorteíto para definir la localía del primer partido. Además de todo esto, hay una historia previa sobre dónde iba a jugar Arsenal de local. Es sabido que River lo quería sacar de Sarandí pero Julito Grondona se puso fuerte ya que solo esto puede darse en situación de final, donde la capacidad mínima debe ser de 40.000 personas. La situación no prosperó, pero quien si pidió el cambio de cancha fue el Burrito Ortega: En esta cancha de mierda no se puede jugar. Queremos ser campeones pero tenemos que luchar contra todos. Aclaremos que hablaba del Monumental, lo cual motivó el enojo de Passarella (quien siempre tiene a mano alguna excusa) que se cruzó con un dirigente, probablemente el tesorero Gringberg, ya que por el recital de Soda Stereo la cancha quedó en pésimo estado y según Daniel, Nico Sánchez se habría fracturado por eso. Y eso que se trató de una bandita pop. El tema es que se comenta que River quiere jugar de local en Vélez el partido por las semifinales.

    Volviendo al sorteo pocas veces vi una truchada tan grande. En los estudios de Fox Sports hicieron toda esta pantomima (?) y el profesor Córdoba debía extraer las bolas (tiene experiencia en el tema). Salió, como todo el mundo imaginaba, Arsenal local en el primer partido. Pero lo más trucho fue que se anunciaba también el sorteo entre Millonarios y América de México. Todos sabíamos que ya al mediodía se había “arreglado” que los colombianos fueran locales primero, así que Deluca mandó que a último momento los dirigentes de ambos equipos se habían puesto de acuerdo. En fin. Una cosita más es que si los mexicanos llegan a la final el torneo se define en Argentina. Si pasan los colombianos habrá un nuevo sorteo. Es decir, ayer pudimos ver la farsa televisada con total impunidad. Digamos también que el interés porque River gane está copa está puesto de manifiesto por la gente de Fox Sports ya que así habría otra copa contra Boca en esa otra aberración llamada Recopa Sudamericana.

    Por lo expuesto, un torneo impresentable que River tiene la obligación de ganar sí o sí, dadas las circunstancias. Yo no le quito la ilusión a nadie, no soy quien claro, y el que se quiera poner el arlequín que se lo ponga, pero engrosar las vitrinas con copas/vergüenzas como éstas es tan turbio como las dirigencias de CONMEBOL, AFA, River, Arsenal y siguen las firmas.