bilarh

Las declaraciones de Bilarh, SIN CENSURA

invitado 320

Se sabe que lo que sucedió anoche en “La Hora de Bilardo” , estaba grabado y editado. Se transmitió únicamente lo que se creyó conveniente para evitar un enfrentamiento sin cuartel entre Grondona, Bilardo, Mancuso y Jorge Dorio. La censura llegó a la radio, pero en LR! tenemos el crudo de las declaraciones.


menchojardel.jpg

“Ladran Sancho, señal que cabalgamos” (?) – segunda parte-

invitado 79

Continuamos con la segunda entrega de las ligas grossas en verdad sobra las que el establishment no quiere informarnos:

LIGA DE FÚTBOL AUSTRALIANA.

El fútbol que sedujo a Gabriel Omar Batistuta y O Baixinho en sus últimos años, sin dudas, es el fútbol que se viene. En algún momento lo sedujo a Cambiasso pero el representante lo llamó y le explicó que no se trataba de aquel deporte en el cual los players (?) juegan en musculosa y todos sudados, así que terminó desechando una jugosa (?) oferta.

En la Perla de Oceanía como en todo fútbol competitivo, bien jugado y de avanzada, ya hubo un campeón desde febrero y fue ni más ni menos que el multicampeón Newcastle Jets (evidentemente no es el equipo inglés que lo único que ganó en su vida fue la promoción del Mundial 90 de Coca Cola luego de que Emre ligó la N, figurita difícil de aquella promoción), que se despachó en la final de la Copa australiana con el siempre difícil de Central Coast Mariners, y dicha final fue ganada con un golazo de Mark Bridge, el Cocodrilo Dundee del gol , quien clavó un golazo desde Saturno, luego de unos durísimos playoffs. Jardel no ocupó ni el banco de suplentes debido a la ingesta desmedida de cerveza Foster que lo tuvó en coma alcohólico durante todo el día del partido y apareció en Islandia (otros rumores afirman que atravesó duros momentos personales)… sin embargo se colgó la medalla a lo La Paglia (el Leche bueno (?) está en el fútbol chino recogiendo la posta que dejó Pipino).

Mucho influyó en la conquista el smokeseller pero talentoso James Holland que después de un partido descomunal ingresando desde el banco declaró a lo Terminator “I’m Back”.

vidmar.jpg

Tony Vidmar el buque insignia de la liga le contestó “Get orted, James. You have debutted with a boy. You drink the cat’s milk”. Después siguió con la eterna disputa vs su hermano Aurelio respecto a quien es el mejor jugador australiano de todos los tiempos “It has escaped the turtle”. Igualmente Tony parece no estar muy chocho con la incorporación del genial Dylan MacAllister y declaró “MacAllister doesn’t essist (sic)” Lo que no quedan dudas es que es el clon del Bombón Rosada.

El conjunto perdedor pese a ser quien más espectáculo ha brindado a lo largo y a lo ancho del continente oceánico, con la clase del siempre vigente Tony Vidmar, y ese goleador de raza que es John Aloisi, se quedó con las manos vacías como el Brasil del 82′ u Holanda del 74′. Seguramente tendrán revancha en la Hyunday A-League que se viene picante pero todavía no tiene fecha de inicio…. ustedes saben como son las cosas en Australia, se clavan un par de birras y arrancan cuando pinta (como era el fútbol antes… el fixture es de putos (?)).

Para los ansiosos que se revientan latas contra la cabeza esperando dicha liga, en la AFC Champions League, el Adelaide United se enfrenta con el siempre complicado Becamex Binh Duong y el Melbourne Victory contra el Gamba Osaka.

“We will bring the cup to Adelaide… the cup that has lost the Mariners, the Mariners” se entonaba efusivamente en el avión del United. “Mariners you’ re from cabotage”. El Adelaide United es el equipo copero por antonomasia de Australia y con el genial miembro de los socceroos Paul Agostino va por todo, y además el sucesor de Freddy Adu, el oriundo de Washington, el córcel de Washington, una de las tantas pérdidas por las traiciones a la patria -se nacionalizó australiano por su fanatismo por AC DC-

Bruce Djite proveniente de los Marconi Stallions (se cree que lo fundó un antepasado de Guillermo al momento de la fundación de Australia. Lástima que el que debiera estar preso es el descendiente del fundador).

