Amado por el Liverpool, odiado por el resto

invitado 183

El gran Robbie Fowler

Como siempre, los jugadores ingleses se han caracterizado por ser muy desenfrenados en su vida, sobre todo cuando son talentosos (recordar a George Best, Paul Gascoine, Teddy Sheringham, etc… sí, ya sé que Best era norirlandés, pero bueno, donde puse “ingleses” lean “británicos” y no me rompan los huevos).

procer.jpg

En las buenas, en las malas mucho más

invitado 149

La impronta de un bienhechor. Te banco a muerte.

La situación deportiva de Racing es poco menos que calamitosa. Dada la política de austeridad por parte de la gerenciadora que maneja los destinos de la escuadra albiceleste prácticamente desde que se hizo cargo de Racing, la Academia se ha liberado de los escasos buenos valores que han sabido integrar sus planteles durante los últimos años y fueron reemplazados por jugadores latinoamericanos que llegaban con grandes palmarés en su haber como Reinaldo Navia, John Galliquio o “Mingo” Salcedo, como los juveniles del gran seleccionado juvenil que levantó la Copa en el último mundial juvenil en el cual nos sorprendimos con el desparpajo de Maxi Moralez, el oficio de Yacob y la entrega de Mercado.

Obviamente siempre estos nombres estuvieron acompañados de algunas incorporaciones rutilantes como el Piojo López, Simeone, Sava o Chanchi Estévez. Sin embargo, los valores en los cuales depositó toda la fe del hincha académico, lejos estuvieron de satisfacer las ilusiones de campeonar que había previo a cada campeonato sino que más bien decepcionaron a la afición. Racing luego de verse superado por Newell’s el domingo pasado vuelve a transitar como en el ‘83 por terreno pantanoso, maniatado por el descenso y con perspectivas más bien negras hacia futuro.

Esto lleva a que uno de los máximos referentes de los últimos años como, sin dudas, es el “Colorado” Sava haya declarado desde el sentimiento que caracteriza al hincha de la Acadé “sentí ganas de llorar como nunca antes” tras la derrota contra el combinado dirigido por el inefable Ricardo Caruso Lombardi. Debiera preocuparse por embocar alguna de las chances que genera el equipo de Micó y que despilfarra domingo a domingo.

En otro claro ataque pergeñado desde la prensa adicta al señor Julio Humberto Grondona, a fin de defenestrar la valiosa idea del gerenciamiento y seguir ocultando las penurias económicos como relativas al hampa que sufren las asociaciones civiles con Central (con gestiones como las de Scarabino, Vesco o Gónzalo Estévez que la palabra fraudulenta les queda más que chica), Newell’s (con golpizas a los opositores, y un López manejándose a sus anchas con puño de hierro) o River, además del escándalo de las elecciones fallidas en Boca.

La Nación actuando como el pasquín que es siempre a favor de los poderosos saca a hablar a los referentes históricos que dicen cosas como estas:

Ezra Sued, protagonista en el tricampeonato del 49, 50 y 51, se mostró muy apenado: “Lo que siento en este momento es tristeza… Racing es mi vida, ahí me hice hombre y las perspectivas no entusiasman. Los pibes que están jugando hacen lo que pueden, tienen muchísima responsabilidad encima y con poca experiencia no alcanza. El futuro lo veo sombrío. Lamentablemente, no veo cómo puede llegar a salir del pozo”.

Sued no te hagas el Corbatta o la versión masculina de Tita Matiussi, ni siquiera a las bochas ibas a jugar al club… hiciste la diferencia económica a costa de los intereses de Racing. Sos igual de mercenario que Perico Pérez que así como no tuvo mayor empacho de pasar del “Racing de sus amores” a Independiente por unos mangos más, después primero se hacía el defensor de los ahorristas y después cuando le liberaron los fondos se quedó con un vuelto (?).

El Toti Iglesias fue uno de los más escépticos: “Si te ponés a analizar diez minutos la situación te vas a dar cuenta de que a Racing sólo lo salva un milagro. Está atrapado en un callejón sin salida. Racing es el equipo más débil de los que están luchando por zafar del descenso y la Promoción. Camina por el precipicio. El equipo es pobre, pero no se le puede reprochar nada. Esta es una película con un final anunciado”.

Y amplió, atemorizado: “La gente está muy enojada y temo que presione tanto que se vayan las autoridades actuales, aunque ello no significaría que el equipo vaya a empezar a ganar enseguida. Es lógico lo que pasa, porque si vos vendés lo poco bueno que tenés y no traes material para reemplazarlo…, el único camino es éste, el de la derrota”.

¿Al pesetero del Toti Iglesias qué se le puede contestar? Nunca se acercó a dar una mano al club, se sabe que está metido con Lalín para seguir robándose las cuentas que sin dudas el gerenciamiento ha saneado. Tremendista, hace el caldo de cultivo llevándole la contra a la Academia, es por todos conocidos que de chico era hincha de Independiente y parece que los años no le han quitado algunas mañas.

Además con sus declaraciones confunde al hincha de Racing es claro que tanto Fernando Marín como Fernando De Tomaso obraron al mando de Racing siempre teniendo en cuenta que se trataba de una gestión pasajera para salvar a Racing, y los méritos están a la vista: sueldos al día, las instalaciones mejor que nunca, unas divisiones inferiores que son la envidia de todo el fútbol argentino o sino díganme dos clubes argentinos más que estén en condiciones de sacar de su cantera a jugadores como Moralez, Fileppi o Malano.

Los gerenciadores nunca rifaron el patrimonio de la Acadé, intentando sanear el legado dejado por los De Stéfano, Otero y Lalín que dejaron un pasivo más que considerable y ahora quieren volver todos como si no tuvieran nada que ver con este momento de Racing. Actuaron en consecuencia, sin dilapidar el patrimonio de los socios contratando técnicos respetados pero apegados a la realidad como Merlo, Quiroz o el Tiburón Rivarola; y se embarcaron en una política de compra y venta de jugadores, en la cual se sacrificaba solamente pocas piezas cotizadas como Diego Milito, Lisandro López o Matute Morales y se traían refuerzos de fuste pero accesibles como el mismo Cabrera (después que no haya rendido es otra cosa), la Gata Fernández o Erwin Avalos.

