En Nuñez y en Boedo pasan cosas

murdock 245

Quiérase o no, en San Lorenzo de Almagro está empezando a surgir una incertidumbre en torno a la continuidad de Ramón Díaz en la mencionada institución. Las dudas se generaron porque River, donde Ramón dejó una huella imborrable, anda buscando DT. Y entre los candidatos que se barajan para reemplazar a Passarella, el coterráneo del presidente de la segunda década infame, está entre ellos.

Mucho se está hablando en estos días de la posible vuelta de Shamón, lo que sucede es que Díaz aparentemente tiene un acuerdo de palabra con Savino y cía que asegura su permanencia en el club. Este factor debería tranquilizar a hinchas, jugadores y dirigentes azulgranas. Y sí a eso le sumamos la pésima relación entre Ramón y Aguilar-Israel, se podría dar por descontada la dirección técnica del Pelado el año que viene.

Por los bajos fondos, circula el rumor de un ofrecimiento a Ramón por parte de un dirigente riverplatense de segunda línea. Ramao a éste sujeto lo habría mandado a aterrizar en la pista de Anillaco (?), porque no iba a tomar en serio ninguna oferta de River que no venga personalmente por Aguilar o por Israel.

Podríamos estar asistiendo a una nueva novela (que, es posible que se extienda a lo largo de gran parte del verano) en la que San Lorenzo y River son los protagonistas.

Recordemos que no hace mucho, hubo cruces fieros entre ambos instituciones cuando los Millonarios estuvieron a punto de adquirir los servicios de Ezequiel Lavezzi. Los dirigentes de San Lorenzo salieron con los tapones de punta, diciendo que lo de River era deshonroso porque les iban a “robar” un jugador. Un dirigente cuervo, con mucha astucia y originalidad dijo: “si sigue así la cosa, nos van a robar a Savino para ponerlo de 9″. Al final, Lavezzi no fue a River y siguió en San Lorenzo donde luego fue campeón.

También hubo cruces cuando River quiso repatriar a Osmar Ferreyra de Rusia, se dice que problemas extradeportivos llevaron al Malevo a firmar para la entidad santa.

Más: La operación para adquirir a Johnatan Santana trajo muchos problemas -en cambio, con Loeschbor fue una operación exitosa (?)- por motivos económicos.

De todos estos kilombos es inevitable hacer un análisis en donde las conjeturas son muchas:

  • Aguilar y Savino eran compañeros de universidad (?) y se odian mutuamente. Y ahora, que ambos tienen cierto poder, uno le quiere joder la vida a otro y viceversa.
  • En los pases que se concretan, hay porcentajes de esas operaciones que van a parar en el bolsillo de Josema y/o en el bolsillo de Rafa.
  • Ambos dirigentes confirman su incompetencia debido a que, en realidad, los que producen los kilombos entre CARP y CASLA son los empresarios y ellos no están atentos para prevenir que sucedan mencionados hechos.
  • Emulando los manejos de Don Julio, Aguilar y Savino, pasan por arriba a quien se le oponga sin mediar consecuencias, porque quieren llegar a la presidencia de la AFA.

  • Un homenaje al Turco

    murdock 63

    Hace varios años, en el siglo pasado, el Turco Claudio García hizo un festejo que quedó grabado en la memoria de los hinchas de Racing. Hablo del día en que el hombre de melenas rubias le convirtió un gol a Independiente y se bajó los pantalones para festejarlo (¡de cara a la hinchada del Rojo!).