El Melbourne Victory es otro equipo con mística copera que basa en el genial Kevin Muscat (se dejó la pelada, barba candado y va caminando a patear los corners) y Archie Thompson -aquel delantero que se hizo un festín en el 32-0 -

Como siempre los Wellington Phoenix (la escuadra de los popes del fútbol australiano), los Sydney FC, los Perth Glory y los Queen’s land Roar corren de atrás e intentan pegar el batacazo en un torneo que promete ser apasionante.

Eso es todo por hoy, nos despedimos hasta que otro lisérgico viaje me deposite en algún exótico país, y les pueda traer más crónicas de lugares donde todavía se juega al fútbol que le gusta a la gente.

[enviado por El Mencho]


elmencho.jpg

“Ladran Sancho, señal que cabalgamos” (?)

invitado 151

No es objeto del presente post relacionar clásicos de la literatura con el fútbol y aunque me acusen de Salieri de Pastor que se devora con fruición cuanto partido se disputa en el marco de la MLS para darnos el resumen más completo; voy hurgar en el arcón de los recuerdos y desempolvar un viejo clásico: La Cabalgata Deportiva Gillete donde uno no sólo veía los goles de ligas metrosexuales y aputosadas como la española, la italiana o la inglesa donde van traidores (Verón, Camoranesi (?), Guille Franco (?!)) o ladrones que inventan ancestros con los cuales corrían por los montes a lo Heidi; sino que además uno veía equipos con verdaderas agallas como el Eintracht Frankfurt que tenía a ese terrible delantero que era el ghanés Anthony Yeboah; o el Kaiserslautern de Brehme y Ciriaco Sforza.

Lamentablemente la liga alemana se ha visto afectada por ese aputosamiento, dada la llegada de jugadores metrosexuales como Alain Sutter, Andrés D’Alessandro (?) o Frank Ribery, entonces uno debe rescatar aquellas ligas que todavía levantan las banderas que un Jules Rimet o un Alejandro Watson Hutton levantaron en un momento, reivindicando aquel deporte medieval mediante el cual dos pueblos se enzarzaban en una batalla campal en la cual fallecían integrantes de los distintos combinados; legado que llevaron con decoro caballeros de la talla de Rubén Marino Navarro, Vinnie Jones, Enrique Hrabina, Aguirre Suarez y tantos otros ilustres desconocidos que pelearon entregando su vida (?) por un ideal. El deporte como un fútbol de hombres.

En este marco propongo hacer un seguimientos de ligas y torneos internacionales que no han traicionado la esencia de este deporte, y para esta primera entrega arrimo el siguiente candidato:

LIGA DE FÚTBOL POLACA

Polonia durante su historia ha dado muestras de estoicismo, resistencia inclaudicable a la opresión, entrega, garra… todas estas son características que muestra el Wisla Cracovia, combinado que se consagró campeón cómodamente Del campeonato con el altanero y soberbio paso de la caballería de los húsares, sacándole la friolera de 14 puntos a su escolta, el siempre difícil (?) Lech Poznan, comandados por su pichichi, el temible Tifón de Arequipa, Hernán Rengifo… si, el mismo delantero que clasificó el sólo -así como Maradona ganó el Mundial 86′ solo o Iarley ganó solo la Libertadores del 2006- a la Universidad San Martín de Porres para la Copa Libertadores. Igualmente todos sabemos que los del Wisla son todos doble camiseta, aunque “el Mundo Wisla no es para cualquiera”, según se repite desde los medios de comunicación.

La figura del campeón fue ese escurridizo pero potente delantero, otrora Vélez, Rafaela y Blooming, que es Mauro Cantoro, que como siempre le sucede a los habilidosos se lo suele castigar ante la desidia arbitral.

menchocantoro.JPG

El popular Legia Varsovia no pudo redondear un buen campeonato debido a las constantes salidas nocturnas de sus jugadores que se la viven de vodka: el pueblo, el carnaval . Evidentemente al margen del cabaret polaco (?) este club ha sentido la ausencia de Kamil Grosicki que como buen pesetero que es se fue a buscar los marcos del Sión e indudablemente otro factor negativo fue la merma en el rendimiento de Grzelaks… a causa de su romance con una afamada vedette polaca - solo se los vio partir hacia rumbo desconocido - y el interés de clubes de la talla del Odense, Slovan Bratislava y el poderoso Mypa finés le mueven el piso a cualquiera (?)