A Micó hay que darle tiempo para trabajar, es un tipo serio y su trabajo se ve claramente en las inferiores de Racing. Al plantel poco se le puede reprochar, uno ve la entrega de tipos como Cáceres, el despliegue de Yacob, el corazón de Gonzalo García que deja la vida en la cancha como su padre en el tablón, Erwin Avalos es todo voluntad, Navia ya la va a meter… si hay que encontrar culpables porque no todos pueden quedar a salvo podemos contar además de Sava, a Chatruc que vive de joda y por eso no se recuperó nunca de la lesión que tenía cuando llegó, del Piojo López que vino a robar, de Hilario Navarro que solo busca el lucimiento personal sin preocuparse por el equipo o de Bastía que ya no es lo que era (uno entiende que el hecho de la ruptura con A.F. y el posterior romance de éste con L.P. pudo haberlo afectado pero no es suficiente)

Si hay alguien a quien se le puede reprochar esta situación, sin dudas, se pueden contar a Reinaldo Carlos Merlo que sin importarle el hecho de tener una estatua en el Cilindro confeccionado por el amor de los hinchas no tiene el menor empacho en pedirle la quiebra; Julio Humberto y su cohorte de chupamedias que integran la AFA como la prensa que entablaron una batalla encarnizada y sutil contra el gerenciamiento, un método de gestión de entidades deportivas que igualmente ha dado sobradas muestras de ser útil; y finalmente, el Gobierno nacional que tiene interés en deponer al SEÑOR Fernando De Tomaso para poner en su lugar algún alfil de Ginés y Kirchner… por esto contentos con quedarse con el país y el partido justicialista, quieren ir un paso más allá en su afán de igualarse con el General.

Igualmente Racing es más grande que cualquiera y el hincha académico no es boludo lo va a apoyar a Fernando en esta patriada que se está jugando y como siempre el tercer grande de la Argentina prevalecerá.

[Enviado por Adelfa in the sky with diamonds]


lodijoelmono.jpg

Ale San Martín, Ale

invitado 196

Compatriotas, les escribo desde la República de Tucumán, tierra de las empanadas y de los chori en mal estado, tierra que vio nacer a luminarias como Juan Bautista Alberdi, Mercedes Sosa, Palito Ortega (?) y más acá Marianela Mirra (?).

Todo esto para contarles que el fornido muchacho que ven en la foto es el presi de mi querido San Martín de Tucumán. Su nombre: Rubén Ale, alias La Chancha. ¿Por qué en femenino y no en masculino? Nadie en su sano juicio aún se atrevió a preguntarle.

Paso a contarles la biografía no autorizada del muchacho en cuestión.

Históricamente en Tucumán existieron dos bandas, Los Ale y Los Gardelitos. Los primeros, comandados por nuestro protagonista y su hermano, Ángel “El Mono” Ale. ¿Por qué en masculino y no en femenino? Tampoco ningún ser con dos neuronas activas jamás se lo preguntó.

El bando rival prácticamente desapareció de la provincia, se dice, invitado gentilmente a dejar el terruño y afincarse en Buenos Aires.

El héroe de nuestro relato tuvo que soportar la ganga de dos añitos de cárcel por explotación de prostíbulos, aprietes y control del juego clandestino. Sumémosle a esto la sospecha por asesinato de policías. Lo que se dice un tipo que sufrió una tremenda campaña de prensa en su contra. Como si fuera poco, en los años ‘90 fue juzgado junto a su hermanito por asociación ilícita, aunque ambos fueron absueltos.

Como aparentemente este muchacho ya había desarrollado todas las actividades ilícitas habidas y por haber, empezó a transitar el camino de la pseudolegalidad, digamos que más pseudo que legalidad…

Instaló con capitales propios (?) la remisería Cinco Estrellas, cuyos móviles se caracterizan por poseer en su parabrisas justamente 5 estrellas. ¿Original, no? Seguramente se imaginan un móvil cinco estrellas: último modelo, aire acondicionado, un chofer muy bien educado, etc. Bueno, imagínense ahora todo lo contrario, y más aún.

La flota de autos llegó a ascender, según comenta la gente, a 3.000 autos, los cuales son utilizados por el poder de turno para trasladar a la gente a votar. Además, instaló un boliche bailable. ¿El nombre? Como Cinco Estrellas ya estaba en uso lo bautizó Five Stars. Como el tiempo le sobraba, se dedicó a inundar San Miguel de Tucumán de casas de juego.

Como el tiempo le seguía sobrando, pensó en conducir un programa en Utilísima pero se decidió por crear Gerenciadora del NOA y empezó a gerenciar el fútbol de San Martín de Tucumán, club del cual es hincha y fue líder (junto a su hermano) de una facción de la barra brava, llamada justamente La banda de los Ale (no, si en originalidad tienen 10).

En ese momento nuestro club había tocado fondo. De jugar en primera división empezó a descender una categoría detrás de la otra hasta llegar a la liga local, consecuencia lógica de traer como DT a Teté Quiróz, y como joya a López Maradona.

Los primeros intentos para salir del pozo fueron en vano, pero llegó Carlitos Roldán, el actual DT y los éxitos no tardaron en llegar.

Junto con las victorias, se fueron evaporando cualquier crítica a la conducción de club y de la gerenciadora. Ya a nadie le importaba quien conducía los destinos del club.

Los éxitos lo envalentonaron y se animó a postularse a concejal por San Miguel de Tucumán, como candidato de Carlos Saúl Me**m. Gracias a Dios, Alá, Buda, Superman, quien sea, no fue electo.

