Vergüenza

perplatado 116

Yo entiendo que el fútbol de Venezuela es mejor que antes y ahora no se puede ir con la reserva y golearlos. Pero sigue siendo Venezuela, y futbolísticamente cualquier equipo de ese país es por default inferior a cualquier clasificado a la copa Libertadores por Argentina. Recién en el partido de Boca se vio que no eran 100% inútiles pero tampoco eran buenos.

Entonces no puedo concebir que Boca haya ido a Maracaibo a dejar pasar el tiempo y llevarse un punto. Boca es el campeón de América, hermano (?). Estaba muy claro que con un poco de ganas el partido se ganaba sin problemas. Pero el único momento en el que Boca tuvo ganas fue cuando se vio 1-0 abajo porque los venezolanos clavaron un tiro libre. Entonces Boca fue a buscar el empate y lo consiguió en dos minutos. Luego de eso volvieron a la misma actitud de antes, mostrando que el empate les conformaba.

Boca, aparte de no querer nada, jugó espantosamente. Desde la época de Brindisi que no lo veía jugar tan mal. No se salva nadie, salvo tal vez Battaglia. Tal vez Boca no tenga tan buen plantel como se supone, no se entiende si no por qué esta actitud mediocre y perdedora. Entendería la forma de jugar si fuera en la altura, con calor sofocante o algo así. Pero Boca el año pasado en La Paz generó mucho más fútbol. Es cierto que también empató, pero estuvo a punto de ganar aquel partido. Hoy mereció perder por mediocre.

Esos dos puntos que Boca dejó pasar podrían ser la diferencia entre clasificar y quedarse afuera, sobre todo jugando así. Para mí no hay diferencia entre este empate de Boca con Maracaibo, el partido que perdió San Lorenzo con Caracas o el que perdió River con un equipo de 100 años menos.

No se puede ser tan mediocre, y menos estar tan conforme con la mediocridad.


¿Para cuándo una calle con su nombre?

Murió con la suya

perplatado 211

Mucha gente admira a Bielsa, y a otros, por haber sido fiel a sus convicciones a pesar de la adversidad. Quiere decir que tiene principios y que no los traiciona. Es algo que parece muy noble, casi patriótico, y es el mayor componente de la imagen de prócer que tiene Bielsa, y también tienen otros.

Pero ser fiel a las convicciones no necesariamente es una virtud. Si la realidad muestra la equivocación de las convicciones ser fiel a ellas está fuera de la razón. Las convicciones se convierten en ideología y empañan todo lo que uno ve.

Pienso que la fidelidad de Bielsa hacia sus convicciones fue un factor importante (no sé si determinante) para la eliminación de Argentina en el 2002. Inglaterra y Suecia le encontraron la vuelta al sistema de juego, y la respuesta de Bielsa fue cambiar jugadores pero no tocar nunca el sistema. No termino de entender por qué se aplaude la decisión de Bielsa de continuar con algo que no funcionaba, en honor a la coherencia.

En el período posterior al Mundial el esquema de Bielsa sí cambió, y el equipo de los Juegos Olímpicos jugaba distinto al de Corea y Japón. Bielsa vio las falencias del sistema e intentó corregirlas, tratando de ser fiel a lo que él veía de bueno en sus ideas. El equipo olímpico jugó bien, por más que tuviera las características mecanizadas que nunca me gustaron de los equipos de Bielsa.

Otro que nunca traicionó sus convicciones al mando de la selección fue Bilardo. Después de un par de años de aplicar sus ideas con insistencia, no conseguir buenos resultados y clasificar con muy poco margen para México ‘86 medio país, incluyendo al Presidente, lo quería sacar del puesto. Bilardo mantuvo sus ideas y “el tiempo le dio la razón”. Con su sistema fue campeón y subcampeón mundial. Bilardo sigue explicando los resultados de su selección fuera de los Mundiales diciendo que en esos partidos era donde tenía que probar los jugadores, que el único objetivo era el Mundial y esas cosas. Y como jugó dos finales podría creérsele.

El período de Bielsa fue opuesto en cuanto a resultados. Brillantes victorias conseguidas ante los mejores equipos del mundo, eliminatorias ganadas con amplitud y estrepitoso fracaso en el Mundial, con dos goles a favor y dos en contra (era un grupo difícil, pero se aspiraba al campeonato, no meramente a pasar de ronda). Bilardo mantuvo sus convicciones durante cuatro años ante resultados adversos y consiguió el objetivo. Bielsa mantuvo sus convicciones durante cuatro años de triunfos, su equipo se quedó afuera en primera ronda y hoy hay gente que lo idolatra por su actitud.