La decepción de este torneo sin dudas fue Zawodnik, ese terrible ariete que solo pudo convertir 2 goles en la presente temporada (uno por liga y uno por copa) pasando así de ser el nuevo Boniek al nuevo Casigol Herrera.

En la eterna fuga de talentos se va el golero Janukiewicz al Skody Xanthi… en otra pérdida considerable para el poderoso campeonato polaco.

Para terminar, sin dudas, la página negra la puso el Zaglebie Sosnowiec que se vio afectado por el descuento de 20 puntos por los desmanes ocurridos en las inmediaciones del Gigante de Cracovia debido a la irresponsabilidad del novato entrenador Ramacinski que le dijo al lateral que si hacía el gol no salían vivos de ahí; por lo que producto de estos desmanes se desolló vivo a un hincha del Jaggielonia Bialystock, rival con el cual peleaba la permanencia.

La tabla de posiciones quedó así en la fecha 26 que consagró campeón al Wisla de Cantoro:

menchotablapolaca.JPG

Después de tanta información precisa, me despido hasta la próxima edición reivindicando las ligas grossas de verdad.

[enviado por El Mencho]


naranjamecanica.jpg

El bien y el mal

invitado 158

Quisiera replantear algunas cosas de fondo. Me parece saludable, más hoy.

Hay un debate primario que es de continuo esquivado, y esto es sorprendente porque evitarlo conlleva a contradicciones flagrantes, a verdaderos mamarrachos irreflexivos: que si se juega bien o si hay que ganar como sea, esa es la cuestión. Así está planteada la cosa, basta escuchar algunas voces de hoy (“ir para adelante es jugar bien”, Gastón Recondo; “Sólo se puede jugar bien en ofensiva”, Horacio Pagani), por lo que me parece harto necesario bucear un poco más en el asunto.

En primer lugar es incomprensible que jugar bien sea un concepto antónimo al de ganar, como se nos comunica frecuentemente, por motivos sencillos. Se supone que el juega bien es el que hace mejor las cosas, el más apto, el más eficaz, el mejor. Ipso facto debería ganar. Sin embargo ahí está la afirmación recurrente, a veces explícita desde los protagonistas (cínicamente inducidos pero no por eso inocentes) e implícita desde todo el ambiente del fútbol: Es más importante ganar que jugar bien (típica pregunta del periodista: “¿en este partido es más importante ganar que jugar bien?“).

O sea, jugar bien y ganar son conceptos disociados, dos islas sin conexión ninguna, nada que ver una cosa con la otra, jugar bien es un plus posterior y no anterior al resultado. Habrá que preguntarse con qué misteriosas maneras se alcanza la victoria entonces, si no es jugando bien. No hay medios para, hay un fin y punto: ganar, como sea, como si fuera posible obtener el fin antes que los medios.


Los hermanos sean unidos…

invitado 160

Como es vox populi, Diegote y Guillote se amigaron para delirio de boliches, dealers, Mauro Viale y las revistas de interés general que largarán una cobertura exclusiva de la reconciliación con el seguimiento en el bunker Cocodrilo.


carrascohumo.jpg

¡Tiki-tiki las pelotas!

invitado 259

[Carrasco + humo = derrota]

Acaba de finalizar EL partido del campeonato en Uruguay. Se enfrentaban River y Nacional, el primero y el segundo de la tabla a un punto de distancia, el fútbol vistoso de los Carrasco Boys (?) y la historia y el peso de un gigante como el Tricolor.

Parecía que se venía un baile histórico del sorprendente equipo darsenero que en 35 minutos del primer tiempo ganaba 3 a 0, tocando, gustando y goleando como lo ha hecho en casi todo el torneo. Nacional que no podía agarrar la pelota y que parecía muerto, dando por perdido el partido antes de finalizada la primer mitad. Pero en el último minuto de ese período apareció el Chengue y descontó para el “Bolso”.

En el complemento la cosa cambió totalmente. El que no encontraba la pelota y parecía perdido en la cancha era el tiki-tiki de JR. En ocho minutos Nacional empató la historia y River se cayó anímica y futbolísticamente.

Luego de errar por lo menos tres ocasiones claras, el Tricolor lo da vuelta con un gol de cabeza del Hueso Romero y liquida definitivamente al juvenil cuadro del Prado.