En la próxima elección, justo cuando la provincia era noticia por temas sumamente penosos, volvió a la carga con la política, pero con un cargo más ambicioso: legislador. Su esposa, para no ser menos, se postuló para concejal, ambos candidatos del riojano más famoso por entonces, por el lema “Turf y Verdad”.

Si les parece gracioso el lema, sepan que también se postuló para legisladora Gladys La Bomba Tucumana. Gracias a los dioses, ninguno salió elegido. Ahh, también se postuló el Payaso Tapalín, una versión local de Piñón Fijo pero más gay. Claro que tampoco fue elegido.

Como aparentemente los cargos públicos no eran lo suyo se decidió a postularse para presidente del club y esta vez sí fue bendecido por la divina fortuna. Se preguntarán cómo pasó esto. Bueno, los éxitos deportivos sumado a que la única lista de oposición fue invitada educadamente a no presentarse. Lista única, elección garantizada.

Ahora, aún cuando su profesión es empresario, su nombre sigue siendo vinculado al delito por el imaginario (?) popular. Regularmente su nombre es vinculado a la trata de blancas, la droga, el juego ilegal, etc., casi como si fuera un mito urbano. Cuentan que si decís “Chancha” tres veces frente a un espejo en la oscuridad… No, mejor no les digo lo que sucede.

Su nombre sonó en el intento de secuestro del periodista Daniel Malnatti, mientras cubría un acto de Carlos Saúl Me**m en la provincia. También en la desaparición de Marita Verón, una chica que se sospecha fue secuestrada en un móvil de Cinco Estrellas para venderla en el mercado de trata de blancas. También en un ataque al diario La Gaceta, secuestrando toda, sí TODA, la edición de un día, para prenderle fuego a la vista de todo el mundo. Sospechosamente los móviles en que se trasladaban los atacantes pertenecían a Cinco Estrellas.

Ahhh, si vienen a Tucumán, les recomiendo subir a un móvil de Cinco Estrellas, es una experiencia religiosa (?). Ayer me subí a uno de ellos, y les cuento que el coche estaba lleno de alusiones a San Martín. Obviamente, el chofer, era de la barra brava del Santo y me contó que “La Chancha” estuvo reunido con Grondona, quien le dijo que este año San Martín asciende sí o sí.

Ahora imagínense estas palabras en boca de una mole de 1,97 m, con un tatuaje en el brazo que decía “Madre”, con dientes que pueden ser contados en un rápido vistazo, que los mira a los ojos, mientras con cada sílaba pronunciada golpea vigorosamente el volante con su puño derecho.

Ni bien terminó de decir esto se puso a cantar “San Martín, es un sentimiento, que se lleva, se lleva bien adentro…”. Mientras terminaba este verso, me miró como diciendo “cantá culiao”, a lo que respondí con “a los Santos los sigo adonde sea, soy ciruja, hasta que me muera”. Y luego a coro: “Y vamos Ciudadeeee, que vamo’ a volveeee”…

Hoy, otro de los mitos es que la cancha se va a agrandar, según se comenta préstamo mediante de la AFA y también según se comenta, la obra estaría a cargo de una empresa vinculada a un alto dirigente de AFA, cuyo apellido coincide con el del periodista político que ya nadie ve (Marianito).

Por supuesto, nadie, pero NADIE puede hacer la más mínima crítica al club o al DT o a los jugadores en la cancha, porque de inmediato unos señores los invitarán a calmarse y a retirarse a su casita si no empieza a alentar como corresponde. El único que se animó a criticar públicamente al DT fue su hermano, Ángel “El Mono” Ale. Curiosidades de la vida.

Por último, les dejo la siguiente sentencia de Rubén Ale, publicada en La Gaceta del viernes 08/02/08:

“En San Martín se está trabajando de la manera que esperábamos. A la directiva la conforman personas que realmente quieren al club. Todo camina perfectamente”. El tono del señor Ale es algo socarrón, como si con esa expresión el presidente de San Martín quisiera descargar parte de una rabia acumulada. ¿Por qué?

“La verdad, no entiendo a la persona que dice ser hincha y carga contra el club”, dispara el mandamás del “Santo”, quien aclara que son pocos, pero que a él eso lo incomoda, porque ensucian el buen trabajo de la dirigencia actual. “Todos esos destructores se van a llevar una sorpresa dentro de poco”.

Bueno, todo esto se olvidará rápidamente si San Martín consigue el ascenso, y me encontrarán en medio de una desaforada multitud celebrando en la Plaza Independencia entonando canciones alegóricas (?) a la situación. Si esto ocurre, quizás este señor sea entrevistado por Gastoncito Recondo mientras es exhibido como ejemplo de seriedad dirigencial.

De este modo me despido de Uds. y si aparezco en un pozo, no será solamente porque mi nombre es Timmy O’Toole.

— fuentes: 1, 2, 3, 4, 5, 6 (PDF), 7, 8, 9, 10

[enviado por Timmy O’Toole]


oro_atenas04.jpg

Argentina en el fútbol olímpico

invitado 128

A lo largo de sus 100 años de historia, el torneo olímpico de fútbol fue esquivo para Argentina. Ya sea porque no se le dio importancia o simplemente porque la suerte no acompañó, la mayoría de las actuaciones argentinas no han sido demasiado destacadas. Desde la primera participación en Amsterdam 1928 hasta Atenas 2004, sólo se registran 6 apariciones con un saldo de 1 medalla de oro y 2 de plata. Demasiado poco para lo que significa la Selección a nivel mundial.

El Comité Olímpico Argentino hizo su debut con una delegación oficial en los Juegos Olímpicos de París 1924. Originalmente estaba estipulado enviar un equipo de fútbol, pero por problemas organizativos y por la división que existía entre la Asociación Argentina de Football y la Asociación Amateur de Football, que era la reconocida por la FIFA, se optó por no mandar un representativo. Por eso el fútbol argentino tuvo que esperar 4 años para hacer su presentación.