    Menotti: malos y buenos tiempos

    murdock 174

    Primer partido de la Era Menotti en la Selección: Argentina 1 - 1 España (cancha de River)

    El fútbol (y con esto, no solo hago referencia estrictamente a la disciplina deportiva) lo puede todo. Con el enfrentamiento entre dos DT’s campeones del mundo, se inventó una divisoria de aguas, menottismo vs bilardismo. O sea, dos supuestas ideologías que se sitúan en veredas opuestas. Dos escuelas de fútbol de las cuales uno no puede estar ajeno, o se es bilardista o se es menottista (Perplatado le dedicó un post al enfrentamiento entre las dos posturas). Y quizás, en un futuro todo esto será peor: quién no es bilardista puede llegar a ser considerado “gorila” y quién es menottista se lo considera un charlatán o un blableta (puede que esta consideración última ya se esté llevando a cabo).

    César Luis Menotti es alguien al que cada día se lo recuerda más por lo que hizo como técnico que por lo que hizo como jugador. Én su época de pantalones cortos y botines, según referencias de mi viejo y otras, se dice que tenía un andar cansino por la cancha y que tenía la característica de pegarle muy fuerte a la pelota. Está la recordada anecdota del gol de mitad de cancha o de donde sea (según Fontanarrosa, en un futuro dirán que pateó desde su área) a Amadeo Carrizo. Refuerzo lo dicho anteriormente: no se habla mucho de la carrera del Menotti-jugador, más allá de que haya jugado en Boca y en la Selección.

    El Menotti-DT es el más conocido por todos. Probablemente porque ya con años del buzo puesto, la intervención de los medios de comunicación (en cualquier tema) se acentuaban aún más. Y es que, realmente, hay mucho para contar de la carrera del César como entrenador: campeón con Huracán (un equipo inolvidable), campeón mundial (con la Mayor y con el Juvenil) en la Selección), dirigió al Barcelona, a Independiente, a Boca, a River y a, obviamente, Rosario Central, entre otros equipos.

    La etapa del Flaco como entrenador de la Selección Argentina fue muy fructífera en muchos aspectos. Armó un proyecto serio, evitó improvisaciones y dejó bien en claro que sino se aceptaba algún requerimiento de su plan, abandonaba el cargo. Era la seriedad que se necesitaba, luego de las desorganización que fue la Selección en Alemania ‘74 (un equipo que fue dirigido por Maschio, por Sívori y que días antes del Mundial no tenía DT, luego se haría cargo un ¡triunvirato! conformado por Cap, Rodríguez y Varacka).

    Menotti dejó algunos conceptos, en los primeros días como entrenador de la Mayor, para que vean como iba a encarar SU proyecto:

  • “Tengo algunos nombres que llegarán al Mundial. Pero eso no se lo cuento ni a mi vieja. Hay que acabar con el manoseo. Y también hay que mirar en el interior. Las figuras pueden estar en cualqueir parte”.
  • “Aclaro que elegiré jugadores hábiles, con inteligencia y buen gusto, como único argumento en la búsqueda del gol. Eso en el aspecto deportivo. Y con sentido de solidaridad respecto a los compañeros y noción clara de la responsabilidad en el aspecto humano”.
  • “La idea es jerarquizar a la Selección”.
  • “Tengo además la posibilidad de demostrar que se puede construir una estructura sólida, capaz de respaldar el trabajo del técnico”.
  • Menotti dejó en claro que la Selección era prioridad, exigió que se cree un Estatuto de Selecciones Nacionales que sancione a los equipos que no cederían sus jugadores al seleccionado.

    La coronación en el Mundial celebrado en nuestro país fue la frutilla del postre para un proyecto que empezó a gestarse 4 años antes y que se llevó a cabo con toda seriedad. Sin embargo, en el tintero quedan reproches varios para el sujeto protagonista de este post: la no convocatoria de Maradona, el bancar (y en demasía) a José Daniel Valencia, la convocatoria a regañadientes (dicen que Menotti no lo quería) del Beto Alonso (que no merecía ser convocado por nombre, sino por lo que venía jugando Domingo a Domingo en River), los episodios ocurridos con JJ López, Luque, Passarella, Fillol y… Alonso. Y con respecto al Mundial de España ‘82, se le puede machacar que “no sacó campeón a un equipazo”, quizás hubo falta de motivación, pero como dijeron muchos integrantes de ese plantel: “no había hambre de gloria”.