Tras la renuncia de Bielsa aparece Pekerman, el que había resignado su designación y traído al ex DT de Newell’s, y en el primer partido plantó bandera. Adoptó un estilo muy diferenciado del de su antecesor, y puso a Riquelme y Cambiasso, dos jugadores que no encajaban en el estilo de Bielsa, entre otras cosas como símbolo de la diferencia entre el técnico anterior y él.

Riquelme es la bandera de los que prefieren tener jugadores creativos y talentosos por encima de los que quieren hacer diferencia con la táctica. (Yo no quiero empaparme en ninguna de las dos vertientes porque pienso que ninguno tiene la verdad.) El fútbol de la selección de Pekerman consistía en manejar la pelota, tocar y sacrificar vertiginosidad para ganar sorpresa: exactamente los puntos fuertes de Riquelme.

Riquelme tiene valor simbólico aunque no quiera

Durante la corta etapa de Pekerman el equipo tuvo partidos en los que alcanzó un alto nivel de juego, como contra Brasil en Buenos Aires o contra Serbia y Montenegro. En octavos de final se jugó contra México en un partido que era un duelo entre el estilo que tenía la selección y el que había tenido cuatro años antes. El juego de La Volpe se parece mucho al de Bielsa, y ambos tienen en común la crítica recibida por no haber llevado a determinados jugadores talentosos que no eran muy compatibles con su juego. Al contrario de lo que piensan algunos, Argentina ganó ese partido muy bien, recuperándose de un buen arranque del rival que no duró lo necesario para que México pasara de ronda.

Y en el siguiente partido, contra el local, la cosa estaba bajo control hasta que el equipo se autodestruyó. Pekerman sacó a Riquelme y cambió la filosofía de juego que había mantenido en dos años de dirección técnica por la de “cuidemos el resultado en estos minutos que quedan”. Y eso no se puede hacer contra Alemania en Berlín. Luego del empate alemán, que vino pocos minutos después de la salida de Riquelme, el equipo se desconectó. No supo defender el resultado y no tenía forma de volver a inclinar el marcador a su favor.

Pekerman abre los brazos

Todo esto nos da que en 2002 Argentina quedó afuera con un técnico que se mantuvo fiel a sus convicciones, y en el 2006 quedó afuera cuando un técnico traicionó sus convicciones.

Hay una especie de “infalibilidad” del DT de la selección. Por algún motivo los hombres que llegan a ese puesto en la selección argentina tienden a pensar que la tienen clara y que su sistema es excelente/perfecto/óptimo/etc. Tal vez el origen de esa arrogancia esté en la combinación de dos hechos: la importancia del cargo que ostentan y el contrato garantizado de cuatro años. Fíjense en la actitud de Menotti, Bilardo, Basile, Passarella, Bielsa y Pekerman. A un par les fue bien, a varios les fue mal manteniendo sus convicciones y a uno le fue mal cuando las abandonó.

¿Qué nos queda para el 2010? El equipo es similar en estilo al de Pekerman, y no casualmente tiene otra vez a Riquelme como bandera futbolística y simbólica. Basile en su anterior período se vio en circunstancias extremas que lo obligaron a ceder el control del equipo después del 0-5 contra Colombia (me refiero a cosas como dejar que Maradona se entrenara solo y expuesto al Nastizol), y esas circunstancias es difícil que se vuelvan a dar. Pero, por lo que se ha visto, todo indica que Basile es hombre de una idea y que, si esa idea no funciona, no la va a abandonar. No parece aceptar que lo cuestionen. Tampoco parece tener planes alternativos, y eso es preocupante. Pero faltan dos años para Sudáfrica y puede mostrar que estoy equivocado. Espero que Basile tenga las bolas para abandonar sus convicciones si se muestran poco efectivas, y también para no abandonarlas cuando sean adecuadas.