Previo 0-0 con Portugal en un amistoso, que por lo único que paso a la historia fue por ser el primer partido en Europa, Argentina, compuesto por la base que sería finalista en el Mundial de 1930, llegó a la final olímpica de Ámsterdam 1928 sin sufrir demasiado. Los resultados fueron: 11-2 a Estados Unidos (octavos), 6-3 a Bélgica (cuartos) y 6-0 a Egipto (semifinales). Al igual que lo que ocurría en los insipientes torneos continentales, la definición la protagonizaron uruguayos y argentinos en dos partidos muy peleados.

Como el choque original terminó 1-1 tuvieron que volver a jugar 2 días más tarde porque todavía no existían ni el suplementario ni los penales. Fue 2-1 para Uruguay, que volvió a festejar, tal como lo había hecho 4 años atrás en París. Lo llamativo es que esa fue la última participación de los Charruas en el campeonato olímpico.

Luego de la medalla plateada Argentina no volvió a participar en el certamen. Retornó en Roma 1960, pero con un paso muy fugaz. Sin demostrar demasiado, el conjunto que dirigía Ernesto Duchini se fue en primera ronda al quedar segundo en el Grupo 3 y, como solo clasificaba el primero de cada zona, se tuvo que volver a casa temprano. Los resultados fueron: 2-3 contra Dinamarca, 2-1 a Túnez y 2-0 a Polonia. Carlos Bilardo, cuando todavía jugaba en San Lorenzo, Alberto Rendo y Juan Oleniak fueron los únicos del plantel que luego tuvieron una carrera importante en la Primera División.

En 1964 la Llama Olímpica se encendió en Tokio. Hasta allí viajó una selección que había ganado su pasaje en un Preolímpico disputado en Perú, que no pudo concluir por una tragedia mientras jugaban argentinos y peruanos cuando restaban pocas fechas para que termine el torneo. La actuación fue similar a la de Roma: afuera en primera ronda, pero con peores resultados. Otra vez con la conducción de Duchini, Argentina terminó último en el Grupo D porque empató con Ghana 1-1 y después perdió con Japón 2-3. En ese equipo jugaron, entre otros, Roberto Perfumo, que era el capitán, Agustín Cejas y Miguel Ángel Tojo.

Con todo el caos que reinó en las selecciones hasta la llegada de César Menotti, desde la AFA casi no se le daba importancia (a veces ni siquiera se asistía) a los Preolímpicos y las participaciones nacionales eran intrascendentes. Después de tanto penar, en 1980 Argentina gana el Preolímpico de Colombia que le permitía asistir a los Juegos de Moscú de ese año. Pero no pudo ser. Los milicos de turno se prendieron al boicot impulsado por Estados Unidos y chau Juegos. El lugar vacante lo ocupó Venezuela, que por única vez participó en una competencia oficial fuera de Sudamérica.

Tras la ausencia en Los Ángeles 1984 (no jugó el Preolímpico), la vuelta del fútbol nacional se dio en Seúl 1988. El entrenador Carlos Pachamé contaba con futuras luminarias como Perico Pérez, Luis Islas, Fabián Cancelarich, Hernán Díaz, Néstor Fabbri, Pedro Monzón, Jorge Comas y Mario Lucca (?). En la primera ronda Argentina debutó con un 1-1 contra Estados Unidos, después perdió 1-2 ante la URSS y cerró la primera fase con un triunfo ante Corea del Sur por 2-1, que le permitió clasificar a los cuartos de final, etapa en la que perdió con Brasil por 1-0. Esa fue la única vez se disputó el clásico sudamericano en un Juego Olímpico.

Después de la decepción en el Preolímpico de Paraguay en 1992, Daniel Pasarrella llevó a la sub-23 a los Juegos de Atlanta 1996 luego de conseguir el subcampeonato en el Sudamericano de la categoría celebrado en Tandil y Mar del Plata. Con una Selección en la cual descollaban Mauricio Pineda, Pablo Cavallero, José Chamot y Pablo Paz (?) se volvió a jugar una final olímpica luego de 68 años. Ese partido contra Nigeria todavía es recordado por todos. Argentina ganaba 2-0 con goles del Piojo López y de Hernán Crespo. De la mano de Nwankwo Kanu y toda su grosses, los nigerianos dieron vuelta el resultado. También tuvieron una ayuda de Roberto Sensini, que en última jugada no dio el paso adelante y le permitió a Emmanuel Amunike poner el 3-2 histórico que hacía que por primera vez un equipo africano se colgara la medalla de oro.

En Atlanta, aunque el fútbol se disputó en diversas ciudades, Argentina le ganó a la Estados Unidos de Alexis Lalas por 3-1, después empató Portugal y con Túnez 1-1. En los cuartos de final la Selección jugó su mejor partido y superó a España 4-0. En las semifinales el rival fue otra vez Portugal y la victoria fue de 2-0 con goles de Crespo.

Tras la ausencia en Sydney 2000 la última presentación fue en Atenas 2004, en donde por fin se pudo romper el maleficio y la medalla de oro fue para Argentina. El equipo conducido por Marcelo Bielsa tuvo un andar perfecto con el agregado de que no recibió goles en contra. La campaña fue: 6-0 a Serbia y Montenegro, 2-0 a Túnez y 1-0 a Australia (Primera fase); 4-0 a Costa Rica (Cuartos), 3-0 a Italia (Semi) y 1-0 a Paraguay (final). Como curiosidades se destacan que Roberto Ayala se convirtió en primer futbolista en ganar 2 medallas (también estuvo en Atlanta) y que, además, Argentina se convirtió en la cuarta selección en conquistar el oro olímpico y el Mundial (las otras fueron Uruguay, Francia e Italia).

A partir del 6 de agosto con el Checho Batista comenzará en Beijing la séptima participación olímpica argentina y la búsqueda de retener el título olímpico, ese que tanto busca ganar Brasil y todavía no pudo.