    Más allá de estos detalles (pequeños o grandes, según ud. crea estimado lector), es inobjetable que el ciclo de Menotti con la Celeste y Blanca fue exitoso. El período 78/80 fue brillante, la Selección Argentina era una verdadera potencia.

    No me quiero explayar más sobre el tema Menotti y Seleccionado porque haría más extenso el post. Posteriormente a ello, empezó a llamarme (y mucho) la atención algunas actitudes del rosarino: los desplantes en distintos equipos, por ejemplo, me gustaría que alguien me corrija pero tengo entendido que antes de agarrar el Barcelona iba a dirigir a Central. La duda que tengo es si finalmente agarró el club de sus amores o si estaba a punto de, el tema es que se cagó en todo y se fue al Barcelona. Se de gente hincha del Canalla que no le cayó muy bien esa macana del Flaco. Y la otra que es muy famosa, cuando largó Independiente en el ‘97 para irse a dirigir a Europa. Un equipo que venía peleando el campeonato, lo dejó plantado antes de que finalice el torneo, luego ese equipo no campeonó dejando la consecuente lógica bronca en los hinchas del Rojo.

    Después está el tema de alimentar el enfrentamiento con Bilardo, una persona de la inteligencia de CLM no debería ceder a situaciones que no enriquecen a nadie (solo a buitres que buscan carroña). Y con esto no me refiero a que Bilardo sea un idiota, sino que ninguno de los dos se benefició con estas peleas, éstas atentan contra la inteligencia e imagen de ambos.

    Los sucesos que he narrado anteriormente contribuyeron a que tengamos una imagen un poco más borrosa de Menotti. Hace menos de 30 años se lo observaba como alguien serio y poco amigo de los conventillos y de las irresponsabilidades, luego, con el paso del tiempo, como que el César se fue deteriorando y/o caricaturizando.

    Los malos resultados conseguidos en sus últimas experiencias en el fútbol local, llevan a decir “Menotti es anacrónico para el fútbol actual” o “Que se dedique a ser orador en las fiestas aniversario del equipo del ‘78″.

    Humildemente creo que Menotti dio todo lo que pudo en el cargo de entrenador, es inimaginable verlo de nuevo en Ezeiza o en Arroyito. Si quiere continuar trabajando en el fútbol, lo que mejor le vendría al Flaco es tratar con los pibes, la selección juvenil no estaría mal. Un tipo con la experiencia de Menotti les puede transmitir un montón de cosas a chicos que todavía no jugaron en primera y están mostrándose en el mundo del fútbol. Por ahí suena trillado lo que digo, pero es el lugar donde creo que los servicios de César Luis pueden ser muy útiles.

    El mejor Menotti, en la actualidad (desconozco como le va en México), es el que declara en entrevistas. El orador. El que desdramatiza lo que es el fútbol, el que enarbola parábolas que muestran que es alguien coherente, que es un tipo que sabe.

    Salvo lo que digan los necios, todos coincidimos en que Menotti es una figura clave del fútbol argentino. Y creo que es tiempo retribuirle como sea, los aportes que le dio a nuestro fútbol, porque el ya dio todo lo que tenia y debia dar. Está más cerca de las condecoraciones por los logros obtenidos que de la búsqueda de nuevos logros a futuro.