Un vínculo entre el fútbol argentino y el guatemalteco

Argentina-Guatemala, en la trasnoche de TyC Sports

perplatado 109

Resulta que a la simpática gente que programa los amistosos de la selección se le ocurrió, para esta fecha FIFA, jugar contra Guatemala en Los Angeles a las 19.30 hora local. Se trataba del primer partido del sub-23 campeón olímpico luego de la obtención de la medalla de oro. No puedo entender la razón para el lugar y horario del partido. Supongo que los californianos habrán pagado muy bien la presentación de Argentina en ese lugar, dado que no creo que hayan podido recaudar mucho por derechos de televisión de un partido que se jugaba a la madrugada de Argentina y más a la madrugada de Europa.

Guatemala, en principio, no parecía una selección capaz de poner a prueba a Argentina, y el resultado final (5-0) muestra que lo que uno podía pensar sin saber nada del rival era bastante razonable. Del partido no hay mucho para decir. Argentina ganó sin jugar particularmente bien ni particularmente mal. La jerarquía fue suficiente, y una vez que el equipo dirigido por Batista se puso en ventaja (a los 14 del primer tiempo) nunca pareció que le podían empatar. Los goles fueron de Higuaín (2), Lavezzi, Maidana y Ruben.

El partido fue transmitido por TyC Sports. Alejandro Fabbri se encargó cuando arrancaba el encuentro de contarnos que estábamos disfrutando de una producción internacional de Torneos y Competencias, sin ver lo que iba a ser la señal internacional. Rápidamente empezó a disculparse con nosotros, los televidentes, y a aclarar que la señal no era generada por ellos y que el director de cámara no entendía mucho del deporte que transmitía. Esto a pesar de ser “una producción internacional de Torneos y Competencias”.

Lo notable es que la transmisión no tenía nada de anormal para lo que se ve acá. Fue levemente inferior a lo que produce TyC. Lo que ocurre es que abundaban en planos superfluos y elecciones de cambios de cámara por razones estéticas. Muchas veces el director se quedaba mostrando a un jugador, o a un técnico, o a parte del público, mientras el partido se seguía jugando. Esto pasa siempre en las transmisiones de acá, y la diferencia es que Nelson y Fabrri están en la cancha y ellos sí pueden ver el partido, por lo que no se quejan. Pero nosotros, los que no estamos en la cancha, vemos la transmisión con planos cortos y tenemos que depender de que el ciego de Walter Nelson nos diga quién tiene la pelota. Más gracioso fue oir a Fabbri decir que el director de cámaras no sabía nada de fútbol, cuando cada vez que comenta un partido queda claro que él tampoco entiende demasiado.

Fabbri al principio del partido declaró que se iba a sentir decepcionado si Argentina no ganaba por un mínimo de cuatro goles, dada la diferencia de jerarquía. Esta diferencia se produjo, pero es irrelevante haberle ganado por 5, 3 o 2 goles a Guatemala. Podrían perfectamente haber hecho como contra Venezuela (cuando la transmisión sí fue pésima) y bajar la persiana después del 2 o 3 a cero. Básicamente se sabía que si Argentina atacaba seriamente el gol estaba cerca, y basta ver el tercer gol, en el que Higuaín recibió la pelota de espaldas al arco en el área chica y se dio vuelta para convertir, para darse cuenta de eso.

En cuanto a los jugadores de la selección, estoy de acuerdo con la dupla de transmisión en que Mascherano una vez más fue el mejor. Más allá del ex jugador de River, nadie necesitó destacarse demasiado. Ustari sacó un par de cabezazos en tiros libres en contra (cabecearon tres veces en el área argentina, se nota que hay que aceitar algo ahí), y los delanteros jugaron bien pero tampoco es para hacerles un monolito. Riquelme tuvo algunos chispazos a pesar de estar siempre marcado por tres o cuatro jugadores.

Pero todos pueden jugar mejor, y el equipo en forma colectiva también. No lo necesitaron, suponemos que si otro rival pone más resistencia lo pueden superar. Pero el partido de hoy no aporta datos para conjeturar si el equipo de Batista podrá retener la medalla de oro.


Algo más lindo que una foto de Niembro

Los otros defectos de Niembro

perplatado 420

Todos sabemos y descontamos que el tipo es más operador que periodista, y nadie acá confía en lo que dice. Su status de operador es tan grande que deja en sombras a los otros defectos que tiene el llamado “Neustadt del periodismo deportivo”. Acá van cinco.

1) Pronunciación. Niembro cree que trabaja para “Fox Por”.