Después quedó tiempo para los lujos y para dos golazos (un zapatazo al ángulo de afuera del área y otro de tiro libre directo) más que sellaron la histórica remontada y le dieron la punta a Nacional. Punta que por primera vez en el torneo no es albiroja, sino tricolor.

Nacional logró un triunfo clave, ya que quedó primero en el actual torneo y superó a River en la Tabla Anual.

RIVER PLATE 3:6 NACIONAL

Cancha: Estadio Centenario. Juez: Jorge Larrionda.

RIVER PLATE: Alvaro García; Pablo Tiscornia, Darío Flores, Mauricio Prieto; Bruno Montelongo (55′ Nelson Abeijón), Juan Ramón Curbelo, Jorge Rodríguez; Robert Flores; Henry Giménez (69′ Diego Silva), Sergio Souza y Jonathan Urretaviscaya. Director técnico: Juan Ramón Carrasco.

NACIONAL: Alexis Viera, Pablo Caballero, Mauricio Victorino, Deivis Barone, Adrián Romero, Mathías Cardaccio, Oscar Javier Morales, Diego Arismendi (70′ Roberto Brum), Martín Ligüera (83′ Nicolás Bertolo), Richard Morales (74′ Diego Vera) y Bruno Fornaroli. Director técnico: Gerardo Pelusso.

GOLES: 5′ Jonathan Urretaviscaya (RP), 19′ Adrián Romero (N) en contra, 34′ Bruno Montelongo (RP), 45′ Richard Morales (N), 49′ Bruno Fornaroli (N), 53′ Mauricio Victorino (N), 68′ Adrián Romero (N), 72′ Roberto Brum (N), 90′ Mauricio Victorino (N).

Expulsados: 73′ Nelson Abeijón (RP) y Gerardo Acosta (N) -en el banco de suplentes-, 90′ Darío Flores (RP).

[enviado por El Cone, +info]


london2012.jpg

¿Vuelve la selección de Gran Bretaña?

invitado 176

Todavía faltan 4 años para comiencen los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los organizadores ya están empezando a tener los primeros dolores de cabeza, leves, por ahora.

Esta jaqueca no se debe ni al dóping, ni a posibles amenazas terroristas, ni de protestas de grupos políticos, sino que es a causa del fútbol, que históricamente nunca terminó de llevarse del todo bien con el olimpismo, porque hay trabas para conformar la selección local que participará en el torneo olímpico.

La situación es la siguiente. Según los reglamentos del Comité Olímpico Internacional (COI) en los Juegos Olímpicos solo pueden participar naciones soberanas, lo que impide que los países británicos participen por separado. Es decir, Gales, Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte al no ser reconocidos como estados independientes no pueden competir por su cuenta y sus atletas deben estar bajo la bandera de Gran Bretaña. Es aquí donde se produce el corto circuito porque en el fútbol juegan cada uno por su lado.

Desde que Londres quedó confirmada como sede en 2005, la Asociación Olímpica Británica (AOB) comenzó a trabajar para armar un equipo unificado, que estará bajo su orbita, pero se topó con una pared. Tanto la Federación galesa como la escocesa rechazaron de plano la idea de ceder a sus jugadores aduciendo que esto les podría llegar a hacer perder su independencia futbolística. Solo aceptaron la propuesta Inglaterra e Irlanda del Norte, que tiempo después tuvo un cambio de mando (algo normal en la mayoría de las federaciones, pero que por acá no se acostumbra) y la nueva administración se alió con los galeses y escoceses.

La intención es tener el plantel más representativo y competitivo posible para poder pelear por una medalla. Para ello Lord Sebastian Coe, múltiple medallista olímpico y máximo responsable de la organización, dio un fuerte golpe mediático al proponerle a Sir Alex Ferguson la conducción del seleccionado británico. El entrenador del Manchester United todavía no dio ninguna respuesta oficial. Según Coe, hincha del Chelsea, el ofrecimiento fue tomado con agrado por Ferguson, que para el momento de los Juegos tendrá 66 años. El ex atleta también manifestó que si el escocés acepta el cargo podrá continuar trabajando en el club de Old Trafford.