    Relatores argentinos: algunos momentos memorables

    murdock 339

  • Gardelito Medero hizo una apilada fenomenal en un partido Boca - Platense, Marcelo Araujo, asombrado, dijo: “Si lo hacés, me voy”. Finalmente, Medero hizo el gol y el relator abandonó su cabina. El relato lo tuvo que retomar Walter Nelson que estaba en la cancha.
  • El gol de Caniggia a Brasil (Italia ‘90) relatado por Víctor Hugo.
  • El “¡¿Pero que pasa?! ¡¿Están todos apolillando?!” de Araujo, en el partido de 4tos por el Mundial del ‘98. A comienzos del ST, un disparo de Kluivert provocó sofocón en la defensa argentina.
  • Una de Miguel Simón: el partido de segunda rueda de Argentina - Colombia por las Eliminatorias a Francia ‘98, el Piojo López patea de afuera del área. El relator que actualmente trabaja en ESPN le da poca importancia a la acción ofensiva, “la pelota la deja pasar Mondragón se va afuera…. GOOOOOOL” (?)
  • No son momentos, pero si son memorables algunas frases de la dupla que conformaban Juan Pablo Varsky y Miguel Simón: “Va Batistuta (o cualquier otro jugador, preferiblemente delantero claro está) por el pancho y la coca”, “Dedos de ácero para Songo’o”, “Una de Bowling”, “Definió cual cierra la puerta de un Rolls Royce”.
  • Otra de Araujo: Superclásico del Clausura 2002, “D’alesandro… Rojas…. Rojas… ¡Mirá si lo hace Rojas! Gooooool” la oración en exclamación imaginesela con el tono altanero del ex conductor de Fútbol de Primera
  • “Gracias, caja de empleados”. Una de Quique Wolff en tono irónico.

  • ¿David dirá ‘au revoir’?

    murdock 138

    El delantero franco-argentino de la Vecchia Signora, David Trezeguet, estaría muy cerca de ofrecer su renuncia al Seleccionado de Francia. Uno de los motivos que llevaría al ex Platense a tomar tamaña decisión es el enojo del jugador porque el seleccionador francés, Raymond Domenech, no lo convocó para afrontar los partidos recientemente jugados por las Eliminatorias a la Eurocopa que se disputará en Austria y Suiza el próximo año. El delantero sostiene que fue injusto que no haya sido convocado debido a que en la Juventus está teniendo un buen presente.

    La cabeza de Domenech vuelve a ponerse en el centro de la discusión. Recordemos que en el último Mundial, Francia vino jugando un fútbol poco atractivo en los partidos de primera fase, eso sumado al bajo nivel de su máxima figura, Zinedine Zidane. Luego, en los partidos de segunda ronda, los galos mejoraron su juego y llegaron a la final del Mundial. Las críticas a Domenech desaparecieron por completo, más cuando Les Blues triunfaron categorícamente en el partido de cuartos contra Brasil.

    En la mencionada competencia celebrada en Alemania, David no tuvo una buena relación con Raymond. Trezeguet jugó muy poco en el Mundial: en la segunda ronda, el nacido en Rouen jugó en el ST ante Italia, en la final. Las primeras opciones para reemplazar a Henry, según Domenech, eran Louis Saha o Sidney Govou.

    Trezeguet erró un penal en la final, quizás eso haya reforzado la decisión de Domenech de no convocar al franco-argentino. Así, David tomaría la decisión de renunciar a su seleccionado (al menos, por el tiempo en que dirija Domenech) y de este modo, cerraría una brillante trayectoria en la Mayor del país del vino y de Alain Delon: una Eurocopa y un Mundial obtenidos más 34 goles marcados en 69 cotejos.

    [Más Información]


    El arte y el fútbol

    murdock 245

    Los últimos días adquirí un libro -”Usted no me lo va a creer”- de un escritor rosarino tan querido por muchos visitantes de este blog. Hablo, por supuesto, de Roberto Fontanarrosa. Y entre los cuentos del libro, hay uno de fútbol -algo clásico del autor- titulado: “Viejo con árbol”.

    Antes de contar de que trata el cuento, quería comentar que luego de leerlo me vino a la mente un comentario del colega Perplatado, en la que se refiere a la distinción entre fútbol y arte. Una opinión totalmente respetable y que además tiene fundamento y es verdadera: porque en el sentido estricto el fútbol es un deporte.