2) Conocimientos. Ver un partido con los comentarios de Niembro y notar que el tipo no sabe nada de fútbol es más o menos lo mismo. Ha desarrollado algunos métodos para enmascarar esto, pero son demasiado transparentes. Uno de ellos es insistir desde el principio del partido con una idea acerca del juego (por ejemplo, que las pelotas paradas son muy importantes actualmente) e insistir durante toda la transmisión, ante cada oportunidad o semi-oportunidad, con esa idea. Otra estrategia es hablar despacio, como alguien que está analizando con calma lo que ocurre y despierta pasiones en los que están a su alrededor. Esto es favorecido por el contraste con el relator. Lo notable de eso es que Closs sabe mucho más que Niembro, y a veces se exaspera con las cosas que dice el comentarista y lo pone en su lugar (nótese también la cantidad de veces que hace una observación que acaba de hacer Closs). Lo que no entiendo es cómo hizo para no aprender nada en 30 o 40 años de mirar partidos.

3) Entrevistas. Las usa para decir lo que él quiere difundir en ese momento, independientemente de las ideas que pueda tener el entrevistado. Convierte lo que dice el personaje en cuestión en lo que él quiere decir, algo que es muy fácil de hacer con un mínimo de habilidad lingüística, pero ni siquiera se molesta en disimularlo. Esto no ocurre en las entrevistas que hace en su rol de operador, en las que deja exponer al entrevistado y no hace más que tirarle centros.

4) Mala leche. Debe ser horrible ser productor de ese tipo. No vacila en mandar a sus productores al frente cuando está en el aire, ni en mostrar su enojo con la gente de campo de juego si tiene que repetir alguna pregunta. No quiero imaginarme lo que debe ser en persona.

5) Publicidad. Inauguró la costumbre de que el comentarista lea publicidad durante la transmisión de los partidos. Al principio parecían canjes propios, pero ahora todo se fue al carajo y se ve que los comentarios de Niembro forman parte de la pauta publicitaria del canal. Esto le viene bien porque le deja menos tiempo de comentarios de verdad en los que se note lo poco que sabe de fútbol. No es el único que hace esto pero es el pionero y el más molesto. Es una buena regla general tomar nota de qué periodistas dicen avisos de esa forma, cualquiera que lo haga da un indicio de que está en alquiler para decir cualquier cosa.

Así que, ya saben. No confíen en Niembro. Sí pueden confiar en mí (?).


Pulgar para abajo

Merecen descender

perplatado 227

1. Racing
Evitó el remate del club por muy poco, salió campeón en 2001 y entró en un tobogán que aún no se termina. No hay técnico que aguante una temporada, en general asumen con el campeonato empezado o a punto de comenzar y se van con el siguiente campeonato empezado, puteando a los que manejan el club y después de amenazar varias veces con renunciar. No mantiene los planteles más de un año, y consecuentemente el equipo nunca jugó a algo en los últimos cuatro o cinco años (desde que existe este blog, más o menos). Los jugadores hacen todo lo posible para irse y que los pida Arsenal es considerado un paso adelante en su carrera. Es hora de terminar con el sufrimiento y que se vayan de una vez a la B, a ver si la experiencia los puede limpiar un poco de la basura en la que están rodeados.

2. Rosario Central
Hace por lo menos 10 años que el equipo no hace más que ocupar lugar en la primera. Ganar en el estadio de Arroyito ya no es hazaña y lo único que les preocupa es que Newell’s esté peor. Le haría muy bien irse a la B, de paso en una de esas cuando vuelvan a ascender salen campeones.

3. Newell’s
Caso parecido al de Central, con la diferencia de que salió campeon en 2004 sin abandonar la mediocridad. Una conducción despótica que, según dicen muchos, ha eliminado cualquier vestigio de actividad institucional y/o amateur. Es hora de que se vayan de una vez.

4. Colón
Ascendió en 1995, salió subcampeón en 1997 y se clasificó para la copa Libertadores. A partir de ahí empezaron a perfilarse como la revelación de todos los torneos que se iniciaban, sin lograr hacer nada trascendente. Ahora todos aprendieron y nadie dice tenerles fe antes de cada campeonato. Se ha transformado en un equipo intrascendente cuyo lugar podría ser mejor ocupado por algún equipo con hambre que hoy está en el ascenso.