Lo que les intentan explicar tanto desde el estado británico, como desde el AOB, y desde la organización de los Juegos a las asociaciones que se oponen a esta propuesta es que de ninguna manera van a perder su estatus dentro de la FIFA y que esto es una excepción para una cita muy importante. Vale recordar que las federaciones británicas tienen mucho poder dentro de la entidad rectora del fútbol. No sólo controlan la International Board, sino que, además, por estatuto tienen un vicepresidente en el Comité Ejecutivo. Esto se hizo en su momento para convencerlas a que ingresen definitivamente a la FIFA y por eso les dieron todos los gustos.

Para muchos este problema se debe a un trasfondo político, lo cual no sería raro porque en los otros deportes en los cuales también compiten por separado se han puesto de acuerdo y estarán unificados. Aunque no es olímpico, un caso paradigmático es el del rugby, deporte que en Gran Bretaña es casi tan popular como el fútbol. Cada 4 años se conforma un equipo llamado British and Irish Lions, que es un verdadero Dream Team de Gran Bretaña e Irlanda, que sólo disputa giras alternadamente por Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia. Para los jugadores participar de este representativo es un honor y cada vez que se presenta es todo un suceso en las Islas.

La existencia de una selección de Gran Bretaña no es algo nuevo. Participó, con algunas ausencias, entre los Juegos Olímpicos de Londres 1908 y Roma 1960, ganando el oro en la primera visita del Fuego Olímpico a suelo londinense, que fue el debut oficial del fútbol en los Juegos, y en Estocolmo 1912. El resto de sus participaciones no fueron relevantes.

En 1974 la Football Association (FA), que era la que organizaba el equipo, abolió la diferenciación entre amateurs y profesionales. En aquel momento, el torneo olímpico estaba reservado para aficionados y, ante la posibilidad de no poder armar planteles competitivos porque ya no estaba claro que jugadores podían jugar y quienes no, las federaciones británicas decidieron dar un paso al costado y no presentarse más unidas bajo la Union Jack.

Esto suena un poco a excusa porque al equipo no se le estaba dando demasiada importancia y los resultados no acompañaban. Su último partido fue ante Bulgaria en Sofía y perdió 5-0, en lo que fue el partido de vuelta de la fase previa del Preolímpico europeo que clasificaba para Múnich 1972. La ida se jugó en Wembley y fue triunfo local por 1-0.

A decir verdad, aquellos conjuntos eran conformados por mayoría de ingleses más algunos refuerzos que venían de los otros países para justificar el nombre. También se conformaron combinados británicos para disputar encuentros amistosos informales con el objetivo de conmemorar celebraciones de la Familia Real o del ingreso definitivo de las Home Nations (como se denominan así mismo las federaciones británicas) a la FIFA.

Para darle una salida al conflicto se han dado dos propuestas, una desechada y la otra pareciera ser la más viable. La primera fue hacer un Preolímpico interno y cuyo ganador (seguramente Inglaterra) sea el representante del país en el campeonato olímpico. Fue dejada de lado. La otra es que directamente se convoquen sólo ingleses y que jueguen con el nombre de Gran Bretaña, con otro entrenador, con otra camiseta (probablemente roja o azul) y bajo el ala de la AOB y no de la FA.

Esta última propuesta fue apoyada recientemente por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter. El que nunca pateó un penal (?) dijo que “deberían optar por una solución que no perjudique los privilegios especiales que ostentan e inscribir únicamente un equipo compuesto por jugadores ingleses“. Estas fueron las últimas declaraciones del suizo al respecto. Anteriormente había manifestado otra cosa. “Podemos confirmar que podrá haber un equipo de Gran Bretaña para los Juegos Olímpicos de 2012, pero las cuatro asociaciones británicas no perderán sus derechos y privilegios adquiridos antes de 1947“, afirmó el directivo.

Días atrás el diario londinense The Times publicó un posible plantel para 2012, con mayoría de ingleses, en el hipotético caso de que haya un acuerdo entre las partes. Varios de estos nombres por Argentina todavía no dicen mucho, pero seguramente en algunos años el Bambino Pons les compondrá una canción (?). Entre los de más renombre en la actualidad se encuentran Wyane Rooyne, que ocuparía una de las plazas para los mayores de 23, Theo Walcott y Andy Carroll.

Las sedes del fútbol serán Wembley (se jugará la final), Old Trafford, St. James Park, Villa Park, Millennium Stadium y Hampden Park, estos dos últimos en Gales y Escocia respectivamente.