— fuentes (PDFs): 1, 2, 3, 4, 5, 6 y archivo personal —
[enviado por Esclavo del Sector 7G]


bueno.jpg

Charly (don’t be) Good

invitado 159

En la madrugada comenzaba la participación de Peñarol en la Lunar New Year Cup, en Hong Kong, enfrentándose a la selección de la liga local. El partido terminó con victoria del seleccionado local por 2-1. Pero la noticia pasa por otra cosa, como no podía ser de otra forma, la garra uruguaya se pasó de la raya, con 2 expulsiones en el partido y con un final a golpes de puño entre ambos bandos.

Sí, si lo estaban pensando, el primer expulsado del partido e iniciador de toda la gresca no fue otro que este muchacho.

[enviado por SiC]


ima_leche.gif

El valor de los títulos de verano

invitado 161

River ganó el pentagonal de verano. Sin brillar, pero lo ganó. De todas formas, nadie parece demasiado entusiasmado por el rendimiento del equipo, y la mayoría de la gente no le asigna importancia al título porque, dicen, los torneos de verano son una anécdota y no indican nada sobre el futuro. ¿Es tan así?

Vamos a ver…

Verano de 2000
Primer pentagonal de verano: lo gana Boca. Los xeneizes terminarían festejando la obtención de la Copa Libertadores a mitad de año.

Verano de 2001
Vuelve a ganar Boca, que repetiría como campeón de América.

Verano de 2002
No hubo pentagonal, sino dos torneos. Uno lo ganó Racing, que terminó sexto en el Clausura. El otro lo ganó River, que se llevaría el torneo local con 43 puntos.

Verano de 2003
Vuelve el pentagonal y lo gana Boca, que también vence en la Copa Libertadores y termina segundo en el Clausura.

Hasta aquí los resultados son indiscutibles: el que gana en el verano tiene éxito en el primer semestre del año. Sin embargo, esta tendencia se diluye a partir de 2004…

Verano de 2004
El pentagonal se lo lleva San Lorenzo, que fracasa en el Clausura y termina noveno.

Verano de 2005
Vuelve a ganar San Lorenzo, y esta vez le va mucho peor: eliminado en primera ronda de la Copa y puesto número 16 en el Clausura.

Verano de 2006
Boca predomina en el verano y luego se queda con el Clausura. Ese año no jugó Copa.

Verano de 2007
River gana el pentagonal, queda afuera en primera ronda de la Copa y termina cuarto en el Clausura.

Conclusiones:

- En 5 de los últimos 8 años, el campeón del verano ganó algo en el primer semestre.
- Cuando Boca gana en el verano, siempre termina festejando a mitad de año.
- Lo de River es más incierto: tras sus dos veranos exitosos, una vez le fue bien y otra mal.
- San Lorenzo y Racing, aunque ganen en el verano, siempre tienen las de perder.

Ah, Independiente no gana nunca.

[enviado por JPP]


general14p.jpg

Las explicaciones de Don Vito ferretero

invitado 248

Don Vito y sus secuaces se han tomado el laburo de “explicarnos” el porqué del “simpático” aumento de las entradas generales en un… digamos… aproximadamente… 70%.

Pero para entenderlo mejor, ¡nada mejor que un colega del rubro (?) explicándolo! Todo muy lindo, pero…

- ¿Realmente se dolarizaron todos los costos? ¿El convenio de UTEDYC ha dolarizado los contratos de sus trabajadores? Se sabe que en muchos casos los controles son socios que dan una mano…

- ¿También se han dolarizado los contratos de los mejores jugadores de nuestro medio, para que no deban emigrar a ligas tan competitivas y atractivas como México, Rusia, Qatar, el ascenso español, el ascenso italiano, Suecia, Suiza, Israel, o Rumania? (O por lo menos no se conviertan en opciones atractivas sino que sean destinos baldoseros.)

- ¿Gozamos de estadios seguros? ¿Adquirimos fácilmente una entrada? ¿Ingresamos fácilmente a los estadios, sin empujones, colados, o sin que la Infantería se abstenga de golpear a un padre con su hijito de 4 años en sus hombros? (Tigre – Platense, primera rueda del anterior campeonato de la B Nacional.)

- ¿Tenemos buenos árbitros, jueces de linea que cobran offside a un jugador habilitado por 2 METROS TREINTA CENTIMETROS? (Rossi en CASLA 2 – Tigre 1, era un gol legítimo de Román Martínez).

- ¿El incremento del costo de la Policía adicional evitó incidentes, suspensiones o muerte de espectadores en las canchas?

- La prohibición de concurrencia de los espectadores visitantes, ¿redujo sustancialmente en tamaño de los operativos policiales? ¿O eso de que en Defensa y Justicia – Chacarita hubo 300 hinchas y 150 policías es un delirio mío?

- ¿Sabemos que compañía provee el seguro del espectador? ¿Y si es un seguro corriente de accidentes personales o un seguro más completo? ¿Y si nos cubre hasta que llegamos a nuestras casas (como una ART), hasta donde termina el operativo o una vez que ponemos un pie fuera de la cancha estamos librados a nuestra suerte?

- Ah, antes de 2001… ¿no hemos pagado miles de veces los famosos “adicionales”, “días del club”, “cuotas sociales mes 13″, “bonos pro adquisición de loquegarchaseteocurra” y un largo etc.? En 1997/98 Tigre jugaba en la B Metro (vuelvo con los ejemplos de Tigre porque es el club que tengo mas a mano, del resto no quiero hablar al gas) y es verdad, la entrada salia 8 pesos / dolares + 5 de adicional… Por esa época nos reiamos de que ver a Tigre salia casi lo mismo que ver al Milan (15 dólares).

- Y el punto más importante…las deudas de los clubes también se pesificaron… No veo a Defensores de Belgrano colocando bonos en Wall Street en dolares que devenguen un 10% de interés…

Conclusión: o estamos llenos de arlecos que les da lo mismo ir a la cancha que pagar el codificado, o definitivamente en nuestros estadios veremos solamente tribunas abarrotadas de “hinchas caracterizados” meta bombo y trapo, fotografiados y filmados por otras tribunas abarrotadas de turistas japoneses.