5. Gimnasia
El equipo más triste del mundo.


Del episodio número 100 de una conocida serie animada

Anuario 2003

perplatado 114

Para continuar con los festejos oficiales (?) del primer lustro de este blog preparé una recopilación de posts de 2003, primer año de este blog y época en la que se gestó el espíritu redonderil (?). La Redonda era parte del mundo de Blogger y el tono general de los posts era bastante distinto al de ahora. Era menos elaborado y más espontáneo, aunque había algunas cosas que todavía se pueden encontrar. Esos posts tal vez no tengan el formato original y les faltan algunas imágenes que antes estaban, pero están aptos (?). Como yo todavía no me había incorporado, resulto ser la persona ideal (?) para hacer esta recopilación objetivamente (?). El repaso no tiene orden cronológico ni ningún otro.

-En enero Pastor escribió la autobiografía de Carlos Netto.
-Ruizist nos relataba una anécdota sobre la época de Maradona como DT de Racing.
-Ruggeri se hacía cargo de Independiente y Peluca nos contaba su plan de trabajo.
-El fracaso en Japón y Corea era reciente y Peluca tiraba conceptos sobre la falta alegría del equipo.
-Pastor y una sabia frase.
-Griego recordaba un diálogo que hizo historia.
-Ruizist nos contaba una de las primeras infrahistorias de tablón, titulada Eyectando verdosos, pero en el texto aparece un título mejor: Cómo escupí al juez de línea equivocado.
-Más tarde Xcos contribuía su propio relato de escupitajos.
-Eran frecuentes los posts que comentaban las notas del diario deportivo. Acá un ejemplo y acá otro.
-Jugaban un partido oficial dos equipos de categorías distintas y Peluca informaba al respecto.
-Imperdible seguidilla de posts de Pastor ante el pase del Piojo López al Manchester United: 1 2 3 4 5 6 7. No me acuerdo si jugó efectivamente ahí, pero de haberlo hecho no duró mucho.
-Ruizist se ponía artístico y citaba a Magritte.
-Dual post de Ruizist y Peluca sobre un Ferro-Huracán en el ascenso.
-Nihat marcaba el punto en el que se invertía la lógica del fútbol. Más adelante la lógica volvió a su curso normal.
-También Nihat nos tiraba unos interesantes apuntes panzerianos.
-Peluca, a su vez, nos contaba por qué está a favor del descenso por promedios, en un post dedicado a los que dicen que yo los hago muy largos.
-Peluca continuaba dando su punto de vista sobre el fútbol de entonces. El post terminaba con una foto de Cantoná que ya no está.
-Ruizist recordaba a Blas Giunta en un amistoso de la selección de Basile (debo corregir que el preliminar del que habla fue del partido anterior, contra México, jugó primero la sub-2o y después los mayores).
-A su vez, Pastor podía ver en persona un amistoso de la selección de Bielsa y daba su veredicto: una tremenda mierda.
-Con la colaboración de los comentaristas cuya huella se ha perdido, Peluca confeccionaba una lista de jugadores que no necesitan apellido.
-Griego informaba de un protegido de Ben Johnson a quien le había dado positivo el antidóping.
-Mientras tanto, Peluca continuaba disertando sobre la selección, esta vez hablando de los juveniles.
-También Peluca, que evidentemente escribía mucho más seguido que ahora, tiraba un recuerdo de cuando Ferro jugaba en Primera.
-Sparkzinho recordaba diferentes maneras en las que River había perdido con Boca.
Peluca mostraba la actualidad de los campeones de América de tres años antes.
-Y el año terminaba con una recopilación de las mejores frases de esos 12 meses.


Gran casaca de San Lorenzo

San Lorenzo en la Copa Libertadores

perplatado 285

He aquí un repaso de las participaciones de San Lorenzo en la copa que aún no ganaron. Como no hay grandes historias más allá de la primera participación vamos a recurrir a nuestras amigas las estadísticas. (El que no le guste leer este tipo de cosas pase por acá.)

1960. San Lorenzo fue el primer equipo argentino en jugar la Copa de Campeones de América por haber sido el campeón de 1959. En esa primera edición participaron siete campeones, y no hubo equipos de Ecuador, Perú ni Venezuela. En la primera fase jugó con Esporte Clube Bahia de Brasil, ganó 3-0 en Buenos Aires (cancha de Huracán) y perdió 3-2 en Brasil. El primer gol de San Lorenzo en la copa lo convirtió Oscar Rossi, y en ese 3-0 jugó un tal Carlos Bilardo.