Es verdad que todavía falta un mucho para que comiencen esos Juegos Olímpicos, pero la resolución definitiva no puede pasar de este año o del otro como mucho por un tema organizativo, más teniendo en cuenta con la anticipación que suelen trabajan las potencias olímpicas. Primero tienen que definir al cuerpo técnico, después empezar a delinear el plantel y por último darle forma al trabajo previo con los amistosos y entrenamientos. Además, habrá que ver que predisposición tendrán los clubes para ceder a los jugadores, porque este equipo tendrá un desarrollo paralelo al de la selección inglesa propiamente dicha, que estará preparándose para sus competencias. El tema es más complejo de lo que parece.

Algunos afirman que este podría ser el relanzamiento para volver a tener un representativo británico en futuros Juegos Olímpicos, aunque no es nada seguro. Con los galeses, escoceses y norirlandeses apoyando o dándole la espalda, lo único cierto y confirmado es que después de casi 52 años de ausencia Gran Bretaña volverá a formar parte del fútbol olímpico y con claras intenciones de pelear por el oro.

Esclavo del Sector 7G

Fuentes 1, 2, 3 y 4


20070208113328.jpg

Es tuyo, es tuyo (?)

invitado 133

Muchas veces se ha repetido que hacer un gol es lo más lindo que tiene el fútbol. Y si vemos cómo festejan cada gol que hacen Pippo Inzaghi o Pepe Chatruc (?) comprobamos que efectivamente es cierto; grito sanguíneo, pasional, de compromiso con el juego, de alegría y descarga. Sin embargo, en este texto no apunto a hablar de lo bueno de hacer un gol.

Hace unos días, ver un especial sobre Pipino Cuevas - jugador paradigmático de una parte del caso que trataré, que tiene que ver con el egoísmo -, revivió en mí la ira hacia los jugadores que convierten un gol empujando la pelota a dos metros del arco sin arquero, sin haber participado de la jugada más que en ese toque, y salen disparados a festajarlos colgándose del alambrado, golpeándose el pecho y señalándose el apellido en su espalda, como si hubiese sido un gol antológico de su factura, a pura gambeta, caños, amagues y vaselina al arquero.

Un caso ejemplificador es aquel gran gol del Real Madrid frente al Manchester en Old Trafford: Redondo hace una jugada descomunal sobre un costado, gambeteando a dos jugadores con taco incluido, llega hasta el fondo y tira el centro, más que centro asistencia, para que Raúl solo y cómodo la deposite en el arco sin ninguna oposición, ni siquiera la del arquero. Luego, el Ángel de Madrid (?) sale disparado hacia la otra punta, gritando el gol enfurecido sin ni siquiera pestañear para donde estaba el gestor del jugadón.

Por otro lado, también me genera un sentimiento de antipatía los que hacen diametralmente lo opuesto a lo referido arriba, es decir los que se ocupan de señalar al autor del pase exageradamente.

Un ejemplo es el gol de Ayala contra Alemania en el último Mundial, cabeceando un centro de Riquelme. Apenas lo metió, el ex capitán de la Selección salió gritando “es tuyo, es tuyo” mientras señalaba a Romy (?). Reconozco la pegada de Riquelme pero creo que en ese caso está claro que el gran mérito fue del Ratón.

Los que sí me van son los jugadores que son casi siempre generosos en el reconocimiento del asistente pero con criterio, como lo es Hernán Crespo, quien en cada festejo generalmente apunta al responsable. Tal vez se le fue un poco la mano, volviendo al Mundial, al hacer gestos de salame (?) después de un pase gol de Riquelme a Saviola. Pero un tropezón no es caída, paisano (?).

Como conclusión, y aclarando que no me quiero hacer el moderador de festejos ni mucho menos, me parece que los festejos deberían ser consecuentes con la importancia del gol y con la factura del mismo. Y si no tal vez sería mejor no gritar ninguno como el Tweety Carrario por respeto a los clubes donde jugó (?).


el_viejo-gasometro.jpg

100 años de gloria azulgrana

invitado 121

Comenzaba el siglo XX y los inmigrantes llegaban al país con el propósito de obtener un pedazo de tierra para trabajar. Algo que parecía imposible para cientos de miles de europeos. Almagro tenía las cualidades necesarias para recibir a la gente que descendía de los barcos: quintas, tambos, iglesia… El crecimiento de la zona era notorio.