[enviado por Capogrosso]


pagina7.jpg

Autobombo tercerizado (?): Glorioso Decano

invitado 67

La revista Glorioso Decano es un proyecto independiente que surge como rama, como desprendimiento tendencioso de lo que era Fútbol Champú, un programa de radio (no partidario) muy fugaz, que salió al aire por una de las principales radios comerciales de la ciudad de San Miguel de Tucumán apenas 3 meses.

Si bien el programa alcanzó un record absoluto (siendo el programa que registró menos audiencia en dicha FM) y el tiempo que estuvo al aire fue poco, éste fue suficiente para consolidar una postura para con el fútbol, para consolidar una manera de vivir, sentir y pensar (?) el fulbo, la cual estaba muy influenciada por La Redó, En Una Baldosa y TicEspor.

Al no acomodarse el mundo de las FM a nuestras pretensiones, tuvimos que colgar el micrófono (?) y seguir cada uno por su lado. Por pura catarsis, de “Fútbol Champú”, se desprendieron 2 medios partidarios opuestos: Glorioso Decano y Santa LoKura (la historia de nuestros primos es tema de otro post).

El primer número de Glorioso Decano coincidió con el aniversario de los 105 años del club. En ese período se empezaron a laburar los contenidos. El primer ejemplar fue de elaboración 100% artesanal. El diseño era muy básico, muy cabeza, prácticamente una cagada… pero era en papel ilustración (con tapa y contratapa full color).

En dicha edición pueden apreciarse:

* una entrevista con Mauro Amato (quien cuenta cuando se escapó de una concentración para irse a ver La Renga, en una oportunidad que tocaba en nuestra provincia)

* la sección Decadictas (básicamente inspirada en Las Fanáticas), que consiste en publicar fotos de mujeres hinchas del club con escasa vestimenta.

* una sección denominada Hinchas que andan por ahí, la cual es un reportaje a un hincha particular que suele frecuentar el Estadio Monumental.

El primer número tuvo un impacto increíble en el pueblo decano. Inmediatamente se contactó con nosotros gente de Ol*, quienes se mostraron muy interesados en nuestro producto, pero al no llegar a un acuerdo monetario quedó todo en la nada (chamuyo). Luego apareció un loco que tiene una imprenta y hace diseño gráfico, y nos involucramos en una sociedad capitalista (?).

Recientemente acabamos de editar el Número 2 de la revista, consiguiendo mejoras considerables en lo que respecta a la cuestión de diseño y tratamiento de imágenes. En esta edición puede observarse una impecable producción de fotos en la sección Decadictas, además de una entrevista al DT Jorge Solari, y un reportaje a la Familia Torres, una reconocida familia de hinchas militantes, que desempeñan su labor periodística partidaria desde hace 7 años.

En este número la revista tuvo un giro demagogo (?) y dio espacio a las secciones Vagos y atorrantes (el lugar para los inadaptados) y la típica sección Trapos.

PD: soy consciente de que al enviar este artículo, es muy probable que desde la fecha de la publicación sufra aprietes de barra-bravas, o clausuren todas las imprentas clandestinas…

[enviado por Martín]


maradona-peru.jpg

El día que el Dié nos dejó

invitado 123

Corre la madrugada de diciembre de 2015, y la Argentina toda se ve sacudida por una noticia de último momento: el cuore del jugador más grande de todos los tiempos dice basta luego de una fiesta con enanos, merca y secretarias de Sofovich (aunque fuentes oficiales hablan de una operación de amígdalas que se complicó).

La inmensa mayoría del país recibe con congoja la noticia de la defunción del astro, cadena nacional, innumerables homenajes, recitales gratuitos de Man Ray, The Sacados y Jazzy Mel, se disparó el precio de la merluza, programas especiales en la televisión en donde se recuerdan las jugadas fantásticas con las cuáles deleitó a grandes y chicos por dos décadas, sumado a las infaltables entrevistas al Negro Enrique por la asistencia en el segundo gol a los ingleses y al peluquero que le pintó el mechón amarillo en una de sus tantas vueltas al fútbol.

El mundo tampoco fue ajeno a la noticia, todas las figuras que lo quisieron bien dejaron una palabra de apoyo para su familia como Fidel, Chávez, Eric Cantoná, los herederos de Armani, Hugh Hefner y Ricky Martin. Le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz y un Oscar a la trayectoria por “Cuando Maradona conoció a Gardel”.

Chiche Gelblung y los programas de chimentos llenan meses y meses de programas entrevistando a ex compañeros, hijos no reconocidos (las malas lenguas dicen que tuvo más hijos que Urquiza), gatos y chongos que supieron arroparlo en noches de aflicción porque la Claudia lo dejó (al momento de esta crónica sale con un exitoso actor que ha sabido cautivar a Hollywood, de nombre Brian Caruso) y, por supuesto, sus amigos de toda la vida, su entorno, como Gabriel “La Morsa” Espósito (quien se rumorea va a reemplazar a Julio Humberto Grondona en la AFA), Claudio Paul Caniggia, Ernesto Cherquis Bialo, Luciano Pereyra, Marcelo Palacios, el Coqui de Cebollitas, Martín Liberman (?), Mariano Peluffo (?) o Ricardo Caruso Lombardi (?).

Igualmente los mayores cambios se produjeron en la arena política. Invadidos por la euforia sidieguista que invadía al pueblo argentino en los días posteriores a su deceso, el Congreso de la Nación, siguiendo las órdenes de Máximo Kirchner, el presidente recientemente electo, resolvió que la República Argentina adopte como credo a la doctrina emanada de las escrituras de la Iglesia Maradoniana y el himno nacional es reemplazado por Capitán Pelusa de Los Cafres. Todavía hay un poco de reticencia en el tema pero dicen que para fines del 2016, la Constitución Nacional será reemplazada por “Yo soy el Diego de la gente”.