En la semifinal se cruzó con Peñarol. Empató 1-1 en Uruguay y 0-0 en Huracán, lo que obligaba a un tercer partido que el club aún lamenta haber aceptado jugar en Montevideo. Ahí ganó Peñarol 2-1, si no me equivoco en tiempo suplementario. Ningún equipo argentino tuvo interés en la Copa hasta que Boca se tiró a ganarla en 1963, perdiendo la final con el Santos de Pelé. Independiente fue el primero que logró ganarla, en 1964. San Lorenzo recién volvió a jugarla 13 años más tarde.

En 1968 San Lorenzo fue campeón invicto del Metropolitano pero, según se ve acá, al año siguiente el único equipo argentino que jugó la Copa fue el campeón defensor Estudiantes. Ignoro por qué, conjeturo que habrá habido algún conflicto entre la AFA y la CSF.

1973. El campeón del Metropolitano 1972 y del campeonato Nacional “Año del Turismo en las Américas” integró el grupo 1 de la ahora llamada Copa Libertadores de América con River, Jorge Wilstermann y Oriente Petrolero. Sólo el ganador del grupo clasificaba a la siguiente fase y fue San Lorenzo con tres puntos de ventaja sobre Wilstermann, por lo que esta edición marca la primera eliminación de River en un grupo compartido con Oriente Petrolero.

En la fase semifinal lo agarró el campeón Independiente, que había entrado a la copa en ese grupo que también disputó Millonarios de Bogotá, y en el partido decisivo le ganó 1-0. Los rojos pasaron con un punto de ventaja sobre los todavía de Boedo.

En 1974 San Lorenzo fue campeón del Nacional pero quedó afuera de la Copa en el reducido. Newell’s y Central fueron los representantes argentinos en 1975. Esto produjo un intervalo de 15 años entre participaciones de San Lorenzo en la copa.

1988. Un par de años antes se había inaugurado el Carrefour San Lorenzo. También se había inventado la Liguilla Pre-Libertadores, que se disputaba al finalizar la temporada, en junio, y clasificaba para la Copa que se jugaba en el segundo semestre. San Lorenzo empató con Mandiyú (que era campeón del Nacional B) en la primera fase y pasó por tener una mejor ubicación en la tabla general de la temporada (había estado en la A y Mandiyú no). En la final le ganó a Racing y se ganó el derecho a jugar la copa junto al campeón argentino, Newell’s.

Ambos clasificaron en el grupo por sobre Barcelona y Filanbanco (nombre digno de esta lista) de Ecuador. En octavos San Lorenzo superó a Guaraní de Brasil (1-1 y 1-0). En cuartos podríamos hablar de revancha con Peñarol, al conseguir un 1-0 y un 0-0. Y en la semifinal perdió los dos partidos con Newell’s, 1-0 y 2-1. Newell’s perdería luego la final con Nacional.

1992. Nuevamente gana la Liguilla, esta vez contra Boca, y juega con el campeón Newell’s. Integran un grupo de cinco equipos en el que clasificaban cuatro, debido a que jugaban con los representantes chilenos y el campeón vigente era Colo Colo. Se decide descuidar completamente el Clausura y tirarse 100% a la Copa. El equipo de Areán arrancó la copa demoliendo 6-0 en Rosario al Newell’s de Bielsa, que de cualquier manera se las arregló para ganar el grupo. Ganó los siguientes dos partidos pero después perdió 4-0 con Universidad Católica. Luego mantuvo un nivel que le permitió salir tercero y clasificar, pero antes de empezar la segunda fase Miele echó a Areán. Hubo un contacto con Pacho Maturana pero no prosperó, y en el resto de la copa el equipo fue conducido por el técnico interino Juan Carlos Carotti.

En octavos le ganó por penales a Valdez F.C. de Ecuador. Esto lo llevó a los cuartos de final, donde enfrentó nuevamente a Newell’s, que los despachó con un 4-0 en Rosario y 1-1 en Buenos Aires. Newell’s también llegaría a la final en esa edición, que perdería mediante tiros desde el punto del penal con el San Pablo de Telé Santana.

1996. Primera Copa jugada en el Nuevo Gasómetro. Clasifica como campeón por primera vez desde 1973. Comparte el grupo con River y los venezolanos Caracas y Minervén. Clasificaban tres de cuatro y fue segundo del equipo que dirigía su actual entrenador.