    A continuación, voy a ofrecer a modo de obsequio algunos extractos del cuento para ver como el protagonista afirma que algunos aspectos del fútbol están emparentados con el arte.

    … Observe, observe esa carrera intensa entre el delantero de ellos y el cuatro nuestro. El salto al unísono, el giro en el aire, la voltereta elástica, el braceo amplio en busca del equilibrio… Bueno… Eso, es la danza.

    (…)

    Y vea usted a ese delantero… -señaló, ahora el viejo, casi metiéndose en la cancha, algo más alterado-… ese delantero de ellos que se revuelca por el suelo como si lo hubiese picado una tarántula, mesándose exageradamente los cabellos, distorsionando el rostro, bramando falsamente de dolor, reclamando histriónicamente justicia… Bueno… Eso, es el teatro.

    (…)

    -¿Cobró penal? -abrió los ojos el viejo, incrédulo. Dio un paso al frente, metiéndose apenas en la cancha-. ¿Qué cobrás? -gritó después, desaforado-. ¿Qué cobrás, referí y la reputísima madre que te reparió?
    El Soda lo miró atónito. Ante el grito del viejo parecía haberse olvidado repentinamente del penal injusto, de la derrota inminente y del mismo calor. El viejo estaba lívido mirando al área, pero enseguida se volvió hacia el Soda tratando de recomponerse, algo confuso, incómodo.
    -… ¿Y eso? -se atrevió a preguntarle el Soda, señalándolo.
    -Y eso… -vaciló el viejo, tocándose levemente la gorra-… Eso es el fútbol.

    Extracto de “Viejo con árbol”, de Roberto Fontanarrosa
    en Usted no me lo va a creer (2003).

    La discusión del fútbol y el arte es bien propia de una charla de café -un café al estilo del de Homero Manzi, por ejemplo- y en la que nunca se llega a una conclusión certera.

    Me pareció oportuno hablar sobre este tema al que Menotti le ha dedicado tanto y que es tan abstracto como la democracia (?).



    ¿Destino catalán?

    murdock 258

    [PRIMICIA: Les adelanto la respuesta de Palacio a las posibles preguntas sobre su ida al Barcelona: “Yo no sé nada. Me mantengo al margen, de eso se encarga mi representante.”]

    Hace poco, los medios deportivos anunciaban que Rodrigo Palacio firmaba un contrato con Boca que lo vinculaba al club de La Ribera hasta el año 2010. Además, una suma exorbitante para estos tiempos iba a percibir el ex Banfield: 1 millón de dólares por año.

    Una noticia que es más común de oir en Europa o en México si se quiere (no por el monto de la cifra sino por el hecho de que un jugador de la clase de Palacio se quede tanto tiempo en un club).

    En River había ocurrido algo similar con respecto a la renovación de contrato. Hablo de Germán Lux, el hoy colgado arquero que se enfrentó con Passarella diciendo que le dolía que un hincha de Boca lo dejé sin jugar.

    Con bombos y platillos, José María Aguilar había anunciado que le iban a ofrecer al campeón olímpico un contrato por 10 años. Al final, mucho ruido y pocas nueces, el Poroto fue colgado por el Kaiser y ahora no sabe que le deparará su futuro.

    ¿Con La Joya va a suceder lo mismo? No seamos ingenuos, no me refiero a que Rodrigo corra la misma suerte que Lux y que se quede colgado. No. Me refiero a que el supuesto contrato por 3 años que lo iba a atar a la camiseta xeneize sería una venta de humo porque los dirigentes de Boca estarían cada vez más cerca de cerrar la transferencia del jugador al Barcelona.

    ¿Cómo seguirá esta novela? ¿Seguiremos viendo la gambeta endiablada de Rodrigol en la Bombonera? ¿O empezaremos a hablar de como armar un equipo en el que jueguen juntos Ronaldinho, Palacio, Eto’o y Messi?