También había una iglesia, como en todo barrio. Y pibes. Muchos pibes que jugaban el nuevo deporte traído por los ingleses.

Al 4000 de la calle México se jugaban los partidos de vereda a vereda. Los vecinos se quejaban por el bullicio a la hora de la siesta y por los vidrios de las ventanas que crujían por los pelotazos con destino incierto.

Cada vez eran más los chicos que se juntaban para darle a la pelota y lo que fue casi una tragedia se convirtió en el nacimiento de uno de los clubes grandes de la Argentina: Juan Abondanza, uno de los pibes que jugaba todos los días al fútbol en la cuadra, fue embestido por un tranvía de la línea 27. El párroco de la iglesia, al enterarse de ese suceso, les ofreció a los chicos un campito detrás del oratorio. Tenían que limpiarlo y concurrir los domingos a misa a cambio de la canchita de fútbol.

“Los forzosos de Almagro” ya tenían lugar para jugar con seguridad, sin vidrios de vecinos rotos ni amenazas de tranvías. Pero al padre Lorenzo Masa no le gustaba la palabra “forzosos” en el nombre del club. Los más grandes (los hermanos Coll, Alberto Sacaramusso, Luis Gianella y los Monti) buscaron alternativas para el nombre hasta que coincidieron en San Lorenzo de Almagro.

Con su primera cancha, San Lorenzo se anotó en la liga de ex alumnos de Don Bosco y ganó los dos primeros campeonatos consecutivos.

Muchos jugadores, por querer participar en la máxima organización del fútbol, emigraban a otros clubes. Mientras los años pasaron, llegaba la hora de inscribirse en el fútbol grande y el club de los pibes de la calle México se anotó en la Asociación Argentina de Football en diferentes divisiones. La canchita del oratorio quedaba chica y hubo que alquilar una en Olivos, mientras el padre Lorenzo iniciaba las tratativas para adquirir un terreno de dimensiones importantes.

El ascenso a Primera se produjo el 1º de enero de 1915, cuando San Lorenzo (que jugaba en la tercera categoría) le ganó la final a Honor y Patria, campeón de Intermedia. Fue 3 a 0 en cancha de Ferro.

En 1923 San Lorenzo de Almagro ganaba su primer título en la máxima categoría del fútbol argentino y repetiría el logro en 1924 y 1927. En los albores del profesionalismo obtuvo el título de 1933 y junto al campeonato, el mote de Ciclón.

En 1946 llegó el otro título para “Los Gauchos de Boedo” y una gira por España y Portugal, donde el cuadro azulgrana goleó a sus rivales, incluyendo a las selecciones de España y Portugal.

La cancha de San Lorenzo, ubicada en la Avenida La Plata al 1700, se convertía en el lugar preferido para ver fútbol. El Gasómetro era utilizado por San Lorenzo, la selección argentina (consiguió su máxima concurrencia histórica) y los partidos de campeonato que necesitaban definición en terreno neutral.

Llegaron los campeonatos del ’59, los carasucias del ’63, Los Matadores del ’68 (primeros campeones invictos del profesionalismo), el Metro y el Nacional del ’72, el Nacional del ’74 y… la debacle.

Con el club sumergido en una profunda crisis, el descenso a Primera B se hizo inevitable. En 1981, en la misma cancha que San Lorenzo había ascendido en 1915, se produjo el paso atrás que mandó a los Santos a la Primera B. Para mayor desgracia, se perdía ese templo de fútbol llamado “Gasómetro”.

Pero como un grande lo debe hacer, el paso por esa categoría fue una excursión de un año, donde el público reventó los estadios y llegó a recaudar en 1982 más dinero que River y Boca juntos. Un empujón anímico en la historia del club que también debió sufrir los desperfectos económicos con el recordado plantel de los Camboyanos.

Con el esfuerzo de socios, hinchas y dirigentes, se construyó el Nuevo Gasómetro y más tarde llegaron los títulos más frescos: Clausura 1995, Clausura 2001 y Clausura 2007. También se consiguieron las primeras copas internacionales de la era marquetinera (San Lorenzo tiene Copas Internacionales previas a la Libertadores y otras).

Hoy San Lorenzo cumple 100 años. Su primer centenario. Su grandeza institucional a través de los años lo llevó a ser uno de los equipos más importantes de la Argentina. Y fueron cientos los nombres de los ídolos que llenaron las páginas de gloria. Desde los pibes fundadores, pasando Jacobo Urso, que dejó la vida por seguir jugando en San Lorenzo, hasta llegar a los que sienten el verdadero amor por los colores azulgranas, los hinchas.