Esto le permitió jugar con Peñarol una vez más. Fue triunfo 3-2 en el nuevo Gasómetro y 5-1 en Montevideo. En cuartos se tenía que eliminar con el otro argentino, River, y como era un año terminado en 6 pasaron estos últimos. Fue 2-1 y 1-1 para River, aunque en el último minuto Ruggeri casi lleva la serie a penales. River ganaría esa copa.

2000. Exhibiendo una regularidad notable, San Lorenzo juega la Copa Toyota Libertadores por cuarto año bisiesto consecutivo. Esta vez accede por la expansión del torneo y comparte el grupo con Junior de Barranquilla, Cerro Porteño y Universitario de Perú. Queda tercero y afuera.

2001. La expansión da sus frutos y por primera vez San Lorenzo juega dos copas seguidas. Acceden esta vez por su ubicación en la tabla general. El grupo es integrado por Nacional de Montevideo, Jorge Wilstermann y Deportes Concepción. En la última fecha del grupo clasificaban con sólo ganarle al ya primero Nacional, pero empatan 1-1 y el triunfo de Concepción 3-0 con Wilstermann hace que San Lorenzo quede afuera por diferencia de gol.

Ese año se dan el gusto de ganar la copa Mercosur.

2002. Juega ese año como ganador del Clausura 2001. Una vez más no consigue pasar la primera fase, quedando muy lejos de los dos primeros, que fueron Peñarol y El Nacional de Quito. Cuarto por diferencia de gol fue Real Potosí.

En el segundo semestre ganaron la flamante copa Sudamericana, que en esa primera edición no tuvo equipos brasileños.

2005. Otra vez la tabla general permite que San Lorenzo juegue la copa. Entra en el grupo inicial con Guadalajara, Cobreloa y el campeón defensor Once Caldas, aunque si no me acuerdo mal San Lorenzo era cabeza de serie. A pesar de esto no puede superar la primera ronda y termina último cómodo, con tres puntos sobre 18.

El resumen hasta ahora deja 9 participaciones con 4 eliminaciones en primera ronda (las cuatro últimas participaciones), 3 eliminaciones en cuartos de final (todas contra el otro equipo argentino) y 2 en semifinales (ambas contra el campeón de ese año).

En el 2008, año del centenario de la institución y con Ramón Díaz como técnico, se tirarán a ganar la Copa Santander Libertadores por primera vez. ¿Podrán conseguirlo? ¿Eh?


Bianchi en retirada

Técnicos exitosos que se fueron mal

perplatado 151

1. Angel Labruna (1981)

Era el técnico que había sacado campeón a River después de 18 años. Luego había llegado a la final de la Copa Libertadores de 1976, igualando la mejor actuación del club hasta ese momento. Más tarde había sido tricampeón entre el Metro de 1979 y el de 1980. Cuando empezaba 1981 River prescindió de sus servicios, teniendo previamente todo arreglado con Alfredo Di Stéfano. Se decía que el presidente Rafael Aragón Cabrera estaba peleado con Labruna por el protagonismo que este último había adquirido, además de las rispideces de seis años de proceso.

2. Héctor Veira (1987)

Ganó el campeonato 1985/86. Más tarde ganó la Copa Libertadores y la Intercontinental en 1986, trofeos que River había esperado más de 20 años para poder obtener por primera vez. Al final de la temporada 1986/87 el presidente de River, Santilli, no le renovó el contrato. El presidente quería encarar un nuevo proyecto con un nombre de afuera pero prestigioso: Carlos Griguol. Timoteo ganó la Interamericana, torneo resabio de los ganados en el ciclo anterior, y duró sólo un año. River no volvió a ser campeón con Santilli de presidente.

3. Marcelo Bielsa (1992)

Había sido campeón dos veces con Newell’s en su primera experiencia como DT de primera. También había llegado a la final de la Copa Libertadores de 1992, que perdió por penales con el San Pablo, que mostraría ser uno de los mejores equipos del mundo en esos años. En 1992 anunció que no iba a renovar el contrato al final de la temporada, pero se marchó sin dar explicaciones días antes de las finales para clasificar a la copa Libertadores.