    Era de celebrar lo que iba a hacer Boca con Palacio, apostar a que el jugador brinde más alegrías al club por 3 años más y ofrecerle un contrato jugoso que pueda calmar las posibles ansias que tenga el jugador de irse a jugar a Europa.

    En estos tiempos en el que el fútbol argentino es el semillero del mundo, lo que iba a hacer Boca con Palacio parecía ser utópico.

    [Más Info]


    El equipo del underground (?)

    murdock 234

    La Premier League es un campeonato verdaderamente particular. Podemos ver jugadores conocidos que quizás estén en su ocaso futbolístico o jugadores con una actualidad exitosa y que, o van a un grande de España o Italia o se quedan a tratar de emular a Bochini y jugar más de 700 partidos en el equipo en el que están jugando (ejemplo: Ryan Giggs, Roy Keane, ¿Wayne Rooney?, Steven Gerrard, John Terry, etc).

    Mi equipo, desde que mi viejo me regaló la camiseta (una adidas del ‘96, con cuello en V, muy grossa), es el Liverpool. Pero en este post no voy a dedicar mis poco honrosas líneas al equipo dirigido por Rafa Benítez. No. Sino que voy a tratar de exponer algunos datos y otras cuestiones relevantes del Newcastle United, el equipo de la gente (?).


    Bendita zurda

    murdock 167

    Fecha de Nacimiento: 29 de Noviembre de 1973 en Cardiff, Gales.
    Trayectoria: Manchester Utd. (1990-Actualidad)
    Títulos:
    * FA Premier League 1992/93, 1993/94, 1995/96, 1996/97, 1998/99, 1999/00, 2000/01, 2002/03.
    * Liga de Campeones de la UEFA: 1998/99.
    * Copa de Inglaterra: 1994, 1996, 1999, 2004.
    * League Cup: 1992, 2006.
    * Copa FA Juvenil: 1992.
    * Supercopa de Europa: 1991.
    * Copa Intercontinental: 1999.

    Ryan Giggs seguramente va a ser recordado, no solo por su extraordinaria jerarquía, sino también por ser parte de un triste y selecto grupo de grandes jugadores que nunca disputaron un Mundial. Ojo, esto también demuestra los huevos y el nacionalismo (?) de Ryan, que tranquilamente podría haber renunciado a su nacionalidad galesa y apostar por la inglesa -algo que jugadores argentinos no dudan en hacer para jugar un Mundial-.

    Actualmente, Ryan es el jugador insignia del Manchester Utd. Es que hace más de 15 años que el galés milita en el club inglés y ya se guardó a los hinchas en el bolsillo desde hace rato. Formó un mediocampo inolvidable en los ’90s junto con Roy Keane, Paul Scholes y David Beckham -cuando éste todavía no se había convertido en el Spice Boy-, y bien vale aclarar que, esperando las asistencias de Scholes o de Ryan, aguardaba el gran Eric Cantoná.

    El cariño de la hinchada del Manchester se refleja en el canto que le dedican al galés: “Giggs, Giggs will tear you apart, again” -que es la transformación de Love will tear us apart, un tema Joy Division, banda proveniente de Manchester- y en el de “Ryan Giggs, Ryan Giggs, Running down the wing, Ryan Giggs, Ryan Giggs, Can do anything, Feared by the Blues, Loved by the Reds, Ryan Giggs, Ryan Giggs, Ryan Giggs”.

    Giggs cuenta con más de ¡700 partidos! con la camiseta del Manchestr Utd. y ya es uno de los máximos ídolos de la institución roja -junto con Best, Keane y Charlton- y según Wikipedia es uno de los “mejores extremos izquierdos de la historia”.

    Algunos datos que completan/ilustran la carrera de Ryan.