A su vez, fueron desterrados todos los hijos extramatrimoniales del Dié que no se cambiaran su apellido a alguna de las siguientes opciones: Coppola, Shilton, Rudy Cacconi, Sanfilippo, Ruggeri, Toresani, Havelange, Blatter o Jorge Dorio (?). Este aire chauvinista se torna peligroso porque piensan declararle la guerra a Uruguay por cabezas de termo y quieren cambiar la sede del Gobierno nacional a Cocodrilo (le dieron una plaqueta a Dalma y Giannina en agradecimiento a la importante colaboración de su padre con la causa).

Fueron rebautizadas varias de las obras, edificios y monumentos para homenajear a la estrella del balómpie, así fue que la Bombonera, al igual que la 9 de Julio entre tantas otras cosas, pasaron a llamarse Diego Armando Maradona pero también hubo lugar para Dalma (por ejemplo, el Complejo Tita Merello pasó a llamarse Dalma Maradona), Giannina, Doña Tota, Cris Miró y hasta Francis Cornejo.

Obviamente se le declara la guerra al Vaticano por los techos de oro, José de San Martín es despojado de su condición de prócer, la historia argentina se vuelve a reescribir para que se aprenda como realmente es (Belgrano no le ganó a nadie y se la comía; San Martín no cruzó los Andes y murió de SIDA porque se lo garchó el general español en Cancha Rayada y Sarmiento debutó con un pibe: próceres son Maradona, Kempes y Gamuza), se impone por decreto que un nariguetazo de coca antes de ir a laburar es obligatorio bajo pena de azotes y por supuesto, para que los chicos crezcan sanos y fuertes: máquina expendedoras de travestis y de ginebra en todas las escuelas y universidades. Por un país en serio (?)

Conclusión: Diego no te mueras nunca.

[enviado por El Mencho (Adelfa para los amigos (?))]


europa.jpg

El regreso de los jugadores de Europa

invitado 283

Hace unos días se armó una discusión donde loperfido decía que Placente era el mejor 3 del torneo local, con lo cual muchos estuvieron en desacuerdo (entre los que me incluyo) y me puse a analizar los casos de jugadores que retornan de Europa (no voy a considerar a los jugadores que se fueron a México, ya que me parece que no es lo mismo que Europa) cuando aún tienen un poco de tela para cortar. Para hacerlo más fácil, lo voy a dividir en diferentes categorías, después, que cada uno meta a los jugadores en las categoría que se le cante.

Los jugadores jóvenes que regresan de Europa a menos de dos años de haberse ido cuando todavía son jóvenes

Es el típico caso de un jugador joven que es vendido por la necesidad económica de un club, sin tener muy en cuenta la proyección que ese jugador pueda tener en su nuevo club en Europa. Casos más precisos son los ejemplos de Gabriel Paletta, quien fuera vendido al Liverpool desde Banfield por unos 4 millones de dólares, y que luego de disputar tan solo 3 partidos por la liga inglesa con el Liverpool, fue dado a préstamo a Boca, aunque el pase paso a ser definitivo con la venta de Emiliano Insúa al Liverpool.

Otro caso parecido es el de Sebastián Leto, quien fuera vendido por Lanús al mismo equipo que Paletta, el Liverpool por unos 3,6 millones de dólares y que estaría por pegar la vuelta para jugar en River luego de no disputar ningún partido por la liga inglesa y tan solo 2 partidos por la fase clasificatoria de la Champions League y 2 partidos por la Copa de la Liga.

Dentro del mismo caso podría ser el de Rodrigo Archubi, quien fuera vendido al Olympiakos griego luego de no ser tenido en cuenta por el técnico de Lanús, Ramon Cabrero. En Grecia disputó tan solo 4 partidos (uno solo como titular) y no se logró acostumbrar al fútbol del país helénico y volvió a disputar el torneo Clausura 2008 en River.

Dentro de esta categoría se podría seguir incluyendo jugadores a montones, muchos vendidos a clubes de países un tanto exóticos para los traspasos de jugadores (Chipre, Rusia, Bulgaria o algún otro que no me acuerdo).

Los jugadores sin mucho éxito que se van a Europa, “juegan” 4 ó 5 años y regresan cuando todavía tienen menos de 30 años

No son muchos los jugadores dentro de esta categoría, pero no por eso vamos a dejarlos afuera, en líneas generales son jugadores que no eran las estrellas de su equipo (más bien, no estaban ni cerca de serlo) pero que debido a una buena regularidad y buenas actuaciones en partidos claves lograron una transferencia al exterior.

Dentro de esta categoría incluiría a jugadores como Aníbal Matellán, quien fuera vendido al Schalke 04 de Alemania cuando tenia 24 años, jugó 3 temporadas en el equipo alemán, disputando 37 partidos, volvió a Boca por una temporada y regresó a Europa, para disputar una temporada en el Getafe y una en el Gimnastic (22 y 19 partidos jugados respectivamente) para regresar a la Argentina y defender los colores de Arsenal de Sarandi. Si bien Matellán no cobró por estar sentado en la platea, tampoco descolló en su paso por Europa, por lo que luego de juntarse unos mangos, regreso rápidamente a las pampas a seguir con su carrera junto a los suyos, con un futuro un poco mas seguro.

Dentro de la misma categoría se podría agregar a Cristian Díaz, compañero en Arsenal de Matellán, quien luego de jugar con una buena regularidad en Independiente (aunque los simpatizantes de dicho club piensen lo contrario) fue vendido a los 24 años al Udinese italiano (31 partidos) y luego comenzó su periplo dentro de España, Mallorca, Levante, Albacete, Murcia y Almeria, con una temporada en cada club (8, 39, 7, 17 y 4 partidos jugados respectivamente) para a comienzos de la temporada 2005/06 regresara al país para defender los colores de Olimpo (BB) en primera (sin mucho éxito).