Salud Ciclón, feliz cumpleaños.

[enviado por zeronickname]


polo.jpg

En el Polo no pasan estas cosas

invitado 125

Hacer un post sobre el Polo sin mencionar a JRR va a ser difícil (?), pero lo intentaremos, tampoco vamos a hablar de caballos, porque para eso está el post de la Fecha (?) y el del Ascenso (?). Simplemente intentaremos contar lo bueno, a efectos de reivindicar al futbolista y saber que actitudes como esta, también son parte de hinchas y del fútbol en general, simplemente que los pocos que le hacen mal a este juego, hacen mucho mas ruido que los que le hacen bien y como en todos los ámbitos de la vida son los que conducen, pero nosotros somos mas, ¡y venceremos! (?)

En este caso particular hablaremos de Jorge “Polo” Quinteros quien a través de una obra benéfica, cumple con una elogiable inquietud que ayuda mucho a los pibes de su barrio.

Resulta que desde mayo del 2001, el Polo está al frente de un comedor infantil donde un centenar de niños del barrio Santa Catalina de San Fernando, van a almorzar y merendar de lunes a sábados.

El mismo Polo relata la historia de cómo surgió esta idea:

- Había vuelto de España, estaba en San Lorenzo y un día, tomando mate con mi señora, nos pusimos a hablar de la necesidad de ayudar a quienes necesitan una mano en estos tiempos tan difíciles que nos toca vivir. Ahí surgió todo. Creo que el nacimiento de mi nena, hace dos años y medio fue fundamental, me hizo ver las cosas de otro modo. Como todo padre, si a ella le falta algo haría cualquier cosa, por eso pensando en los que tienen problemas, me decidí a encarar esto. El comedor se llama “Catalina”, un poco por el nombre del barrio (Santa Catalina, en San Fernando) y también por que ése es el nombre de mi hija. .

El comedor Catalina, no solo consta de su ayuda en aportes económicos, sino que me han contado y de muy buenas fuentes que él personalmente, muchas veces se pasea por las casas de los barrios aledaños, cada vez que alguien ofrece vestimenta en desuso y otros artículos para donar a los más pobres.

Cuando hacemos referencia a lo monetario, es claro que el hombre que alguna vez tuvo el inmenso gusto (?) de surtirlo a De Bruno, no pudo levantar todo él solo, por lo que también cuenta como surgió todo:

El lugar lo armamos en principio gracias a un partido a beneficio que organicé. Con el dinero que juntamos compré una especie de casilla y construimos la cocina. Es un sitio humilde, sin ningún lujo, pero cumple con el objetivo que perseguimos. Y a propósito de aquel partido, lo recuerdo especialmente parque encontré un apoyo bárbaro de las jugadores que invité En ese momento peleábamos el campeonato San Lorenzo y River, y en uno de los equipos, por ejemplo, los delanteros fueron Romeo y Saviola. El mensaje fue muy lindo. Nada de rivalidad, Todos dejaron de lado las cuestiones ligadas al fútbol profesional y nos dieron una mano importante a las pibes y a mí.

El Polo Quinteros anotó un total de 62 goles en 158 partidos en Argentinos Juniors, ya sea en cotejos por Primera División y Nacional B. En el Bicho cumplió cuatro etapas (1993-1997, 1998-1999, 2003-2004 y la última). Además actuó en Padova de Italia (Serie B), entre 1997 y 1998, y el Mallorca español (1999-2000).

Luego recaló en San Lorenzo (2000-2001), donde se consagro campeón del Clausura 2001 con el chileno Manuel Pellegrini como entrenador. También vistió los colores de Chacarita Juniors (2001-2002) y Talleres (2002-2003). En Chile jugó para Universidad Católica entre el 2004 y el 2006. En la UC se ganó el cariño de la gente por sus goles importantes, llegando a transformarse en un símbolo del club. Fue semifinalista de la Copa Sudamericana 2005 (eliminado por Boca Jrs.) y campeón del Clausura del mismo año en una campaña histórica, donde anotó el gol del título en una definición por penales frente a Universidad de Chile.

[Enviado por Dwight Pezzarossi]