  • Tiene 59 presencias -con 11 goles- en la Selección de Gales -donde es capitán-.
  • Es un ferviente activista en contra del racismo. Además, representa a UNICEF en campañas en contra de la mortalidad infantil.
  • Cuenta con apodos como Giggsy o The Welsh Wizard.
  • No se caracteriza por ser de esos jugadores que le hacen culto al congelamiento del pecho y a la falta de huevos. Sino todo lo contrario, siempre se agranda contra el Arsenal -un clásico terrible, donde Roy Keane era desopilante bastonero-, el Man. City, el Chelsea y el Liverpool.
  • Los ingleses siempre se encargaron de agrandar las cosas, sucedió con Best (dijeron que estaba al nivel de Pelé o Maradona) y también lo hacen con Giggs: en sus comienzos creían ver en el galés al nuevo Cruyff o al nuevo Maradona.
  • Como todo ídolo, cuenta con sitio web dedicado a su figura.
  • Para el delite, les dejo este golazo al Arsenal por la final de la FA Cup.
  • null


    Variaciones en torno a jugar dos competencias a la vez

    murdock 51

    El Chochán diría que el fútbol inglés está en su apogeo. Ante la duda que pueda surgir, el co-equiper de Marianito Closs diría, con seguridad: 3 equipos de la Premier en las semifinales de la Champions. Y así es: Liverpool, Chelsea y Manchester Utd.

    Los clubes dirigidos por Rafa Benítez, Jose Mourinho y Alex Ferguson, también son los tres primeros equipos de la Premier League. El Manchester va rumbo al título, liderando la tabla, con 85 pts; de cerca lo sigue el Chelsea con 80 pts y más lejos, pensando más en la UCL, está el Liverpool con 67.

    De los 3, el último en campeonar internacionalmente fue el Liverpool, en el 2004. El Chelsea viene amagando con dar el zarpazo final -ahora están más cerca que nunca- y el Manchester en las últimas ediciones venía silbando bajito, y ahora vuelve a los primeros planos después de unos años.

    Es, por lo menos, curioso que 3 -ok, digamos 2, ya que el Liverpool está lejos de salir campeón en la Liga- equipos que están peleando el campeonato de su país también estén en las semifinales de la UCL.

    En Argentina, se suele reservar esta “gesta” a uno o dos equipos. Los DTs que pusieron todo en ambas disciplinas -Liga y Copa- tuvieron que dar portazos porque fracasaron rotundamente. Otros, más precavidos, optaron por “estudiar” el progreso de su equipo en ambos certámenes y en un momento elegir el campeonato en el que haya más posibilidades de poder campeonar.

    Muchos fallaron con esta estrategia -es más, el desempeño en el torneo resignado suele ser desastroso-, pero otros pudieron conseguir éxito gracias a ella -e incluso, en la liga o copa olvidada pudieron obtener una posición, digamos, respetable a pesar de jugar con jugadores suplentes.

    Entonces, ¿Cuál es la estrategia exitosa a utilizar para poder campeonar en ambos certámenes?

    En mi opinión, no digo que sea “exitosa”, pero creo que el mejor remedio es seguir jugándose a todo o nada Copa y Campeonato. Quizás, a los equipos con un plantel más corto y modesto, esta estrategia les pueda traer consecuencias a futuro. Pero no va a ser así el caso con equipos con planteles extensos -o al menos, este tipo de equipos tendría menos probabilidades de sufrir consecuencias.

    La contestación a los que preguntan el porqué de no utilizar la “estrategia de relegamiento”, es por el hecho de que jugarse a todo o nada por una copa puede ser contraproducente a futuro: muchas chances de que en la liga local obtengas una posición poco decorosa -y aquí podemos ver las consecuencias a futuro de este método: posiciones de descenso, menos chances de entrar a copas futuras, mala ubicación en el promedio general.

    La elección de Copa y Campeonato o Copa o Campeonato, ultimamente, viene siendo una cuestión de Estado para los entrenadores. ¿Qué otras soluciones creen que puede haber para resolver este problema?