Grandes jugadores vendidos como figuras, con pasado en la Selección Argentina, pero que en Europa les va de mal en peor y vuelven mucho antes de lo esperado

Probablemente dentro de esta categoría entrarían un montón de jugadores, sobre los que voy a dar un pantallazo solo a algunos, pero para dar un breve resumen serían jugadores que eran estrellas o de los mejores en sus equipos, convocados a selecciones juveniles y a la mayor, pero que luego de jugar un par de años en Europa su nivel empieza a decaer (por múltiples razones) y regresa al país (muchas veces, con resultados dispares).

Dentro de esta categoría se podría poner a Marcelo Gallardo, quien a principios de la temporada 1999/2000 fue vendido al Monaco francés, donde en la primera temporada brillo con 8 goles en 28 partidos logrando el titulo francés y el Trofeo de los Campeones en la siguiente temporada. Pero ya en su tercera temporada su nivel estaba mermando bastante, por lo que el técnico, Didier Deschamps decidió mandarlo al banco y Gallardo decidió regresar a River al finalizar su cuarta temporada en Francia. En su regreso a la Argentina hizo de todo (participó en el último titulo de la institución de Nuñez, hizo echar a Mostaza Merlo, se peleó con Passarella y pidió irse), recalando en el PSG francés, donde su pasó fue mas bien malo y ahora se fue a la MLS.

El segundo ejemplo de esta categoría es, ni nada mas ni nada menos, que el personaje que impulsó este post, Diego Placente. El 3 pasó de Argentinos a River cuando era un purrete, pero demostraba un gran nivel. Luego de 4 temporadas en River con un gran nivel, fue vendido al Bayer Leverkusen, donde se adueño del carril izquierdo de la defensa, hasta que su contrato terminó. Las opciones eran el Everton ingles o el Celta español, decidiéndose por el último. Su decisión no fue muy acertada, ya que en la segunda temporada en el club, este desciende a la segunda división, y para colmo de males, el técnico decide no tenerlo muy en cuenta, por lo que rescinde contrato y es contratado por San Lorenzo.

Dentro de poco aquí dentro, si es que se realiza, se podría agregar a Andrés D’Alessandro, quien su poco inteligente venta al Wolfsburg de Alemania le hizo dar varios pasos en falso en el fútbol europeo.

Grandes jugadores que fueron vendidos como estrellas, que deciden volver al país cuando le quedan un par de balas cargadas para gastarlas en el club de sus amores

El caso mas emblemático es el de Juan Sebastián Verón, (a pesar de que a muchos aquí nos les guste, pero hay que reconocer las cosas como son) quien luego de una extensa carrera en Europa, con éxitos en muchos casos, malos pasos en otros. Verón se fue de Boca rumbo a la Sampdoria allá por 1996, luego de jugar 2 temporadas en el club, fue vendido al Parma, donde consiguió la Copa Italia 1998/1999. En la temporada 1999/2000 paso a Lazio, donde consiguió una Supercopa Europea 2000, la Liga italiana 1999/2000, la Copa Italia 1999/2000 y la Supercopa Italiana 2000. Pasó al Manchester United en el comienzo de la temporada 2001/2002, siendo campeón en la siguiente temporada. Su paso por el Chelsea fue bastante malo y luego recaló en Inter de Italia, donde consiguió las Copa Italia 2004/2005 y 2005/2006, la Liga italiana 2005/2006, la Supercopa Italiana 2004/2005. Su regreso a Estudiantes (LP) se dio a mediados de 2006, consiguiendo el primer campeonato disputado, el Apertura 2006.

Grandes jugadores que fueron vendidos como estrellas a Europa y que vuelven cuando ya no deberían haberlo hecho (léase: vinieron a chorearse un poco de plata)

En este caso hay miles de ejemplos, por lo que no me voy a detener en ejemplificar algunos casos en forma detallada, sino que voy a nombrar algunos, como los regresos de Esnaider, Pizzi y Vivas a River (aunque el segundo, rindió bastante en Rosario Central), el regreso de Balbo a Boca.

Por último hay 3 casos que son para analizar detenidamente, que son los casos de Juan Román Riquelme, Martín Palermo y Ariel Ortega.

- El primero fue vendido como una estrella al Barcelona de España, donde patinó de lo lindo, este lo dio a préstamo al Villarreal español, donde a base de buenas actuaciones lo termina comprando, lleva al equipo a las semifinales de la Champions League (fallando un penal decisivo), y luego de esto, por cuestiones de vestuario (léase camarillerismo de parte del jugador) decidieron colgarlo y el resto de la historia es conocida.

- El segundo también fue vendido como estrella al Villarreal, donde comenzó convirtiendo varios goles, pero luego de una lesión mas que estúpida (se le cayó una tribuna en la gamba, quebrándole la tibia y el peroné). Luego empezó el derrotero por otros equipos españoles, en el Betis no dio pie con bola y en el Alaves jugó poco, pero hizo goles importantes, para luego volver a Boca y empezar con la payasada del Countdown (?).

- Ariel Ortega también es un caso especial, debido a que cuando fue vendido por primera vez a Europa no le fue bien por muchas razones, primero cayo en el Valencia de la fiesta junto a Rosario y después en Italia se dedico a chupar vino con los brazucas en sus pasos por Sampdoria y Parma. Cuando regresó a Argentina formó parte de los grandiosos “Cuatro Fantásticos” junto a Juan Pablo Angel, Javier Saviola y Pablo Aimar, aunque se quedaron con las manos vacías, ya que el titulo se lo llevo el San Lorenzo del Ingeniero Pellegrini.

Luego, gracias a un cráneo, Ortega fue vendido en la peor transferencia de todos los tiempos, al Fenerbahçe de Turquía. El resto de la historia es sabida, AAO se toma el buque para el Mundial Corea-Japon 2002, no vuelve a Turquía, los turcos se chivan y lo suspenden, la aparición mágica del amigo de Floyd Felagund (léase: EJL) para que el Burrito vaya a NOB y el resto de la historia es conocida.

[enviado por SiC]