4. Ramón Díaz (2000)

Había sido muy cuestionado cuando reemplazó a Babington en 1995, pero después se había llenado de títulos. Ganó la Libertadores de 1996, la Supercopa de 1997 y fue tricampeón local. Después había aflojado y Boca había logrado ser dos veces campeón, pero en el Apertura 1999 volvió a ser campeón argentino. En el verano siguiente, dos días después de perder 2-1 un Amistoso ante un Boca que presentó juveniles y luego de mantener una relación tirante con los dirigentes durante varios años, renunció.

5. Carlos Bianchi (2001)

Fue campeón invicto con Boca. Luego bicampeón, campeón de América, campeón Intercontinental y otra vez campeón de América. En la última parte de 2001, cuando se le había desarmado el equipo ganador de la Copa de ese año en medio de conflictos entre jugadores y dirigentes, anunció que no iba a renovar el contrato que tenía vigente. La explicación fue que “se había terminado el ciclo”. Cuando Macri irrumpió en una conferencia de prensa pidiéndole explicaciones públicas se negó a darlas se fue de la sala dejando a Macri hablando solo.

6. Ramón Díaz (2002)

Luego de una experiencia poco feliz con Américo Gallego, que incluyó la obtención de un campeonato, a mediados de 2001 Ramón Díaz volvió triunfalmente a River. Fue subcampeón de Racing y campeón del Clausura 2002. Al final de la temporada 2001/2002 el presidente de River, Aguilar, no le renovó el contrato. El presidente quería encarar un nuevo proyecto con un nombre de afuera pero prestigioso: Manuel Pellegrini. El chileno ganó un Clausura, pero al final de su ciclo fue muy cuestionado y se tuvo que ir al año y medio de asumir.

7. Carlos Bianchi (2004)

Un año después de dejar plantado a Macri las diferencias entre él y Bianchi se hicieron a un lado y la imagen viviente del señor Burns volvió a ser DT de Boca. Volvió a ganar la Libertadores, la Intercontiental y el torneo local, eliminando las dudas que había generado su contrato de tres años en dólares. En 2004 perdió la final de la Libertadores, por penales con Once Caldas, y sin decir nada renunció de un día para el otro. Luego se convirtió en comentarista de la televisión mexicana.

8. Hugo Tocalli (2007)

Fue ayudante de la gestión de José Pekerman en los juveniles, que consiguió tres Mundiales sub-20. Luego se hizo cargo solo de la dirección técnica hasta la designación de Pekerman como DT de la selección mayor, con la que fueron cuartofinalistas del Mundial de Alemania. Luego de la renuncia del DT Tocalli volvió a los juveniles, y al año siguiente Tocalli consiguió ganar un Mundial sub-20 como responsable máximo del equipo. Pocos meses después la no renovación de los contratos de sus laderos lo obligó a renunciar, siendo reemplazado por Sergio Batista. Batista era DT de Godoy Cruz, y tenía una sugestiva cláusula en su contrato, que le permitía renunciar si lo llamaban de alguna Selección argentina.

9. Diego Simeone (2007)

Fue campeón con Estudiantes, algo que no sucedía desde 1983. No jugó la copa Libertadores por estupideces reglamentarias, pero peleó el Clausura hasta la penúltima fecha. Después se le desarmó el equipo y pidió refuerzos de mucha jerarquía para la Copa de 2008, al mismo tiempo que era candidato reemplazar a Passarella como DT de River. Al final del Apertura 2007 renunció sin dar explicaciones y a los pocos días firmó, efectivamente, con River.

Agradezco al amigo Pep por aportar datos e ideas.


Pronúnciese “Etuál”

perplatado 79
El Etoile de Túnez jugará con Boca la semifinal del Mundial de Clubes. Le ganó 1-0 al Pachuca en el partido con más pases al contrario que vi en mi vida. Los tunecinos parecían sentirse inferiores y se dedicaron a defenderse pero no colgados del travesaño sino tratando de mantener la pelota lejos de su área. Pero cuando la tenían no sabían qué hacer y pateaban al arco desde cualquier lado (creo que no patearon nunca desde adentro del área). El Pachuca tenía más la pelota pero no más ideas y sólo mostraba ser superior en las pelotas paradas, en varias de las cuales estuvo muy cerca de convertir. Faltando cinco minutos, en uno de los tiros de lejos del Etoile un rebote descolocó a Calero y puso el 1-0 definitivo cuando todos esperábamos el suplementario. Me fijaría quién hizo el gol pero no le debe importar a nadie. Boca y Etoile juegan el miércoles a las 7.30 de la mañana, hora argentina.